Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» felicidades hermano kovu19
Hoy a las 12:56 pm por KIRAN27

» felicidades hermana tama
Ayer a las 4:13 pm por KIRAN27

» Amanecer - El reino de Kovu
Mar Mayo 23, 2017 1:07 pm por Kushnoff

» felicidades hermana wilmarys
Lun Mayo 22, 2017 4:05 pm por KIRAN27

» El último rugido
Dom Mayo 21, 2017 12:11 pm por KIRAN27

» felicidades hermana desta
Dom Mayo 21, 2017 5:29 am por KIRAN27

» felicidades hermano nuka
Dom Mayo 21, 2017 5:20 am por KIRAN27

» Aprende a dibujar animales
Sáb Mayo 20, 2017 5:46 pm por Ayelen

» La Vida en PrideLands (FIC)
Vie Mayo 19, 2017 3:03 am por KIRAN27

» Crónicas de una cicatriz
Miér Mayo 17, 2017 12:32 pm por Zyah

» felicidades hermana akari
Miér Mayo 17, 2017 8:34 am por KIRAN27

» el legado de Taka/Scar(Fic)
Miér Mayo 17, 2017 6:00 am por KIRAN27

» El vestido que soñó con amar: Basado en hechos reales.
Miér Mayo 17, 2017 12:39 am por BUDNAFAKAT

» ¿Que es lo que màs te gusta de ELDS?
Mar Mayo 16, 2017 6:00 pm por TammiCat

» La Historia De Sky [Fan-Fic]
Dom Mayo 14, 2017 11:38 am por KIRAN27

» felciidades hermana whalia
Dom Mayo 14, 2017 9:26 am por KIRAN27

» Kushnoff's Gallery
Dom Mayo 14, 2017 9:08 am por Naranjada

» felicidades hermana vanessa14
Dom Mayo 14, 2017 9:06 am por KIRAN27

» felicidades hermano Shimming
Sáb Mayo 13, 2017 11:07 am por KIRAN27

» felicidades hermana cM4ever
Jue Mayo 11, 2017 4:23 pm por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (9187)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5412)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3266)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Mayo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Correcto El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Dom Mayo 12, 2013 4:26 am

Esta es mi primera historia pero cambiada. He cambiado tanto la extensión como algunas situaciones. Espero que os guste todos los cambios realizados.

Capítulo I:El Comienzo

Se despierta un nievo día en Pride-Lands, este día es diferente, no es un día cualquiera. Todos los animales lo sabían, se habría en la historia un nuevo capítulo, una nueva era. El paisaje era hermoso, el viento soplaba suavemente, moviendo las hojas de los árboles con un movimiento armónico inigualable. El caminar de los animales a la roca de la manada también creaba una escena magnífica. Ningún animal quería perderse ese acontecimiento, grandes, pequeños, todos querían ver a su nuevo príncipe.

Cada vez llegaban más y más animales a la roca de la manada, todos mirando hacia ella, observando lo que ocurría, esperando ese ansiado momento tan especial para todos, pero sobretodo para nuestro nuevo príncipe.

Al llegar Rafiki, todos se apartaban, dejando un pasillo, el cual se dirigía hacia la roca. Rafiki subió a la roca, y se dirigió hacia donde estaban todos los leones reunidos contemplando al pequeño cachorro, un cachorro que no sería como los demás, que al verlo Rafiki, en un pequeño instante se extrañó pero inmediatamente su mirada de extrañado cambiaría y sonreiría, tuvo que ver algo especial en la mirada de ese cachorro para cambiar de esa mirada de sorpresa a la de alegría. Rafiki era muy sabio, sabía lo que hacía y lo que le podía esperar.

Cuando Rafiki fue acercandose al límite de la roca, los animales empezaron a gritar de la emoción, todos estaban espectántes por ver cómo sería su nuevo príncipe, pero sin embrago, parecía que no se esperaban lo que vieron al final, cuando Rafiki alzó al pequeño príncipe, los animales se miraron uno al otro confusos, no era la clase de príncipe que se esperaban, era un cachorro "diferente" a los demás, era un cachorro blanco, con ojos azules y en los bordes de las orejas tenían un tono grisáceo, el viento agitaba su pelaje, mientras el pequeño cachorro miraba curiosamente el enorme paisaje que le quedaba por descubrir y el cual le iba a provocar numerosas aventuras.

Los animales de igual forma se inclinaron ante su nuevo príncipe, pero se encontraban muy confusos y con una pregunta, la cual cada uno de los animales presentes allí se hacían, ¿Por qué es blanco?.

Rafiki se dio cuenta de que aquellos animales se extrañaron, pero no sabía muy bien el por qué de esa sorpresa. Rafiki era muy sabio pero no podía entenderlo.

Simba, que estaba espectánte durante toda la ceremonia, también se dio cuenta de la sorpresa que se llevaron los animales. Sus años le hicieron adquirir sabiduría que le había transmitido, no sólo Rafiki, sino también la propia vida, pero aún así tampoco comprendía el por qué.

Rafiki fue a entregar el pequeño cachorro a sus padres. Ellos no se percataron de la reacción de los animales, al ser el gran día de su hijo. Sin embargo, Simba y Rafiki sí, y tras terminar de hacer el ritual propio, Rafiki se dirigió a Simba. Sólo con la mirada que tuvieron entre el uno y el otro bastaba para entenderse. Rafiki se acercó a Simba y los dos asintieron al mismo tiempo, luego Rafiki se dirigió a su hogar.

Timón y Pumba, que se encontraban al lodo de Simba, no entendieron muy bien lo que pasaba y por qué esa seriedad entre él y Rafiki. Esto despertó la curiosidad de ambos y tras estar observando a Kiara, Kovu y Kanu, que así es cómo lo llamaron, mimando a su hijo, Timón y Pumba miraron a Simba, Simba les miró también a ellos y dijo mientras miraba al horizonte.

-Las cosas no han ido como debían-

-Y ¿Cómo deberían haber ido?-Dijo Timón sin saber muy bien lo que estaba pasando.

-¿No habéis visto la reacción de los animales?-Dijo Simba esperándose lo peor.-Algo me dice que ellos no se esperaban esto ... Me temo que va a haber problemas-

Timón y Pumba siguieron con dudas ya que no sabían muy bien lo que ocurrió ni tampoco la reacción de dichos animales. Timón y Pumba se miraron y ambos, pues, se fueron inconformes.

Todo esto ocurrió al margen de Kiara, Kovu y Kanu. Los tres eran muy felices juntos. Ni Kovu ni Kiara vieron las caras de sorpresa de algunos animales. Sólo tenían ojos para su hijo.

Rafiki llegó a su casa, pero estaba más nervioso de lo normal, nunca le había pasado nada igual a él en todo lo que llevaba de vida, y al no tener experiencia ninguna, no tenía respuesta y eso le ponía muy nervioso. Mientras pintaba a Kanu en la pared decía unas pocas palabras entre dientes.

-Kanu, Kanu, Kanu, .... qué pasará contigo ....-Dijo Rafiki suspirando.-¡Espero que tú lo sepas!-Gritó al cielo, refiriendose a Mufasa, el cual le recibió con una fuerte brisa que lo tiró al suelo.

-Vale, vale, .... lo que tu digas ....-Dijo mientras se levantaba del suelo.

Lo que ocurriría era una incógnita, nadie sabía lo que iba a pasar ni tan sólo lo podían intuir. Lo único que podían hacer tanto Rafiki como Simba era esperar a que pase el tiempo. Además, para Simba el día de mañana iba a ser más complicado de lo normal. Cómo explicarle a tu hija que su hijo había sido recibido con esa sorpresa. Una madre no puede estar tranquila sabiendo que su hijo muy probablemente iba a tener problemas.

Simba y Rafiki debían desconectar y dejar que pasara el tiempo, ambos decidieron dejar esto atrás y no decir nada de lo que presentían. Ambos sabían que esta decisión no era muy buena, ya que era huir de algo que tarde y temprano sucedería, pero eran momentos de felicidad en la manada y no había el por qué de estropearlo.

Los años pasaron y efectivamente, las sospechas de Rafiki y de Simba de que iba a haber problemas, aparecieron. No iba a ser fácil la vida de nuestro pequeño cachorro.

Este es el primer capítulo. Espero que lo disfrutéis. Por favor decidme vuestra opinión/sugerencia para mejorar mi historia. Muchas gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Lun Mayo 13, 2013 5:10 pm

Capítulo II:El Regreso de Zira

Mientras en las fronteras del reino, Zira vuelve para vengarse por todo lo que le causó Simba, el hambre que pasó, las pérdidas que tuvo, como la pérdida de su querido Nuka, aplastado por un derrumbamiento. La muerte de su hijo no iba a quedar en vano.

Tenía las ideas muy claras, sabía lo que quería. Todo su odio era lo que la mantuvo viva durante todo lo que le ocurrió tras su caída por el acantilado hacia el río. Zira no quería darle el gusto de que muriera tan pronto, ella quería cobrar su venganza, pero no lo iba a tener tan fácil. Sabía que ella sola no podía hacer nada. Pensó varios días haciéndose una y otra vez la misma pregunta, ¿Cómo vengarse?.

Zira no tuvo mas remedio que pedir ayuda a las hienas, ellas eran las únicas las cuales podían ayudar. Sin embargo, no podía presentarse ante las hienas de esa forma, tenía que dar miedo, ser más poderosa, ... sólo así conseguiría el apoyo que quería de las hienas.

Tras salir del río le costaría un par de años conseguir ese poderío, los mismos años que tardaron en tener Kiara y Kovu su hijo.

En ese momento, Zira ya se encontraba fuerte y poderosa. Se dirigió hacia donde se encontraban las hienas viviendo en ese momento. Las hienas, al ver a Zira, se quedaron estupefactas, no sabían cómo había conseguido sobrevivir y qué estuvo haciendo tantos años desaparecida.

En un primer lugar las hienas se tomaron todo esto a broma, para ellas, Zira no tenía poder ninguno, había perdido todo el prestigio que tenía. Pero pronto lo ganaría, sólo bastaba con ver la cara de Zira para saber que ella no estaba por allí de paso, que ella quería más y no iba a descansar hasta que lo obtuviera.

Mientras Zira se acercaba hacia la roca más alta, las hienas murmuraban tras su paso, no se podían creer que aún siguiera viva.

-Mirad ... es Zira ... pero no había muerta ...-

Tras escuchar este murmullo Zira se volvió hacia aquella hiena que dijo aquel murmullo.

-¡Me ves muerta!-Dijo Zira muy enfadada, mientras se abalanzaba contra ella.

La hiena, que tenía a Zira encima suya, no podía hablar del pánico, lo único que pudo hacer fue temblar al ver esa mirada de odio que tenía Zira. Zira no iba a malgastar su odio con una hiena cualquiera, ella quería tener un cara cara con Simba. Zira se quitó de encima de la hiena y rápidamente subió a la roca más alta.

-¡Hienas, he vuelto para ayudaros y guiaros a la victoria contra Simba y su reino-

Zira se sentía muy poderosa, ninguna hiena dijo nada, todas tenían miedo, pero alguien tenía que poner al corriente a Zira.

-Eeehhh ... Zira, Simba ya no es el rey-Dijo una hiena temerosa de por lo que le pudiera pasar.

Zira volvió su cabeza hacia la hiena que dijo eso y pregunto.

-¿Entonces quién es?-Dijo con voz estremecedora.

-Es .... Kovu ....-Respondió la hiena escondiéndose detrás de una piedra para que no le hiciese nada.

Zira se quedó quieta durante unos segundos y soltó una carcajada, la cual pareció relajar a todas las hienas e hizo que las hienas también se rieran. Pero esa alegría duraría poco, porque Zira dejaría de reir y empezaría a gritar.

-¡Kovu!-

Las hienas se dejaron de reir y se paralizaron tras ese grito.

-Cómo puede ser rey ese traidor .... al final a llegado lejos y todo .... de todas formas también tengo cuentas pendientes con él ...-

-¿Pero como has sobrevivido?-Preguntó una hiena sólo por curiosidad.

La respuesta de Zira fue muy clara y precisa.

-hace falta mas que un riachuelo para acabar conmigo ...-

Zira, por lo que vio, no tenía mucha información de lo que había pasado en esto dos años.

-Bueno contarme que ha pasado después de todo este tiempo-

-Kovu ha tenido un hijo con Kiara que ahora es el nuevo príncipe ....-

Zira rugió y dijo.

-Simba y Kovu no sólo me quitaron a mis hijos si no también mi manada ..... es hora de pasarlo bien ....-

Este es el siguiente capítulo espero que os guste. Por favor dejar vuestras opiniones/sugerencias. Muchas gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por Raven el Lun Mayo 13, 2013 5:37 pm

Veo que has mejorado tu forma de escritura en varios aspectos, me agrada como relatas ahora, y como recomendación solo te diría que trates de no repetir tanto los nombres, como lo es el caso de el primer capitulo con "Rafiki" de ahí en mas todo me parece excelente.
avatar
Raven
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 560
Fecha de inscripción : 22/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por Kc lioness el Lun Mayo 13, 2013 7:42 pm

hola vi tu fic y me encanto es pero que sigas , no tengo muchas palabras que decir y lo unico que dire es

rugidos
avatar
Kc lioness
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 04/04/2013

http://mundonaruto.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Miér Mayo 15, 2013 4:59 pm

Capítulo III: El Comienzo de los Problemas.

Pasaron los años, Kanu creció y tenía unas ganas inmensas por conocer todo el mundo que tenía por delante, conocer nuevos amigos a parte de Niara, una pequeña leona que creció junto a el, pero tanto Kanu como Niara, querían explorar aquel mundo y conocer más amigos.

Ambos pidieron permiso a sus madres para salir fuera y poder ir a hacer amigos. Cuando les dejaron, se fueron hacia donde se reunían todos, dónde jugaban. Kanu era un poco tímido y no se atrevía a ir hacia dónde estaban todos, Kanu siempre había jugado en casa con Niara y nunca con otros animales, pero Niara le ayudó a quitarle esa timidez.

Cuando llegaron, los pequeños animales nunca habían estado con un león igual que Kanu, era el único león blanco. Esto despertó la curiosidad de los animales que se acercaron a Kanu mirándole fijamente cada parte de su pequeño cuerpo, sus ojos azules, su pelo blanco, sus garras grises.

Algunos animales se quedaron asombrados por la belleza de Kanu, nunca había un león así, blanco, con ojos azules, era hermoso. Otros, sin embargo, lo tenían como algo extraño, fuera de lo normal, aún así, no dijeron nada, se quedaron callados observándolo. Kanu se percató de que le estaban mirando fijamente y se puso nervioso.

-Eeemmm .... ¿Hola?-Dijo Kanu intentando romper esa situación en la que se encontraba.

Todos le miraron a los ojos y Kanu discretamente pidió ayuda a Niara.

-Niara ... ¿Qué hacemos?-

A lo que Niara respondió.

-Vamos a presentarnos ¿no?-

-Hola soy Niara y el es Kanu-Dijo Niara a todos los que le miraban.

-Hola-Repitió de nuevo Kanu.

Todos contestaron al mismo tiempo saludando tanto a Niara como a Kanu. Por ahora todo iba bien, nadie dijo nada de su "diferencia"con los demás leones, todos estaban conociéndose tranquilamente hasta que llegó Enzi, un cachorro mayor que Kanu y Niara, que por lo visto era el "jefe" de la pandilla.

-Dejarme ver al nuevo príncipe ...-Dijo mientras se acercaba hacia Kanu y Niara, dejándole los demás animales un pasillo. Cuando vio a Kanu, no pudo evitar reirse.

-¡JA! ¿Pero que te ha pasado?-Dijo Enzi metiéndose con él.

Kanu, que no sabía por qué decía eso, se quedó quieto y preguntó.

-¿Qué pasa?-

A lo que Enzi respondió.

-Que ¿Qué pasa? ... ¿tu te has mirado?-

-Si ... ¿Por qué lo dices?-Dijo Kanu muy inocente.

-Porque eres blanco-Dijo Enzi.

-Y .....-Salió Niara en defensa de Kanu.

-Pues que ningún rey ha sido blanco y, por lo tanto, no puede ser rey-Cuando Enzi dijo eso, se notó que tenía un poco de envidia hacia Kanu,¿porque iba a ser rey?, ¿por su belleza?, ... lo que estaba claro es que iba a seguir diciéndole cosas a Kanu.

-¡Eso es una tontería!-Dijo Kanu enfadándose-¿Por qué no puede ser rey?-

-Porque ser blanco seguro que simboliza que no eres fuerte-Dijo Enzi.

-Yo soy fuerte-Dijo Kanu muy seguro de si mismo.

-¿A si? ¿entonces por qué eres blanco?-Repitió nuevamente Enzi.

Niara se llevó a Kanu a casa, mientras Enzi gritaba.

-Y sal un poco a que te de el sol que te veo un poco pálido ...-Dijo provocando la risa de algunos que se encontraban allí.

A los que le parecía normal o hermoso no se atrevieron a defender a Kanu, por miedo a que a ellos también le insultasen, y decidieron reirse sin ganas, como si fuesen uno más.

Mientras Kanu y Niara se iban, Niara intentaba levantarle los ánimos a Kanu.

-No les eches cuenta-

Niara no sabía como animarle y durante el camino a casa ninguno de ellos habló lo más mínimo.

Cuando llegaron a casa, Simba y Kovu estaban hablando sobre el reino. Kovu quería aprender todo acerca de Simba, lo que le pasó en su infancia, como llegó a ser rey, y también, quería saber cómo ser un buen rey. Simba le contó todo lo que le pasó y cómo debería ser un rey, para que todo siga igual de bien que está.

Pero se dieron cuenta que Niara y Kanu llegaron tristes a casa, a lo que Kovu preguntó.

-¿Qué pasa hijo?-Kovu no obtuvo respuesta de Kanu y eso le preocupó y llamó a Niara para que le explicara qué le había pasado.

-Niara ven aquí ... ¿Que le ha pasado a Kanu?-

-Pues estábamos jugando hasta que vino un león y empezaron a decirle cosas ...-Dijo Niara cabizbaja.

-¿Qué tipo de cosas?-Preguntó Kovu muy preocupado.

-Pues cosas como que si era blanco, que no era fuerte, ...-

Kovu rápidamente se fue a buscar a Kanu, mientras que Niara le explicaba más a Simba. Niara le contó todo a Simba.

-Gracias Niara y muy bien hecho al defender a Kanu-Dijo Simba mientras que Niara se iba más feliz que antes. Simba llamó a Timón y Pumba y le explicó todo lo que pasaba, diciéndoles que busquen quién es el que le dice esas cosas a Kanu.

Kovu fue a ver a Kanu, que se encontraba tirado en el suelo mirando a una pared.

-¿Qué pasa hijo?-Dijo Kovu.

-Ya te he dicho que nada-Replicó Kanu, sin querer hablar del tema.

-Pues yo no lo creo así ...-Dijo otra vez Kovu

-Pues no te lo creas-Dijo Kanu entre morros

-Me parece que te lo voy a tener que sacar por las malas ...-Dijo Kovu mientras se acercaba a Kanu.

Kanu se levantó y dijo.

-No, no, por favor ....-Dijo Kanu suplicándole.

-Ya es demasiado tarde ....-

Y sin más demora se lanzó sobre Kanu haciéndole cosquillas.

-¿Me lo vas a decir?-

-No-Respondió Kanu entre risas.

-A pues entonces sigo-Dijo mientras le hacía más cosquillas.

-Vale, vale te lo digo-Dijo Kanu nuevamente entre risas y suplicándole que parase.

-Es que ... los otros .... dicen que no puedo ser rey ...-

-¿Por qué no puedes ser rey?-Preguntó Kovu

-Porque dicen que no soy fuerte al ser blanco ...-Dijo Kanu muy apenado.

-Bueno eso es una tontería .... ven vamos a dar un paseo ...-Dijo Kovu, llevándose a Kanu para hablar con él, era un buen momento para poner en práctica las enseñanzas de Simba.

Kovu habló con Kanu desde el atardecer hasta la noche, explicándole todo lo que le dijo Simba acerca de los reyes y del reino, le explicó que eso de ser blanco no le quita fuerza y que siempre, él iba a estar orgulloso de Kanu.

-Entonces, ¿no soy débil?-Dijo Kanu.

-Pues claro que no .... a no ser que seas una gallina y no luches contra mi-Dijo Kovu retando a Kanu.

-¿Ahora?-Dijo kanu.

-Si ahora .... que pasa ¿Tienes miedo?-

A Kanu se le cambió la cara y fue a atacar a su padre, Kovu, evidentemente, se dejaba ganar por Kanu y esto pues hizo que Kanu confiase mucho más en sí mismo.

-JAJA ... te gané-Dijo Kanu muy orgulloso.

-Ves como eres fuerte ...-

A todo esto Kiara vino a recordarles que ya era tarde para jugar

-Venga chicos vamos a casa ...-

-No seas aguafiestas-Dijo Kovu

-Si mama ... no seas aguafiestas ....-Dijo Kanu.

-¡Como! aguafiestas yo ... si total para lo que estáis haciendo-Dijo Kiara mientras se marchaba.

-Eso lo dice porque no nos gana-Dijo Kovu a Kanu, provocando la risa de él.

Kiara escuchó lo que dijo Kovu e inmediatamente se abalanzó sobre Kovu tirándole al suelo.

-Ves, ya te he ganado ...-

Y esto pues hizo más reir a Kanu.

-Bueno pero es porque me he dejado-Dijo Kovu excusándose. Eran momentos de alegría para aquella familia.

Por la mañana, los niños se fueron a jugar, Kanu con el miedo de por si le iban a decir algo, pero Niara le dijo que estaría allí para apoyarle y fueron los dos para allá.

Simba miró a Timón y a Pumba, para indicarles que siguieran a Kanu y a Niara. Cuando llegaron a allí, pasó lo mismo que la otra vez y lo mismo hicieron Kanu y Niara que fue marcharse de aquél sitio. Mientras que Timón y Pumba se quedaron para escuchar la conversación que continuaba.

-¡Eso no es normal, viene defectuoso!-Dijo Enzi otra vez más provocando la risa de los demás.

Algunos de los presentes salieron en defensa de Kanu, salieron aquellos que no les parecía tan raro, y los que en una primera vez tuvieron miedo, pero ya les parecía demasiado.

-Oye Enzi,te estas pasando un poco ¿no crees?-

A lo que contestó fríamente.

-No-

Al escuchar esto, Timón y Pumba ya sabían el nombre de aquel cachorro, que se metía con Kanu.

-mmmm ese tal Enzi tiene pinta de ser el problema .... ¡Corre Pumba vamos a decirselo a Simba!-Dijo Timón a Pumba

-¡¿Como, Correr?! yo solo corro si tengo una motivacion ...-Protestó Pumba

-Y si te digo que hay bichos-Dijo Timón intentando convencer a Pumba.

-¿cuántos bichos?-Replicó Pumba.

-muchos Pumba, muchos-responde Timon con un tono de cansancio

-¿biscosos y no crujientes?-Dijo Pumba.

-si Pumba biscosos .....-Dijo Timón.

-pues en marcha-

Y Pumba corrió como nunca antes lo había hecho

Cuando llegaron alli, Pumba freno en seco, lanzando por los aires a Timon, que fue a estamparse contra una roca. Timon se levantó furioso y le grita a Pumba.

-¡¿me puedes explicar por qué has parado en seco?!-

-Timon hemos llegado y aquí no hay bichos-dice Pumba enfadado

-pues claro que no hay bichos, estas tan gordo que si no te decia que habia bichos no corrias-Dijo Timón también muy enfadado

¡¿Como, gordo yo?! ¡ven aquí!-

Y empezaron a pelearse, hasta que llega Simba y Kovu, los cuales quieren saber ansiosamente que esta pasando, tanto por la pelea como por Kanu.

-chicos, chico ¿que pasa?-Dijo Simba muy preocupado

-me ha llamado gordo-refunfunñe Pumba

-me ha llamado gordo-dice Timón entre dientes y vacilando a Pumba

-chicos decidnos lo que ha pasado y dejad de comportarse como críos que ya sois mayorcitos-Grita Kovu desesperado y preocupado por su hijo.

-hay un tal Enzi ..... no hacia falta escucharle para saber que es muy irritante ...-Se explicó Timón

-¿Enzi? .... ¡El hijo de Maombi ...!-Grita Kovu muy enfadado.Y salió corriendo muy rápido.

Aquí tenéis es siguiente capítulo, espero que os guste. Podéis decirme cualquier opinión/sugerencia. Muchas Gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por Kc lioness el Jue Mayo 16, 2013 1:33 pm

oye me encanto el capitulo espero que lo siguas pero pobre kanu lo insultan mucho.
avatar
Kc lioness
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 04/04/2013

http://mundonaruto.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Vie Mayo 17, 2013 12:24 pm

Capítulo IV:Un Nuevo Enemigo.

Kovu se va muy enfadado hacia donde se encuentran todos los leones y leonas. Simba, sabiendo lo que podía suceder, decidió ir tras él para controlarle un poco. Kovu fue decidido a por Maombi, para parar de una vez por todas la situación en la que se encontraba Kanu. Timón y Pumba no sabían qué hacer y se quedaron durante varias segundos inmóviles mirándose el uno al otro.

-Timón ¿Qué hacemos?-Dijo Pumba muy confuso.

-No sé Pumba ....-Respondió Timón.

-Y si vamos tras ellos ....-Sugiriendo Pumba.

-Un momento Pumba déjame pensar ....-Timón se quedó pensando durante un tiempo-A ya lo sé vamos tras ellos-Dijo Timón.

Pumba en el fondo ya sabia que Timón lo iba a volver a hacer. Sin más dilación, Timón y Pumba fueron tras Simba y Kovu. Al llegar Kovu al lugar donde se encontraban reunidos gritó muy furioso.

-¡Maombi!-

De entre todas las leonas, salió un león, era Maombi, padre de Enzi. Maombi caminaba con un aire de chulería, lo cual enfurecía más aún a Kovu, que quería explicaciones de por qué su hijo se metía con Kanu.

-Kovu, kovu, kovu, ¿qué pasa ahora?-Dijo Maombi con un tono burlesco.

-Tú sabes perfectamente lo que pasa-Dijo Kovu bastante cansado de Maombi.

Todo ese griterío atrajo la atención de todo el mundo incluyendo tanto a Kanu como a Rafiki. Kanu desde la lejanía quería escuchar por qué su padre se peleaba con Maombi.

-no, no sé lo que pasa-Dijo Maombi desentendiéndose del tema.

-haz que tu hijo deje de meterse con el mio-Dijo Kovu.

-Que mi hijo se mete con el tuyo ....-Dijo sobresaltado-No tenía ni idea ....-Evidentemente Maombi sabía perfectamente lo que sucedía.

-¡mentira! ... Llevas, desde que fui rey, molestándome tanto a mi como a mi familia .... Te juro que algún día no me haré responsables de mis actos ....-Dijo Kovu, que se puso cara a cara con Maombi.

-uuuu que miedo que me va hacer un desterrado-Dijo Maombi, chuleándose de Kovu.

En este momento, Simba decide intervenir antes de que Kovu saltase al cuello de Maombi, el cual no se inmutó ante el intento de ataque de Kovu.

-¡Kovu detente!-Dijo Simba poniéndose en medio de Kovu y Maombi.

Kovu se detuvo y dejo hablar a Simba

-Maombi, tu comportamiento me resulta decepcionante, debes olvidar ese oscuro pasado-Dijo Simba.

Maombi no podía tolerar que un desterrado fuese rey y mucho menos que Simba lo aceptase.

-¡No pienso tener como rey a un desterrado!-Gritó Maombi.

Tras decir esto Kovu empezó a gruñir y a dar vueltas en circulos por la rabia contenida, Kiara fue hacia Kovu para intentar tranquilizarle. Mientras Simba intentaba hacer que Maombi lo comprendiera.

-Si sigues por ese camino jamás lo entenderás .... anda Kovu, vámonos ...-Simba decidió llevarse a Kovu antes de que pasara algo de lo que arrepentirse.

-¡¿Qué no entenderé el qué Simba ....?!-Gritó Maombi mientras que Simba y Kovu se retiraban. Maombi no era capaz de entender que aquella guerra entre ellos y los desterrados ya había terminado.

Todos los animales decidieron no intervenir, les parecía una situación muy violenta y eran ellos los que tenían que resolverlo. Maombi se fue muy enfadado también. A todo esto, Kanu escucho toda la discusión que tuvieron, se encontraba oculto tras unos arbustos, no muy lejos de ellos, pero nadie se dio cuenta de su presencia.

Kanu se sintió muy afectado por lo que ocurrió, nunca había visto a su padre así de enfadado, no comprendía nada de lo que discutían y mucho menos cuando llamó a su padre desterrado. Sintió que su padre estaba sufriendo, pero Kanu entendió mal ese sufrimiento. Creyó que sufría por haberle tenido, pero realmente, Kovu estaba sufriendo porque se metían con su hijo.

-A lo mejor el problema soy yo, y si soy yo, lo único que estoy haciendo es dar problemas a mi padre y a mi familia ... mejor me voy lejos de aquí ....-Kanu decidió irse del reino y dejar de darle problemas a su padre.

Kanu estaba confundido, él no daba los problemas, los problemas los daba Maombi y su hijo. Pero así fue como Kanu comprendió la pelea y tomó esa decisión.

Rafiki, estuvo atento a todo los movimientos de Kanu, supo al instante lo que pensó y lo que iba a hacer. Se quedó tan sorprendido de lo que ocurrió en tan poco tiempo que se quedó totalmente paralizado y lo único que hizo fue contemplar como Kanu se alejaba cada vez más del reino. Ya sólo podía pedir ayuda a Mufasa.

Aquí esta el siguiente capítulo,espero que os guste. Por favor dejar vuestra opinión/sugerencias. Muchas gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por Kc lioness el Vie Mayo 17, 2013 2:47 pm

oye me guste espero que sigas pero cre que maomi seria el desterrado ya que causa varios probleamas.
avatar
Kc lioness
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 04/04/2013

http://mundonaruto.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Lun Mayo 20, 2013 3:49 pm

Capítulo V:El Peor Día de la Manada.

Rafiki fue rápidamente a avisar a Kovu y a Simba. Fue tan rápido como pudo, a pesar de su vejez saltaba, corría, ... como nunca antes lo había hecho, la razón, el príncipe se iba del reino. Ya había bastantes problemas con la familia de Maombi para que ahora Kanu se marchara del reino.

-¡Como! Hay que buscarlo ahora mismo .... dentro de poco se hará de noche-Gritó desesperado Kovu, al saber la noticia de que Kanu se había ido.

-no puede ser .... mi pequeñín ...-Dijo Kiara medio llorando.

A penas tenía meses y ya se encontraba sólo ante la selva, sin que nadie le protegiera. No era una buena noticia para una madre.

-Vamos chicos hay que encontrarle-Dijo Simba, ejerciendo la labor de lider.

Pero ya era demasiado tarde, Rafiki tardó demasiado en avisar a Kovu y a Simba. Cuando fue a avisarles, Kanu ya se encontraba muy lejos del reino. Todos los leones y leonas se pusieron a buscar esa misma tarde, ya estaba anocheciendo, el sol se ponía lentamente, ocultándose tras el horizonte, caía hacia el horizonte al igual que caían las esperanzas de los leones por encontrar a Kanu.

Nadie sabía hacia donde iría un león tan pequeño, solo, sin que nadie le guiase y sin saber el terreno. Fue una noche terrible para la manada, llena de preguntas sin respuestas. Iba a ser muy complicado dormir esa noche, sobretodo para los padres, que aunque la manada se fuera a dormir, ellos siguieron buscándolo. Simba observaba desde lo más alto de la roca de la manada a Kovu y a Kiara, buscándo a su hijo sin encontrarlo. Simba no podía seguir contemplando esa escena y cabizbajo, se fue a dormir.

Esa misma noche Rafiki estuvo intentado saber hacia donde se ha podido dirigir Kanu, pero fue inútil, no encontró ni la mas mínima pista, por mucho que lo intentaba, sólo le quedaba una salida y era pedir ayuda a Mufasa. Rafiki miró al cielo estrellado-Mufasa que debo hacer ... he intentado de todo y nada da resultado ... La gente esta diciendo que se fue porque no es fuerte, porque es diferente ....-

Lo que dijo Rafiki era verdad, los rumores se extendieron en poco tiempo, en una misma tarde ya se decían cual eran las causas de su huida y así se lo hizo saber a Mufasa. Pero de repente, una fuerte brisa apareció, tirando a Rafiki al suelo y golpeándolo contra un árbol, del cual cayó una piedra y le golpeó en la cabeza rompiéndose en dos partes. Rafiki, confuso, se incorporó y cogió los dos trozos de esa piedra que le golpeó. Examinó esa piedra, y al examinarla se dio cuenta de algo, esa piedra, por fuera, era muy fea, diferente a otra piedra, pero descubriría que esa piedra era muy especial, ya que por dentro, era una piedra hermosa, inigualable, jamás había visto una piedra así.

En efecto, Rafiki, en un momento, pensó que era una piedra cualquiera, sin nada de especial, que sólo era diferente por fuera. Pero al descubrir lo que hay dentro de ella, se dio cuenta de que nada por fuera es igual que lo de dentro, que no todo lo que parece es como se ve.

-No todo lo que parece es como se ve mmm .... espero que tengas razón Mufasa ... espero que tengas razón ...-Dijo Rafiki mientras alzaba su mirada al cielo.

Mientras todo esto pasaba, Kanu se dirigía a lo que iba a ser su nueva aventura. Nunca se había alejado tanto del reino y no conocía esas tierras. Kanu iba muy atento a lo que le pasaba a su alrededor, presentía miradas que le observaban desde los arbustos. Kanu tenía mucho miedo,pero ya era demasiado tarde para volver.

Kanu encontró un pequeño charco junto a una pequeña zona fanganosa. Kanu se reflejó en aquél charco, a la luz de la luna, y vio su rostro, blanco. En ese instante pensó que todo fue culpa de ser blanco, que nada hubiera pasado si hubiera nacido del mismo color que cualquier otro león, el no quería ser blanco, el no lo eligió, el quería ser igual que otro. Miró a su izquierda y observó fango, sin pensarlo se lanzó hacia el manchándose por todas partes, intentando no dejar ningún lugar en blanco. Mas tarde se volvió a reflejar en el chaco, viéndose lleno de barro, y comenzó a llorar. Definitivamente Kanu no quería ser "diferente", quería ser uno más, pero si hubiera sido como uno mas, no viviría la aventura que le queda por delante.

Decidió alejarse un poco más pero sus pequeñas patas no podían aguantar más, y buscó alguna piedra que le sirviera de cobijo. Era la primera vez que iba a dormir solo, sin que nadie estuviera a su lado, dándole calor. Tenía miedo de que le pasara algo, pero poco le importaba, porque según él, quién lo iba a echar de menos.

A la mañana siguiente, para la manada iba a ser un día de búsqueda pero para Kanu el día iba a ser muy diferente.

La manada, a la salida del sol, empezaron a buscar. Kiara y Kovu eran los que mas nerviosos estaban, su hijo se encontraba solo en medio de la selva. Estuvieron buscando y buscando, sin ningún resultado, en este momento Kovu recordó por qué se había marchado Kanu, el cual se marchó por las constantes burlas de Maombi y Enzi.

Kovu, el cual pensó que nada de esto hubiera pasado si no le hubieran dicho nada, salió sigilosamente apartándose del grupo, para que nadie supiera lo que tenía entre manos, pero Kiara se percató de que se alejaba y decidió ir tras él.

-¡Kovu, a donde vas!-

Lo que ella no esperaba es que iba a enfrentarse con Maombi pero pronto lo averiguaría.

-¡Maombi, ya as conseguido lo que querías ... mi hijo se ha ido del reino ... Estarás contento!-Gritó furioso Kovu.

-Kovu déjalo no puedes hacer nada ... ni aunque seas el rey .... y ni aunque se lo merezca-Dijo Kiara mirando furiosamente a Maombi.

En ese momento aparece el hijo de Zazú

-Mi señor no tenemos pruebas para saber si Kanu se fue por su culpa ... no hay pruebas pero si es evidente ...-

A todo esto Maombi salió intentando defenderse de aquellos ataques.

-Yo que culpa tengo de que ese Kanu se tan débil que por un juego de niños se vaya ....-Dijo Maombi indagando más en la herida.

-¿tu crees que intentar marginar a alguien es un juego de niños?-Dijo Kiara.

-Como dije antes Maombi, ya tienes lo que querías .... gracias a ti he perdido a mi hijo ...-

Con estas últimas palabras de Kovu, se alejaron yéndose a su casa. Kovu, Kiara y el hijo de Zazú, que es el nuevo mayordomo, se fueron, todos muy tristes, sin saber que hacer, dando todo por vencido.

Mientras el día de Kanu sería muy diferente al día de la manada. Como dije antes, durmió al lado de una roca y solo, pero se despertaría en la misma roca y acompañado.

Este es el siguiente capítulo, espero que lo disfrutéis. Por favor dejad vuestra opinión/sugerencia. Muchas gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por Kc lioness el Lun Mayo 20, 2013 4:54 pm

Sad Sad Sad Sad pobre kanu nadie lo encuentra mas que todo me preocupa kiara y kovu por no encontrar a su hijo pero espero que lo encuentren

buen capitulo continualo plis
avatar
Kc lioness
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 04/04/2013

http://mundonaruto.forovenezuela.net

Volver arriba Ir abajo

Correcto re: el rey león 4 el reinado de kovu

Mensaje por yeye el Lun Mayo 20, 2013 6:37 pm

me encanto mejorado.... deberías publicar mas historias Very Happy .... pobre sito de kanu como lo ignoran y lo rechazan
avatar
yeye
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 11/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Miér Mayo 22, 2013 5:09 pm

Capítulo VI:Un nuevo amigo.

Al día siguiente, Kanu se despertaría pero acompañado de alguien. Ese alguien era Tyke, un elefante, el cual era "diferente". Le faltaba un colmillo. Tyke estaba dando un paseo cuando vio a Kanu, tumbado al lado de una piedra. Le atrajo su desagradable apariencia, ya que Kanu estaba repleto de barro y, además, Kanu hacía unos ruidos y movimientos extraños, tenía una pesadilla.

La pesadilla de Kanu era muy desagradable. Kanu estaba tranquilamente jugando con Niara, hasta que de repente, todo se volvió oscuro. Enzi y Maombi se metían con él, intentaba no escucharle y decidió marcharse con sus padres, pero al regresar con sus padres, ellos también se metían con él. Todos le rodeaban mientras le decían cosas horrorosas. Salió corriendo del círculo en el que se encontraba y huyó lejos de allí.

En ese momento fue cuando Tyke le despertó de una patadita leve y que hizo asustar a Kanu. Kanu se encontraba exhausto, respiraba con dificultad.

-Tranquilo no te voy a hacer nada-Dijo Tyke intentando tranquilizarle. Kanu le miró a los ojos, estaba confuso, le dolía mucho la cabeza, no había sido una de sus mejores noches.

-¿Que te pasa?-Dijo Tyke viendo que Kanu todavía estaba un poco nervioso. Kanu no contestó.

-Aahh ya sé ¿una pesadilla?-Volvió a comentar Tyke. Kanu sin decir palabra asintió con la cabeza. Tyke le miró con cara de agrado e intentó familiarizarse con él.

-Yo también tengo muchas pesadillas, no es malo porque luego te despiertas y ves que la pesadilla no es real-Dijo Tyke.

-La mia continúa aún estando despierto-Dijo Kanu apenado.

-Si me la cuentas a lo mejor puedo ayudarte-Dijo Tyke.

-No creo que puedas...-Mientras decía esto se fijó que a Tyke le faltaba un colmillo y Kanu muy curioso preguntó-¿Por qué te falta un colmillo?-

A lo que Tyke respondió-Te lo digo si me cuentas tu pesadilla-

-Vale, te la contaré. Yo estoy tranquilamente jugando con una amiga cuando vienen otros y empiezan a molestarme, entonces yo decido ir a pedir ayuda a mis padres y ellos también me dicen cosas muy feas. Al final huyo y fue cuando me despertastes ... -

Tyke se quedó muy apenado

-¿Y eso te pasó en la realidad?-Preguntó Tyke.

-No exactamente así...-Respondió Kanu.

-¿Y por qué se metían contigo?-Volvió a preguntar Tyke.

-Pues por ser blanco ... -Respondió Kanu agachando la cabeza.

-Y por eso estas lleno de barro, para quitarte el blanco ... -Dijo Tyke.

Kanu asintió con la cabeza.

-Pues perdona que te diga que, por mucho barro que te eches por encima, seguirás siendo blanco-Dijo Tyke.

-Ya lo sé-Dijo Kanu llorando. Tyke se dio cuenta de que iba a empezar a llorar.

-Pero de todas formas, el blanco es un color precioso y queda muy bien en un león como tú-Dijo Tyke intentando alegrarlo.

-¿Tu crees?-Preguntó Kanu.

-¡Claro que si! ... Mira, conmigo también se metían por tener un colmillo de menos, e hice como tú, me fui, y ahora pues soy muy feliz. Encontré a gente igual que yo y juntos, no sólo formamos una manada sino también una familia-Con todo esto que dijo Tyke, convenció a Kanu y le hizo estar más feliz.

-Por cierto ¿Cómo te llamas?-Preguntó Tyke a Kanu.

-Kanu ... ¿Y tu?-Respondió Kanu.

-Yo me llamo Tyke ... ven Kanu te llevaré a mi hogar y allí te quitaré todo el barro que tienes encima-Dijo mientras le quitó un poco de ese barro.

Mientras al otro lado del reino, Zira se encontraba planeando su nueva venganza, ya fue informada de todo lo que ocurrió en su ausencia y ahora tenía que planearlo todo. Zira no se estaba quieta, se movía de un lado para otro, pensativa, ninguna hiena se atrevía a molestarla hasta que una se acercó corriendo, gritando su nombre-¡Zira,Zira,Zira,Zira!-

Zira se dio media vuelta y su mirada aterradora hizo que la hiena frenase en seco, separándola de Zira unos centímetros.

-¡¿Que quieres pesado?!-Gritó Zira a la hiena.

-traigo noticias a cerca del reino-Respondió la hiena.

-Y a que esperas para decirla ... -Dijo Zira impaciente.

-Kanu, el hijo de Kovu, se ha escapado del reino ... -Dijo la hiena entre risas.

-¡Como! ¿y por qué se ha escapado?-Replicó Zira.

-En un principio por que se metían con el llamándolo raro ya que es blanco-Cuando terminó de decirlo la hiena se volvió hacia las otras hienas, que se encontraban por detrás suya y dijo entre risas-Un león blanco ... ¿Cuándo se ha visto eso?-Provocándo las risas de las otras hienas.

Zira se quedó pensativa.

-Ya sé lo que vamos a hacer ... ¡encontrar a ese chico! ... la venganza va a comenzar ... -Que Kanu se hubiera ido era lo que le faltaba para terminar su plan de venganza. Ahora todo estaba listo.

Aquí tenéis el siguiente capítulo.Por favor dejar vuestra opinión/sugerencia.Muchas Gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Vie Mayo 24, 2013 3:03 pm

Capítulo VII:La Venganza.

Zira sabía que tenía todo a su favor, que los leones y leonas se iban a rendir fácilmente, no sólo por se más que ellos, sino porque estaban muy desmoralizado tras la perdida de Kanu. Era el momento ideal para atacar y conseguir su venganza, tras conseguir convencer a las hienas de que iban a conquistar el reino.

Zira lo tenía todo planeado, pretendía atacar al reino por la mañana. En un principio se planteó atacar por sorpresa, pero al saber lo de Kanu, le daba igual que vieran como ella se acercaba cada vez más y más al reino. Sin embargo, la mañana para la manada iba a ser totalmente diferente. Estaban muy cansados, ya que Nadie pudo dormir esa noche y menos Kiara y Kovu, que estuvieron toda la noche buscando sin encontrarle.

Se avecinaba una terrible mañana para la manada y todo empezaría cuando el hijo de zazú descubrió como se acercaban las hienas cada vez más cerca del reino. Rápidamente fue a avisar a Kovu.

-¡Kovu, las hienas se acercan ¿qué hacemos...?!-

Kovu agachó la cabeza, el hijo de zazú, el nuevo consejero real, no sabía si le había escuchado o todavía seguía pensando en Kanu. El hijo de zazú miró a Simba, que se encontraba al lado, y el miró hacia atrás, hacia la manada, agotada, triste, confusa, .... No se le ocurrió nada que hacer, Simba devolvió la mirada del hijo de zazú negando con la cabeza.

Nadie hablaba, ni reaccionaba, estaban paralizados por los acontecimientos que estaban sucediendo. Simba sabía que no podían hacer nada contra las hienas, que era imposible animar a la manada. Lo único que podían hacer era esperar a que las hienas llegaran para saber lo que querían.

Simba se encontraba en lo más alto de la roca del rey, viendo como se acercaban las hienas. Cada paso que daban era como una punzada en el corazón. Simba no podía seguir viendo la escena de las hienas acercándose y decidió bajar para recibir a las hienas.

Las hienas llegaron y rodearon por todas partes a los leones. Mirases donde mirases había hienas, riéndose con su típica risa, estaba claro lo que querían, querían el reino.

Eso no sería una sorpresa para Simba ya que estaba claro, lo que sería una sorpresa para Simba, y todos los presentes, sería la aparición de Zira tras las hienas. Las hienas iban haciendo un pasillo por el que Zira se acercaba lentamente, acentuando la sorpresa de los leones y leonas. No sabían por qué seguía con vida si la habían visto morir con sus propios ojos.

Kovu se sorprendió al ver a Zira, pero le importaba menos que la perdida de Kanu. Zira se fue acercando hacia ellos y se pasó lentamente por cada uno de los leones, disfrutando de lo que sería su victoria. Zira se paró y miró a Kovu.
-Kovu, Kovu, Kovu, ....-Dijo Zira con un tono vacilón.

-¡Zira! ¿pero cómo?-Dijo Kovu sin poder explicarse cómo sobrevivió.

-¿me echabas de menos Kovu?Porque yo a ti si .... ¡A por ellos!!-Grito Zira mientras que todas la hienas se peleaban contra los leones y leonas.

Las hienas atacaron primero, las leonas se defendieron pero eran como 20 hienas contra 10 leonas. Simba intentó ayudar lo máximo que pudo pero el ya no tenía fuerzas suficientes. Kovu y kiara se defendieron pero, al igual que Simba, no pudieron hacer mucho.Timón y Pumba también intentaron ayudar pero aquellas hienas intimidaban mucho. Mientras toda esta pelea ocurría Zira la observaba desde lo alto de una roca sin poder evitar carcajadas ante la derrota inminente de los leones.

La madre de Niara temía por la vida de su hija e intentó hacer todo lo posible por salvarla. Ella no comprendía como Niara había llegado hasta allí si habían dejado a los cachorros apartados. Evidentemente, Niara se escapó para intentar ayudar a su madre, pero tuvo mucho miedo tras ver a aquellas hienas. Por suerte su madre se percató de que estaba allí presente huyendo de una hiena.

La madre se deshizo de la hiena que perseguía a Niara y trató de apartarla.

-¡Corre Niara!-Gritó su madre.

-¡¿pero mamá?!-Contestó Niara al ver como su madre estaba herida. La madre, al ver que no se iba, la empujó tirándola roca abajo, deslizándose, para alejarla de las hienas. Una vez abajo la gritó.

-¡Corre Niara, huye!-

Niara llorando, se marchó lejos de allí, fuera de las fronteras del reino.

Al terminar esta dura pelea, dónde los vencedores fueron las hienas, Zira se acercó a Kovu y Simba, ambos tumbados y herido, y les dijo.

-¿Qué se siente cuando pierdes todo Kovu?-

Después de esto,Zira se alejó de ellos.

Una hiena se acercó a Zira y le dijo.

-un cachorro se a escapado ¿vamos tras el?-

Zira pensó en si realmente valía la pena ir tras un cachorro.

-no,por ahora no, ya tengo todo lo que quería ¿verdad Kovu?-Dijo Zira mirando a Kovu.

Kovu miró a Simba, Nala y Kiara, todos muy tristes, sentía que había decepcionado a todos y lo que más le dolió fue que creía que había decepcionado a Simba. Simba se acercó a Kovu y le dijo.

-Tranquilo Kovu se por lo que estas pasando ...-

Los leones se retiraron lejos de la roca,cabizbajos, aceptando su derrota.

Una hiena se acercó a Zira.

-Zira ¿desterramos a los leones?-Preguntó muy nerviosa la hiena.

-No, los quiero tener controlados y hacerles sufrir ....-Respondió Zira.

Zira ya había obtenido el reino, tenía controlados a los leones, pero le faltaba algo, necesitaba la confianza de Kanu, no podía tener ningún problema con él, ya que es el futuro rey y tenía que encontrarlo como sea, vivo o muerto.

-Eh tu ven aquí- Dijo Zira a una hiena.

-¿Si Zira?-Respondió ella.

-Quiero a Kanu, así que ¡a buscar! ... avisarme si esta vivo ... y si ya esta muerto, pues también ...-

En el caso de Niara, ahora, ella estaba sola, fuera de las fronteras y siendo un cachorro, tenía claro que ella tenía que sobrevivir sola y aprender a cazar sola, se encontraba en la misma situación en la que estaba Kanu, pero la diferencia era que Niara no iba a encontrar a nadie que le ayudase. Mientras, Kanu descubriría su nuevo hogar.

Este es el siguiente capítulo. Por favor dejar vuestras sugerencias/opiniones.Muchas Gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Dom Mayo 26, 2013 4:43 pm

Capítulo VIII:Un Nuevo Hogar,Nuevos Amigos

Mientras todo esto pasaba, Tyke llevó a Kanu a lo que sería su nuevo hogar, donde nadie le criticaría por ser diferente, ese lugar tan esperado por Kanu, el sabía que no tenía que confiar en desconocidos, pero era el único que le proponía un lugar para vivir mejor.

Tyke caminaba junto a Kanu, enseñándole todo tipo de cosas que Kanu desconocía y las cuales le interesaba mucho, le explicaba todo lo que veían en su alrededor, también hablaron sobre qué tipo de animales están en el hogar de Tyke y Tyke nombró uno a uno. A Kanu le fascinó que supiera todos los nombres de los que vivían junto a Tyke y Tyke le explicó que se sabía todos los nombres porque eran una familia y todos se apoyan mutuamente. Esto animó más a Kanu para conocer ese lugar.

-Bienvenido a nuestro hogar-Dijo Tyke.

Era un lugar magnífico, no tan grande como su reino pero muy hermoso, había todo tipo de árboles, frutas, ... Todo lo que Kanu veía le encantaba. Ni por mucho menos Kanu creía que iba a ser así el hogar de Tyke. Tyke le fue explicando dónde se encontraba cada cosa, dónde se bañaban, jugaban, comían, ... y también Tyke presentaba a Kanu a los que vivían con él.

-Kanu esta es Jasawa-Dijo Tyke presentando a su esposa.

-oohh mira un león blanco ¿Quién eres?-Preguntó muy amigable Jasawa.

-soy Kanu-Respondió tímidamente.

Kanu no quería que le pasara igual que cuando conoció a sus amigos en el reino, no quería que se volvieran a reir de él, pero nadie dijo nada. Evidentemente, todos estaban espectántes a la llegada del nuevo miembro de la familia y también tenían curiosidad de saber más de él.

-Que nombre más bonito y por cierto me encanta tu color de pelo-Dijo Jasawa.

Kanu no se esperaba para nada que le alagasen por su color de pelo. Sólo Niara y sus padres lo habían hecho.

-¿Tu crees?-Dijo Kanu sonrojado.

-Claro que si-Respondió Jasawa.

-¿Y tú por qué estas aquí?-Dijo Kanu curioseando. A Kanu se le quitó la timidez cuando Jasawa le alagó.

-Como ves soy un elefante hembra y estoy casada con Tyke-Respondió mirándo a Tyke. Tyke agachó la cabeza y se sonrojó.

-¿Sois novios?-Siguió preguntando Kanu.

Tyke y Jasawa se miraron y respondieron a la vez.

-Si ....-

La entrevista de Kanu a Jasawa y a Tyke no terminó allí, él quería saber más sobre su vida, sobre cómo se conocieron, ... Jasawa, amistosamente, contestó sus preguntas.

-no soportaba ver como le decían esas cosas a Tyke y decidimos marcharnos y formar esto-

En ese momento Kanu miró a su alrededor y vio todo tipo de animales cada uno diferente del otro, con "defectos", pero nadie se decía nada, todos eran felices, era exactamente como le contó Tyke a Kanu durante su caminata. De repente aparece un mono chiquitito, el cual se posó encima de Kanu y dijo.
-¡Tu! yo te estaba esperando jajaja si por fin has llegado jejeje- y saltando se fue por los arboles.

Kanu, desconcertado, miró a Tyke y preguntó.

-¿Quien era ese?-

-¡Ese! no se ya estaba aquí cuando llegamos ...-Respondió Tyke

-¿no está un poco loco?-Dijo Kanu mientras observaba como el mono se alejaba y gritaba a una piedra.

-no es que esté loco sino que no comprendemos su sabiduría-Dijo Tyke muy convencido, intentando que Kanu comprendiera al pobre mono.

Kanu dejó de mirar como el mono se peleaba con la piedra y miró que había un tigre, sólo y triste. Esto volvió a despertar la curiosidad de Kanu.

-¿Qué le pasa?-Preguntó Kanu.

-El se incorporó hace poco a nosotros .... creo que es de tu edad .. ¿por qué no vas a ver que le ocurre?-Intentando que Kanu tuviera nuevos amiguitos aquí.

Kanu se acercó al tigre,pero Kanu ya no era tan tímido al saber que aquí no había ningún problema.

-Hola ¿Cómo te llamas?-Dijo Kanu muy amable.

El tigre le miró y le dio igual, mirando para otro lado, como si Kanu no existiera. Kanu insistió.

-Hoooolaaaa-

El tigre respondió.

-¡¿Que quieres?!-Dijo malhumorado.

-que cómo te llamas-Dijo Kanu entre morros.

-Qué mas da-Volvió a responder el tigre dando la espalda a Kanu.

-Pues que quiero saberlo-Siguió Kanu

-Me llamo Serdna ¿Ya estás contento?-

-Pues si .... y que nombre más chulo-Dijo Kanu alagando a Serdna.

Esto hizo que Serdna se interesase un poco más en la conversación.

-¿Y tu?-Pregunto Serdna

-Yo Kanu .... ¿por qué estas aquí?-

-por la misma razón que tu ... soy"diferente .... soy un tigre y no me gusta comer carne ... me gusta comer fruta en vez de carne ... no me gusta comer carne todos los días ...-Dijo Serdna sincerándose con Kanu.

Serdna no hacía amigos, ya que tarde o temprano esos amigos descubrirían que no le gustaba la carne y le empezaban a decir raro, por eso fue lo primero que hizo, decirle a Kanu lo que era realmente y si quiere podría ser su amigo o no.

-¿Y que hay de malo en eso?-Respondió Kanu.

serdna no creía lo que había escuchado, no le había criticado.

-No sé díselo a los que se burlaban de mi ... ven raro el que me guste más una cosa que la otra ...-

-Conmigo también se burlaban .... por mi pelaje ...-Dijo Kanu, esta vez sincerándose él con Serdna.

-Pues a mi me gusta-Dijo Serdna con cara de alegría.

-Oye que te parece si jugamos-Propuso Kanu.

Desde ese momento, se convirtieron en grandes amigos, jugando todo el día, metiéndose en problemas, buscando aventuras, ... no había nadie que los separasen. Tyke y Jasawa trataron tanto a Kanu como a Serdna como si fueran sus propios hijos, Tyke estaba muy orgulloso por encontrar a Kanu.

Los años pasaron y hubo grandes cambios .....

Aquí tenéis el siguiente capítulo,espero que os este gustando.Por favor dejar vuestra opinión/sugerencia.Muchas Gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Correcto Re: El Rey León 4: El Reinado de Kovu (Mejorado)

Mensaje por marht2 el Mar Mayo 28, 2013 4:23 pm

Capítulo IX:El Paso de los Años.

Los años pasaron y las cosas cambiaron mucho tanto para Kanu como para Niara,pero para la manada, gobernada por Zira y sus hienas, seguían igual de mal que al principio. Los animales decidían marcharse, ya que se les hacía insoportable ser gobernados por hienas, y en consecuencia no había comida para los leones ni para las hienas. La tierra y los ríos se secaron, dejaron de haber esas verdes praderas por las que todos los animales corrían felizmente, ya no había esos lagos donde los animales se bañaban y jugaban, todo se había perdido. Se asemejaba mucho a la época cuando Scar gobernaba.

A Zira le daba igual mientras ella y sus hienas tuvieran comida. Los leones, en cambio no podían irse de aquel lugar, ya que estaban subordinados por Zira y ella no les dejaba ir. Las leonas cazaban lo poco que había y esa poca comida se la tenían que dar a las hienas y a Zira, no tenían comida para ellos.

Mientras Niara y Kanu crecieron pero de forma muy diferente. Niara tuvo que crecer sola, pasando mucha hambre y sed, tuvo que aprender a cazar sola, lo cual no fue fácil para ella. Además, cuando huyó, llegó a una zona donde no había mucha comida ni agua, era un lugar desértico. Durante su crecimiento estuvo buscando un lugar donde hubiera mas vida, pero lo único que encontró fue más desierto, se cansó de andar y decidió quedarse en una pequeña zona donde había algunos árboles y agua. En esa zona no había animales, por lo que tuvo que alimentarse a base de bichos y carroña. Un día, Niara no pudo más y decidió buscar un lugar mejor aunque estuviera sedienta y hambrienta.

Kanu, en cambio, era muy feliz en aquél lugar, jugando con Serdna, Tyke y todos los demás, era un día como cualquier otro, no había nadie triste, no había hambre ni sed ni enfrentamientos, todo era perfecto en aquel lugar. Pero un día, una hiena encontró por fin a Kanu. Después de años buscándolo, lo encontraron. Rápidamente se fue a avisar a Zira.

La hiena corrió lo más rápido que pudo, tuvo que buscar por mucho tiempo hasta ahora. Todas las demás hienas creían que había muerto en la búsqueda de Kanu, pero, a la llegada de la hiena, corrió para decírselo a Zira al oído y que los leones no se enterasen.

-Zira, he encontrado a Kanu. Se encuentra a un par de kilómetros de aquí-Dijo la hiena susurrando.

Zira, sorprendida, se levantó y dijo.

-llevarme hacia ese lugar, y vigilar a los leones en mi ausencia ....-

Zira quería acabar con todo lo antes posible, ella también creía que la hiena había muerto y por eso no dejó de mandar a hienas a buscar a Kanu, pero por fin lo consiguió, después de tantos años.

Rafiki, que miraba desde lejos, observó que Zira iba a algún lugar y decidió espiar un poco para ver hacia dónde se dirigía. Rafiki presintió algo y sabía que la seguía, iba a obtener buenas noticias. Sabía que como las hienas y Zira descubrieran que Rafiki les seguía,se iba a meter en un buen lío, pensó en aquel refrán:"la curiosidad mató al gato, pero murió sabiendo".

Mientras todo esto pasaba, Niara, que fue en busca de un mejor lugar, se encontraba mareada, agobiada, el sol pegaba fuerte en la cara de Niara, el sudor recorría toda su frente,cada paso que daba era peor que el primero, cada vez más la arena se hacía más blanda y costaba más caminar, sus patas no podían aguantar más, se acordaba de su madre tirándola por la roca y luchando contra la hiena que quiso atacarla. También se acordó de Kanu, todo lo que pasaron juntos, tanto alegrías como tristezas, pero aún así ellos seguían juntos. Todos estos recuerdo hicieron que los preciosos ojos, color rojo fuego, de Niara, malgastasen sus últimas lágrimas. Niara miró al cielo y vio como los buitres daban vueltas encima de ella, sabía que era su fin, todo estaba perdido y de repente, Niara se desplomó al suelo, sólo quedaba esperar.

Kanu se despertó y lo primero que hizo fue levantar a Serdna e ir a gastar una broma a Tyke mientras él dormía, no era la primera vez que lo hacían y la ultima vez que lo hicieron, Tyke les advirtió que la próxima vez habría consecuencias, pero a Kanu y a Serdna les daba igual, daba mucha risa ver enfadarse a Tyke.

Los dos se acercaron sigilosamente hacia donde se encontraba Tyke durmiendo poniéndole una cosa pringosa en la trompa y luego le hicieron cosquillas en la cara hasta que Tyke ... poof!!! Tocó la cara con su trompa. Los dos se echaron a reír y Tyke se levantó sin saber por qué se reían.

-¡¿que ... que pasa?!-Dijo Tyke asustado.

-Oye Tyke, ¿te bañastes ayer?-Preguntó Serdna.

Tyke fue corriendo a mirar su reflejo en el agua y vio su cara llena de pringue, Tyke no se podía creer que le hubieran hecho lo mismo otra vez y miró hacia Kanu y Serdna, que estaban riéndose los dos juntos.

-oohh no ... ¿chicos otra vez? ... esta vez no os vais a librar ...-Dijo Tyke.

Tyke empezó a correr detrás de ellos, tirándole pringue tanto a Serdna como a Kanu, Serdna fue alcanzado por unos de los tiros que lanzó Tyke y empezaron todos a tirarse entre ellos pringue. Al final, los 3 terminaron en el agua, salpicándose el uno al otro, no había mejor manera de levantarse que estar riéndose y jugando de esa forma.

Pero como en toda familia, hay una madre que siempre está pendiente de que hagan las cosas que deben hacer.

-Chicos habéis crecido por fuera pero por dentro seguís siendo igual de niños ...-Dijo Jasawa,poniéndose en el borde del lago en el que estaban.Los 3 se miraron y empezaron a lanzarle agua a Jasawa.

Una vez secados y desayunados, Kanu y Serdna decidieron dar un paseo por el desierto para ver si encontraban algo interesante. Ya eran más grandes y ni Tyke ni Jasawa les dijeron nada para que no pudieran dar ese paseo.

Ambos fueron andando y recordando aquella primera vez en la que se conocieron.

-¿te acuerdas cuando eramos unos chiquillos?-Dijo Kanu a Serdna.

-si ... me sentía solo sin nadie con quien jugar hasta que llegaste tu ...-Dijo Serdna mientras agachaba la cabeza.

-oohhh ¿te vas a poner mimosos Serdna?-Dijo Kanu burlándose mientras le empujaba.

Serdna, el cual cayó al suelo, miró a Kanu y le dijo.

-te vas a enterar-

Serdna salió corriendo detrás de Kanu, pero Kanu se paró a mirar al horizonte y Serdna, que llegaba por detrás preguntó.

-¿Qué miras?-

A lo que Kanu respondió.

-Mira allí-Dijo mientras señalaba con su pata derecha.

En el horizonte vieron muchos buitres que rodeaban algo, no sabían que era y decidieron ir a investigar.

Cuando llegaron allí y espantaron a esos buitres se encontraron con una leona, era Niara, abatida por el cansancio, el hambre y la sed. Pero Kanu no sabía que era su mejor amiga de la infancia, la que le defendía cuando se burlaban de él. Ambos se miraron, y sin dudarlo, Kanu cogió a Niara y se la llevó a su hogar. Serdna ayudó a Kanu a ponerle encima de él a Niara, y rápidamente, se pusieron en marcha hacia casa.

Este el el siguiente capítulo, espero que lo disfrutéis al máximo, por favor dejar vuestra opinión/sugerencia y muchas gracias.
avatar
marht2
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.