Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¡Hola a toda la manada!
Hoy a las 8:45 pm por Neyra

» ¿Qué estás escuchando ahora mismo?
Hoy a las 5:58 pm por Amani Kaze

» El Otro Lado De La Moneda [Historia Propia]
Hoy a las 5:42 pm por QueenSara

» Elige tu historia. [Concurso de Rol]
Hoy a las 5:41 pm por Peter

» ¿Cuál es la mejor versión?
Hoy a las 3:53 pm por Kopa-Love

» [CONCURSO] Diseños de fondo para proyecto de animación
Hoy a las 3:23 pm por Kopa-Love

» Taller Especializado de Peter~. [Edición y coloreado de Bases]
Hoy a las 12:29 pm por Peter

» La pureza en mi Universo. [Rol privado~Peter~Dash~Zyah~ 1 persona más.]
Ayer a las 10:06 pm por Peter

» feliciades hermano Dark Mheetu
Ayer a las 4:34 pm por KIRAN27

» ¿Por qué lloramos si reímos mucho?
Ayer a las 4:07 pm por KIRAN27

» Un nuevo amanecer. [Rol público]
Ayer a las 11:56 am por Mushikin

» El último rugido
Miér Mar 22, 2017 8:23 pm por Cyonix

» mi vida un misterio
Miér Mar 22, 2017 7:47 pm por Leiza

» ¡Hola chicos! Soy nueva en la manada
Miér Mar 22, 2017 5:47 pm por REINA NALA

» Vitani History
Miér Mar 22, 2017 4:05 pm por princesstwivinecadenza

» La Historia De Sky [Fan-Fic]
Miér Mar 22, 2017 4:02 pm por princesstwivinecadenza

» White Blood
Miér Mar 22, 2017 12:38 pm por KIRAN27

» Los 7 museos sobre dinosaurios que debes visitar
Mar Mar 21, 2017 11:33 am por KIRAN27

» felicidades hermana princesa101
Mar Mar 21, 2017 11:00 am por KIRAN27

» Lian's Story (Fan Fiction)
Mar Mar 21, 2017 8:03 am por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (9038)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5402)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3256)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2522)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Historias para Llorar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias para Llorar

Mensaje por Lucy-Nyan el Sáb Mayo 18, 2013 1:32 pm

Holis Smile
Les quiero publicar historias para llorar,me puse sentimental.
En fin,ahi va.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
1:Carmencita


Esta es una historia que te va a emocionar y dice asi:

Papito..., ¿cuánto me amas?

El día que mi Hija nació, en verdad no sentí gran
alegría por que la decepción que sentía parecía ser
más grande que el gran contecimiento que representa
tener una hija: ¡Yo quería un varón!

A los dos días de haber nacido, fui a buscar a mis
dos mujeres, una lucía pálida y agotada y la otra
radiante y dormilona.

En pocos meses me dejé cautivar por la sonrisita de
mi Carmencita y por la infinita inocencia de su mirada
fija y penetrante, fue entonces cuando empecé a amarla
con locura. Su carita, su sonrisita y su mirada no se
apartaban ni por un instante de mis pensamientos, todo
se lo quería comprar, la miraba en cada niño o niña,
hacía planes sobre planes, todo sería para mi Carmencita.

Este relato era contado a menudo por Randolf, el
padre de Carmencita y Yo también sentía gran afecto
por la niña que era la razón más grande para vivir de
Randolf, según decía el mismo.

Una tarde estaba mi familia y la de Randolf haciendo un picnic a la orilla de un río cerca de casa y la niña entabló una conversación con su papá, todos escuchábamos:
- Papi,... cuando cumpla quince años, ¿cuál será mi regalo?
- Pero mi amor, si apenas tienes diez añitos, ¿no te
parece que falta mucho para esa fecha?
- Bueno papito,... tu siempre dices que el tiempo pasa volando, aunque yo nunca lo he visto por aquí.
La conversación se extendía y todos participamos de
ella. Al caer el sol regresamos a nuestras casas.

Una mañana me encontré con Randolf enfrente del colegio donde estudiaba Carmencita quien ya tenía
catorce años. Randolf se veía muy contento y la
sonrisa no se apartaba de su rostro. Con gran orgullo
me mostraba las calificaciones de Carmencita, eran
notas impresionantes, ninguna bajaba de diez puntos y
los estímulos que les habían escrito sus profesores
eran realmente conmovedores. Felicité al dichoso papá.
Carmencita ocupaba toda la alegría de la casa, en la
mente y en el corazón de la familia, especialmente en
el de su papá.

Fue un domingo muy temprano cuando nos dirigíamos a
misa, cuando Carmencita tropezó con algo, eso creíamos
todos y dio un traspié. Su papá la agarró de inmediato
para que no cayera... Ya instalados en la iglesia,
vimos como Carmencita fue cayendo lentamente sobre el
banco y casi perdió el conocimiento.
La tomamos en brazos, mientras su papá buscaba un
taxi hacia el hospital.
Allí permaneció por diez días y fue entonces cuando
le informaron que su hija padecía una grave enfermedad
que afectaba seriamente su corazón, pero no era algo
definitivo, qué debía practicarle otras pruebas para
llegar a un diagnóstico firme.
Los días iban pasando, Randolf renunció a su trabajo
para dedicarse al cuidado de Carmencita, su madre quería hacerlo pero decidieron que ella trabajaría, pues sus ingresos eran superiores a los de él.

Una mañana Randolf se encontraba al lado de su hija,
cuando ella le preguntó:
- Voy a morir, ¿no es cierto? ¿Te lo dijeron los
doctores?
- No mi amor... no vas a morir, Dios que es tan
grande, no permitiría que pierda lo que más he amado
sobre este mundo, respondió el padre.
- ¿Van a algún lugar?
- ¿Pueden ver desde lo alto a su familia?
- ¿Sabes si pueden volver? preguntaba su Hija.
- Bueno hija,... en verdad nadie ha regresado de
allá a contar algo sobre eso, pero si yo muriera, no
te dejaría sola, estando en el más allá buscaría la
manera de comunicarme contigo, en última instancia
utilizaría el viento para venir a verte.
- ¿Al viento? ¿Y cómo lo harías?
- No tengo la menor idea hijita, solo sé que si
algún día muero, sentirás que estoy contigo, cuando un
suave viento roce tu cara y una brisa fresca bese tus
mejillas.
Ese mismo día por la tarde, llamaron a Randolf, el
asunto era grave, su hija estaba muriendo. Necesitaban
un corazón, pues el de ella no resistiría sino unos
quince o veinte días más: ¡UN CORAZÓN!
- ¿Dónde hallar un corazón?
- ¡Un corazón!
- ¿Dónde... Dios mío?

Ese mismo mes, Carmencita cumpliría sus quince años.
Y fue el viernes por la tarde cuando consiguieron un
donante, una esperanza iluminó los ojos de todos, las
cosas iban a cambiar.
El domingo por la tarde ya Carmencita estaba operada, todo salió como los médicos lo habían
planeado. ¡Éxito total! Sin embargo, Randolf todavía
no había vuelto por el hospital y Carmencita lo
extrañaba muchísimo. Su mamá le decía que ya todo
estaba muy bien y que su papito sería el que
trabajaría para sostener la familia.
Carmencita permaneció en el hospital por quince días
más, los médicos no habían querido dejarla ir hasta
que su corazón estuviera firme y fuerte y así lo
hicieron.

Al llegar a casa todos se sentaron en un enorme sofá
y su mamá con los ojos llenos de lágrimas le entregó
una carta de su padre:
"Carmencita, hijita de mi corazón: Al momento de leer mi carta, ya debes tener quince años y un corazón fuerte latiendo en tu pecho. Esa fue la promesa que me hicieron los médicos que te operaron. No puedes imaginarte ni remotamente cuánto lamento no estar a tu lado en este instante.
Cuando supe que ibas a morir, decidí dar respuesta a una pregunta que me hiciste cuando tenías diez añitos y a la cual no respondí. Decidí hacerte el regalo más hermoso que nadie jamás haría por mi hija... Te regalo mi vida entera sin condición alguna, para que hagas con ella lo que quieras.
- ¡¡Vive hija!! ¡¡Te amo con todo mi corazón!! "
Carmencita lloró todo el día y toda la noche. Al día
siguiente fue al cementerio y se sentó sobre la tumba
de su papá. Lloró como nadie lo ha hecho y susurró:
- "Papi... ahora puedo comprender cuanto me amabas.
Yo también te amaba y aunque nunca te lo dije, ahora
comprendo la importancia de decir "Te Amo" y te
pediría perdón por haber guardado silencio tantas
veces".
En ese instante las copas de los árboles se mecieron
suavemente, cayeron algunas hojas y florecillas, y una
suave brisa rozó las mejillas de Carmencita, alzó la
mirada al cielo, intentó secar las lagrimas de su
rostro, se levantó y emprendió el regreso a su hogar.
Fin
---------------------------------------------------------------------------------------------------
2:Salem

Todavía no tenía treinta años cuando tuve mi primer hijo, todavía me acuerdo de esa noche.

Como siempre estaba hasta muy tarde con el grupo de amigos hablando de tonterias y de cosas no correctas y normalmente era yo el que se encargaba de hablar mal de gente y hacer reir a mis colegas.

Y como me burlaba de todo el mundo, mucha gente me evitaba para que no me burlase de ellos
Recuerdo que en aquella noche me burle de un ciego que mendigaba en el mercadillo

y puse mi pie enfrente de él para tirarle al suelo y así divertirnos

Volví a casa muy tarde, como siempre, y encontre mi mujer esperándome, pero estaba en muy mal estado, y me preguntó:
"¿Rashed dónde estabas?"

Le dije burlándome: "En Marte...", por supuesto con mis amigos

Calló una lágrima en su mejilla.

Sentí que había ignorado a mi esposa, al no estar más tiempo con ella en su último mes de embarazo

La llevé al hospital. Durante muchas horas sufrió los dolores del parto esperando para dar a luz Yo estaba esperando pero me cansé de esperar y me fui a casa. Dejé mi telefono para que me dieran la buena noticia.

Después de una hora me llamaron para avisarme de que mi hijo Salem había nacido
Me fui rápido para el hospital, pero cuando me vieron no quisieron decirme en que habitación estaban y

me dijeron que fuera a hablar con la doctora de mi mujer.

Les grité que quería ver a mi hijo primero pero

insistieron en que fuera a ver a la doctora primero


me dijo que mi hijo tenía alguna deformidad en sus ojos y que parecía ciego.
Bajé mi cabeza controlando mis lágrimas y me acordé de aquel ciego del mercado que había tirado para reirnos de él

Alabado sea Allah, igual que haces te devuelve.

Me quedé calladito un poco, no sabía que decir y

me acordé mi esposa y mi hijo, y me fui para ver mi mujer

Mi mujer no estaba triste porque era muy creyente y tenía mucha fe,

y siempre me aconsejaba no hablar mal de la gente o burlarme de ellos.

salimos del hospital con nuestro hijo Salem, y la verdad es que no me interesaba mucho,

era como si no estuviera y cuando lloraba huia a la sala para dormir,

Mientras mi mujer lo quería mucho y lo cuidaba mucho

yo no lo odiaba pero no lo quería.,

Mi hijo creció y empezó a gatear, pero lo hacía raro.

Y cuando llegó al año intentó andar y nos dimos cuenta de que era cojo y

así más manía le tuve. Después mi mujer tuvo otros dos hijos Omar y Jaled.

Pasaron los años y Salem creció y también sus hermanos,

yo seguía sin quedarme mucho en casa, siempre estaba con mis amigos

y era como una muñeca en sus manos


Mi mujer no se cansó nunca de guiarme al bien y de suplicar a Dios que me guie,

no se ponía nerviosa con todo lo malo que hacía,

aunque se ponia triste por verme ignorando a mi hijo Salem y estar más por sus hermanos.ر

Pasaron más años y no rechacé la petición de mi mujer

de ingresar a mi hijo en un colegio especializado para inválidos,

los años pasaban y yo seguía igual.
Un viernes, me levanté a las 11, y todavía me quedaba mucho tiempo para el banquete al que estaba invitado. Me puse la ropa y me perfumé, y mientras estaba saliendo vi a mi hijo Salem llorando fuertemente en la sala.

intenté ignorarle pero no pude, le miré y le pregunté: "¿Por qué lloras?

y al darse cuenta que estaba cerca de él, empezó a tocar con sus manitas para alejarse de mi.>Parecía que quería decirme: "Ahora te has dado cuenta de que estoy, después de diez años".

Le seguí mientras se dirigía a su habitación.

Al principio rechazaba decirme por qué lloraba, pero cuando me puse cariñoso con él,

empezó a contarme y yo le escuchaba temblando.

Su hermano Omar que siempre le acompañaba para ir a la mezquita había tardado,

y como era la oración del viernes tenía miedo de no encontrar sitio en la primera fila.

Por eso, cuando llamó a su hermano y a su madre, y nadie le contestó, empezó a llorar


Miraba sus lágrimas cayendo de sus ojos y no aguanté escuchar el resto de sus palabras,

por eso puse la mano en su boca y le dije: "¿Por eso llorabas?

Me dijo: "Sí".

Me olvidé del banquete y los amigos, y le dije: "¿Sabes quien te va a llevar a la mezquita hoy?.

Respondió: "Seguro que Omar pero siempre tarda"

Le dije no, yo voy a llevarte, al escuchar, c reyo que era una de mis bromas y nuevamente comenzo a llorar
Le sequé las lágrimas con mi mano, y le cogí de la mano para acompañarle con el coche,

pero él rechazó y me dijo que la mezquita estaba cerca y que él prefería ir andando a la mezquita.

No recordaba cuándo era la última vez que había entrado en una mezquita,

pero era la primera vez que sentía miedo y arrepentimiento de todo el tiempo que ha había pasado

La mezquita estaba llena. pero encontré sitio para Salem en primera fila,

escuchamos el discurso del viernes y yo rezé a su lado.

Iba a ignorar su petición, pero le di el Corán para que no se sintiera mal.

Me pidió que abriese el Corán en la sura de La Cueva. Es aconsejable leer este sura cada viernes.

Le busqué la sura.

sentía ganas de llorar pero intenté controlarme, pero no pude y empezé a llorar

Era mi hijo Salem, le abrazé, le miré y pensé que no era él el ciego,

sino yo, el que seguía a mis amigos que me arrastraban hacía el camino del infierno.

Volvimos a la casa. Mi mujer estaba precupada por Salem,

pero su precupación se convertió en lágrimas cuando supo que yo había rezado el viernes.

Desde ese día no dejé de rezar las oraciones en la mezquita, y tuve nuevos amigos buenos y olvidé a mis ex-amigos.

Empezé a leer mucho el Corán y a rezar más, y fui a clases de religión.

Dejé todo lo malo que hacía anteriormente. Me sentí más cerca de mi familia.

Desapareció la mirada de tristeza y de miedo de mi mujer.

Mi hijo Salem, con una sonrisa como si tuviera todo el mundo en sus mano, dió gracias a Allah por todo eso.

Un día mis amigos tomaron la decisión de viajar para explicar y hablar del Islam en zonas lejanas.

No sabía que hacer, rezé, consulté a Dios y le pregunté a mi mujer qué opinaba, yo pensé que iba a rechazar, pero ella aceptó.

Se puso contenta y me animó, porque yo antes nunca le consultaba y viajaba sin decirle para hacer todo lo malo.fui a mi hijo Salem para contárselo, me abrazó y se despidió de mi.

pero Salem siempre estaba en el colegio o en la mezquita, le hechaba mucho de menos, quería escuchar su vozY cada vez que decía a mi mujer que la hechaba mucho de menos se reía de felicidad, excepto la última vez, su voz era diferente.

Le dije. "Le das mis saludos a Salem". Me respondió: "Vale" y se quedó callada.

Finalmente regresé a casa. Llamé a la puerta. Deseaba que Salem me recibiera, pero me abrió la puerta mi hijo Jaled,

le abrazé y él gritaba:"Papá, papá, papá,...". Pero no me sentí bien.

La contemplé bien y le pregunté: "¿Qué te pasa?"

Me contestó: "Nada."

Me acordé de Salem y pregunté : "¿Dónde está Salem?"

Bajó la cabeza y no contestó. Cayeron lágrimas de sus ojos.

Mi mujer no guantó, casi se caía al suelo de tanto llorar. Salí de la habitación.

Despues supe que habia tenido una fiebre muy alta y habia muerto.

Cuando sientas que la Tierra es tan pequeña y sientas que estás ahogado de lo que llevas, llama a Allah. Si no ves salidas ni caminos ni esperanzas llama, suplica a Allah.

Allah quiso guiar al padre de Salem a través de su hijo vivo y muerto

Esta es la historia que ha contado Jaled, el hermano de Salem, que ahora es un famoso especialista de la religion islámica.

Fin
----------------------------------------------------------------------------------------------------
Esa fue la ronda de Historias Tristes,voy a poner mas pero Historias para Reflexionar Very Happy
A mi simplemente mi hizo llorar un poco la segunda.
Digamne cual les llego



avatar
Lucy-Nyan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 24/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias para Llorar

Mensaje por vitani935023 el Dom Nov 10, 2013 9:53 am

ay me hiso llorar muchoo pero deje de llorar porque no tenia mas agua de tanto que llore jeje
avatar
vitani935023
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 403
Fecha de inscripción : 19/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias para Llorar

Mensaje por KIRAN27 el Dom Nov 10, 2013 12:35 pm

buena historia te felicito me emociono espero que hagas mas historia como esta saludos y rugidos Very Happy Smile Cool Wink :shenzi: :edd: :hula:
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9038
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias para Llorar

Mensaje por Siilvitannii el Dom Nov 10, 2013 3:09 pm

no me decido Very Happy las dos fueron muy tristes Sad , em puedo publicar una historia??

mi esposa había dado luz a mi hijo , no me intereso , ni siquiera asistí a su nacimiento , todos felices llegaron a casa con el bebe en brazos , no quize verlo y me quede en el cuarto viendo la tv.  
Paso el tiempo , mi hijo ya sabia gatear , y en menos de lo que espere dio sus primeros pasos.
ya mi hijo cumplió siete años , un día estaba leyendo el diario en la sala y mi hijo vino y conversamos un poco y al final me dijo 
-papa cuando sea grande quiero ser igual  a ti...
mi esposa organizo una fiesta de cumpleaños para nuestro hijo que ya cumplia diez años de edad, yo le obsequie un balón y al otro día me pregunto
-papa puedo salir a jugar contigo??
-ahora no tengo tiempo hijo , debo trabajar
-esta bien padre,  otro día sera...

mi hijo termino la escuela , y dentro de menos partió para la universidad , y cuando volvió ya era todo un hombre ,estaba estudiado 
yo estaba jubilado junto a mi esposa y disfrutábamos de nuestra pensión
yo le pregunte
-hola hijo que bueno que estés de vuelta , quieres salir conmigo??
-me encantaría padre pero ahora no puedo , prometí salir con unos amigos , en otro momento sera , me prestas el auto??
yo asentí con la cabeza...

me sentía un poco solo así que decidí llamar a mi hijo por teléfono
-hola hijo , me pregunto si hoy podríamos salir a caminar al parque...
-eso me encantaría papa , pero no puedo , ahora tengo a mi familia , pero me alegro hablar contigo
y descanso la bocina en el teléfono.
Al colgar el teléfono me dije a mi mismo


mi hijo lo logro , era igual a mi...


PD: nos se si habrán oído esta historia pero me la dijo mi profesora en la clase de religión ^^
avatar
Siilvitannii
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 485
Fecha de inscripción : 29/06/2012

http://siilvitannii.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias para Llorar

Mensaje por Ryuzaki Rocha el Dom Nov 10, 2013 4:34 pm

fueron muy conmovedoras las historias y no me han hecho llorar ni un cambio de emoción pero si me gustaron espero mas n.n
avatar
Ryuzaki Rocha
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 713
Fecha de inscripción : 28/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.