Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¡Saludos desde Ciudad de México!
Hoy a las 7:52 pm por princesstwivinecadenza

» felicidades hermano rey simba
Hoy a las 3:54 pm por KIRAN27

» mi vida un misterio
Hoy a las 3:48 pm por KIRAN27

» Mente maestra. [Fan fic]
Hoy a las 3:23 pm por KIRAN27

» Blanco y Negro [KiaraxKovu]
Hoy a las 3:09 pm por KIRAN27

» El destino lo decidió. [Vitani y Kopa]
Hoy a las 3:02 pm por KIRAN27

» El último rugido
Hoy a las 2:07 pm por KIRAN27

» [Fic] Despertar [+16]
Hoy a las 1:57 pm por Zyah

» Un nuevo comienzo..
Hoy a las 7:03 am por KIRAN27

» ¡Hola a toda la manada!
Hoy a las 6:25 am por KIRAN27

» ¡Confiésate! [Juego]
Hoy a las 12:08 am por Peter

» ¿Por qué no debes recolorear? -Opinión de los artistas-
Ayer a las 11:58 pm por Neshii G

» [Re-Make]Kiver
Ayer a las 11:57 pm por Peter

» ¿Creen que Scar haya asesinado a mas de uno? [Debate]
Ayer a las 11:47 pm por Neshii G

» felicidades hermana esmkovuxkiaralove
Ayer a las 4:43 pm por KIRAN27

» Despedida~
Ayer a las 2:25 pm por Kwami

» Elige tu historia. [Concurso de Rol]
Ayer a las 10:55 am por Kushnoff

» ¿Qué estás escuchando ahora mismo?
Vie Mar 24, 2017 5:58 pm por Amani Kaze

» El Otro Lado De La Moneda [Historia Propia]
Vie Mar 24, 2017 5:42 pm por QueenSara

» ¿Cuál es la mejor versión?
Vie Mar 24, 2017 3:53 pm por Kopa-Love

Mejores posteadores
KIRAN27 (9049)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5402)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3256)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2522)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Los cambios del destino

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los cambios del destino

Mensaje por KIRAN27 el Vie Ago 22, 2014 1:45 am

buen capitulo hermano kopa1556 me alegro que todo acabo que se perdonaran espero que kopa no lo vuelva hacer espero que sigas pronto saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9049
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Los cambios del destino

Mensaje por Kopa1556 el Miér Sep 24, 2014 4:06 pm

Capítulo 8: Algo tan simple
Después de la pequeña discusión formada, Daren se acercó.
—Dejando de lado este problemita de príncipes. ¿Por qué no vamos a explorar?
—¿Explorar? ¿A dónde iríamos? —preguntó Akili confundida.
—Escuché de un lugar genial en el límite norte —dijo Daren mirando a la roca del rey.
—¿El límite norte? —preguntó Moyo confundido.
—No lo sé. Mi padre dijo que ese lugar era muy peligroso y que no fuéramos allá —dijo Kopa mirando con desconfianza a Daren—. Además, aunque quisiera ir, no podemos. Rex nos está vigilando, ¿lo olvidan? —Kopa miró a los otros cachorros, que miraron a Daren.
—Eso déjenmelo a mí. —Los cachorros miraron extrañados a Daren, quien se acercaba a Rex—. Observen al maestro. —Daren se acercó a Rex, quien estaba recostado en una roca cercana—. Rex, vamos a ir a la roca del rey, ¿podrías cuidar a los pequeños por nosotros?
—De acuerdo, pero no sé para qué…
—¿De verdad? Gracias —dijo Daren interrumpiendo a Rex y volviendo con los cachorros—. Pan comido.
—Asombroso —dijeron los cachorros al unísono.
—¿Vienes, Kopa? —preguntó Daren mirando al príncipe.
—Prefiero quedarme aquí con Mlinzi —dijo Kopa alejándose de ahí.
—Yo me quedaré aquí cuidando a los cachorros con Kopa —dijo Moyo acercándose a Kopa.
—Como quieras, sabrán donde encontrarnos. Vamos chicos. —Daren y los demás se alejaron corriendo del lugar, dejando a Kopa, a Moyo y a Rex al cuidado de los pequeños.
—Oigan, ¿por qué no fueron con los otros? —preguntó la pequeña Halisi al ver a su primo y a Moyo serios.
—No quiero desobedecer a mi padre —Kopa se acercó al manantial a beber un poco de agua, cuando vio el reflejo de un cachorro de pelaje gris y mechón negro, con cicatrices en ambos ojos y pecho—. Qué extraño, ese reflejo parece a…
—Ese Daren me da mala espina—dijo Moyo acercándose, liberando a Kopa de sus pensamientos—. ¿Por qué no fuiste con ellos?
—Sabes que tengo que cuidar a Mlinzi. Se lo prometí a mi abuela Kiara. —Kopa miró a Mlinzi, quien se encontraba jugando con los demás—. Y recuerda que papá nos dijo que no nos moviéramos del manantial.
—Oh, es cierto. Lo había olvidado. —Los pequeños se acercaron a Kopa y a Moyo, quienes se habían recostado cerca del manantial.
—Cachorros, ¿qué ocurre? —preguntó Kopa confundido.
—Estamos aburridos, siempre estamos en el mismo lugar —dijo Kesi mirando a Kopa.
—Sí, queremos conocer el reino —dijo Tawi sonriendo, haciendo que los demás estuvieran de acuerdo.
—¿Por qué no lo hacemos mañana? —dijo Moyo mirando a los cachorros—.  Como la vez que nosotros lo hicimos, ¿lo recuerdas, Kopa?
—Tienes razón, lo haremos mañana por la mañana. Claro, si es que quieren. —Los pequeños se miraron mutuamente, para después estar de acuerdo—. Muy bien, lo haremos. Sigan jugando, cachorros.
—¡Ah! Aquella época —dijo Rex, acercándose a Kopa y Moyo, quienes se confundieron con eso.
—¿A qué te refieres? —preguntó Kopa, mirando de frente a su hermano mayor.
—Todavía recuerdo cuando tenía su edad. —Rex miró a los pequeños quienes se divertían sin importarles el futuro.
—Cuéntanos algo de tu pasado —dijo Moyo sonriendo.
—Sí, ¿por qué no nos hablas de lo que hacías con papá? —Kopa esperaba escuchar historias de su padre, ya que T había estado ocupado últimamente.
—Está bien. —Rex miró al cielo como si tratara de recordar, para después dirigir su mirada a los dos presentes—. Papá realmente pasaba mucho tiempo con nosotros, siempre nos divertíamos juntos. Era genial estar con él.
—¿Pero por qué el señor T ya no es así? —preguntó Moyo confundido, después de haber escuchado a Rex.
—Últimamente ha estado más ocupado de lo habitual. —Los cachorros se confundieron, y Rex les explicó la verdad—. Él cree que las hienas podrían volver al reino.
—¿Hienas? —preguntaron ambos cachorros sumamente confundido.
—Son animales diferente de nosotros, más territoriales —dijo Rex advirtiéndole a los cachorros—. Nunca se acerquen a una de ellas, no tienen piedad. —Los cachorros entendieron la advertencia, y Rex divisó a lo lejos una figura. Era Daren, quien corría rápidamente hacia Rex—. ¿Qué ocurre Daren? —preguntó Rex confundido al ver a Daren completamente cansado y aterrado.
—Son las hienas, nos atacaron —dijo Daren mirando hacia atrás—. Logré huir, pero creo que los demás aún tratan de escapar.
—Iré a avisarle a papá. Ustedes tres quédense aquí —dijo Rex para automáticamente ir a las praderas.
—No llegarán a tiempo. ¡Tenemos que hacerlo nosotros! —dijo Kopa decidido y su cara de alegría se había transformado ahora en una de seriedad—. Daren, guíanos.
—Espera, espera —dijo Moyo obstruyéndole el paso a Kopa—. Rex dijo que nos quedáramos aquí. Además, estamos hablando de las hienas.
—No me importa —dijo Kopa mirando fríamente a Moyo—. Es mi familia la que está en peligro. —Moyo miró a Kopa a los ojos, era verdad que el príncipe estaba decidido, por lo que era imposible hacerlo cambiar de opinión.
—De acuerdo, solo espero que no nos metamos en problemas. —Moyo dio un suspiro, haciendo que Kopa sonriera.
—Síganme, es por aquí —dijo Daren corriendo hacia el límite norte, lugar que T les había prohibido.
Los cachorros empezaron a correr a toda prisa, y a Kopa parecía no importarle que estaba desobedeciendo a su padre, el rey. Quería demostrar que era valiente y que era capaz de proteger a su familia. Tan sólo en cuestión de minutos, los tres cachorros llegaron al límite norte; habían llegado al Cementerio de Elefantes.
avatar
Kopa1556
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 15/02/2012

http://kopa1556.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los cambios del destino

Mensaje por KIRAN27 el Jue Sep 25, 2014 1:47 pm

buen capitulo hermano kopa1956 espero que sigas pronto se pone interesante la historia haber como sigue que interes y emocion jeej saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9049
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Los cambios del destino

Mensaje por Kopa1556 el Sáb Oct 04, 2014 1:46 pm

Capítulo 9: El Cementerio de Elefantes
—Es aquí —dijo Daren mirando cómo la niebla se apoderaba del lugar.
—¿Aquí? —preguntó Moyo confundido—. Este lugar es un cementerio. ¿Quién podría vivir aquí?
—Vamos, deben estar en algún lugar. —Kopa entró al cementerio de elefantes seguido de Moyo y Daren. Kopa estaba completamente serio, logrando que Moyo lo notara.
—¿Kopa, estás bien? —preguntó Moyo algo confundido.
—¿Qué? —Kopa se detuvo para mirar a Moyo, quien tenía una cara de sorpresa—. ¿A qué te refieres?
—Es que… es extraño verte serio. —Kopa miró confundido a Moyo, aunque después se dio cuenta de lo que él hablaba.
—Es la primera vez que me comporto así, ¿no? —dijo Kopa sonriendo para luego volver a la seriedad—. Continuemos, no hay tiempo que perder. —Los cachorros continuaron caminando, y en cuestión de minutos se volvieron a detener.
—Sólo caminamos en círculos —dijo Moyo molesto—. Admítelo, estamos perdidos.
—Silencio, ¿escuchaste eso? —dijo Kopa mirando hacia una niebla de color rojo—. Escucho risas, algo extrañas. ¡Vamos! Es por aquí. —Moyo miró a Kopa, quien estaba corriendo hacia la espesa niebla, cuando se acercaron más, vieron varias figuras extrañas—. Esas deben ser las hienas.
—¡Kopa! ¡Mira allá! –gritó Moyo. Kopa no entendió lo que dijo, pero cuando miró hacia el lugar donde Moyo señalaba, logró ver al resto del grupo, estaban acorralados. Kopa se enojó y corrió en dirección a las hienas, mirándolos molesto.
—Oh, pero qué tenemos aquí, otros dos cachorros —dijo una de las hienas, haciendo que las otras dos se acercaran más. Que gran cena tendremos hoy. ¿No crees, Banzai?
—Así es, Shenzi —dijo otra de las hienas, riendo—. ¿Tú qué opinas, Ed? —La tercera hiena del grupo se acercó, riendo.
—Aléjense —dijo Kopa tratando de intimidar a las tres hienas, pero sólo logró que se rieran. Kopa miró a los cachorros, quienes no se movían—. ¡Corran, rápido! —dijo mientras corría en la dirección opuesta a la que ellos iban. Dos de las hienas, persiguieron a los cachorros, mientras que la restante, siguió a Kopa. Momentos después, Kopa había logrado despistar a la hiena y pudo encontrar a sus amigos, que también se encontraban a salvo.
—Kopa, gracias por venir a salvarnos — dijo Ryu acercándose a su primo.
—No hay problema, haría lo que fuera por la familia —dijo Kopa sonriendo—. Ahora hay que encontrar la forma de salir de aquí.
—Oh, ¿se van tan pronto? —dijo una voz, saliendo de la niebla, seguida por dos risas macabras—. Quédense un poco más. —dijo una de las hienas sonriendo, para después correr hacia los cachorros.
—¡Corran! ¡Ya! —gritó Kopa y rápidamente empezaron a correr, llegando a una montaña de huesos que empezaron a escalar.
—Ah, ¡Ayuda! —gritó Zabuni, quien se estaba resbalando. Moyo la escuchó y corrió hacia ella, golpeando a una de las hienas que se encontraba muy cerca—. Gracias, Moyo. Ahora sigamos corriendo. —Los cachorros llegaron a un callejón sin salida, pero por suerte lograron esconderse.
—Vengan acá gatitos, gatitos, gatitos —dijo la hiena llamada Banzai acercándose más. Kopa se acercó un poco más y dio un pequeño rugido, el cual hizo que las hienas se rieran.
—Oh, ¿eso es todo? —dijo Shenzi riéndose—. Otra vez, vamos. —Kopa volvió a rugir, aunque esta vez se escuchó un rugido más potente. Y de la nada, un león empezó a atacar a las hienas. Era T, quien logró llegar a tiempo  para salvar a los cachorros.
—¡Es mi hijo, no vuelvan a acercarse a él! —gritó T, asustando a las hienas.
—Tu… ¿Tu hijo? Enserio, no lo sabíamos. ¿Tú lo sabías?
—No. ¿Y tú?
—No.
—¿Ed? —preguntaron ambas hienas a la tercera, quien asintió. T soltó un gran rugido, logrando que las hienas huyeran despavoridas. Después de que las hienas se fueron, Kopa se acercó a su padre, quien estaba molesto.
—Perdóname, papá —dijo Kopa mirando al suelo.
—Regresemos a casa —dijo T caminando de vuelta a las Tierras del Reino, seguido por los 6 cachorros.
Ya era de noche cuando llegaron a la Roca del Rey, y los cachorros se habían tranquilizado. Pero T aún seguía molesto, en especial con Kopa. Al entrar a la cueva, todos los presentes se tranquilizaron al ver que los cachorros habían llegado sanos y a salvo.
—¿En qué rayos pensaban cuando fueron a ese lugar? —dijo T mirando a los cachorros, quienes miraron al suelo—. Claramente les prohibí que fueran allí.
—Lo sentimos, tío T —dijo Kiburi mirando a T—. Es sólo que siempre estamos en el manantial y queríamos divertirnos.
—¿Entonces no les gusta estar siempre en el manantial? —dijo T seriamente, los cachorros asintieron aún con la mirada baja—. Entonces eso es lo que obtendrán. —Todos los presentes se confundieron con lo que había dicho T—. Están castigados por dos semanas, sólo saldrán de aquí en compañía de uno de sus padres o mía. Y tú, Kopa… -dijo T, mirando a su hijo—. Estoy decepcionado de ti; no sólo me desobedeciste, sino que casi pierdes la vida. —Kopa cada vez se sentía peor, esperando el castigo que su padre le iba a dar—. Jamás creía decir esto, pero… —T dio un suspiro, un largo suspiro—. Estás castigado por todo un mes, no saldrás de aquí, acompañado o no. Ahora, respóndeme. ¿Por qué lo hiciste?
—Lo hice porque… porque tenía que hacerlo —dijo Kopa desafiando a su padre—. Si no lo hubiera hecho, probablemente ya estarían muertos. Lo hice porque… —Kopa miró al suelo, se sentía como un cachorro recién nacido, indefenso—… porque querías que empezaras a confiar en mí —dijo, soltando una lágrima—. Sé que estuvo mal que rompiera las reglas, pero tenía que. No podía quedarme sentado sin hacer nada, tenía que salvarlos. —Kopa volvió a levantar la mirada, esta vez sin miedo a su padre—. Son mi familia, y me siento orgulloso de haber roto las reglas. —T se sorprendió de la actitud de Kopa, igual que los demás. Sonrió y luego miró al resto de los cachorros.
—¿De quién fue la idea de ir al Cementerio de Elefantes? —preguntó T confundido.
—La idea fue de… —dijo Ryu, notando que algo, o mejor dicho alguien, faltaba—. Un momento, ¿dónde está Daren?

Lejos de allí, una sombra miraba a las tres hienas que habían perseguido a los cachorros.
—¡Son unos incompetentes! —gritó la sombra, logrando que las hienas se asustaran—. ¡No pudieron matar a esos cachorros!
—Lo… lo sentimos… señor. Es que no estaban… solos. –dijo una de las hienas, riendo nerviosamente.
—Nunca dejes a una hiena hacer el trabajo de un león —dijo la sombra, dándose cuenta de que Daren, o mejor dicho, Shida se acercaba— Y tú…
—No puedes culparme —dijo Shida algo molesto—. Cumplí mi parte del plan y los traje hasta aquí. Era el trabajo de estas tres estúpidas hienas eliminar a esos cachorros.
—¿Acaso importa ahora? Muy pronto cobraré venganza contra esa maldita manada. —La sombra rugió y después empezó a reír. La alegría en las Tierras del Reino pronto iba a desaparecer.
avatar
Kopa1556
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 15/02/2012

http://kopa1556.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Los cambios del destino

Mensaje por Kopa1556 el Jue Oct 30, 2014 11:12 am

Capítulo 10: Amigos
Había pasado una semana desde el incidente con las hienas y los cachorros cada vez se entusiasmaban más por salir de la cueva, excepto por un cachorro. El joven príncipe de Pridelands seguía sintiéndose devastado y toda la manada lo estaba notando, en especial su padre. Durante toda esa semana, T había intentado todo para que su hijo se animara, aunque fuera por unos minutos, pero parecía imposible.
—¿Cómo estás, campeón? —dijo T, entrando a la cueva con una pata de cebra, sus intenciones eran demasiado obvias—. Te traje algo para que comas. —T dejó la pata cerca de Kopa, pero este seguía sin dar respuesta alguna.
—No tengo hambre —dijo Kopa después de unos minutos, su voz aún mostraba cómo se sentía.
—No has comido nada en toda una semana, y no puedes seguir así. —T se acercó a su hijo, pero Kopa se alejó—. Tu madre está preocupada por ti, al igual que toda la manada.
—Papá, vete. Quiero estar solo. —Kopa no miró a su padre, no después de lo ocurrido.
T salió de la cueva, mientras veía a su hijo. El rey se sentía devastado al ver al menor de sus hijos así, se alejó de la roca del rey y se fue con el resto de su familia. Kopa vio cómo su padre se fue, y una lágrima rodó por su mejilla. Toda la semana había estado pensando en ese incidente con las hienas. “¿Cómo pude ser tan tonto al desobedecer a mi padre?” Era lo único que pensaba. Momentos después, escuchó un pequeño grito.
—¡Te tengo! —gritó un pequeño cachorro saltando sobre Kopa.
—Mlinzi, no quiero jugar ahora —dijo Kopa mirando al sonriente cachorro que estaba sobre su espalda.
—Es TÍO Mlinzi para ti, Kopa —dijo el pequeño Mlinzi mordiendo la oreja de Kopa, pero el joven príncipe no mostraba reacción alguna—. ¡Vamos, sobrino! ¡Es hora de jugar! —El pequeño cachorro ahora tiraba de la cola de Kopa.
—Mlinzi, realmente  no quiero jugar —dijo Kopa mirando al suelo. Mlinzi se acercó a Kopa y volvió a saltar sobre su espalda.
—Anímate, Kopa. Con esa actitud pareces un adulto —dijo Mlinzi saltando sobre su mejor amigo—. Además, esta semana ha sido muy aburrida sin ti.
—¿A qué te refieres con eso? —preguntó Kopa confundido—. Sabes que puedes jugar con los demás.
—Ya lo sé… pero no es lo mismo. —Mlinzi se bajó de la espalda de Kopa y luego se dirigió a la entrada de la cueva. Kopa notó que su pequeño y mejor amigo se había desaminado, sabía que eso era demasiado, por lo que accedió a los juegos de Mlinzi.
—De acuerdo, Mlinzi —dijo Kopa levantándose y sonriendo—. Necesito despejar mi mente un poco.
—¿De verdad? —dijo Mlinzi mirando a su sobrino. Kopa asintió y Mlinzi volvió a su alegre actitud de siempre—. Qué bien. Eres el mejor, Kopa.
—Pero déjame comer algo primero. Tengo un poco de hambre —dijo Kopa acercándose a la pata de cebra que le había dejado su padre. Después de comer, Kopa y Mlinzi jugaron en la cueva. Siguieron jugando por un tiempo, hasta que los demás cachorros regresaron.
—Vaya, pero qué sorpresa —dijo Kiburi entrando a la cueva—. Kopa, estás más animado. Y ya veo quién hizo eso posible —dijo mirando al pequeño Mlinzi que estaba sobre Kopa.
—Sólo Mlinzi puede cambiar el estado de ánimo de Kopa —dijo Akili riendo mientras entraba a la cueva con los demás.
—¿Quieren jugar con nosotros? —preguntó el pequeño Mlinzi sonriendo—. A fin de cuentas somos amigos.
—Por supuesto, Mlinzi —dijo Ryu sonriendo.
Los cachorros empezaron a jugar y a divertirse, jamás habían esperado que Kopa se comportara como un cachorro. Él joven príncipe tenía una actitud madura para su edad, pero verlo jugar era algo sorprendente de ver. La noche había llegado y los cachorros seguían jugando, hasta que llegaron los adultos. T seguía un poco triste por lo ocurrido en la mañana, pero al ver a Kopa riendo, él también lo hizo.
—¿Pero qué tenemos aquí? 11 cachorros divirtiéndose y riendo —dijo T acercándose a los cachorros quienes se abalanzaron contra él. T se había alegrado al ver que su hijo había vuelto a ser el de antes—. Bueno, ya es hora de dormir. ¿Por lo que podrían dejarme levantar? —Los cachorros y T rieron de nuevo, se bajaron de T y cada uno fue con sus padres. Ese había sido un día para recordar.
avatar
Kopa1556
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 15/02/2012

http://kopa1556.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los cambios del destino

Mensaje por KIRAN27 el Jue Oct 30, 2014 11:27 am

buen capitulo hermano kopa1556 espero que sigas pronto me alegro que kopa vuelva a sonreir despues de una semana y me alegro que mlinzi le animo espero que sigas pronto saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9049
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.