Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Thabo, el hermano menor [Fan-fic]
Ayer a las 9:44 pm por Therealkopa1

» Pos me presento manada :v <3
Ayer a las 7:25 pm por princesstwivinecadenza

» Vitani History
Ayer a las 4:46 pm por Blitz

» La Galería de Moroni :3
Ayer a las 2:52 pm por KIRAN27

» Galería de Akidra.
Jue Jun 22, 2017 2:43 pm por Akidra

» felicidades hermana timonelle1
Jue Jun 22, 2017 3:44 am por KIRAN27

» felicidades hermana _DashaMerey_
Jue Jun 22, 2017 3:40 am por KIRAN27

» Me presento.
Jue Jun 22, 2017 3:32 am por KIRAN27

» Kovu & Nala: No se permite
Jue Jun 22, 2017 3:24 am por KIRAN27

» La Guardia de León (la serie)
Miér Jun 21, 2017 11:01 pm por Akidra

» mis dibujos off-topic
Miér Jun 21, 2017 8:45 pm por *Wendy*

» ¿Qué estás escuchando ahora mismo?
Mar Jun 20, 2017 3:47 am por KIRAN27

» felicidades hermana *Emma*
Mar Jun 20, 2017 3:34 am por KIRAN27

» felicidades hermana wendy
Mar Jun 20, 2017 3:29 am por KIRAN27

» [Relato Fantástico]
Lun Jun 19, 2017 7:10 pm por Whalia

» ¿quien te viene primero a la mente? (juego)
Lun Jun 19, 2017 7:02 pm por princesstwivinecadenza

» La retorcida GALERÍA de NARANJADA
Lun Jun 19, 2017 6:44 pm por Naranjada

» Cuenta tus experiencias paranormales
Lun Jun 19, 2017 2:54 pm por KIRAN27

» Jeff Y Jane: Un Amor Inesperado.
Sáb Jun 17, 2017 9:56 pm por valentina monsalve

» felicidades hermana kiara pridelands
Sáb Jun 17, 2017 11:26 am por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (9259)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5412)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3270)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Junio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Cuento del Futuro (fanfic)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Golden Gold el Dom Jul 14, 2013 10:36 pm

Ahhh que va a pasar con Asbel, Hubert, Cheria y Sophie ahhh quiero saber continua plis:shenzi: 
avatar
Golden Gold
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 395
Fecha de inscripción : 23/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Lun Oct 27, 2014 6:32 pm

Ha pasado muchísimo tiempo desde la última vez que puse mis dedos sobre este fanfic... ¡Más de un año!
Pero traigo, al fin un nuevo capitulo que solo me ha llevado poco más de una hora escribir (nada mal para ser 27 minutos de juego)
Siento haberlo dejado en suspense pero se me estaba haciendo un poco largo. Prometo continuarlo pronto, no tendrán que esperar todo un año para leer el siguiente capítulo.



Nuevo personaje que entra en la historia.
Richard:


Es el príncipe heredero en el reino de Windor, quién acude una temporada a la provincia del reino, Lhant, donde conoce y se hace amigo de Asbel y Sophie.
Y esta es su leonización:



De golpe, un rugido sobresaltó a los pequeños.

- ¿Qué estáis haciendo aquí? ¡Manteneros alejados! –rugió el padre de Asbel.
- Tranquilo, podemos manejarlo –respondió el leoncito pateando una piedra y dándole a una de las hienas.
- ¡Agh! ¡Viene a por nosotros! – chilló Hubert.
- ¡Ataquemos ahora!

Aunque eran pequeños, lucharon con fiereza contra la hiena, haciéndola huir con el resto de su grupo.

- Parece que era el último –suspiró Asbel.
- ¡Idiota! –rugió su padre acercándose a él.
- ¿Eh? ¿Qué he hecho ahora?
- ¿Cuántas veces tengo que decirte que te quedes quieto? Te podían haber herido. ¡O incluso algo peor!

Sophie se interpuso entre ambos para evitar que siguieran discutiendo.

- ¿Sophie?
- ¿Sophie? ¿Ha recordado algo? –preguntó el padre.
- En realidad, el nombre de Sophie se lo puso Asbel  -intervino Hubert tímidamente.
- Ya veo. Así que ahora vas a jugar a “ser el guardián”.
- Eso no es lo que yo… -comenzó Asbel, pero fue interrumpido por uno de los leones guardias.
- Señor Aston.
- ¿Hay algún herido? –preguntó el líder.
- Estamos todos bien –contestó el guardia.
- Por favor, disculpe mi mala protección –se disculpó cabizbajo el león pelirrojo- Aceptaré cualquier castigo que se me imponga por tan mal servicio.
- Gracias al valor de tu hijo, creo que este incidente puede ser olvidado.
- Soy indigno de tal amabilidad, mi señor.

El león de la guardia se retiró.
Aston levantó la reverencia y se encaró nuevamente con sus hijos.

- Nuestro visitante, el  maestro Richard, estará alojándose con nosotros en nuestra cueva. Ya os he dicho esto, pero lo repetiré una vez más: No os acerquéis a él bajo ningún concepto.  No toleraré ni un solo lío más, ¿Ha quedado claro?
- Sí, si… –respondió Asbel no de muy buen humor.

Tanto Aston como los guardias del invitado regresaron hacia la cueva.

- Ese tal Richard estaba con ellos –dijo Hubert- desearía que hubiéramos podido conocerlo.
- Bueno, al fin de al cabo él se quedará en nuestra cueva.
- Asbel no, ya has oído a nuestro padre.
- Oh sí, no puedo esperar para conocer a este “maestro Richard” por nosotros mismos.
- Pero no puedes, si papá se entera, perderemos nuestras cabezas.
- Mira, no pasará nada, solo echaremos un pequeño vistazo.

De vuelta a la cueva, Asbel  se escurrió por una entrada oculta lo suficientemente grande para dejarlos pasar con facilidad y no estar a la vista del resto de la manada.

- ¿Quién anda ahí? –preguntó la voz de un cachorro desde el interior.

Asbel se abrió paso hacia los adentros de la cueva, seguido por el resto de sus amigos.

- ¿Quiénes sois vosotros? –preguntó el cachorro claro.
- Soy Asbel, mi padre es el líder de esta manada. Y tú debes ser Richard de la capital. Vamos, salgamos de aquí y divirtámonos un poco. Nunca has estado por Lhant ¿verdad?  Podemos enseñarte los alrededores.

Richard se dio la vuelta.

- Dejadme solo, prefiero quedarme aquí.
- ¿Prefieres estar solo en esta cueva tan oscura? ¿Estás loco? ¿No te apetece divertirte?
- Os he dicho que me dejéis solo. Y no finjas ser mi amigo.
- ¿Qué has dicho?
- Solo estás fingiendo que te agrado para poder usarme más adelante. Es siempre lo mismo, la gente solo es amable conmigo cuando quieren algo.
- Maestro Richard –intervino el capitán de los guardias- Es la hora de vuestro entrenamiento diario, por favor preparaos.
- Hoy no, no me encuentro bien –se excusó el cachorro.
- Los enemigos pueden atacar te sientas bien o no, descuidar el entrenamiento solo hará que sus habilidades se debiliten.

El guardia se fijó entonces en Asbel.

- ¿Eres tú el hijo del líder Aston? Lo que aquí ocurre no es asunto vuestro, ¡Marchaos ahora mismo!
- No deberías hacer que practique si no se siente bien –trató de defender Asbel a su nuevo amigo.
- No seas idiota, mis lecciones son su mayor prioridad y no debería saltárselas por ninguna razón.
- Entonces yo tomaré la lección en su lugar.

Los cachorros exclamaron ante las palabras de Asbel.

- Muy bien entonces. Espero que te arrepientas de tus palabras. Si de verdad deseas enfrentarte a mí, estaré esperando en la entrada de la cueva.

Los cachorros abandonaron la cueva poco después que Richard y el guardia.

- Veo que has venido –sonrió el guardia al ver llegar a Asbel- ¿Comenzamos?
- ¿Por qué no sacas tus garras? –preguntó Asbel.
- No veo porque debería hacerlo si voy a pelear contra un cachorrillo.
- No puedo atacar a alguien que no puede defenderse, no sería propio de un caballero.
- Veo que nuestro señor tiene miedo de perder, en ese caso, debo insistir en que Richard tome la lección.

Por toda respuesta, Asbel se puso en posición de ataque, sacando sus garras.

- Muy bien, prepárate –el guardia cargó contra Asbel, quién cayó al suelo- ¡Oh! ¿El pequeño caballerito se ha caído?
- Grrrrrrrrrr –rugió Asbel lanzándose al ataque.
- Demasiado lento –el caballero lo esquivó con facilidad- ¿Lo estás intentando al menos?
- ¡Ahora verás! –Asbel lanzó un nuevo ataque, rasguñando el hombro del guardia.
- Tú –rugió el otro sacando sus garras.

Un león de la manada se interpuso entre ambos.

- Alto –rugió.
- Ha sido capaz de pelear como un igual contra Bryce –lo admiró Richard.
- Gracias por la lección –dijo Asbel haciendo una reverencia ante el capitán de los guardias- Y perdone por mi insolencia anteriormente. Espero que algún día me deje entrenar con usted de nuevo.
- Asbel suena como un adulto –se sorprendió su hermano.
- Esa pelea seguro le ha dañado el cerebro –comentó Cheria.
- ¡Hey, ya vale! –chilló Asbel sonrojado- Los verdaderos caballeros son corteses y honorables. Si un caballero está de acuerdo con entrenarte, se merece tu gratitud, incluso yo sé eso.

Ambos leones se retiraron.

- Eso ha sido genial Asbel –comentó su hermano.
- No ha sido nada, solo estoy aliviado porque Richard no haya sido forzado a entrenar cuando no se sentía bien.
- Impresionante –dijo el cachorro de piel clara.
- Bueno, ya que la lección ha terminado y estamos afuera. ¿Qué te parece si te enseñamos algo genial?
- ¿De qué estás hablando? –preguntó Hubert.
- Lo llevaré a ver las flores –susurró Asbel en el oído de su hermano.
- Pero ya casi atardece –repuso Cheria, que había oído.
- Entonces vosotros deberíais quedaros. Haceros los tontos si papá pregunta por nosotros ¿De acuerdo?

Richard y Asbel se alejaron rumbo a la colina.

- Nunca aprenderá –suspiró Hubert.
- Sophie –dijo Cheria- Ve con ellos y asegúrate de que no se metan en problemas.

La leona echó a correr tras los otros dos.

Cuando el trío llegó a lo alto de la colina, el sol ya empezaba a descender en el horizonte, dándole al lugar un hermoso color entre el morado y el anaranjado.

- ¡Oh, es hermoso! –exclamó admirado Richard.
- Me alegro de haber sido capaz de mostrártelo.  Sería una pena que hubieras venido todo el camino desde la capital y no pararas aquí.
- ¿Lo único que querías era enseñarme esto?
- Sip.
- Eres raro.

Escucharon pasos tras ellos, el capitán de los guardias, Bryce los había encontrado.

- Así que aquí estaba escondido, su alteza.
- ¿Alteza? –preguntó Asbel desconcertado- Espera ¿Eres el príncipe Richard? ¿El hijo de nuestro rey?
- Los demás guardias están  buscándolo frenéticamente, alteza. Me avergüenza el saber que los ha puesto en tal apuro.
- Me disculpo por los problemas, Bryce –repuso Richard cabizbajo.
- No hace falta que os disculpéis, de hecho, esto me facilita las cosas.

El león se puso en posición de ataque y sacó las garras.

- Creía que la lección de hoy ya había terminado –contestó Asbel inocente.
- Esto no es una lección cachorro, es un duelo a muerte. La muerte del pobre Richard, de hecho.
- ¡¿Qué?!
- No hay guardias que puedan ayudarte aquí, príncipe. ¡Tu vida será mía!

Asbel se planto ante el príncipe.

- ¡Richard, retrocede! –y se lanzó en un ataque contra el traidor.

Sophie y Asbel lograron derrotar a Bryce, que cayó en el suelo, herido.

- ¿Dónde está Richard? –preguntó el cachorro pelirrojo.

El príncipe, en shock por el ataque e intento de asesinato, retrocedía sin darse cuenta cada vez más.

- ¡Richard, cuidado! ¡El acantilado!
- ¿El acantilado?

Pero ya era tarde, se encontraba muy cerca del borde y resbaló.
Aunque Asbel y Sophie pudieron agarrarlo a tiempo, los tres de precipitaron sin remedio por el acantilado.

La visión de Asbel se volvió borrosa. “¿Qué está sucediendo…? ¿Qué es esta luz brillante a mi alrededor…?  ¿Qué ha pasado…? Y después, todo se volvió oscuro.

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por KIRAN27 el Mar Oct 28, 2014 12:11 pm

buen capitulo hermana ashe espero que sigas pronto y que es esa luz y luego oscuridad espero que sigas pronto saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermana
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9259
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Mar Oct 28, 2014 7:25 pm

Como prometí, aquí tengo el siguiente capitulo *tira cohetes* Dos en dos días, me merezco un aplauso.
El próximo quizá sea el último capítulo de esta primera parte de la historia, ahora que conocemos a los personajes principales y sus historias.
Después vendrá un pequeño salto temporal y la historia comenzará realmente.



Cuando Asbel volvió en sí, ya había anochecido completamente.
Sophie se encontraba a su lado, al parecer completamente ilesa.

- ¿Dónde está Richard? ¿Se encuentra bien?

Lo encontró inconsciente no muy lejos de allí.

- No está herido –informó Sophie.
- Menos mal.
- Te ves feliz, Asbel ¿Por qué estás feliz?
- Estoy contento porque los tres estamos vivos.
- Porque estamos vivos…
- Unghhh… -se quejó Richard incorporándose- ¿Dónde estamos?
- Caímos por el precipicio –explicó Asbel- El sol se debe de haber puesto mientras estábamos inconscientes. ¿Te encuentras bien? ¿Algún hueso roto o algo?
- No, creo que estoy bien.
- No puedo creer que hayamos caído desde el acantilado y que ninguno haya salido herido –suspiró aliviado Asbel mirando hacia arriba.
- Gracias Asbel, te debo la vida y haré lo que pueda para compensarlo.
- No te he salvado porque seas un príncipe, ni por favores o tierras, lo hice porque… ¡da igual!
- Deberíamos volver, Asbel –dijo Sophie.
- Sí, tienes razón. Aunque no estoy seguro de cómo podremos hacerlo.

Entonces, divisaron una zona por la que podrían escalar con un poco de dificultad.

- Creo que tendremos que hacer un poco de alpinismo –rió el leoncito pelirrojo.

Tras lo que parecieron horas de escalada, ayudándose los unos a los otros, los tres cachorros llegaron a la parte más alta del acantilado, la colina de las flores.

- Es increíble lo que unos amigos pueden hacer estando juntos –rió Asbel- Me alegro de haberos tenido a los dos a mi lado.
- ¿Amigos? –preguntó Richard.
- Por supuesto, ahora todos somos amigos.
- Asbel, ¿Soy yo también tu amiga? –preguntó Sophie.
- ¡Claro que lo eres!
- ¿Y qué es lo que hacen los “amigos”?
- Un amigo te ayuda cuando estás en problemas…, Os reís juntos cuando estáis contentos… Oh, vamos, Dime la verdad ¿Has olvidado lo que se siente al tener amigos?
- No lo sé…
- ¡Ya sé! ¡Acabo de tener una gran idea! –exclamó excitado Asbel y señaló al gran árbol de la colina- Usemos este árbol para hacer un pacto de amistad.
- ¿Un pacto de amistad? –preguntó Richard extrañado.
- Es una tradición de nuestra manada. Si grabáis vuestras garras en un árbol y juntáis vuestras patas, dicen que vuestra amistad durará por siempre.

Los tres cachorros clavaron sus garras en la corteza del árbol, haciendo líneas para marcarlo y después juntaron sus patas.

- Desde ahora, no importa lo que pase… -comenzó Asbel
- …Nosotros tres siempre seremos amigos –siguió Richard.
- Siempre… seremos amigos –completó Sophie.
- Muy bien, ahora nuestra amistad jamás podrá ser rota –dijo Asbel separándose de sus amigos.
- ¡Mirad! –exclamó Richard- ¡El sol está saliendo! Recordaré esta vista, este día, para siempre, por el resto de mi vida.
Entonces escucharon tras ellos voces que los llamaban, era el abuelo de Cheria junto con varios leones más.
De vuelta con la manada se encontraron con el padre de Asbel, que furioso golpeó el cachorro.

- ¡Está es la última vez que me desobedeces!
- Señor Aston –intervino Richard- Por favor, no sea tan duro con Asbel, él salvó mi vida.
- Con mis respetos, alteza, su vida estuvo en peligro por culpa de la desobediencia de mi hijo.
- Eso no es cierto, Señor Aston. Pedí a su hijo que me enseñara los alrededores, si hay alguien al que culpar de nuestras acciones es solo a mí.
- Como desee, su majestad –dijo el gran león pelirrojo haciendo una reverencia- Pero esto no ha terminado todavía. Asbel, te dije que no te acercaras a la colina y me has desobedecido. Y lo que es peor, trataste de hacer que Hubert y Cheria mintieran para cubrirte. Estarás castigado en el fondo de la cueva hasta próximo aviso.
- Está bien… -suspiró cabizbajo el cachorro.
- Lo siento, traté de ayudar –susurró Richard.
- No pasa nada, nadie hubiera sabido lo que hicimos si no hubieras dicho nada, gracias Richard.
- Me temo que tengo más noticias –avisó el padre de Asbel- Príncipe Richard, mientras estabais fuera recibimos un mensaje urgente, su padre el rey se encuentra enfermo y ha ordenado que regreses a la capital sin ningún retraso.
- ¡¿Mi padre está enfermo?!
- Me temo que sí, deberíais preparaos para partir lo antes posible, yo mismo lo escoltaré.

El león se dirigió entonces a su hijo pequeño, que observaba lo ocurrido en silencio junto con Cheria.

- Hubert.
- ¿Sí, papá?
- Vendrás con nosotros.
- ¿Me llevas a la capital?
- ¿Por qué él va? –se quejó Asbel.
- Porque tú estás castigado en el fondo de la cueva, ¿O eres tan tonto que ya se te olvidó?
- Lo siento Asbel…
- No te preocupes hermanito, diviértete ¿Vale?
- Está bien, te traeré un montón de recuerdos.
- Él se va de vacaciones y yo me llevo un castigo, genial…
- Asbel –lo llamó Richard- Si algún día vienes a la capital, ven a verme, te enseñaré el lugar.

Cuando Asbel regresó a la cueva, se encontró a su padre y su hermano listos para partir, su madre lloraba.

- No llores Kerry, esto es lo mejor para Hubert.
- Ya lo sé, es solo que…

Asbel escuchó la conversación sin apenas entender y luego tras ver a los tres marchar, se dirigió al fondo de la cueva.

- Asbel –sintió que lo llamaba la voz de Sophie- ¿Qué es la capital?
- Es el lugar donde se encuentra la manada más grande de todo Windor, hay muchos leones allí, así que puede que alguno te reconozca, es por eso que quiero ir. Pero…
- Yo también quiero ir.
- Entonces salgamos de aquí y vayamos juntos.

Ambos cachorros se deslizaron por el hueco en la cueva hacia el exterior, procurando que nadie les viera y se alejaron cuidadosamente del territorio de Lhant.

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Sáb Nov 01, 2014 6:12 pm

Wohooo~ El último capítulo del prólogo está aquí.
Sé que dije que serían solo 3 capítulos, pero en realidad ha llevado un total de 5 capítulos (que son dos más planeados que en un principio.
Y deberían ser más, porque este me ha salido demasiado largo.
Sin más dilación les dejo el último capítulo del prólogo.

Es largo como un día sin agua en el desierto, les aconsejo tener algo de música para hacer más llevaderas estas casi 2000 palabras.
pueden tratar con esta:





Tras la escapada del territorio y varios días de caminata, ambos cachorros divisaron al fin la capital, Barona.
Era una zona llena de cuevas naturales, donde una gran manada se aposentaba.

- ¡Guau! Este lugar es enorme, no se parece en nada a Lhant –exclamó Asbel emocionado.
- ¿Asbel? –sintió que lo llamaban.

Asbel y Sophie se dieron la vuelta para encontrarse cara a cara con la pequeña Cheria.

- ¿Cheria? ¿Qué estás haciendo aquí?
- He venido a ver a un chamán babuino –su tono cambió a un poco más acusador- ¿Y tú que estás haciendo aquí? Creía que te habían castigado en tu cueva.
- Estoy buscando a conocidos de Sophie, también puede que me pase por la zona de entrenamiento de caballeros y… ¡Oh! También iré a visitar a Richard. ¿Te apetece acompañarnos?

Cheria se unió a ambos cachorros y comenzaron a buscar la cueva real.
No pasó mucho tiempo hasta que la encontraron, la única que se alzaba imponente y majestuosa ante las demás.
Un león de melena áspera se encontraba en su entrada.

- Señor guardia, ¿Podría llamar al príncipe Richard? Somos amigos suyos, venimos de la provincia de Lhant.
- Usted debe ser Asbel –contestó el guardia- El príncipe estará encantado de recibiros, pero os sugiero cambiar el lugar de encuentro. ¿Por qué no lo esperan delante del manantial? Haré llegar su mensaje a su majestad.

Los tres cachorros obedecieron al guardia y tomaron rumbo hacia el manantial.
No mucho después escucharon una voz.

- Asbel, Sophie, Cheria, es un placer volver a veros. Me honra que estéis aquí hoy.
- ¿Cómo se encuentra tu padre? –quiso saber Asbel.
- Se recuperará, creo, gracias por tu preocupación. ¿Quieren hacer algo?
- ¿Por qué no? ¿Qué tal si nos enseñas un poco el territorio?
- Suena divertido.

Richard salió corriendo, Asbel lo siguió.

- ¿A dónde vamos?
- Ya verás –rió el príncipe.
- Un momento… -suspiró Cheria- No sé si debería… ¡Hey! ¡Esperad por mí!

El joven príncipe guió a sus tres amigos por toda la zona, deteniéndose en cada cueva y recoveco, parando en cada árbol, hasta que llegaron a un gran foso donde varios leones adultos peleaban entre ellos.

- Esa, es la zona de entrenamiento, ahí es donde los leones aprenden a luchar. Ahora seguidme, saldremos un poco lejos del territorio, hay un lugar que quiero mostraros.

Siguieron al león claro lejos de la zona de cuevas, subiendo una pequeña pendiente.
Indicó a los tres cachorros que cerraran los ojos y los llevó hasta la cima de la colina.

- Cuando cuente hasta tres abrid los ojos… Uno… Dos… y ¡Tres!

Los tres cachorros abrieron los ojos y empezaron a soltar silbidos de admiración. Desde la colina, bañado por un azul impresionante, se podía ver todo el territorio de Windor, desde la zona de las cuevas de Barona hasta más allá, la provincia de Lhant al borde del territorio.

- A veces, me siento aquí y pienso en un mundo sin conflictos, sin guerras –confesó el joven príncipe- Pero al mismo tiempo pienso que eso es un sueño sin sentido.
- Puedes hacerlo, Richard –lo animó Asbel- Cuando seas mayor y seas el rey, podrás crear el mundo que tú quieras.
- Mi padre solía decir lo mismo, pero…
- ¿Pero?
- No se lo digas a nadie, mi padre no está enfermo, lo envenenaron… Hay mucha gente que quiere que mi padre muera, y cuando yo sea rey algún día, esas personas también vendrán a por mí. Vamos, deberíamos volver.

De regreso en la manada, Asbel se encontró con quién menos quería, su padre.
Aunque corrió a esconderse, fue demasiado tarde, su hermano lo había visto.
Con su padre mirando, Asbel no tuvo más remedio que acercarse a él.
Al parecer estaba hablando con otro león que no parecía de la zona.

- No puedo creer lo que ven mis ojos –gruñó al ver a su hijo mayor.

El león desconocido fijó su vista en los cachorros.

- Señor Aston, si me disculpa debo ir a arreglar las cosas para mi partida, le veré luego. Hubert, espero verte pronto.
- S-sí, adiós –contestó el cachorro cabizbajo.

Cuando el otro león se fue, Aston encaró a su hijo mayor.

- Asbel, ¿Qué estás haciendo aquí?
- Bueno,  verás….
- Olvídalo, supongo que por esta vez puedo perdonártelo, cuando hayas terminado lo que tienes que hacer, encontrémonos aquí, tengo que hablar contigo –dijo el león antes de desaparecer hacia el interior de una cueva.

Cheria se acercó.

- Hubert, ¿Te encuentras bien? Estás muy callado. ¿Estás molesto porque hemos recorrido el lugar sin ti?
- Mira, no tratábamos de dejarte fuera de todo esto, es solo que así ocurrió –se excusó Asbel a su hermano.
- Es culpa mía –se disculpó Richard- Pero debimos haberte invitado, lo siento Hubert.

El leoncito levantó la cabeza.

- ¿Asbel? ¿Sigo siendo tu hermano? –preguntó con los ojos casi llorosos.
- ¿Eh? ¿Qué estás diciendo? ¡Por supuesto que eres mi hermano!
- Sí, claro…
- ¡Ya sé que podemos hacer! ¡Podemos visitar con Hubert los lugares en los que aún no hemos estado!
- Os puedo enseñar la cueva real –dijo Richard- pero tendremos que colarnos por un pasadizo subterráneo.

Guiados por Richard, los cuatro cachorros llegaron a través de una cueva oscura, arrastrándose para poder pasar entre las piedras.
Cuando quisieron darse cuenta, el príncipe había desaparecido de su vista.
Continuaron por el pasadizo, buscando a su amigo, hasta que encontraron una gran piedra que parecía tener algo detrás.

- ¡No puedo moverla! –gritó Asbel tras un par de intentos.
- Quizá si conseguimos la ayuda de un adulto… -murmuró Cheria.
- Pedir ayuda a un adulto sería solo admitir mi derrota, algún día me vengaré, lo juro.
- ¿Acabas de jurarle venganza a una piedra? –preguntó Hubert extrañado.

Ignorando la roca los tres cachorros prosiguieron la búsqueda de Richard en la oscuridad.
Siguieron caminando durante un buen rato, hasta que Sophie se detuvo en seco.

- ¿Ocurre algo? –preguntó Asbel?
- Este lugar es peligroso, tenemos que salir de aquí rápido.
- ¿Qué?
- El aire se siente pesado, sea lo que sea, se acerca. No es seguro estar aquí, debemos irnos de inmediato.
- No hay nada de lo que preocuparse, podremos con ello.
- ¡Asbel, mira! –gritó Hubert señalando hacia delante- ¡Hay alguien allí!
- Espera un segundo…  ¿es ese…? –Asbel echó a correr.
- ¡Asbel, no te acerques! –chilló Sophie.

Asbel  se acercó para descubrir a Richard inconsciente en el suelo, Sophie lo siguió.

- ¡Richard! ¿Te encuentras bien? –pero el cachorro no reaccionó.
- ¿Y ahora qué hacemos? –preguntó Cheria en un susurro asustada.

De pronto, una sombra enorme se alzó tras los cachorros que habían quedado atrás.

- ¡Cheria!¡Hubert! –los llamó Sophie- ¡Cuidado!

Demasiado tarde, la sombra se alzó y los estrelló contra las paredes de la cueva.
Tomó la forma de un ser que parecía salido de una pesadilla, enorme, gigante y rugió.

- ¿Q-qué dem-demonios e-es eso? –tartamudeó Asbel muerto de miedo.

El ser, fuera lo que fuera, agarró a Asbel con una de sus fantasmagóricas manos y lo lanzó contra el techo de la cueva.

- Esto no puede estar pasando… no puedo creerlo… -dijo el cachorro antes de perder la consciencia.

Sophie, la única que quedaba en pie, se puso ante la sombra.

- Pagarás por esto –dijo, y se lanzó al ataque rodeada de una extraña luz blanca- Voy a destruirte.

Con mucha dificultad, logró espantar a la sombra, Sophie se dirigió entonces a uno de sus amigos caídos.
Asbel despertó al ser llamado por Sophie.

- ¿Estás bien? ¡Menos mal! –dijo Sophie con dificultad- Menos mal que estás despierto.

El cachorro pelirrojo vio a su alrededor, a los demás cachorros caídos.

- Es mi culpa, no debí haberos traído hasta aquí… Lo siento mucho.
- Asbel, ahora lo entiendo, cuando caímos por el acantilado, el porqué estabas tan feliz.

Lo ayudó a incorporarse, pero en ese momento una mano fantasmagórica la atravesó haciendo llover sangre.
Sophie se retorció en el suelo chillando de dolor, pero nuevamente se levantó, lanzándose al ataque cegada por la rabia contra la extraña sombra.
Y luego, explotó.


Cuando Asbel se despertó, se sorprendió al encontrarse de vuelta en la cueva de su familia, en Lhant.
Estaba totalmente dolorido.

- Asbel, estás despierto –era la voz de su padre, quien se acercó a él- Has estado inconsciente por varios días.
- ¿Dónde están todos? ¿Y Sophie? ¿Cheria? ¿Hubert? –preguntó preocupado, aunque decidió ocultar el hecho de que Richard estaba con ellos en ese momento.
- Hubert y Cheria se encuentran bien, están a salvo.
- ¿Y Sophie? ¿Qué ha sido de ella?
- Murió.
- Sophie… Está… muerta… -dijo el cachorro bajando la cabeza.
- ¿Ves Asbel? Este es el resultado directo de tus acciones irresponsables ¿Deseas ser responsable? Podrías empezar por cambiar tu actitud, comportarte y hacerle caso a tu padre. Vuélvete un león de provecho y dedica tu vida a honrar la memoria de esa pobre leona.
- ¿Y así, es como puedo tomar responsabilidad por su muerte? Tengo que disculparme con todos…

Se levantó y empezó a caminar lentamente dándole la espalda a su padre.

- Cheria estaba realmente preocupada por ti, te sugiero ir a verla primero.
- ¿Y qué pasa con Hubert?
- Puede que no lo veas de nuevo –respondió su padre.
- ¿Qué? ¿Qué significa eso? ¡Creí que dijiste que estaba bien!
- Hubert ha sido adoptado por la familia Oswell de Strahta.
- ¿Adoptado... por la familia Oswell? ¿Qué estás diciendo? ¿A qué te refieres con adoptar?
- Quiero decir exactamente lo que estás oyendo, él ahora es Hubert Oswell.
- ¿Estás loco? ¡No! ¡Me niego a aceptar esto! –chilló el cachorro.
- Esta ha sido una decisión muy dura, Asbel, espero que puedas entenderlo.
- Suena típico de ti, nunca me cuentas tus cosas ni pides mi opinión ¡Solo haces lo que tú quieres y esperas que los demás te sigan el juego!
- ¡Asbel, no te permito hablarme con ese tono!
- ¡Estoy harto papá! ¡Harto de escucharte! Yo no seré el próximo señor de Lhant.
- ¿¡Qué has dicho!?
- He dicho que no quiero este territorio, voy a convertirme en caballero. ¡Me volveré lo suficientemente fuerte como para poder protegerlos a todos! ¡No dejaré que alguien a quién aprecio vuelva a sufrir daños!

Y tras decir eso, salió corriendo de la cueva.
Justo en la entrada lo esperaba preocupada su amiga Cheria.

- ¿Qué ha ocurrido? He escuchado gritos.
- Me voy –respondió el cachorro dándole la espalda- Me convertiré en un caballero, el caballero más fuerte que jamás haya existido.
- No te vayas, por favor no te vayas, sé que Sophie y Hubert ya no están aquí, pero yo sí ¡Yo nunca me alejaré de tu lado!
- Lo siento Cheria, ya lo he decidido.






Y hasta aquí llegamos.
Ya conocemos a los personajes principales, sus historias y su carácter.
El próximo episodio comenzará tras un salto de 7 años hacia el futuro... ¡Que es mucho tiempo!
Por si os ha quedado alguna duda acerca de como era el enemigo del que escribía en este capitulo, aquí les dejo una imagen
Spoiler:

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por wilmarys el Sáb Nov 01, 2014 9:03 pm

Este capítulo Fue triste sinceramente Hubert de verdad va a ser adoptado? Sophie de verdad esta muerta?.
No puede esperar sigue la amiga.

!Saludos!.
avatar
wilmarys
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 489
Fecha de inscripción : 10/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Anyyi el Dom Nov 02, 2014 11:29 am

No puede ser!!! Sophie no puede estar muerta Sad que era esa sombra?? Ayyyy como continua???
avatar
Anyyi
Nivel 10
Nivel 10

Mensajes : 1828
Fecha de inscripción : 15/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Mar Dic 09, 2014 6:54 pm

He tardado más de lo esperado con esta parte (y eso que la mitad ya la tenía escrita el mismo día que publiqué la última).
Para no estropear la sorpresa, las imágenes de los personajes están al final del capítulo.



SIETE AÑOS DESPUÉS

En una zona frondosa y llena de vegetación del reino de Windor, dos leones corrían tras su presa, una hiena moteada.

- ¡Ha ido por ahí! –rugió el león más grande e imponente.
- ¡Ya lo tengo! –rugió el más joven.

El león joven cargó contra la hiena dejándola muerta en apenas segundos.
El león grandote se acercó a él.

- Bien hecho, Asbel, veo que mis preocupaciones acerca de tu primera misión de campo eran totalmente innecesarias.
- Señor, mi triunfo se debe solamente a su buena instrucción.
- No necesitas ser tan formal. Solo sigue haciéndolo tal y como lo haces y estarás bien.

El león se puso serio.

- Repasemos nuevamente la misión: Estamos aquí para investigar Orlen, una manada localizada en el lado más alejado del bosque. Era una manada de al menos cincuenta individuos, más o menos, pero hace un par de días, recibimos un mensaje acerca de que estos leones habían desaparecido sin dejar rastro. Nuestra misión es unirnos a los caballeros que están aquí investigando y darles el apoyo que necesiten.
- Entendido, capitán.
- Es una misión muy inusual, mantente en guardia y preparado para cualquier cosa.

Asbel, quién en estos siete años había crecido en la escuela de caballeros, se había vuelto un joven león de melena rojiza. Lo acompañaba su superior, el capitán Malik, un caballero veterano de alto rango.
Ambos cruzaron el bosque, hasta llegar al lugar en el que la manada de Orlen se había encontrado.

- ¡Capitán Malik! –uno de los jóvenes caballeros que se encontraba en la zona salió a su encuentro- Es un honor tenerlo entre nosotros.
- ¿Qué habéis descubierto? –preguntó el caballero yendo directo al grano.
- Los rumores acerca de la manada desaparecida parecen ser ciertos, no hemos encontrado ni un rastro de ellos.
- Parece que ha habido un incendio –comentó Asbel.
- Juzgando por el estado de las cosas, uno muy grande –respondió el capitán- ¿Hay alguna conexión entre el fuego y la manada desaparecida?
- Estamos tratando de averiguarlo, si pudiera echarnos una pata estaríamos muy agradecidos.
- Ya les has oído, Asbel.
- Sí, señor.
- Este es Asbel Lhant –lo presentó a los otros soldados- Es su primera misión.
- Es un honor conocerlos a todos –respondió el pelirrojo haciendo una reverencia.
- Bien, comencemos. Primero nos separaremos y echaremos un vistazo alrededor del asentamiento.

Los leones se dispersaron e investigaron la zona.
Asbel estaba revisando entre un par de troncos quemados, cuando escuchó un ruido de ramas partiéndose.
Buscó con la mirada el origen del sonido, aunque no pudo encontrarlo.
Entonces, por el rabillo del ojo, vio un destello de luz entre los matorrales, al mismo tiempo que un sonido atronante salía disparado hacia su dirección.
Apenas tuvo tiempo de esquivarlo, un objeto metálico que se incrustó en el árbol más rápido que el propio sonido.
Recordando su entrenamiento, Asbel se puso en posición de ataque y cargó contra el arbusto.
Cuando el capitán y los otros leones llegaron, el joven león había derribado con éxito a una de esas extrañas criaturas que llevaban pieles de animales sobre su propia piel.

- Buen trabajo –lo felicitó el capitán- Me sorprende que hayas podido derribarlo tú solo.
- Fui atacado, solo estaba defendiéndome.
- Capitán –habló uno de los leones- ¿Cree que esta criatura puede ser la responsable de la manada desaparecida?
- Es posible, hemos visto huellas por toda la zona que no corresponden a ningún animal conocido. Esta cosa pudo haber sido parte de un grupo mayor.
- Muchas gracias, Capitán, creo que podremos arreglárnoslas solos desde ahora.
- Entendido. Asbel, hemos terminado aquí.
- Gracias por tu ayuda, Asbel Lhant –le agradeció uno de los leones guardianes- Gracias a ti hemos podido avanzar mucho en la investigación, tu Capitán te ha entrenado bien.

Tras despedirse, ambos leones comenzaron a caminar hacia Barona, la capital.
Al llegar, se encontraron con una joven leona que esperaba impaciente ante el foso de entrenamiento.
Asbel dejó de caminar para verla fijamente, al mismo tiempo que la leona lo miraba a él.
- ¿Asbel? –preguntó ella asombrada- ¿Eres realmente tú?
- Espera… ¿Cheria? ¡Cheria, eres tú!
- Sí… -contestó ella desviando la mirada.
- No puedo creerlo, hace casi siete años que no te veía ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Cuándo has llegado?
- Hace poco.
- Deberías habérmelo dicho, hubiera ido a recogerte.
- ¿No recibiste el mensaje? –preguntó ella.
- ¿Mensaje?
- Tu madre te envió un mensaje suplicándote volver a casa.
- Oh… Estaba en una misión… así que no he estado por aquí últimamente… -el rostro del pelirrojo se ensombreció- ¡Espera un momento! ¿Ha pasado algo?
- El señor Aston ha muerto.
- Mi padre… ¿Muerto? ¿De qué estás hablando? ¿¡Qué ha ocurrido!?
- Cálmate, Asbel –intervino el capitán, quién había estado en silencio- Tu nombre es Cheria, ¿Verdad? Hablemos mejor dentro, seguidme los dos.

Dentro de una de las decenas de cuevas naturales, la que servía a los leones caballeros, Cheria habló.

- Las luchas territoriales en nuestra tierra eran cada vez más fuerte, los leones de Fendel no dejaban de atacar continuamente para ocuparnos, por eso decidimos mandarte un mensajero para que pudiera traerte de vuelta.
- No tenía ni idea de que las cosas estuvieran tan mal –suspiró Asbel cabizbajo.
- Esperamos noticias tuyas, y entonces, tu padre fue herido en la batalla… y después murió. Con tu madre enferma por el cansancio y la pena, sentí que era mi deber el traerte de vuelta. Capitán Malik, tengo también un mensaje para vosotros los caballeros ¿Podría escucharlo?
- Me temo que no podremos ayudar en la batalla, si es eso lo que quieres –comentó el león- Cada provincia de Windor actúa libremente, por eso los caballeros solo podemos actuar dentro de nuestras provincias asignadas. Tienes mi garantía de que trataré de hablarlo con los demás capitanes, pero no puedo prometerte nada. Hasta entonces… ¡Asbel! Te encomiendo que seas los ojos y los oídos de los caballeros en esta misión. Regresa a casa y observa la situación, necesitamos ver lo que está realmente ocurriendo allí.
- Entendido.

Capitán Malik:

Mentor de Asbel y un hombre serio en cuanto a su trabajo (o al menos eso parece). Hacía una pequeña aparición durante el capítulo anterior, pero la suprimí para no hacer tanto lío
Esta es su leonización.
Asbel, Siete años después:

Habiendo crecido con el sentimiento de culpa por la muerte de Sophie, Asbel se enfocó en su entrenamiento como caballero durante estos siete años.
Cheria, Siete años después:

Ya no es una niñita delicada y enfermiza, ahora es toda una mujercita con un gran carácter maternal.
La imagen de Cheria se ve diferente a las demás porque es una recoloración rápida en paint, no es una base especialmente creada para esta imagen. Solo me di cuenta de que no tenía imagen para Cheria adulta justo ahora.
Pero me agradan más estos colores que tiene ahora que los que lleva su imagen de cachorra.

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Anyyi el Miér Dic 10, 2014 2:15 pm

yayyy siguee!!! Very Happy Asbel s un leon hecho y derecho, que era aquella cosa que atrapo? O.o
avatar
Anyyi
Nivel 10
Nivel 10

Mensajes : 1828
Fecha de inscripción : 15/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Vie Feb 27, 2015 5:39 pm

Y tiempo después de actualizar, aquí traigo la siguiente parte.
1200 palabrejas que tiene este capítulo cargado de acción y sorpresas.
La historia empieza a volverse un poco más mágica.
Aquí si he incluido la pequeña discusión entre Asbel y Cheria que omití hace un par de capítulos para ahorrar espacio.



No hablaron mucho durante el camino, al fin de al cabo, su último encuentro había sido demasiado angustioso.

Flashback, hace 7 años
- ¿Qué ha ocurrido? He escuchado gritos –preguntó Cheria preocupada al ver a Asbel salir de la cueva de su padre.
- Me voy –respondió el cachorro dándole la espalda- Me convertiré en un caballero, el caballero más fuerte que jamás haya existido.
- No te vayas, por favor no te vayas, sé que Sophie y Hubert ya no están aquí, pero yo sí ¡Yo nunca me alejaré de tu lado!
- Lo siento Cheria, ya lo he decidido.
- ¡Yo ocuparé sus lugares! ¡Nunca me alejaré de ti!
- ¿Ocuparás sus lugares? –Asbel se dio la vuelta para enfrentar a la cachorra, casi mostrando los dientes- ¿¡Serás tú ahora mi hermana pequeña en lugar de Hubert!? ¿¡Buscarás los recuerdos de Sophie!? ¿¡Ahora que está muerta!?

Cheria se quedó sin nada que decir.

- ¿¡No lo entiendes!? ¡Hubert se ha ido para siempre! ¡Y jamás volveremos a ver a Sophie!
- Eso no es lo que quería decir… lo siento… lo siento…, no quise decir eso –tartamudeó la pequeña al borde de las lagrimas- no quise decir eso…
- Lo siento Cheria –se disculpó el pelirrojo- No es tu culpa, todo es culpa mía.
- ¿Eso quiere decir que te quedarás?
- Sí –mintió.
Fin del flashback


El camino hacia Lhant parecía más largo de lo normal, o al menos eso creían ambos jóvenes.
Cuando cruzando un pequeño paraje desierto, un buitre los tomó por presas medio moribundas.

- Atrás, Cheria –ordenó Asbel poniéndose en posición de ataque.

Lanzó zarpazos contra el ave hasta que lo hizo huir y retroceder.

- ¡Estás herido! –exclamó Cheria mirando una de las patas de Asbel.
- No es nada, me encuentro bien –respondió el león tratando de quitarle importancia al asunto.

La leona se acercó.

- No te encontrarás bien si se te infecta, ven, dame la pata –ordenó.

Cheria agarró la pata del león entre las suyas y cerró los ojos un momento.
De entre sus patas empezó a salir una luz blanquecina.
Cuando Asbel quiso darse cuenta, la herida de su pata había dejado de sangrar, es más, directamente había dejado de existir, no había ninguna herida.

- ¡¿Pero qué?! –exclamó el león sorprendido.
- Ocurre desde hace poco –explicó la leona- Los chamanes dicen que aquel accidente hace siete años puede haber despertado algún poder extraño en mí, ahora puedo sanar heridas.
- Gracias –contestó Asbel sintiendo que se ruborizaba un poco- Es bastante gracioso el ver a la pequeña Cheria ya crecida curando las heridas de otros.

El león rió

- ¿Recuerdas aquella vez que me caí y lastimé la pata? Trataste de hacer un vendaje con juncos secos…, menudo desastre.
- Ha pasado mucho tiempo Asbel, la gente cambia. Además, ahora puedo pelear por mí misma, no necesito que me salves continuamente. Sigamos, aún queda algo de camino.

Reanudaron la marcha en silencio.
En Lhant el tiempo estaba agitado cuando ambos llegaron, parecía que iba a empezar a llover de un momento a otro.
Cheria reconoció a uno de los leones, un macho de melena plateada algo mayor que ellos.

- ¡Bailey!
- ¡Cheria, rápido! –le avisó el joven león de la melena plateada- Tu abuelo ha sido tomado como rehén por los de Fendel.
- ¡Abuelo!
- Parece que esos desgraciados están a punto de atacar en cualquier momento. Perdóname, aunque estaba con Frederic no he sido capaz de protegerlo.
- ¿Dónde lo viste por última vez? –preguntó Cheria preocupada.
- Cerca de la colina –respondió el león.
- Voy para allá.
- Yo también iré –intervino Asbel.

Los tres leones partieron hacia la colina.
Pronto encontraron al anciano consejero y a los leones del norte que lo retenían.
Se deshicieron rápido de los guardias y liberaron al anciano león.

- ¿Te encuentras bien, Frederic? –quiso saber Asbel.
- ¡Mi señor Asbel! –exclamó el león al reconocerlo- ¡Creí que nunca volvería a verlo!
- ¡Más leones del norte! –chilló alguien.

Venían más, muchos más, todos preparados para atacar.

- Volved con la manada –ordenó Asbel- Yo los distraeré.

El joven león pelirrojo se plantó ante los leones de Fendel.

- ¡Escuchadme bestias de Fendel: Mi nombre es Asbel Lhant! –rugió- ¡Hijo de Lord Aston y caballero de Windor!

Asbel giró la cabeza para darse cuenta de que Cheria estaba justo a su lado.

- Regresa con los demás –ordenó- Puedo encargarme de esto solo.
- Estaré bien.

Los leones enemigos comenzaron a avanzar.

- ¡Cheria, hacia la colina! –rugió Asbel, sabiendo que tenían con ellos el factor sorpresa de conocer el terreno.

Aunque los llevaron hacia el acantilado de la colina, se dieron cuenta de que eran más de los que esperaban y pronto estuvieron rodeados.
Asbel y Cheria comenzaron a retroceder, cada vez más cerca del borde.

- Maldita sea –masculló Asbel- Todo ha terminado, no he podido proteger a nadie… otra vez… ¡No puede estar pasando esto! ¡Nooooo!

Al mismo tiempo que Asbel chillaba, una luz blanca los rodeó a él y a Cheria y apareció un pilar de luz ante ellos.
La luz se disipó lanzando por los aires a todos los leones del norte que estaban en la colina.
Y en el lugar en el que el pilar había estado… había una leona.

- No puede ser –susurró Cheria boquiabierta.
- ¿Sophie? –preguntó Asbel, también boquiabierto.

La leona que tenían delante de ellos era idéntica a como lo había sido Sophie el mismo día de su muerte.

- Es ella de verdad –dijo Cheria.
- No puede ser ella –negó Asbel- Es imposible, Sophie murió hace siete años.
- ¿So…phie? –preguntó la leona ante ellos, confundida.
- No puede ser –repitió Asbel- ¿También ella ha perdido la memoria?

Se acercó a la leona.

- Sígueme, tengo que mostrarte algo.

La acercó al único árbol que había en la cima de la colina, el más grande de todos los árboles de Lhant.

- Hace siete años, Sophie, Richard y yo hicimos un pacto de amistad eterna en este lugar –explicó- Mira aquí, en el tronco ¿Recuerdas algo?

La leona que se parecía a Sophie agitó la cabeza negativamente.

- No lo sé, pero el solo mirar este árbol hace que me sienta extraña… Es como si mirara algo que es muy preciado para mí.
- ¿Y entonces? –preguntó Cheria, cada vez más confundida.
- No puedes ser la verdadera Sophie. Quiero decir, nada tiene sentido –dijo Asbel- Pero aún así, no puedo imaginar que seas otra leona. Quiero decir… te ves exactamente igual a ella.

Asbel suspiró y agitó la cabeza confundido.

- ¿Qué hacemos con ella? ¿La llevamos de vuelta con la manada?
- Sería lo mejor –razonó Cheria- Dejarla aquí podría ser peligroso.
- Bien, entonces será mejor que regresemos lo antes posible, empiezo a preocuparme por los demás.

Personajes nuevos:
Sophie?:


Se ve exactamente igual que Sophie, pero la verdadera Sophie murió siete años atrás... ¿Será realmente ella?


No haré imagen de Bailey porque él no es realmente importante en la trama.
Tendrá un puntito aquí y allá en la historia, pero no es un personaje principal.

y para decorar, mi proceso de creación del fanfic:

Primero veo el video en inglés, decido si esa parte es importante o no para añadirla, la traduzco al español y la modifico para que entre con la historia de leones.
Cada video de estos de 15-20 minutos me puede llevar entre 10 y media hora de trabajo y adaptación, dependiendo de lo que ocurra y lo inspirada que este yo
111 videos con los que trabajar (y 40 más para el epílogo), y apenas hemos llegado al 19 y 20 en este fragmento.

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Lun Mar 06, 2017 8:20 am

Después de dos años teniendo esta historia abandonada, al fin he superado mi bloqueo de escritura y he decidido continuarla.
Trataré de tener el siguiente capítulo entre hoy y el jueves, no prometo nada, pero escribir me vendría bastante bien para desestresarme un poco del trabajo.
(Si no es en uno de estos días, 100% seguro que no pasará del domingo)


He tenido que releermela de nuevo para ver si los cambios que quería realizar a la historia iban a influir en lo que ya había contado y si me venía mejor escribir la historia de nuevo desde el principio, pero he terminado por decidir que los cambios apenas influyen en lo ya escrito y podía perfectamente continuar con esta, solamente la historia se tornará más mágica según va progresando.


A los nuevos que recién empiezan a leer, bienvenidos a Cuento del Futuro, una historia ambientada miles de años después en las tierras de Pridelands.
A los que ya conocían la historia, bienvenidos de vuelta, siento haberos hecho esperar tanto.

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por KIRAN27 el Lun Mar 06, 2017 3:24 pm

hola hermana lider ashe espero que continues con esta historia es interesante saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermana lider ashe nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9259
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Ashe el Jue Mar 09, 2017 5:51 pm

Cortito y conciso, nada mejor para poner de nuevo este fic en marcha:



Los tres jóvenes leones volvieron con la manada, nada más entrar en el territorio, fueron recibidos por Bailey.

- Bienvenidos de regreso, hemos sido capaces de impedir los avances de la manada de Fendel, pero todavía siguen cerca de nuestro territorio.

Una leona adulta, acompañada por Frederic,  se acercó a ellos, Asbel pudo reconocerla fácilmente ya que no había cambiado lo más mínimo.

- Hola, madre. Estoy en casa.
- ¡Te he echado tanto de menos!
- Siento no haber estado aquí cuando padre falleció.
- ¿Te quedarás? ¿No irás a volver a Barona con todo lo que ha pasado? Eres el líder de esta manada por derecho.
- No lo sé, necesito tiempo para pensarlo.

El joven león dedicó el resto del día a meditar su decisión. Estar de nuevo en la cueva en la que había vivido tanto tiempo siendo un cachorro, lo llenaba de nostalgia y recuerdos, tanto buenos como malos. Al atardecer, mandó llamar a Frederic.

- ¿Mi señor Asbel? –el viejo león mayordomo se acercó al joven pelirrojo.
- Frederic, seré el líder de la manada de Lhant, es lo que mi padre hubiera querido, se acabó el escapar de mis responsabilidades.

Al día siguiente, se reunió con Bailey para discutir estrategias para expulsar definitivamente a los leones de Fendel de su territorio. Acordaron atacar al anochecer, al tener la ventaja sobre el terreno, planificaron una estrategia usando las cuevas naturales de la costa como escondite.
Cheria y la leona igual a Sophie se sumaron al pequeño grupo emboscador de Asbel, solo necesitaban que el tiempo pasara y los leones de Fendel bajaran la guardia para poder atacar.

- Sophie, no te alejes demasiado –llamó Asbel a la leona.
- ¿Cómo la has llamado? –preguntó Cheria inquisitiva.
- Necesita un nombre –concluyó el pelirrojo.

La joven leona regresó con una flor lila al escondite. Una sopheria.

- ¿Qué flor es esta? –preguntó.
- Es una sopheria –le explicó Cheria- El nombre de Sophie viene de ahí.
- Sophie… Asbel me llama Sophie.

Pronto, el sol se ocultó y los leones de Lhant iniciaron su ataque… Solo que no había nadie a quién atacar en el que hasta esa misma tarde había sido el lugar donde la gran mayoría de leones de Fendel se tumbaban a recuperar fuerzas. Ni una sola alma, eso solo podía significar una cosa: habían tomado el otro camino hacia Lhant mientras ellos preparaban su emboscada.

- ¡Maldita sea! ¡Nos la han jugado! ¡Debemos de volver rápido con el resto de la manada! ¡Lhant está bajo ataque!

Asbel dio la orden y todos los leones corrieron a defender sus tierras. Pelearon contra los leones invasores, aunque estos demostraban más habilidad y ganaban rápidamente terreno.

- ¡Se aproximan más leones desde el este! –alguien gritó.

Un gran grupo de leones se acercaba a los combatientes, la mayoría de sus pelajes presentaban tonos castaños, no como los dorados tan presentes en los leones de Lhant o Barona, o los colores crema de los leones de Fendel. Estos leones parecían curtidos y capaces de camuflarse en la áspera tierra desértica. No eran ni de un ejército ni del otro. Eran leones de Strahta, la capital del desierto.
El león que parecía el líder, dio la orden de ataque y los leones del desierto se lanzaron sobre los leones de la nevada Fendel.

- ¡No puede ser! –exclamó Asbel al reconocer al líder- ¿Hubert? ¿Eres tú?



Chan chan chaaaaan :v
Os debo un Hubert porque perdí la imagen que tenía hecha desde antes que abandonara el fic y no recuerdo en que carpeta del pc metí mis bases y recoloraciones
(Lo haría más largo, pero mañana trabajo y me duermo hasta de pie de lo cansada que ando)

__________________________________________________________



Image HTML map generator
We're always aiming
for somewhere even higher



☼ Biblioteca de Ashe ☼
Pequeña Guía para el Escritor
avatar
Ashe
Mikleo fan
Mikleo fan

Mensajes : 1510
Fecha de inscripción : 17/04/2013

http://nivers-t.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por KIRAN27 el Dom Mar 12, 2017 12:27 pm

buen capitulo hermana lider ashe me alegro que hayas seguido tomate el tiempo que necesites y me gusto mucho el capitulo sera emocionante para hechos saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermana lider ashe nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9259
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: Cuento del Futuro (fanfic)

Mensaje por Anyyi el Dom Abr 23, 2017 12:46 pm

¡Uf! lo que me perdi! D: espero que continues la historia ¡Me esta encantando! Very Happy tenias razon, cada vez hay mas accion y a la vez me deja con mas dudas ¿Que pasara? O_O
avatar
Anyyi
Nivel 10
Nivel 10

Mensajes : 1828
Fecha de inscripción : 15/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.