Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» felicidades hermana sangha
Dom Mar 17, 2019 5:54 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana cielo
Dom Mar 17, 2019 5:52 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana valentina monsalve
Dom Mar 17, 2019 5:50 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana vitani1
Dom Mar 17, 2019 5:48 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana lider ashe
Dom Mar 17, 2019 5:43 pm por AngieMorJim

» Rincón Hormiga - Un Diario de Mirmecología
Mar Mar 12, 2019 3:41 pm por Ashe

» felicidades hermana vilu
Mar Mar 12, 2019 10:05 am por KIRAN27

» felicidades hermano Kiara_12
Mar Mar 12, 2019 9:57 am por KIRAN27

» felicidades hermano jake_kopa
Mar Mar 12, 2019 9:53 am por KIRAN27

» Tierra gris
Dom Mar 10, 2019 1:53 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana nalita123
Dom Mar 10, 2019 1:51 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana kiara
Dom Mar 10, 2019 1:46 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana tazidoyado nidoshishimas
Dom Mar 10, 2019 1:42 pm por AngieMorJim

» felicidades hermano sasuke uchiha
Dom Mar 10, 2019 1:39 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana queenie
Dom Mar 10, 2019 1:38 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana fly
Dom Mar 10, 2019 1:36 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana lider barbhy528
Dom Mar 10, 2019 1:34 pm por AngieMorJim

» felicidades hermnana nalalove
Dom Mar 10, 2019 1:32 pm por AngieMorJim

» felicidades hermano iandresc
Dom Mar 10, 2019 1:31 pm por AngieMorJim

» felicidades hermana keyralioness
Dom Mar 10, 2019 1:29 pm por AngieMorJim

Mejores posteadores
KIRAN27 (10883)
 
Kony (7798)
 
Aisha (5417)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3319)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2304)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2047)
 

Marzo 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

El Rey León: Una Historia

Ir abajo

El Rey León: Una Historia

Mensaje por Simba2001 el Dom Mar 03, 2019 6:02 pm

Hola amigos, extrañaba el foro... Y como lo extrañaba tanto, decidí exponer mi nuevo fanfic titulado: El Rey León: Una Historia. 
En ella se contarán algunas historias sobre los personajes. Espero la disfruten.


El Rey León 
Una Historia
Razón y Consuelo


     Según Rafiki, otro año solar estaba por finalizar. Simba había estado hablando con sus “padres adoptivos”, Timón y Pumba, sobre su tan preciada celebración de la Navidad y, como rey, había aceptado la celebración como un día en el cual festejar la familia, la vida y la culminación de otro año “en paz” y en unidad.


     Durante unos días en los que él y Nala habían decidido dejar en garras de Kiara el reino, y a Kion y a su Guardia a cargo de la seguridad y estabilidad; mientras disfrutaban de un merecido descanso en Hakuna Matata, estuvo ponderando la idea de celebrar la festividad, pero no sabía como


- La verdad, Nala, no sé qué hacer este año. Quiero festejar esta “Navidad”, pero no sé cómo. – dijo Simba conversando con su compañera, mientras ambos disfrutaban de una noche despejada en un claro en la selva, mirando las estrellas.


- ¿No nos había dicho tu padre que las estrellas nos guiarían durante nuestro camino? – acomodando su cabeza en la melena de su esposo, le decía Nala.


- Ay, Nala; si tan… solo… - pero Simba se quedó en silencio instantáneamente. En el cielo vio un cumulo de estrellas, apenas perceptibles. - Juntos. – fue la última palabra que salió de su boca.


- Vaya, ¿tenía razón o tenía razón? – Nala saltó sobre su compañero, ya no solo de juegos, sino de vida, juguetonamente 


- Jaja. Si, tuviste razón cuando me insististe que regresara cuando Scar, tuviste razón con nuestros hijos, tuviste razón al dejar a Kion dirigir la Guardia del León y al dejar a Kiara mantener el reino unos días. – dijo mientras le hacía unos mimos, muy dulcemente. – Creo que no te has equivocado en nada por el momento. – culminó de decir, mirándola a los ojos.


- Si, me equivoqué en algo… - dijo Nala, mirando detenidamente a Simba, cosa que extrañó a su esposo bastante. – Me equivoqué al decir que te amaba… es algo más profundo que eso. – dijo regalándole un par de lengüetazos al anonadado león.


- Yo también te amo, mucho más que eso: Te Adoro. – dijo Simba regresando los lengüetazos a su amiga eterna y compañera.


Mirar las estrellas, esa noche, pasó a no ser importante. 


……….


     A unos kilómetros de ahí, en las Tierras del Reino, dos figuras felinas observaban la penumbra del ocaso y las estrellas, desde el tope de la Roca del Rey.


- Y así ese búfalo había metido su cabeza en una madriguera, jajaja… - reía Kion mientras recordaba lo que había pasado, no más, unas horas atrás. - … ¿Cómo algo tan pequeño como una liebre, puede asustar algo tan… bestial? – seguía digiriendo ese suceso con mucha comicidad.


- Jajaja, ser líder de la guardia tiene sus beneficios, ¿no? – comentaba su interlocutora, quien no era otra que Tiifu. – Como me gustaría ser alguien de importancia, pero no, soy una nada. – decía mientras apoyaba su cabeza en sus patas, con gesto triste.


- ¡Eh! – reaccionó, algo sorprendido por las declaraciones de su amiga, Kion. – No eres una “Nada”, como dices, eres la mejor amiga de Kiara, de la princesa; pero más allá de eso, más allá de tener amigos con “status”, eres alguien importante por ser quién eres, por ser tú. – le explicaba mientras apoyaba su pata sobre el hombro de ella, dándole ánimo.


-Si, pero el crédito de amiga preferencial se lo lleva Zuri, yo soy como la barita que sobra en el nido perfecto; estoy, pero no soy necesaria. – seguía aun desanimada, Tiifu. – Quizá, el “status ese que tú dices, no sea determinante en quien soy, pero si en cómo me siento conmigo misma; es como un consuelo. – en definitiva, Kion no sabía cómo hacer para que la leoncita se diera cuenta de cuán equivocada estaba.


- Tiifu, mira el firmamento y dime qué ves. – la incitó Kion.


- Pues, ¿Qué más voy a ver en el cielo, Kion? Solo estrellas y alguna nube, nada más. – dijo Tiifu, recostándose de espaldas.


- Ay, qué amargura. – se quejó Kion. – Bueno, ya; si estrellas, pero ¿Qué pasaría si una de esas estrellas dejara de brillar? – le preguntó Kion mientras se erguía y se sentaba a su lado.


- En realidad no pasaría nada de gran importancia, solo eso, una estrella dejaría de brillar. No cambiaría en nada, el cielo. – decía mientras desviaba su mirada hacia el rostro de su amigo, quien instantáneamente le respondió.


- En eso te equivocas; el cielo no sería el mismo. – dijo con toda seriedad, volteando un segundo para observar el cielo. – Cada estrella, así sea la más pequeña y tenue, tiene su importancia y, al desaparecer, se nota su falta. Solo hay que observar bien. – explicó Kion.


- O sea que, aunque yo me sienta inservible y un estorbo, soy importante, al menos para alguien. – sintetizó Tiifu, mirando con algo de duda a Kion, pero con una leve sonrisa tironeando de sus labios.


- ¡Ni Rafiki lo hubiera dicho mejor! – exclamó el joven león, feliz de haber logrado su objetivo.


- Jej, pero aquí entre nos: … - susurro y le hizo una mueca para que Kion acercara su oreja. - … no soy tan fea ni tan vieja como ese simio loco. – dijo Tiifu logrando una carcajada del león, la cual ella no tardo en corear.


- JAJAJAJA… eso es, definitivamente, cierto… JAJAJA. – dijo Kion, mientras trataba de tranquilizarse un poco. Definitivamente, esa había sido buena; y aún más bueno había sido ver a Tiifu sonreír un poco. 


- Si, jaja… - también se calmaba ella. - … ¿y de donde sacaste el don de consolar, o por lo menos, tranquilizar a alguien así? – le pregunto, ahora sentada, más seriamente, pero sin perder su sonrisa. 


- Bueno, aunque no soy tan viejo como otros, tengo experiencia; ya pasé por lo mismo. – dijo algo avergonzado de recordar su época de cachorro. – Eso de sentirse inservible, sin importancia. – terminó de decir Kion, rememorando su joven pasado.


- Ah, ¿sí? – preguntó, intrigada, la joven hembra. - ¿Cómo es eso de que pasaste por una etapa depresiva, tú, el más fiero de las Tierras del Reino? – se atrevió a exponer su duda la joven hembra. 


- Si… bueno, te contaré… - empezó a decir Kion, pero fue interrumpido por Kiara quien subió para buscarlos. 


- ¡Ey! – exclamó suavemente. – Perdón, tortolos, pero las cazadoras volvieron y trajeron la cena, hace un momento. Bajen si quieren comer algo más que “comida de hiena”. – dijo y, enseguida, volvió por donde vino.


- Jej, “comida de hiena” … bueno, parece que tendremos que bajar. – dijo Kion parándose y estirando sus aletargados músculos.


- Si, pero aún me debes el porqué de tu decaimiento. – dijo, imitando a su amigo.


- Si, prometo contarte todo, pero mañana; hoy ya estoy cansado y, además, mañana parece ser un día largo. – dijo iniciando su lenta caminata hacia la base de la Roca del Rey. – Por ahora comamos y descansemos. – culminó de decir, Kion.


Rato después, ya con las panzas llenas, decidieron que era hora de dormir. Todos ya habían entrado a la cueva, solo ellos dos se habían quedado en la puerta, a lo último.


- Eh, Kion… - llamó la atención la leoncita, a su amigo. - ¿Puedo pedirte algo, sin que te enojes? – consultó, toda avergonzada, Tiifu.


- Si, claro, Tiifu; ¿Qué pasa? – dijo Kion dándose vuelta para ver de frente a su amiga.


- Emmm… me preguntaba si, si no te molesta, si…. ¿puedo dormir a tu lado? – decía mientras frotaba su pata contra el suelo, señal clara de la vergüenza que sentía al pedir eso. – Es que tú me das seguridad, o por lo menos me siento segura contigo. – explicó su solicitud Tiifu.


- Pero, Tiifu, no tienes porqué ponerte mal por pedirme algo así. – dijo Kion levantándole levemente el mentón con su pata. – Puedes dormir conmigo todas las veces que quieras, sin importar el motivo. A mí no me molesta, en absoluto. – le terminó de decir Kion con una sonrisa dulce en su cara.


- Ay, gracias, Kion. – dijo frotando su cabeza bajo el mentón del cachorro, ya no tan cachorro. – Te quiero mucho. – en tanto, dijo esa frase que marcaría un momento nuevo para Kion.


- No hay de qué. – dijo Kion. – Y, ¿Tiifu? – llamó a su amiga.


- ¿Si, Kion? – preguntó Tiifu.


- Yo también te quiero, y mucho. – dijo frotando su cabeza con la de su amiga y regalándole un suave lengüetazo, tierno e inocente, en la mejilla.


- Gracias, igual, por todo. – dijo ella, y ambos iniciaron su camino, hacia la cueva, y en la vida.



Bueno, amigos. Este es el primer capítulo y espero que les guste. Se aceptan criticas.
Simba2001
Simba2001
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 28/12/2014

http://lastierrasdesimba2.forouruguay.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El Rey León: Una Historia

Mensaje por KIRAN27 el Lun Mar 04, 2019 2:28 pm

buen capitulo hermano simba2001 me alegro mucho que hayas empezado una historia es muy bonita sigue asi y nosotros/as nos alegramos que hayas vuelto al foro familia clan manada legado de simba saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano simba2001 nwn
KIRAN27
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 10883
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El Rey León: Una Historia

Mensaje por Simba2001 el Lun Mar 04, 2019 8:44 pm

Me alegra que te haya gustado, y que te parezca buena la historia ,es algo muy bueno, viniendo de un gran escritor como tú eres. Y si, es bueno volver a los orígenes, a los inicios. Ya extrañaba bastante. Muchas gracias y pronto continuare.
Simba2001
Simba2001
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 28/12/2014

http://lastierrasdesimba2.forouruguay.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El Rey León: Una Historia

Mensaje por KIRAN27 el Jue Mar 07, 2019 7:11 am

de nada hermano simba2001 y gracias por tus palabras y espero que sigas pronto saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano simba2001
KIRAN27
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 10883
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: El Rey León: Una Historia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.