Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» felicidades hermana Sabanahistory
Hoy a las 3:51 am por KIRAN27

» ¿Que opinan sobre Kion y Fuli?
Ayer a las 3:02 pm por Cyonix

» Debate:Scar como villano en la temporada 2 de The Lion Guard
Ayer a las 2:57 pm por Cyonix

» ¡Kion y Jasiri?
Ayer a las 2:26 pm por Cyonix

» Cuento del Futuro (fanfic)
Ayer a las 12:46 pm por Anyyi

» El Otro Lado De La Moneda [Historia Propia]
Ayer a las 12:30 pm por Whalia

» mi canal de youtube
Ayer a las 8:16 am por KIRAN27

» [Juego] ¿Que opinas de esta cancion?
Ayer a las 8:02 am por KIRAN27

» felicidades hermana TakaTheLioness
Ayer a las 7:40 am por KIRAN27

» felicidades hermana lider siara
Ayer a las 7:24 am por KIRAN27

» [One-Shot] La luz de mis ojos
Sáb Abr 22, 2017 2:01 pm por Lilianrex777

» La historia de Sarabi :3
Sáb Abr 22, 2017 1:35 pm por Charles 575

» ¿Regreso al foro?
Sáb Abr 22, 2017 8:23 am por Ayesa

» El último rugido
Vie Abr 21, 2017 8:40 pm por Cyonix

» De una feliz vida a una vida de odio y venganza (Taka/Scar Fan-Fic)
Vie Abr 21, 2017 8:29 pm por Charles 575

» Cruel...Vida cruel...[Taka/Scar Fan-Ficction]
Vie Abr 21, 2017 7:22 pm por Charles 575

» La modificación del diseño de simba en TLG
Vie Abr 21, 2017 1:12 pm por Kopa-Love

» ➤Taller Gráfico de Kushnoff
Jue Abr 20, 2017 8:16 pm por Kushnoff

» Mi zona de covers
Jue Abr 20, 2017 5:09 pm por MeGustaElAnime

» El corazón de un príncipe segundo (fanfic Taka/Scar)
Miér Abr 19, 2017 11:21 pm por Neshii G

Mejores posteadores
KIRAN27 (9115)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5408)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3257)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Correcto Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Mensaje por —KIARA— el Miér Jun 19, 2013 6:40 pm

Este es el primer capitulo, faltan muchos ya que es una historia larga que puede parecer como "El Rey León 2" pero despues todo cambia... Por cierto los personajes en parte son animales y humanos. En parte es una historia fantastica con personajes poco usuales. Bueno espero que les guste. Muy pronto el segundo capi :3 . 




 


 
 
Estuve esperando por esto durante tanto tiempo. Pero mi padre me esta reteniendo durante mas de dos horas. Dios mío sus explicaciones de lo que podría, casualmente, sucederme si me lastimo jugando con Timón y Pumba, y mis amigas. Realmente me importa poco no es que me aleje de las praderas ni nada por el estilo eso solo que no puedo evitar la emoción y el misterio de que habrá más allá del reino. Si al menos no hubieran matado a mi hermano todo estaría bien… si solamente esa desgracia no hubiera sucedido podría hacer lo que quiera bueno no necesariamente lo quiera, solo que con menos advertencias. Sus preocupaciones llegan al limite y ni hablar de lo sobre protector que es pero no puedo culparlo. Los humanos somos muy frágiles apenas un golpe y estamos destrozados. En cambio los “salvajes” como nosotros, no podríamos lastimarnos tan fácilmente aunque casi siempre estamos en peligro.
Mi madre se acerca hasta nosotros volviendo de su cacería con la abuela Sarabi. Evado la mirada de mi padre, el rey, para poder ver la sonrisa de mi madre y el inmenso antílope que trae acuestas. Algún día yo también seré una gran cazadora como todas las demás leonas y humanas. Los hombres también vuelven de traer rica agua del manantial y cuero con el cual podemos hacer mejoras nuestra cueva. Justo cuando veo que se acercan Nzuri y Zara, mis amigas, las cuales me saludan y hacen señas con sus manos para que valla con ellas. Papa interrumpe mi divertida conversación cuando se coloca enfrente mío para evitar verlas.
— ¿Kiara me estas escuchando? – dice con el pecho adelante y una de las mejores posturas dignas de un rey.
— Si papa… - eleva su pera y noto su boca rígida – es solo que… ¿puedo ir a jugar?
Papa niega con la cabeza y cruza los brazos. Me entristezco y entonces llega mi mama, Nala, la segunda al mando del grupo de cacería después de mi abuela, y la reina de la manada. No había una mujer más bonita que mi madre. Ojos azules, cabello rubio y brillante, una piel blanca y delicada lo cual era muy raro en esta clase de tribus, y la estatura perfecta, bueno para ser mas especificas 1, 75 metros. Luego una actitud delicada y amable, ella siempre entendería la situación fuese cual fuese. Nunca le daría la espalda a nadie… ni siquiera a esos desalmados de los forasteros o, como les dice mi padre “los Outsiders”, aunque simplemente tienen el mismo significado.
— ¿Qué ocurre aquí? – dice aferrándose al brazo izquierdo, musculoso me atrevo a decir, de mi padre.
— Nala, cariño, estamos en una situación y charla muy importantes ¿podrías por favor dejarnos a solas?
 Dice con una de sus muchas sonrisas. Mi padre siempre sonreía, pero estaban esos días en que lo desobedecía y las cosas no terminaban muy bien que digamos y casi siempre la culpable era yo. La primera fue un accidente, y esta trataba de cómo deje escapar a los ratones que se encontraban escondidos en rincones, pero que quede aclarar que solo estaba hablando con ellas y me pidieron “por favor” que las soltara, a lo cual accedí ya que era una palabra “mágica” como dice mi padre: “siempre ayuda a cualquiera que te pida por favor”. Si me educaron mal no es mi culpa. Y otras historias, las cuales no son muy bonitas. Sin embargo mi padre nunca me desprecio por tales cosas, quizás fue la muerte de mi hermano lo que le dolió mas, además el nada mas tenia cinco años  cuando murió y yo recién había nacido. En cambio nada mas lo veo como una historia, a la cual nunca podré saber que tan amigable y cariñoso ese “hermano” que nunca tuve. Miro al piso e imagino a el y a mi jugando en la pradera, mientras me enseña muchas de las cosas valiosas de ser el futuro rey y que hará cuando lo sea. Realmente hubiera sido bueno poder vivir los buenos y malos momentos a su lado, pero las cosas no se dieron de tal manera. Mi padre siempre pensó que yo era muy descuidada para ciertas cosas y le doy la razón, aunque no siempre hago caso a lo que me dicen. A partir de ahora cargare con la carga de ser la futura reina de “Pride Land”.
— Ah –suspira mi madre – Mi querido Simba… ¿ya olvidaste quien era así?
Posiblemente mi madre, otra vez, se refería a mi hermano pero no, sino al rey, no mejor dicho Simba, no a mi padre. El cual en su niñez era tan travieso como lo soy yo ahora. Aunque vea a papá con su cabello largo y castaño oscuro hasta sus hombros, sus ojos marrones casi negros y una piel bronceada y su cuerpo bien tonificado, en realidad no lo veo como a un niño que jugaba y saltaba en la pradera con sus amigos los leones y, sin olvidar, a Timón y Pumba. Estos últimos siempre fueron sus fieles compañeros desde que mi padre había “matado” a mi abuelo, Mufasa. Quien en realidad había sido asesinado por mi tío, el traicionero, Scar. Y mi padre, asustado por las consecuencias de que podría ser culpado de matar a su propio padre, y el rey de la manada en una terrible estampida, huyo hacia la jungla y fue hallado por Timón y Pumba. Mi padre se encontraba desmayado ante el intenso calor y desde ese entonces vivió con ellos dos. Sin embargo El tío Rafiki, un chimpancé y miembro de la familia, le guío en un largo camino a entender lo que tenia que hacer. Y al fin, con su valentía, volvió a la roca del rey y consiguió lo que le pertenecía, durante generaciones a los antiguos reyes. Eso es lo que veo reflejado en mi padre. Un hombre valiente, orgulloso y amable, el cual no le tiene miedo de nada y de nadie por mas que las circunstancias sean las peores, el siempre será “el rey león”.
Los vuelvo a mirar y sonrío.
— ¿Eh? ¿Quién? – Papá confundido mira a mi madre. A la cual lo mira con una media sonrisa y la ceja derecha levantada – Ah. Yo no era así. Quizás un poco pero no tan travieso – me vuelve a mirar y me dedica una sonrisa de oreja a oreja – De acuerdo. Ve a jugar Kiara, pero Timón y Pumba te acompañaran.
Sonrío extasiada – aunque un poco arrepentida de que los tíos vengan comigo – y abrazo a mis padres. Estos sonríen y escucho los gritos de mi papá.
— ¡Kiara acuérdate de no darle la espalda a los forasteros y no te olvides del camino que te he indicado!
—  ¡Si padre!
 
 
Nzuri, Zara y yo nos encontrábamos jugando en las praderas altas, junto con Timón, la suricata, y Pumba, El puerco más simpático que conocí en mi vida, aunque con unos potentes gases me atrevo a decir.
— Escuchen niñas – dice Timón. Aunque tuvimos que agacharnos para poder escucharlo – Mientras ustedes juegan yo y Pumba vamos a comer… - Pumba levanta un tronco hueco y la imagen es asquerosa - ¡Gusanos!
— ¡Que horro! – dicen Nzuri y Zara al mismo tiempo con gesto de asco. Yo me siento en la hierba y miro a mí alrededor por un largo tiempo.
 Nzuri estaba tratado, arduamente, de atrapar a una mariposa, la cual se había posado en su nariz. Mientras que Zara trepaba un árbol, para poder agarra una manzana, las cuales eran poco comunes en esta parte de la región. Yo, en cambio, observaba desde un ángulo perfecto “Las Lejanías” donde habitaban los forasteros. Siempre me he preguntado que habrá allí o quien. Fácilmente se puede decir que no son las tierras del reino pero la curiosidad es tan tentativa, aunque estaría desobedeciendo a mi padre… no quiero pero… Observo a Timón y Pumba comiendo sus gusanos, escarabajos u otras cosas que en realidad no quisiera saber que. Mientras nadie me vigile estaré bien, no es que vaya a ver nada del otro mundo.
Adelante mío ubico a pocos metros un árbol caído semi-destrozado por rasguños, a lo que supongo fueron cazadores. Miro detrás mío para asegurarme de que no me estén vigilando, y gracias al cielo es así.
Al alejarme de mis queridos amigos, noto como la zona llena de pastizales verdes y árboles extensos y resplandecientes, se vuelve oscuro. Los árboles sin vida, sin hojas y como si ocultaron un oscuro pasado llano de ira y fuego ¿podría ser Scar el causante de todo esto? Las lejanías sin duda era el lugar más tenebroso de todos. Posiblemente era mi curiosidad lo que realmente me impulso a ir al árbol caído. Pero por un lado solamente soy una niña de ocho años que no tiene noción de lo que puede suceder después de cruzar una barrera que divide mi mundo, cuidadoso y seguro, en el cual siempre me retienen a hacer cosas interesantes solo porque creen que podría lastimarme, no necesito tanta protección, solamente quiero ser yo misma, no la princesa heredera que todos quieren ver. Y luego me tropiezo con un mundo totalmente paralelo al mío, este tiene peligro y aventura… quiero saber que es lo que me ocultan de este misterioso lugar.
Camino mas decidida que al principio. El tronco extenso y medio destrozado tiene marcas de sangre. Me estremezco. Esto realmente no me gusta, quien en todo el mundo haría esto. De repente la imagen de Scar y mi abuelo, Mufasa, se me cruza por mi mente. Aunque no los conozca siento que pertenecen a una parte muy, pero muy importante de mi, que naturalmente es difícil de rechazar. El lago que se encuentra alrededor de mí y del árbol asusta, esta sucio y realmente no quiero saber que habrá allí abajo, oculto entre el horrible olor que emana. El color tampoco impresiona mucho, verde con tonos de marrón, nada agradable. A un costado se encontraba un árbol no muy bien sujetado al lado de este tronco. Podía notar que las raíces estaban podridas y no aguantaría mucho más.
 Tropiezo con una rama incrustada, entre tantas que trataba de evitar pero gracias a mi torpeza tuve que toparme con la más grande que hay. Al tropezar llego al otro lado del oscuro y tenebroso sitio, el cual divide el reino de mi padre. Me levanto con el pie derecho un tanto adolorido y observo detrás de mí y puedo notar que realmente estoy lejos de mi hogar. Dios mío la diferencia es inimaginable. Pride Land es un lugar donde le rodea la calidad del sol y la hierva verde en comparación con la de los forasteros, donde lo cubre una espesa niebla y no crece el pasto.
— Que horrible – digo después de mirar a mi alrededor – Ya entiendo por que papá no quiso que viniera aquí. – Debería irme. Este mal presentimiento no me gusta –.
Escucho pasos detrás de mí y doy una vuelta instantánea. Realmente me sobrepase.


El arbusto a mi izquierda empieza a moverse y vuelvo, o al menos lo intento ya que el dolor de mi pie no deja de dolerme, hacia el tronco derribado pero entonces…




Continuara.


Última edición por —KIARA— el Miér Jun 19, 2013 10:00 pm, editado 1 vez
avatar
—KIARA—
Cachorro
Cachorro

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 19/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Mensaje por Nya el Miér Jun 19, 2013 8:41 pm

¿En el fic unos son humanos y otros leones? ¿Verdad? O al menos eso fue lo que yo entendí, pero me gusta tu forma de escribir historias amiga debo admitirlo me encanto este capitulo, espero que sigas.
Adiós y rugidos
avatar
Nya
Rusia
Rusia

Mensajes : 2044
Fecha de inscripción : 28/12/2012

http://nyot-leo.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Mensaje por —KIARA— el Jue Jun 20, 2013 9:36 pm

continuacion del capitulo 1






2




Un chico de cabello largo y oscuro, piel bronceada estilo mediterráneo y unos intensos ojos celestes, se tira sobre mí haciéndome tropezar devuelta. Acto seguido me apunta con una lanza, demasiado afilada y lanza un gruñido. Sus ojos llenos de ira me asustan, lo se él es un forastero. Sigue gruñéndome y su mirada asesina me come por dentro como si fuera su propia presa. Realmente escalofriante. Su mandíbula se relaja y me observa con el seño fruncido. Aprieta mi pie y largo un grito de dolor, se levanta mientras yo, en cambio, me encuentro recostada en el polvo, mis codos están raspados y es un dolor demasiado espantoso. Miro a los costados en busca de ayuda pero es inútil, nunca debí haberme separado de mis tíos, siempre hago las cosas más erróneas. A lo que sigue lo miro enojada y levantando la cabeza para analizarlo. ¿Quién es este extraño? Una sonrisa se muestra en sus labios y me extiende su mano. ¿Debería aceptarla o simplemente rechazarla? Las palabras de mi padre vuelven a mi cabeza “Nunca le des la espalda a un forastero”. Sin embargo no soy como mi padre y la rechazo mirando para un costado y levantando con la frente en alto, aunque por dentro grite de dolor. Limpio mi vestido hecho con piel de gacela africana – el cual anteriormente ya estaba muerto y fue creado con el motivo de, en el futuro, poder esconderme entre los altos pastizales sin ser descubierta – y dirijo mi mirada hacia él con la frente en alto. Pero el es mas alto que yo y es difícil lucir tranquila cuando estas en un estado de presión muy grande. Coloca sus brazos en la cintura mientras que yo me coloco en posición de ataque, algo que ya me habían enseñado desde muy chica el clan de leonas que, siempre, hablaban conmigo y me enseñaban nuevas técnicas para cazar, aunque mi padre no estaba muy de acuerdo en ello mi madre lo calmaba, y al final terminaba permitiéndolo. El forastero suspira y me mira.
—Se puede saber ¿Qué estas haciendo?
No luce tan malo. Pero no me dejare engañar por las apariencias.
— Hpm… mi padre dice que jamás le de la espalda a un forastero – digo de manera dura.
— Ja… seguro que eres la consentida – justo cuando iba a contradecirlo él me interrumpió – un forastero jamás necesita de nadie. Podemos cuidarnos por nuestra cuenta. En cambio contigo deben andar cuidándote todo el tiempo… eso es vergonzoso, ¿acaso la princesita tiene miedo de romperse una uña?
Frunzo el ceño. El no me conoce, no tiene derecho a decir eso de mí.
— ¿Y tu quien eres para hablarme de esa manera? Ni siquiera sabes quien soy – cambie de tema al instante. Realmente no quería hablar de quien era y, posiblemente, el no sabe que mi padre es Simba y yo soy la princesa heredera – Oye ¿Cómo es vivir aquí?
El gira su perfilado y varonil rostro hacia mí y me dedica una sonrisa lo que provoca que me sonroje. Había muchos chicos que, alguna vez, me habían sonreído pero ninguno me provoco tal nerviosismo. Sin embargo esos sentimientos se iban fugazmente.
Por alguna extraña razón, o quizás para demostrar lo valiente que es, se sube a una inmensas rocas que se encontraban sumergidas en el ya menciona y horrible lago. La manera en que camina, orgulloso y derecho, es impecable y algo que nunca antes haya visto.
— Vivir aquí es lo mejor que puede haber – dice, aunque en realidad no pienso de la misma manera – puedo hacer lo que me plazca cuando quiera y donde quiera. Nadie puede detenerme, y además soy fuerte y valiente.
— ¡Genial! A mi también me gustaría tener una vida llena de aventura.
— Seguro que si… prin…
Me hace señas con el dedo apuntando detrás de mí.
El enorme o mejor dicho ENORMES, ya que había mas de uno, me dejan muda y con los ojos en grande y sin parpadear.
— Corre… ¡Corre, o cuídate por ti sola!
Tratamos de correr hacia un árbol, el cual se encontraba justo allí para escapar y cruzar la frontera que nos dividía, o mejor dicho el que había visto al principio de mi excéntrica travesía, pero son demasiados es imposible, mis piernas son mas cortas y soy mucho mas lenta que el. Se gira para mirarme y frunce el ceño, extendiéndome su mano cuando me resbale en una verdadera roca. Mis lágrimas no dejaban de fluir, el pie me dolía tanto y cada vez tenía más rasguños en mi cuerpo. Cuando valientemente me levanta y me coloca en su espalda. Nunca había conocido a alguien tan valiente. Los cocodrilos eran demasiado rápidos. Se detuvo al notar que no había salida, estaban atrapados entre una débil playa, yo aforrándome a su cuello, pero al instante me hace subir al árbol empujándome mientras que se quedaba frente a frente mirando a los cocodrilos que lo miraban y caminaban lentamente alrededor de el. Podía notar su miedo. Trate de sujetarme al árbol pero estaba lo suficientemente lastima para largar un grito sordo.
— ¡NO! – balbuceo. Mientras buscaba algo para poder defenderse, y entonces me acorde que yo podía ayudarlo.
Me lance arriba del enorme cocodrilo, el cual aparecía ser el líder mientras lo retenía.
— ¡Súbete al árbol yo lo detendré durante un momento! –Estaba forcejeando - ¡Corre!
Él frunciendo el seño se subió y me extendí su mano una vez más. La acepte cordialmente y al fin estábamos protegidos, aunque en el reino de mi padre, mientras que él es un forastero. Me recuesto en la hierba verde y suave mientras que el dolor me mata por dentro. Se tumba al lado mío y me observa con una débil sonrisa, mientras mis lágrimas seguían fluyendo de felicidad. Se sienta y mira hacia Las Lejanías. Mientras que yo me acomodo en mi débil estado, toco mi pie y siento el terrible dolor punzante. Toma mi brazo y dice débilmente.
— ¿Te encuentras bien, princesa?
Sus ojos azules, igual a la transparencias de la luna, me fascinan. Esta preocupado por mí.
— Si… oye gracias por salvarme – levanta la pera y muestra una sonrisa triunfante.
— No fue nada. Déjame ver tu tobillo – lo examina y vuelve a levantar la vista – por cierto, soy Kovu.
Sonrío.
— Y yo Kiara… Auch. Por cierto fuiste muy valiente – aprieta un poco mi pie y larga un suspiro.
— Si, tu también… No se ve nada bien, y tampoco tus brazos.
Por alguna extraña razón se acerca y los toca débilmente. Nos encontramos cara a cara, sin embargo no debería estar con él. Toca mi cara con su mano izquierda y me quito un poco de polvo. Mis mejillas se tornan coloradas y larga una pequeña risita.
Para de reírse cuando mira detrás de él – deberías irte. Ahora — Dice con un rostro enojado
Posiblemente no es tristeza lo que siento pero no quiero irme. Kovu me abraza de repente cuando nota mi tristeza.

— Te volveré a ver. Lo prometo.
Me enrojezco y escucho los gritos de mi padre acercándose.






Continuara...
avatar
—KIARA—
Cachorro
Cachorro

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 19/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Mensaje por Nya el Vie Jun 21, 2013 4:19 pm

Buen capitulo, espero que sigas amiga, ¿Que pasara? y ¿Que no pasara?.
Espero que sigas.
Adiós y rugidos
avatar
Nya
Rusia
Rusia

Mensajes : 2044
Fecha de inscripción : 28/12/2012

http://nyot-leo.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Una historia diferente... (version humana y animal :3)

Mensaje por —KIARA— el Sáb Jun 22, 2013 2:07 pm

3








Lo alejo de mí y se para con el pecho en alto. Kovu tiene el rostro furioso y la mandíbula rígida. Da miedo. Mi padre y su león, Travis, el cual nunca lo defraudaría y seria el tercero al mando del clan luego de mi madre, lo acompaña sin falta. Tenía una melena clara que terminaba en puntas negras, ojos marrones e impotentes, una musculatura impresionante digna de un animal salvaje, pero lo que siempre me atraían de el eran sus colmillos y garras, fácilmente te desgarrarían con un simple mordisco o rasguño, un animal o mejor dicho león con el que nadie querría meterse. Luego venían mi madre, algunas de las leonas y dos mujeres las cuales llegan corriendo, de repente una de mis protectoras – la cual siempre me cuidaba – me levanta colocándome arriba de una leona de piel clara y suave. Todos poseen caras furiosas, esto no tiene buena pinta. Padre lanza un gruñido y de la nada, entre los pastizales, sale una mujer acompañada de dos hombres morochos muy altos y robustos. Estos reflejan ira en sus rígidos rostros. Sin embargo esta mujer tenía la piel morena pero no tanto, ojos verde claros y el pelo negro hasta la cintura, tenía una sonrisa malévola y una lanza afilada. La acompañaban dos mujeres mas que a mi parecer Lucian de unos veinte tantos, a sus dos costados había dos leonas de pelaje marrón mas oscuro de lo natural. Estas se colocaron delante de Kovu y se pusieron en posición de ataque. Dios mío.
— Zira – dice mi padre mostrado los dientes y frunciendo el ceño. Me provoca escalofríos. Zira lanza una risita y me observa. La leona en la que me encuentro sentada hace un movimiento para atrás y gruñe.
— ¡Simba! Que grata sorpresa y nunca me olvidaría de ti Nala – Su voz un poco afónica le agrega una apariencia misteriosa – Ya veo que tu hija conoció a mi querido hijo Kovu – Este ultimo se estremece y dirige sus ojos hacia mi los cuales me miran compasivos y al instante frunce el seño sin la mas minima compasión. Este será el fin de nuestra débil amistad. Mi padre amenaza con la mirada y ella responde – Seguramente estarás pensando que ocurrió, pero debo aclararte que nada de esto es mi culpa.
— ¿Qué haces aquí? – Padre luce molesto, lo noto en su voz – Sabes que esta penado estar en mi reino. Ahora… ¡quiero que tú y tú hijo se vayan! – Travis le larga un gruñido y le advierte mostrando sus colmillos.
Zazú, el mayordomo real que prácticamente es un ave de hermosas plumas azul con cola larga y un pico estilo tucán, viene volando y dice posándose elegantemente mientras aterriza en el hombro de mi padre.
—  Es verdad su alteza. El niñato salvo a la princesa Kiara cuando se encontraba en peligro — La mira de Kovu se mantuvo tranquila e intacta a lo que pareciera que nada podría asustarlo raramente parecía estremecerse ante la presencia de mi padre pero aun así se mantenía elegante lo cual era extraño en un forastero. No tenia el mismo aspecto desnutrido como los otros, en cambio tenía un abdomen bien formado y musculoso aunque fuera joven. En su hombro izquierdo o derecho depende de cómo lo vieras, se notaba un tatuaje que le recorría hasta el codo, realmente espeluznante.
Zira, aquella a quien mi padre odia, se dirigió hacia mí. Su mirada llena de ira y oscuridad me analizaron de la forma mas espantosa entonces una sonrisa se formo en su rostro lo cual me causo escalofrío. El silencio y miradas amenazadoras se convirtieron en una mala advertencia.
— Vámonos de aquí ¡Ahora! Ah y Simba… que tengas dulces sueños. —grita Zira agarrando a Kovu del brazo. Este larga un suspiro y se alejan hacia Las Lejanías.
 
 
De regreso a casa tuve una de las peores reprimendas. Mi padre me levanta y me coloca en su espalda a lo cual me lleva a los pastizales. Se sienta delante mío mientras que los demás se iban hacia la roca del rey. Mi madre nos observa con una sonrisa y se aleja. Por fin solos.
— ¿Kiara te das cuenta de lo que has hecho? — Si rostro enojada realmente asusta. Realmente no fue tan malo él hubiera sido mi amigo. Bajo la mirada hacia el piso mientras me encuentro sentada entre los pastizales de un color verde claro — Pudiste haber muerto hoy.
— Lo se… pero él no lucia tan malo — con la cara melancólica papá me abraza y rompo en llanto — lamento haberte desobedecido… no lo volveré hacer… lo prometo — por fin después de tanto tiempo pude entender la tristeza que mi padre sintió al perder a mi hermano y no quería cometer el mismo error dos veces. Yo era lo único que le quedaba para proteger, no pudo proteger a Kopa cuando tenía la oportunidad.
—  Tranquila no es tu culpa… vamos a casa. Necesitas curarte esas heridas.
 
 
La noche envolvía la roca del rey y con eso se sentía la suave brisa. Me encuentro observando las estrellas y viendo todo lo que algún día será mi reino. En eso escucho un grito y veo a una mujer que seria la madre de Nzuri… y esta ¡lastimada! Sube corriendo y se dirige a mis padres. Todos la ayudan mientras la observo preocupada. Entro para analizar que es lo que ocurre y escucho atentamente:
— ¡Su alteza estamos en peligro! — Mi padre frunce el seño — Los forasteros se acercan… esto no es buenos quieren matarnos.
Todos quedan callados. Sus golpes lo verifican esto no da buena pinta.
—  ¿Qué te hicieron?
— ¡Me amenazaron su alteza… quieren hacer lo mismo que Scar y la hienas!
Vuelvo de vuelta afuera adolorida aun por los golpes y trato lo mas que puedo ver entre la oscuridad y lo logro. Personas se hacer hacia aquí… quizás demasiadas. Una me lanza una flecha y me hiere en el hombro.
— ¡AH!
— ¡KIARA! — grita mamá y todos observan atentamente a los enemigos.
En un abrir y cerrar de ojos todos se preparan para lo que seria una batalla. Los enemigos por fin estaban aquí, no había escapatoria. Eran sin duda mas fuertes que nosotros, Kovu no se encontraba entre ellos pero estoy segura de que ahora no puedo confiar en el. Somos enemigos a muerte y eso nunca cambiara.
 


Los atraparon, capturaron a los que eran mi familia. Yo escape buenos mas bien me obligaron todos lo acordaron yo seria la única esperanza para salvar el reino. Sin embargo me encuentro en el medio de la nada un lugar donde solo hay tierra.



Continuara....
avatar
—KIARA—
Cachorro
Cachorro

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 19/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.