Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» nyukin una cahorra única
Ayer a las 3:56 pm por anaili

» felicidades hermana simnala7727
Ayer a las 3:54 pm por KIRAN27

» felicidades hermana mushikin
Ayer a las 3:48 pm por KIRAN27

» felicidades hermana martu
Ayer a las 3:43 pm por KIRAN27

» ¿Con que personaje femenino prefieren que se quede con Kion al final de la serie?
Sáb Oct 21, 2017 1:53 am por princesstwivinecadenza

» Holis, me presento.
Sáb Oct 21, 2017 1:49 am por princesstwivinecadenza

» un comic creado por mí
Vie Oct 20, 2017 4:33 pm por yamila124

» Héroes de la sabana [Planificación de historia tipo rol]
Vie Oct 20, 2017 3:34 am por Ashe

» Adoptables
Jue Oct 19, 2017 6:53 pm por anaili

» felicidades hermana July2000
Jue Oct 19, 2017 3:18 pm por KIRAN27

» felicidades hermano luigi654
Mar Oct 17, 2017 9:57 am por KIRAN27

» En busca de nuestro destino (Rol Publico)
Lun Oct 16, 2017 2:25 pm por Whalia

» felicidades hermana ASLAN
Lun Oct 16, 2017 12:35 pm por KIRAN27

» Nanatsu No Tazai [Anime/Manga]
Lun Oct 16, 2017 12:09 pm por QueenSara

» Attack On Titan/ Shingeki No Kyojin
Lun Oct 16, 2017 11:51 am por QueenSara

» Problema con la edición
Lun Oct 16, 2017 2:20 am por Kopa-Love

» felicidades hermana Kiara Swan
Dom Oct 15, 2017 10:10 am por KIRAN27

» felicidades hermana URU123
Dom Oct 15, 2017 10:02 am por KIRAN27

» felicidades hermana yeye
Dom Oct 15, 2017 9:59 am por KIRAN27

» Yo confieso... (juego)
Dom Oct 15, 2017 8:48 am por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (9642)
 
Kony (7687)
 
Aisha (5395)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3269)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2043)
 

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Página 12 de 20. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13 ... 16 ... 20  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Rakan el Mar Ago 08, 2017 6:39 pm

Rol off: El yaoi entre Hakai y Kiver is coming xD

PD: Whalia deja en paz a mi pinche tigre  Evil or Very Mad

Rol On:

El león negro estaba expectante ante las dos batallas que se estaba realizando en ese mismo instante, estaba estudiando muy bien las tecnicas de Hakai, Kiver y Sasha, al verlo supe que este seria el mayor reto para todos nosotros, todas sus cicatrices demostraban su enorme experiencia al momento de pelear.

Ambos estabamos espalda a espalda, la leona cercana al tigre se acerco muy agresiva contra Sasha quien no se sentía nada intimidada, por mi parte estaba muy agotado, casi pierdo el equilibrio de mi cuerpo al estar en el barro. La leona que estaba recuperada aunque muy dolida del golpe, rapidamente avanzo hacia mi direccion, antes de que pudiera reaccionar, esta dio un giro hacia mi lado izquierdo y me desgarro la piel en un segundo, no provoque ningun sonido de dolor ante aquel ataque, estaba tan concentrado y lleno de adrenalina que no sentia dolor en ese momento, solo en ese corto periodo, antes de que pudiera contraatacar, la leona me empujo contra Sasha quien perdio el equilibro. Esto le dio la oportunidad a la otra leona de atacarla y dañarle su pata delantera derecha.

Sasha gimió por el dolor causado, la leona rápidamente trato de saltar sobre ella pero Sasha, gracias a sus genes hibridos entre el león y el guepardo, era mas rápida que ella. La leona al momento de caer sobre el barro, por un momento perdió el control de su cuerpo debido al suelo resbaladizo. Sasha no dejo escapar esta oportunidad, rapidamente subio sobre ella y con sus dos patas presiono fuertemente la cabeza de la leona contra el suelo, el rostro de la leona cayo de golpe contra el barro.

¡Espero te guste el sabor del barro! - Con todas sus fuerzas, hundio por completo toda la cabeza de la leona en el barro, rápidamente se bajo de ella y con sus patas, desgarro las patas traseras de la leona, obligandola a bajarlas por el inmenso dolor. La leona en poco tiempo se comenzó a desesperar al no poder respirar, Sasha sin mostrar piedad alguna, presiono la cabeza de la leona contra el barro aun mas fuerte y no la soltó para nada. En uno de esos ataques erráticos y desesperado de la leona, rasguño el cuello de Sasha, pero esto fue un error, la ira de Sasha creció aun mas al sentir el punzante dolor de su cuello y presiono aun mas el cuello de la leona, quien en ese instante poco a poco dejaba de moverse. Mientras que la sangre del cuello de Sasha brotaba mucho.

Por mi parte, trate de ponerme de pie pero la leona fue mucho mas rápida, me inmovilizo con sus cuatro patas y abrió la mandíbula mostrando sus filudos dientes, estaba a punto de morderme el cuello.

Esto esta mal, ¡si no hago algo ahora estaré muerto! - pensé sintiendo el mismo miedo cuando me encontré con Vesper la primera vez, ese mismo terror al sentir que vas a perder la vida me inundaba. - Esto no va a terminar así, voy a ganar de alguna manera, por Hakai y Sasha.

La leona se lanzo contra mi cuello, estaba a punto de morir, al ver de reojo, vi como algunos cocos habían rodado hacia mi dirección, luego volví a ver a la leona y lanzo su ataque finalmente, con todo el esfuerzo que podía hacer, logre liberar una de mis patas y colocarla en medio de su ataque, mi brazo recibió una herida profunda al recibir sus colmillos. No pude evitar gritar por el dolor pero era mi oportunidad para deshacerme de ella de una vez por todas, empuje mi brazo aun mas entre los dientes de la felina para que no me soltara. Ella al estar tan concentrada en querer quitar su boca de mi brazo, dejo de ejercer presión en mi pata izquierda.

A este paso ya no me quedaban muchas fuerzas y aun seguía agotado, lo único que sentía era mucho dolor en mi brazo, cogí un coco con mis garras y con todas mis fuerzas lo estrelle contra la frente de la leona. Al ver que no soltaba mi brazo y seguía consciente, la volví a golpear por segunda vez, poco a poco soltó mi brazo, estaba aturdida por los dos golpes, era mi ultima oportunidad, si fallaba esto, estaba muerto.

Esto es por mi pata, mi brazo y mi hombro, ojo por ojo y diente por diente amiga - dije levantando el coco, esta vez sujetada con mis dos patas y lo lance con toda mi furia contra el cráneo de la leona, esta vez si se escucho como el coco agrieto y como la sangre de su frente me salpicaba mi rostro. La leona cayo al suelo desmayado por el fuerte golpe. Observe mi brazo y la herida no era tan profunda, era igual a la herida de mi pata. De pronto me asuste al ver como la leona se levantaba con todo el rostro ensangrentado, se me acerco y con una garra suya intento darme una zarpada pero antes de impactar, se cayo al suelo de nuevo. Esta vez estaba inconsciente.

Gracias a la luz de un rayo, logre ver como una leona estaba aturdida frente a Hakai y Kiver y otras tres estaban frente a el, antes de ayudar a Sasha. Con los cocos decidí darles una mano a mi padre y al visitante, solo tenia la fuerza suficiente para lanzar 3 cocos, pues mi pata izquierda estaba lastimada y el brazo derecho estaba igual de lastimado. Ambos sangraban mucho. Sumado a la herida que tenia en mi hombro se me complicaba mas la cosa.

El primer coco lo lance contra la leona que estaba aturdida, logre golpearla directamente al estomago, logrando quitarle un poco de aire, esto daría tiempo suficiente para que ellos se encargaran de las dos leonas. El segundo coco lo lance pero termine fallando puesto que una de las leonas lo había visto venir y lo esquivo fácilmente. Pero el tercero, moviéndome rápidamente a un lado, lo lance entre dos arboles, este cayo directo a la cabeza de una leona, provocandole un fuerte dolor en el cráneo. Con esto ya era suficiente, gire mi mirada y encontré a Sasha tirada en el suelo, me asuste y rápidamente fui a su lado.

Letras de ella se encontraba la cabeza de una leona hundida, esta no se movía aparentemente... hasta que de pronto Sasha se levanto y me miro, estaba muy cansada y parte de su cuello estaba sangrando bastante, fue este detalle que hizo que se cayera, la perdida de sangre. Cuando vio todas mis heridas, se preocupo pero antes de que dijera algo. Sucedió algo horrible.

Sasha por un momento creyó que yo la iba a matar lanzandole mis garras con una de mis patas en dirección hacia su pecho en linea recta, como si fuera una lanza.

¡Rakan que haces! - De pronto me detuve frente a frente a ella, estaba shockeada al ver mi acción, pero yo solo estaba sonriendole mientras botaba sangre de mi boca, ella al ver hacia abajo, vio como dos largas patas con sus enormes garras habían perforado mi panza.

Oye... ustedes tres serán mas fuertes que yo, mas hábil, mas adultos que y si, tal vez sea un chaval que se tome muchas responsabilidades sobre sus hombros sin pensar en las consecuencias, pero no soy un pringao ni idiota para quedarme de patas cruzadas para quedarme quieto a ver como dañan y matan a los seres que amo... tal y como casi lo hace esta leona, de tu espalda - susurre vomitando mas sangre, ella giro la mirada y vio que mi pata estaba incrustada en el pecho de la leona, la cual ella creyó que estaba muerta por ahogamiento debajo del barro, ella también había vomitado mucha sangre pero había una diferencia, mis garras estaban incrustadas en su pecho, directamente hacia su corazón. De un fuerte jalón, saque mis garras de su pecho mientras ella retrocedía y caía al suelo agonizando. - Mi primer ejecución... me siento asqueado y horrible... pero me alegro que haya sido para salvar una vida, no soy como Vesper ni Scar.

Rakan... tu - susurro ella al ver como caía encima de ella, muy agotado y herido, ella me abrazo por un momento, tratando de limpiarme la sangre de mi pelaje. - Eres un tigre muy idiota... no debiste sufrir ese golpe - susurro muy triste, lentamente me levante y me limpie la sangre de mi boca, mi panza estaba sangrando mucho.

Bueno tengo que aprender a pelear de alguna manera... esto no me va a detener - dije tambaleándome, había perdido mucha sangre también y el dolor era insoportable, solo quedaba uno mas y era ese león.

Antes de que pudiera continuar, escuche unos pasos detrás de Sasha, ella rápidamente giro y coloco su cuerpo frente a un par de zarpazos, la leona en un ultimo acto trato de matarnos, pero Sasha con sus dos brazos, bloqueo los zarpasos, dejandole cuatro enormes rayas. Ella gimió por el dolor. Le dolía mucho y apenas podía mantenerse de pie debido al dolor.

Estamos a mano Rakan... - susurro ella con un gesto de dolor.

De pronto sentimos como alguien nos mirada completamente helada, todas las alarmas que nos trataban de prevenir del peligro se activaron. Escuchamos una voz muy siniestra.

Muy bien, dos especies en peligro de extinción, un tigre idiota que no sabe pelear y una leopona muy hermosa pero estúpida para dejar que su amigo le salve la vida, a pesar de que ella sepa pelear muy bien - dijo el león mientras se sacudía el cuello y hacia tronar sus huesos. Rápidamente se puso en guardia.

¡VEAMOS LO QUE HACEN CONMIGO! MALDITAS ESPECIES INFERIORES!- grito tan fuerte que todos lo oimos, el sonido fue tremendo. Se comenzó a reír de una manera horrible, hasta posiblemente, demoníaca. Aquel león era un asesino serial al igual que Vesper.

Sasha... debemos tener cuidado con este tipo, es un demonio al igual que Vesper o inclusive peor - susurre mientras me ponía en guardia, mi vista estaba medio borrosa debido a la perdida de sangre. Apenas podía mantenerme de pie, pero ya había recuperado mi resistencia física. Podia pelear por unos cuantos minutos.

Lo comprendo... vamos a acabar con el pero... no vuelvas a hacer otra idiotez como esa, si vez que me va a dañar, no te interpongas - dijo Sasha muy molesta, solo me limite a sonreír y asistir con mi cabeza, dentro de mi estaba mintiendo.

El león dio un enorme rugido, sus ojos por un momento se tornaron rojos, en verdad, por su color, tamaño y por su mentalidad retorcida bañada por el odio, el racismo y la maldad, lo convertían en un verdadero demonio, ambos no pudimos evitar sentir miedo al escuchar su rugido.

Bien... vamos por el - dije mientras le devolvía el rugido aun mas fuerte, el miedo se esfumo y los 3 nos quedamos en silencio, moviéndonos circularmente. No sabia como la estaban pasando Hakai y Kiver pero nosotros estábamos a punto de terminar esta pelea... sin saber el resultado de esta.

***

Dos de las 4 leonas estaban aturdidas gracias a los cocos que Rakan lanzo, las dos leonas miraron a Hakai y a Kiver de manera distinta, y vieron que el mas débil era Kiver al sufrir aquel ruptura de costillas y estaba un poco mas agotado que Hakai, quien ya estaba acostumbrado a las peleas. Puesto su entrenamiento con su padre rendia el culto.

Antes de que las leonas pudieron hacer algo, escucharon el grito del león, dándose cuenta que no les quedaba mucho tiempo, ese rugido indicaba que necesitaba de su ayuda. Ella se miraron entre si y comenzaron a rodear a Kiver, con una idea en mente y que esta a la vez, demostraría lo dedicaban que estaban para ganar la batalla a coste de sus vidas.

La leona que se encontraba delante de Kiver, se lanzo contra el, pero el león era mas fuerte, a tal grado que ambos quedaron parados a dos patas, la leona con sus garras sujeto la espalda de Kiver, pero antes de que Kiver reaccionara, la leona de su espalda con sus garras, empujo las patas traseras del león, logrando que su compañera, al poner su peso sobre el leon, este cayo de golpe al suelo, la leona que lo sujetaba y estaba encima, antes de que la leona sacara sus garras y hiriera de gravedad a Kiver dejándolo con una hemorragia, este rápidamente beso a la leona dejándola sorprendida, esto era una estrategia y con un fuerte zarpazo la mando a volar cerca a Hakai, rápidamente se paro y trato de embestir a la leona de su espalda, pero debido al barro perdió el control de su cuerpo, la leona esquivo rapidamente a Kiver y este cayo directo a la laguna. De pronto se escucho el rugido de Rakan.

Al escuchar el rugido de Rakan, se dieron prisa y se dirigieron contra Hakai, sabian que este era mas fuerte asi que se les ocurrió una idea de como ralentizarlo. Una de ellas corrió rápidamente y se deslizo debajo de Hakai, ella sujeto una de sus patas delanteras y la leona embistió con fuerza el lado izquierdo del león, debido a la fuerza del golpe y la fuerza que sujetaba la leona, la pata de Hakai, su pata se rompió de golpe escuchándose un "crack", luego de esto las leonas mordieron la pata delantera intacta y la trasera del león para ralentizarlo. Finalmente decidieron caminar rumbo al bosque, este se encontraba a 2 metros de ellas.

las dos leonas aturdidas trataron de seguirlas pero al final decidieron quedarse para detener a Hakai y a Kiver. Las cosas ya estaban llegando a su climax.
avatar
Rakan
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 04/07/2017

https://www.fanfiction.net/u/9425062/Shaka-The-Wolf

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por rey_kopa el Miér Ago 09, 2017 3:56 pm

Off: Pinches Hacks de rakan alv :v

On: Dios, esas leonas si que son un hueso duro de roer, por suerte Hakai está bien sin ninguna herida grave Pensé al verlo acercarse hacia mí, aparentemente bien, cuando vi con el rabillo del ojo me di cuenta que una leona se recuperó y venia con todas a por mí, no sabía que hacer pues aún me recuperaba del ataque que acababa de hacer, estaba preparado para recibir el duro golpe, pero para mi sorpresa Hakai la tacleo a toda velocidad impactándole de lleno en la cabeza, sinceramente eso me sorprendió ocho, per del que es esperase eso era de él que todo este tiempo no confiaba en mí y como si eso no fuera suficiente se acercó y dijo - Kiver, ¿estás bien?
 
- ¿Pero que dices? Jamás había estado tan bien. dije pero las cuatro leonas se dieron cuenta de lo que planeabamo shacer y apenas escuchar el grito del mismo león de hace rato apresuraron el paso y para nuestra desgracia nos volvieron a separar sin que pudiésemos hacer nada par evitarlo.
 
La leona que se encontraba delante mía, se lanzó hacia mí, Gran error acabas de cometer obviamente sabía que la leona tenía menos fuerza que yo, después de todo era con una de las que ya me había enfrentado, rápidamente y con todas sus fuerzas clavo sus garras en mi espalda, era obvio no? Era para que la otra leona me atacara por la espalda, tenía que deshacerme de su agarre lo más rápido posible pero antes de que me pudiese des hacer de su agarre, otra leona me empujo las patas traseras, de esta forma me tumbaron, al poner su peso sobre mí, a pesar de intentar saltar su agarre fue muy fuerte y cai de golpe al suelo, No, esta vez no lo van a lograr, ante situaciones medidas desesperadas, Por muy bien que estas estúpidas estuvieran entrenadas, hay algo para la que no las prepararon, la leona que tenía encima no tenía duda en su rostro, iba con mucha convicción  a herirme de gravedad atacándome al cuello, así que hice lo primero que se me ocurrió, la bese, y funciono, incluso funciono más de lo que esperaba, tanto ella como su amiga se quedaron atónitas totalmente desubicada, no podía perder esa oportunidad así que con un fuerte zarpazo la mande a volar cerca de Hakai, ya que parecía tener la situación controlada, no perdí tiempo y rápidamente me pare y trate de embestir a la leona que estaba a mis espaldas, pero no cenote que el barro estuviese tan húmedo y resbale, obviamente falle y la leona esquivo el ataque fácil y rápidamente lo que conllevo a que callera de boca a la laguna, a lo lejos se escuchó el rugido de rakan, algo no estaba bien.
 
Cuando Salí del agua vi que las dos leonas con la que estaba luchando intentaban ir con el león, al parecer les pedía ayuda, era el momento perfecto ya que estaban descuidadas, tenía que acabar con esto ya, no podía permitirme seguir perdiendo energía, era hora de analizar la situación Bien a este paso, si seguemos luchando 2v1 tanto Hakai como yo, tarde o temprano nos vencerán, así que tengo que terminar con ellas 2 ya, ahora mismo ellas se encuentran dandome la espalda y se dirigen a la arboleda :v, eso es perfecto, esta es mi oportunidad, pues parecen ser muy fuertes, pero jamás alguien me podrá ganar en agilidad en un bosque, es simple, solo necesito darle 2 ataques contundentes a la cabeza, a las dos al tiempo y sin que puedan esquivarme.


Corrí lo más rápido que pude por la parte izquierda del bosque, de forma que pudiera flanquearlas sin que me vieran, tuve la suerte de que por la fuerte lluvia las 2 leonas aturdidas no alcanzaron a verme cuando me aleje, las 2 leonas que me atacaron corrían hacia al parecer estaba el león y a juzgar por los gritos también se encontraba con rakan, Por mucho que corriese el barro no me permitía moverme lo suficientemente rápido, a este paso no las alcanzaría pero cuando ya había una gran cantidad de árboles a mi alrededor tome la primera piedra que encontré con el hocico, trepe y me subí en uno y comenzó a perseguirlas saltando de rama en rama de los árboles, de esta forma me movía mucho más rápido que ellas, y al tener una gran agilidad, me era muy simple esquivar las ramas e ir cada vez más rápido, el plan fue simple, cuando me encontré a 3 metros de distancia de ellas deje caer la piedra de forma que lo escucharan y miraba para atrás, en ese preciso instante que se distrajeron, pegue in gran salto desde los 4 metros de altura a los que me encontraba cayendo encima de ellas, de forma que con mis patas delanteras aplaste su cara enterrándolas casi completamente en el barro (Sus caras), no esperaron para comenzar a hacer fuerza con sus patas delanteras para desenterrar sus cabezas, pero yo fui más rápido y me puse entre medio de las dos y con mis patas traseras golpee fuertemente a una en la parte inferior del lomo, de forma que esto le hiciera salir volando varios metros provocando que al sacar su cabeza de forma tan brusca se desmallara y con la suerte que su cuerpo cayo de lleno con una roca rompiéndole la pata, mientras que a la otra leona la sujete fuertemente el cuello con mi mandíbula, sin clavarle los dientes de forma que se asfixiara y se desmallara sin tener que morderle la yugular, eso si en el forcejeo con las garras de su pata trasera me zarpazos en la pata derecha trasera de un par de centímetros de profundidad, saque su cabeza de dentro del lodo y limpie su cara de forma que sus vías nasales se destaparan y respirara normalmente, eso si antes de irme le deje un regalo, un fuerte golpe en su cabeza con mi pata delantera izquierda de forma que no fuera una molestia por un buen tiempo.

Ahora tenía dos opciones, ayudar a rakan y la leopona o a Hakai, estaba bastante cansado pues, las dos leonas las ataque con todo lo que tenía, pero presentí que Hakai necesitaba más mi ayuda pues, cuando se acercó a ayudarme me percaté de que su melena olía a sangre pero ninguna de las leonas estaba sangrando así que lo más probable es que algo malo estuviese pasando, di media vuelta y emprendí paso hacia donde Hakai.
***
Mientras las 2 leonas se encontraban aun un poco atontadas por los golpes e intentaban buscar al león que había caído en la laguna pues ellas creyeron que el otro ya estaba K.O pues  sus dos compañeras lo dejaron tirado en el piso con una pata rota.
avatar
rey_kopa
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 752
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Whalia el Miér Ago 09, 2017 7:26 pm

Rol Off

Rakan va con hacks y overpoweado papuh :v (Kiver no se queda atrás, es un león que salta entre ramas :v)

Kiverai será canon ahre.

Rol On:

¿Pero que dices? Jamás había estado tan bien Afirmó mientras yo lo observaba con una ceja arqueada.Debía de estar siendo sarcástico, porque de otra forma no tenía lógica.

Hace unos minutos estábamos discutiendo en la cueva y ahora nos hemos aliado...Mi vida últimamente tiene giros demasiado inesperados.

Pero las leonas no tardaron mucho en volver a atacar.Kiver se enfrentó a dos leonas, y yo contra otras dos.Había vuelto a separarnos.Era una buena estrategia, sin duda.Pero no nos convenía estar en el lado de los que estaban siendo derrotados.Aún estaba recuperándome de la mordida en mi cuello.Había estado muy cerca de que me matase en el acto, y la sangre no iba a tardar en hacerse presente a través de mi rojiza melena.
Una de ellas se posicionó debajo de mí, bloqueando mis patas delanteras.Antes de que pudiera deshacerme de ella su compañera me embistió por completo en la parte izquierda de mi cuerpo.Sentí que me volvía a faltar el aire debido al inesperado golpe cerca de mis costillas.Pero la leona me sujetó con fuerza las patas, lo que causó que debido al golpe que recibí una de mis patas, la derecha se fracturó.Aún así, no quise rugir, ni hacer ningún ruido.Seguía sin querer darles el placer de verme sufrir.El ataque no se detuvo ahí, sino que las leonas se coordinaron para morderme la otra pata delantera y una trasera, de manera que al caminar me doliera.

Lamentablemente lo consiguieron, pero el dolor en esos momentos de adrenalina era lo de menos.Si sucumbía por el dolor iba a acabar muerto, y quizás también Rakan y Sasha.Ellos dos seguramente estarían enfrentando al león y a otras leonas.Sasha era una guerrera, pero Rakan...Aún era un principiante.Y no podía permitir que muriera, no de esta forma.

Una de mis patas traseras aún estaba intacta.Con toda la fuerza que pude reunir di una coz en el pecho de una de las leonas, dejándola sin aire por unos segundos.Aproveché para tirar barro a la otra con la pata que me habían mordido.No me dolía tanto como la otra, por lo que pude cegarla.Ahora tenía a las dos inmovilizadas, era mi oportunidad de escapar.Las atraería junto a los demás.Ellas también se reunirían, pero sin duda estábamos muertos si no estábamos juntos.

Pero si escapaba ahora tarde o temprano volverían a encontrarme.Ataqué a la que se había quedado sin aliento, mordiéndole el cuello.Mi ira en ese momento era tal que logré perforarlo.No esperé a que su compañera se recuperara, sabía que esa leona iba a morir en unos minutos.
No perdí tiempo y me abalancé sobre la otra leona, enterrando su rostro nuevamente en el barro.Su cuello estaba indefenso, por lo que tomé aquella oportunidad de oro para enterrar mis colmillos en ella con toda mi fuerza.

Ahora que me había deshecho de ellas teníamos a dos enemigas menos, con la seguridad de que no iban a poder levantarse.Me levanté sin sentir pena hacia ellas.

Me dirigí al bosque, dejándolas atrás.No lamentaba haber matado.Yo no estaba para moralismos.

La fractura en mi pata era lo de menos, si continuaba luchando por mucho más, la herida en mi cuello no iba a dejar de sangrar.Teníamos que acabar con esto rápido.

Aguardaré por el mejor momento, con la adrenalina que tengo ahora podré hacer varios ataques contundentes.

No podía desperdiciar la oportunidad de escapar, eran unos segundos muy decisivos.La sangre era camuflada por el olor de la lluvia, por lo que mi mejor carta era camuflarme en el bosque.Rakan, Sasha y Kiver también estaban en esa zona, si peleábamos de esta forma no íbamos a llegar a nada.

Mientras caminaba por el bosque ignorando el dolor que sentía en aquellos momentos escuché los pasos de alguien.¿Sería de una leona? No, eran mucho más pesados.

Debe ser Kiver, sus pisadas se escuchan más que las de las leonas. Pensé.Agudicé mi vista y en efecto, vi que se trataba de Kiver.A diferencia de mí él no parecía estar tan herido como yo.

Aunque no confíe del todo en ti, no me queda otra si queremos salir vivos de esta. Seguí caminando hacia el frente.Nos volveríamos a juntar y buscar a Sasha y a Rakan.Las leonas contra las que estaba luchando no tardarían en venir hacia aquí.Pero si Kiver había vencido a las otras, él podría ayudarme con las que quedaban.
Antes de que pudiera dar un paso más vi que la sangre de mi cuello estaba cayendo al suelo.No era demasiada sangre, pero sí para preocuparse.

Si no hacemos algo pronto, mañana no estaré con vida.Me lamentaba.Pero, ¿por qué nos atacaban? ¿Por qué nos querían matar?

***

El león estaba frente a Sasha y Rakan.Aunque estuviera en desventaja en número ahora que las dos leonas estaban fuera de combate él era más sádico, no dudaba en hacer lo que fuera con tal de ganar.Se mantuvo mirando a Rakan luego del rugido.Le hacía creer que tras eso iba a ir directo a por él.

¿Es que no te han enseñado que si eres débil no puedes enfrentar a los demás? Te falta mucho por aprender, tigre....Dijo con una voz propia de un loco.Estaba disfrutando esa carnicería.Aunque dos de sus leonas estaban muertas a él no le importaba con tal de cumplir con su objetivo.
Se fue acercando lentamente hacia Rakan sin quitarle la vista de encima.Pero justo antes de que ellos le atacaran a él hizo un rápido movimiento con sus patas moviéndose hacia el lado en el que estaba Sasha, dispuesto a matarlo.

Con lo que no contó es que Rakan era lo suficientemente valiente o estúpido como para interceptar el ataque, recibiendo de lleno un golpe en el rostro.
El tigre se desplomó en el suelo con una caída sorda, pero aún seguía inconsciente.Aún así, lo suficiente como para estar fuera de combate por unos segundos.Tiempo que aprovechó el león para atacar a Sasha, quien se encontraba muy cerca de él.La atacó golpeándola con su pata, siendo un golpe muy fuerte.La leopona, al igual que Rakan también cayó al suelo, pero ella se golpeó en la cabeza, quedando inconsciente.

Rakan presenció todo aquello, enfureciéndose.No sabía si el golpe en la cabeza había sido mortal.Ignorando su propio dolor se levantó de sopetón, enfrentando al león con una verdadera mirada de ira.
avatar
Whalia
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1400
Fecha de inscripción : 15/12/2015

http://whalia.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Rakan el Miér Ago 09, 2017 8:33 pm

Rol off: Hakai con esa melena roja y piel parece un león super saiyan dios, tremendo hack se fumo Whalia xD

Miren nomas ese Kiverai tan sukistrukis ( ͡° ͜ʖ ͡°)  ( ͡° ͜ʖ ͡°)  ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Rol On: Los tigres bonitos no tienen que molestar a sus mayores.

Estaba muy agotado por la pelea contra las tres leonas, en un pequeño lapso de tiempo capte el aroma de Hakai y algo de sangre... aunque por muy poco segundos, la lluvia cubria su pelaje. Antes de que pudiera hacer algo, el león se arrojo de lleno contra Sasha dispuesta a darle un fuerte golpe. De un fuerte salto logre interponerme entre Sasha y el puño del leon. Este me cayo de lleno en el rostro mandándome a volar unos cuantos metros.

Senti un enorme dolor en mi rostro, mi vista estaba borrosa y por un momento la sensacion de dolor hizo que sintiera mi rostro helado, esta mareado y aturdido por aquel puño, mi nariz comenzo a expulsar sangre dificultandome respirar.

¡Rakan! - ella estuvo a punto de correr a auxiliarme cuando el león, de un rápido movimiento, le lanzo un fuerte golpe a Sasha, esta se encontraba muy cerca de el por lo que el león no dudo en lastimarla. Al verla volar de esa manera y caer de golpe contra el suelo, golpeándose la cabeza, hizo que mi cabeza saliera del aturdimiento y viera con mejor detenimiento como el cuerpo de Sasha no se movía.

Desde ese momento mi orgullo se había destruido como un espejo, en mil pedazos. No pude protegerla después de todo, al ver como la sangre brotaba de su cabeza, mi cuerpo comenzó a moverse solo, sentía como la ira, la rabia y el odio crecían rápidamente.

Oh parece que tu pequeña amiga es demasiado débil, un pequeño golpe y ya esta muerta - este se comenzó a reír de una manera horrible, hasta asquerosa. Un enorme rayo cayo encima del bosque, este rayo era muy fuerte tanto así que exploto el terreno alrededor de este, duro unos segundos pero ilumino toda la zona oscura del bosque, a la vez provocando un enorme sonido, mis ojos al brillar reflejaban lo que mi cuerpo sentía y lo que mas quería hacer en ese momento, quería matar al león y masacrarlo sin piedad. En los ojos del león se mostraba su mirada maligna, era peor que Scar o Vesper. Este ser ya no tenia salvación alguna si se quería redimir.  

Cuando la luz se difumino, antes de saltar a atacar al león sin pensar en las consecuencias de mis acciones, recordé las palabras de Sasha.

"Si dejamos que la ira nuble nuestro juicio, seremos peores que ellos. Recuerda esto siempre Rakan que algún día puede salvarte la vida"

Por un momento rugí con todas mis fuerzas, lanzando un enorme grito que posiblemente Hakai y Kiver hubieran oído. Gracias a eso, pude sacar toda esa rabia e ira que sentía en ese momento, logrando relajarme un poco, me calme y trate de analizar la situación. Aun era muy pronto para sacar conclusiones, Sasha no estaba muera, tal vez solo era una herida causada por la caída y estaba inconsciente... tenia que serlo, ella era fuerte.

El león sonrió maliciosamente y se lanzo contra mi de golpe, esta vez ya no eran golpes, sino zarpazos, este se levanto en 2 patas para poder lanzar su ataque. Estaba agotado y sentía como mi cuerpo perdía el equilibrio debido al dolor y la perdida de sangre, lo único que podía hacer era esto.

¡No lo harás! - grite mientras me levantaba a dos patas y con mis patas heridas atrape sus garras, sentía como trataba de aplastarme con todas sus fuerzas, era increíblemente fuerte el desgraciado. Estuvimos asi por unos minutos hasta que el león se enfureció y con una de sus patas me dio un fuerte golpe en la mejilla. No pude esquivarla a tiempo debido a mis heridas y al cansancio. Sin embargo no me empujo, solo recibi de lleno el golpe pero no me movi del lugar, aun seguía sujetando su otra pata con todas mis fuerzas.

El león no se quedo quieto y trato de lanzarme un segundo golpe, pero esta vez reaccione rápido, abriendo mi boca lo mas que pude, mordí con todas mis fuerzas el brazo del león negro, tal y como lo había hecho la leona con mi brazo. El león gruño al sentir mis colmillos aplastando su carne, por un segundo senti algo duro, era su hueso.

Era ahora o nunca

Usando las ultimas fuerzas que me quedaban, empuje su pata que estaba sujetando y me aleje de el jalando mi cara, desgarre lo mas que pude toda la carne de su pata, causandole una enorme herida, muy grande y profunda, al poco tiempo comenzo a chorrear sangre de su brazo, le habia provocado una pequeña hemorragia. Rapidamente escupi toda su sangre de mi boca, era horrible.

¿Eso es todo lo que puedes hacer? que decepción... ahora ya veo porque los tigres blancos están por desaparecer de la faz de la tierra - dijo el leon sin mostrar ningún rastro de dolor, esto me dejo perplejo... nunca había conocido a un ser que fuera capaz de no sentir dolor.

Estaba tirado en el suelo, ya no me podía mover debido al cansancio, sentí como me desmayaba poco a poco. El león rápidamente se subió encima mio y saco sus garras una por una. Trate de moverme pero mi cuerpo no respondía... y peor aun, la perdida de sangre me dificultaba mucho la situación. El león estuvo a punto de lanzar su golpe final cuando una figura se subió encima de el y lo mordió desde el lomo, al abrir bien mis ojos vi que era Sasha ensangrentada, estaba enfurecida con el león y con sus cuatro patas, se había sujetado con sus garras a la piel del león. Jalando su lomo, lo alejo de mi cuerpo, parecía como si un jinete tratara de dominar un caballo salvaje.

A medida que el león se movía con tal de safarse de ella, mas se lastimaba debido a los colmillos y garras de Sasha. Poco a poco la sangre que se esparcía de las heridas, empaparon el cuerpo del león, volviéndolo un poco mas visible ante todos, debido al color rojo. Este en un ataque de ira, vio un árbol y decidió estrellarse contra este, golpeando fuertemente a Sasha quien cayo muy adolorida, esta vez estaba inconsciente. Vi la mirada del león, estaba completamente enfurecido.

Con todas mis fuerzas y con lo ultimo que me queda, pues era solo un 2% restante de mi energía. Camine lentamente hacia Sasha, en algunas ocasiones me caía por el dolor y el barro, pero me levantaba rápidamente y seguía caminando, hasta llegar donde ella. Lentamente puse mis cuatro patas alrededor de ella y bloquee toda visión de su cuerpo con la del león, lo ultimo que podía hacer era protegerla... usando mi cuerpo como escudo. Si moría en ese momento, moriría feliz sabiendo que pude protegerla hasta el final. Cerre mis ojos y espere.

Escuche las garras y el gruñido del león, este se dirigió hacia mi y me observo, no podía atacar a Sasha desde ningún angulo, pues estaba casi recostado sobre ella. El león levanto su pata y reunió todas sus fuerzas para darme el zarpazo final. Ya no había nada que hacer, solo aceptar mi destino y recibir a la muerte con los brazos abiertos, por fin podría reunirme con mis padres y conocerlos. Una pequeña lagrima rodó por mi mejilla derecha.

Bueno... fue una vida después de todo, gracias Hakai y Sasha... cuídense mucho y lo siento por ser un idiota... adios

Un segundo rayo, mas fuerte que el segundo cayo sobre un árbol y lo destruyo por completo, la tormenta había terminado mientras salia la luz de las luciérnagas alrededor del bosque, iluminando toda la zona. El bosque volvía a estar brillante gracias a esos bichitos y a la luz de la luna llena.
avatar
Rakan
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 04/07/2017

https://www.fanfiction.net/u/9425062/Shaka-The-Wolf

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Whalia el Jue Ago 10, 2017 10:04 am

Rol Off:

Todos van op xDD.

Kiverai será real, todos lo saben :v

Rol On:

Seguí caminando a paso ligero hacia Rakan y Sasha, esto no iba a salir bien.Cuando Kiver llegó hasta mi posición se veía que quería preguntarme algo, pero no le di la oportunidad.No era el momento.

Kiver, tenemos que ir cuanto antes con mi hijo y Sasha, ahora mismo podrían estar en grave peligro.Era irónico que yo lo dijera, teniendo en cuenta mi estado.Aunque la lluvia limpiaba mis heridas, eso era algo bueno.He matado a las dos leonas contra las que luchaba, no volverán a ser un problema.Cualquiera se sorprendería al escuchar que habías matado a alguien, pero ese no era mi caso.Era lo de menos.Kiver, sígueme Le dije apresurando el paso.

Quedar tan herido frente a esas leonas...¿Cómo he podido permitirlo? Yo soy un orgulloso león de sangre guerrera...Para mí, eso era como haber sido derrotado.Tenía que volver a recuperar mi orgullo.

Seguí caminando, aumentando mi velocidad aunque me doliera cada vez más.Pero era ahora o nunca, no había segundas oportunidades.

¡Rakan! Esa era la voz de Sasha.¿Qué le estaba pasando a Rakan?

De repente, un rayo impactó en la zona del bosque, haciendo iluminar un amplio perímetro.Entonces los vi.Vi a Sasha inconsciente con una herida en la cabeza.En ese momento escuché el potente rugido de Rakan.

Has cometido un error al atacar a Sasha y a Rakan...El león comenzó a atacar también a mi hijo.Yo no podía quedarme viendo la escena sin hacer nada.
En ese momento el león iba a dar el golpe de gracia a Rakan

Ignorando una vez más el dolor corrí hacia ellos, embistiéndolo con todo el peso de mi cuerpo y evitando que matase a Rakan.El golpe fue directo a su cabeza.Nuevamente otro rayo impactó, esta vez en un árbol, carbonizándolo en segundos.La tormenta había cesado y ahora la zona estaba iluminada por luciérnagas.Era un punto a mi favor, así podría ver al león en la oscuridad.

Cayó de lleno contra el suelo, había logrado herirlo.Pronto estaba intentando levantarse, aún aturdido por el golpe.No esperé a que se levantara, tenía que acabar con eso cuanto antes.Puse mi peso encima de él, enterrando su rostro en el barro para que no pudiera morderme.Con la pata que me habían mordido la coloqué sobre su yugular, para que no pudiera respirar.Hice presión hacia arriba, cada vez más fuerte.El león forcejeaba, pero no podía hacer gran cosa.Estaba perdiendo el conocimiento por momentos.Noté que se resistía cada vez menos.

Justo cuando iba a clavar mi mandíbula en su cuello el león se echó para atrás, haciendo que yo cayera de espaldas.

¡¿Pero qué?!

No era de extrañar, yo estaba muy herido y el león apenas lo estaba.Se abalanzó sobre mí con la intención de morderme el cuello.Ya estaba herido en esa zona, si permitía que lo hiciera estaba muerto.Con mis patas traseras y la delantera que no tenía rota conseguí que no me matase en el acto, logré detenerlo, pero no iba a durar mucho, yo ya estaba muy cansado, no iba a poder aguantar mucho más.

Morir de esta forma...Mi orgullo hoy ha quedado destrozado...Y más frente a mi hijo.¿Qué pensará de mí? Para él soy alguien fuerte y sabio, él mismo me lo ha dicho.Pero luego de esto...

Rol Off:

Kiver, ya sabes qué hacer :v
avatar
Whalia
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1400
Fecha de inscripción : 15/12/2015

http://whalia.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por rey_kopa el Jue Ago 10, 2017 2:26 pm

Off: Ya nada es igual D:, ya todo se derrumbó, dentro de mí, dentro de mí :’(, Hakai hacks level Plátano cósmico (Psdt: ahora los susurros seran asi Hola y los pensamientos asi hola)             

On: Me dirigía hacia la ubicación donde se encontraba Hakai pero escuche unos pasos, se oían muy pesados, serian de Hakai, más mi duda se resolvió cuando lo vi corriendo en mi dirección a máxima velocidad, era increíble, después de como la dejaron las otras dos leonas, pudo hacerle batalla a estas 2, ganarle en tan poco tiempo y venir a esa velocidad como si nada, mas no se detuvo siguió de largo y yo lo seguí - Kiver, tenemos que ir cuanto antes con mi hijo y Sasha, ahora mismo podrían estar en grave peligro. - - Lo sé, escucho sus rugidos desde acá - - He matado a las dos leonas contra las que luchaba, no volverán a ser un problema. – Mi cara en ese momento no era ninguna otra que  una de sorpresa, la naturalidad con lo que lo decía llegó a asustarme, simplemente me quede sin palabras - Kiver, sígueme - lo dijo con total seguridad y procedió a acelerar el paso, en este preciso momento debía tener la cabeza fría, no fue difícil pues no tenía ninguna clase de sentimiento o relación amistosa con ninguno de aquellos 3, era obvio que dar la cara así como así sería una idiotez, tenía que estudiar a el enemigo, había algo que estaba de mi lado y era el hecho que si el ataque estaba planeado de hace tiempo no sabría nada de mí, hasta ahora ese león no ha estado cerca mío así que no creo que sepa mi forma de pelear, en estos momentos podía fácilmente huir de este reino lo antes posible, evitando que mi vida peligrara y de paso jamás me encontrarían pero no, no podía dejar que 3 vidas inocentes, a mi parecer, muriesen de forma tan cruel, por el tiempo que pase con ellos las últimas 8 horas sé que ellos no pudieron hacer nada malo como para que se merecieran esto, obviamente baje el paso y Hakai cada vez estaba más lejos, debía tener un plan b por si el león es demasiado para mi.

Pasaron unos 3 minutos, estaba todo listo, ahora debía ir rápido hacia donde los demás, no tengo un buen presentimiento, así que apure el paso, y faltan unos 5 metros use la técnica de antes, subirme a la rama de los árboles, esta vez fui con mucha cautela y solo a 3 metros, pues las ramas más altas eran más delgadas y podían crujir cuando pasase por ellas, pasaron unos segundos cuando por fin llegue, la cosa no se veía para nada bien, de un lado estaba la leopona, muy mal y sangrando de la cabeza, Rakan se encontraba encima de ella cubriéndola totalmente con su cuerpo, estaba lleno de heridas medianas pero lo que preocupaba eran sus heridas profundas en su panza, brazo derecho y pata izquierda, definitivamente esos dos no daban para más, por otra parte por fin vi al león, su pelaje era tan negro como la mismísima noche, su melena de un café oscuro, y sus ojos, sus ojos eran tan rojos como la sangre, y si eso no era escalofriante, pues todo su pelaje está cubierto de cicatrices, combinado con la sangre que tenía por todo el cuerpo, si es no te erizaba los pelos, nada lo haría.

El león se encontraba encima de Hakai el cual estaba de espalda contra el piso evitando que el león le mordiese la yugular solo con tres patas, cuando me lo tope hacia unos minutos se veía con bastante fuerza y energía, pero al parecer solo estaba manteniendo su cuerpo al límite y finalmente cedió, aun así era increíble todo lo que hiso, la fuerza y resistencia que poseía iban mas allá de lo que alguna vez vi y eso solo me asustaba más, pues aquel león tenía que ser una bestia para poder tenerlo contra las cuerdas, pude estudiar los últimos segundo se la pelea entre los dos antes que Hakai cediera, no fue mucho, pero lo suficiente, como para saber, que ese león era muy fuerte, resistente, y por encima de todo indoloro e inteligente, tenía todo planeado, por lo que vi, su plan fue muy bueno, mandar a las leonas a debilitarlos, mientras el quieto los estudiaba pues de otra forma no tiene explicación como supo defenderse tan bien de los ataques de Hakai y estar tan descansado, era el plan perfecto a mitad de la noche y sin ninguna guardiana, pero no me había visto y ninguna de sus leonas estaba consiente, así que había la posibilidad que no supiese nada sobre mi presencia, finalmente a Hakai se le acabaron las ultimas fuerza y el león iba a con todas a matarlo mordiéndole el cuello, era mi única oportunidad, tenía que esperar el momento justo para atacar y salir de mi escondite entre las hojas de los árboles.

Por fin cuando ya la mandíbula del león se encontraba a escasos centímetros del cuello de Hakai, ataque, salte a toda velocidad del árbol, con tal fuerza que la rama de la que salte se partió, casi justo a tiempo, mordiéndole el cuello con todas mis fuerzas empujándolo varios metros hacia la izquierda de Hakai, fue tal la fuerza y velocidad que a pesar de estar encima de él, sentí fuertemente la caída, más a pesar de estar encima de él mordiendo con toda mi fuerza, el rápidamente intento darme un zarpazo para que me bajara de su espalda, mas ya había calculado la velocidad de sus movimientos y salte justo a tiempo para que no me diese, caí y lo que vi me dio miedo, su piel era tan gruesa y con tantas cicatrices en su cuello, que apenas y perfore ligeramente la piel, el no espero para mirarme con unos ojos propis de la mismísima muerte y atacarme con todo, estaba muy furioso, mas aunque intento una y otra vez darme, ya lo tenía estudiado, esquivaba sus garras pro milímetros, y le daba un zarpazo con toda mi fuerza en la cara de forma que se desorientara, pero él seguía una y otra vez como si nada, tenía que seguir intentándolo hasta ver cuando presentaba signos de cansancio, mas también era peligroso pues a cada ataque estudiaba mis movimientos.

Pasaron lo minutos y no parecía ceder, lo contrario, cada vez me acataba con más fuerza, tenía que arriesgarme, así que en una de sus embestidas, decidí recibirlo de lleno, para así sujetarme de su cara y hacerle el mayor daño posible en la única parte que aún no había atacado, más la sorpresa me la lleve yo al recibir el golpe, se suponía que era una tacleada, pero podía jurar que al momento que choco su cara con mi vientre me había roto mínimo 5 costillas, me dolía un montón, pero era la oportunidad, clave las garras de mis patas delanteras en su lomo y con las garras de mis patas traseras con toda la fuerza y precisión que tenía, le daba en lugares débiles como los ojos, nariz y orejas, todo esto mientras sujetaba su cuello con mi boca clavando los colmillos, más el león como si se tratase de una costra, con sus patas delanteras me empujo con una fuerza tan grande que mis garras y mordida se soltaron y volé hacia la arboleda impactando con el primer tronco que ese topo en mi camino rompiéndolo a mi paso, por suerte use mis patas para evitar que mi lomo impactara de lleno y una costilla me perforara algún órgano, sabía que me debía levantar lo más pronto posible, pues el león me iba a rematar, y a pesar de que me levante de inmediato y salte hacia mi izquierda me dio un zarpazo increíblemente fuerte en el muslo derecho, dejándome una profunda herida y haciéndome tropezar y rodar por el piso.

- Así que tú, pequeño y estúpido león ¿se te ocurrió intervenir en mis planes y romperme la nariz creyendo que saldrías vivo de esto?, que estúpido que eres, ¿Mándame mis saludos al diablo!

Antes de poderme levantar, el vino a toda velocidad hacia mí, no podía dejarme dar un golpe de lleno o si no hasta aquí había llegado, salto y se lanzó con la mandíbula abierta hacia mí, en sus ojos se le notaba que la ira de que le rompiera la nariz estaba dominando, quería terminar con migo ya, para mi suerte y tenía la mente fría, y pude pensar claramente, rápidamente gire sobre mí mismo hacia mi derecha y cuando el león estaba a pocos centímetros con mis patas traseras le impacte fuertemente en el lado derecho de su lomo, justo en la mitad, de forma que la fuerza de mi ataque se esparciera por toda su cuerpo, el león salió volando directo hacia donde apunte una grande y afilada roca, mas aunque di de lleno y escuche un crack, se levantó como si nada con un corte en la zona izquierda de su lomo y posiblemente alguna costilla, me mira a los ojos y corrió a toda velocidad hacia mi acompañado de un fuerte rugido, debía huir ya.

Iba a esquivarlo de nuevo pero, no pude, ya me había levantado pata correr pero mi pata trasera derecha donde recibí su ataque de hace rato no respondía, la vi y no lo podía creer, estaba rota y de ella salía sangre a una velocidad alarmante, al parecer la adrenalina que se encontraba en mi cuerpo anulo el dolor, y no me di cuenta en un primer momento, per a cada segundo el dolor comenzaba a sentirse más, ya no podía hacer nada, solo cubrir mi pecho con mis patas delanteras, mas no fue idiota, y con toda su fuerza me embistió de lado y me dio un doble zarpazo que atravesó de lado a lado la parte izquierda de mi lomo, mandándome a volar varios metros lastimando lo más posible mis heridas, el dolor aumentaba y la adrenalina comenzaba a acabarse, el plana a fallo completamente, tenía que dar paso al plan b pero ya, un ataque más de esos y no lo contaría, era ahora el momento preciso pues estaba a unos 10 metros de él, pero había un problema tenía que hacer que me persiguiera y para ello tenía que correr, intente apoyarme en mi pata trasera derecha pero sentí un dolor gigante apenas rose el piso Veamos, es esto o morir, se macho por dios!, no tienes de otra, ahora o nunca! Sin pensarlo, emprendí carrera hacia donde tenía mi plan b preparado, cada paso era un infierno, sentía un dolo inmenso, y cuando comencé a correr a toda velocidad, sin darme cuenta empecé a llorar, intentando aguantar el dolor mordía mi lengua sin ningún éxito, el león me seguía a unos 6 metros, la persecución no duro más de 1 minuto cuando ya me pisaba los talones, para mi suerte cada que podía hacia sig sags en los árboles para ganar distancia aunque eso solo aumentara el dolor infernal que sentía.
Las heridas sangran demasiado y no pasa mucho antes de que me sienta débil y cansado. Me mareo, pero no por eso me detengo. Sigo adelante, con el león pisándome los talones.

Dejando atrás el bosque, veo un acantilado, un poco estrecho de hecho, pero bastante profundo. un puente de soga y tablas construido por humanos que lo atraviesa parece a punto de romperse. Perfecto. Acelero el paso. Son las últimas fuerzas que me quedan. No sé en qué momento he cerrado los ojos, pero cuando lo hago, me encuentro en medio de aquel destartalado puente, que se balancea peligrosamente con mi peso. Escucho algo crujir; una tabla.

Ya el león, que tan cegado por la ira está, ni siquiera parece notar el desvencijado puente. Corre a toda velocidad hacia mí, sin percatarse del peligro, sacudiendo bruscamente el puente a cada paso. Cierro los ojos. No quiero ver. Tengo miedo, no sé cómo llegue a este punto por salvarle la vida a los demás, pero si pasa algo no me arrepentiría de lo que hice, incluso si pudiese lo volvería a hacer.

Un día, me contaron que cuando se está en situaciones de extremo peligro, se debe de confesar todo aquello que nuestros corazones guarda, que aquellos minutos son para ordenar nuestras prioridades y así estar en paz.

Otro día, me dijeron que cuanto vaya a morir, simplemente no sentiría culpas. Estaría en paz conmigo mismo por el mero hecho de saber que ya nada tenía por qué preocuparme.
Me dijeron que cuando muera, ni siquiera sería consciente de ello. Que yo simplemente me apagaría y ya no sería nada.

Todo parece cámara lenta, como si la vida quisiera demorarme, como si el universo quisiera darme la oportunidad de arrepentirme. Pero de ninguna forma lo haría.

El cuerpo del león cae con pesadez contra el mío.

El puente se sacude.

Las tablas crujen, demasiado viejas y débiles para nuestro peso.

El corazón se me acelera.

Me cuesta respirar.

Jalo con las garras aquella única soga que nos sostiene en medio del vacío, mas mis unicas esperanzas se derrumban en ese segundo pues la soga se rompió en el acto.

El león grita y yo me abrazo a él, no me quedaba de otra, le rodeo el cuello con los brazos, aprisionándolo, asegurándome de que no escapará, de que me acompañará hasta el final de la caída.
Yo me voy y él se va conmigo.

El frío viento nos rodea, llenando nuestros oídos de un bajo zumbido, y al fondo, puedo oír el violento chocar de las aguas contra las rocas.

Abro los ojos y suelto al león, no sé por qué realmente, no sé con qué propósito.

Pero sonrío, porque lo último que veo son las caras de todas las personas que alguna vez he amado y querido.

Gracias a todos… Te quiero madre, no falle la promesa que te hise.
avatar
rey_kopa
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 752
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Rakan el Jue Ago 10, 2017 3:49 pm

Rol off: Al diablo con la pinche logica, esto se va a DESCONTROLAR XD

Pd: Hare mi poro si o si y lo llamare Kiverai :3

Rol on: No me había dado cuenta de lo que pasaba a mi alrededor, mi mente se había quedado semi-inconsciente debido a la enorme perdida de sangre y ante el dolor de mis heridas, lo único que llegue a escuchar fueron unos rugidos, sumado a unos fuertes golpes, una rompedura de huesos y zarpasos. Al abrir mis ojos pude ver como todo el bosque estaba iluminado por las luciérnagas, a un lado se encontraba mi padre tirado en el suelo, estaba muy lastimado al parecer, al ver sus heridas se me vino a la mente la posibilidad de que haya salvado... se lo debía mucho.

Gracias papá - susurre mientras trataba de moverme a un lado, mi cuerpo seguia derramando mucha sangre y Sasha estaba empadada de la misma, aun seguia inconsciente, el golpe fue demasiado duro para ella. Baje mi rostro y comence a lamer su mejilla con tal de despertarla, pero ella no reaccionaba. Recorde cuando aquel leon la habia lastimado por primera vez y luego la segunda. Mi orgullo estaba por los suelos... no pude protegerla al final, solo soy un maldito idiota que se cree lo maximo con tal de cumplir sus objetivos, esta era la realidad y esta realidad me demostro que soy demasiado debil para poder proteger a los demas. Tenia que protegerme a mi mismo primero antes de cuidar del resto.

Escuche unos fuertes sonidos hacia mi derecha, era Kiver quien se encontraba encima del leon negro, este imito la tecnica de Sasha sobre colocarse encima de el y sostenerse. Mi vision estaba tan borrosa que no me percate por completo de la  situacion actual, Kiver habia salvado a mi padre de una muerte segura, el leon estuvo a punto de morderlo pero Kiver llego y atrapo al leon. De alguna manera, desconfiaba de el pero a la vez confiaba... era algo extraño.

Luego de ver como pelearon ambos leones, Kiver logro romperle la nariz al leon con una maniobra extraordinaria, era obvio que sabia pelear muy bien y mas aun en terrenos complicados, pues el barro aun seguia alli.

Así que tú, pequeño y estúpido león ¿se te ocurrió intervenir en mis planes y romperme la nariz creyendo que saldrías vivo de esto?, que estúpido que eres, ¿Mándame mis saludos al diablo!

Lastimosamente Kiver, al tratar de evitar un ataque o contraatacar, se quebró su pata trasera por accidente, la adrenalina tapo la sensación de dolor al momento de quebrarse, ahora no solo era mi padre sino también Kiver con fracturas. Esta pelea se había tornado demasiada sangrienta y cruel, trate de moverme pero me caí de golpe contra el barro, estaba muy agotado pero un poco recuperado debido al tiempo que paso.

Vamos muévete, has algo en tu vida por una maldita vez... - pensé mientras me incorporaba.

La batalla entre Kiver y el leon demoniaco se habia tornado mas peligrosa y Kiver estaba perdiendo, este en un intento desesperado por escapar o... tal vez poner a practica alguna clase de plan arriesgado, comenzo a correr a toda velocidad, muy a lo lejos, detras del bosque habia un acantilado y ¿un puente?... eso no era una buena señal, humanos aqui en Syrtis Rock no era nada bueno. Aunque el puente era demasiado viejo.

Decidi usar las fuerzas que habia recuperado y comence a correr lo mejor que pude, la sangre caia rapidamente. Al ver lo que Kiver iba a hacer, comprendi por completo su plan. Queria suicidarse con el leon o hacerlo caer al barranco. Esto no era una buena señal, para nada buena, si dejo que el muera, entonces Erick estara muy triste y posiblemente sus seres queridos.

Alli voy Kiver - pero alguien me detuvo, al girar mi cabeza vi una leona y un mandril, eran Axel y Kayla quienes me veian preocupadamente, el mandril se acerco y acaricio mi cabeza.

Ya vi todo lo que tenia que ver esta noche y de todo lo que ustedes hicieron para defender este reino, estoy orgulloso de los 4, en especial de ti Rakan, no dudaste en ponerme como escudo para salvar a Sasha y tu padre tambien, es un gran guerrero quien no dudo 3 veces en salvarte la vida, Sasha también hizo un excelente trabajo, ustedes dos me impresionaron en la manera en la que trabajaron en equipo. - luego dio unos pasos hacia adelante llamando a Kayla - Ahora dejanos el resto a nosotros, iremos por Kiver quien también demostró ser un excelente guerrero y amigo para el reino. No dejaremos que muera.

Quería avanzar pero Axel me tumbo al suelo nuevamente y golpeo con su pata mi estomago, quitándome el aire y las energías restantes.

Quieto Rakan, has perdido demasiada sangre, un paso mas y morirás desangrado... quédate allí y espéranos - dijo Axel con una voz muy seria mientras comenzaba a correr junto con Kayla. Desde mi posición podía ver perfectamente el puente. Este se ubicaba saliendo del bosque, allí se veía un enorme precipicio.

Deja que mi hijo valla Axel, yo tambien ire... ese leon nos salvo la vida de alguna manera, sigo desconfiando de el pero podemos salvarlo si vamos ahora - Dijo Hakai moviendose con mucha dificultad

Yo también iré... no me agrada ese leon pero si va Rakan y mi nuero, entonces también voy... - susurro Sasha moviéndose cerca a mi lado y ayudándome a incorporarme

Pude ver por un instante como el puente se comenzaba a romper y el león negro se sujeto a una tabla y Kiver se sujeto de su cuello, estaba a un paso de morir.

Rápido muchachos, no tenemos tiempo - dije mientras me disponía a correr aun si eso significaba que perdería mas sangre, Hakai me siguió el paso y Sasha también. El mono suspiro y sonrió, se quedo allí con Kayla observando nuestras acciones

Rápidamente llegamos al puente, la tabla ya esta crujiendo, rapidamente Hakai corrio a toda velocidad dando un enorme salto, este llego a sujetar con sus patas a Kiver quien se veia sorprendido, rapidamente sujete la cola de mi padre y sentia como la fuerza de ambos me jalaba hacia el precipicio, Sasha rapidamente sujeto mi cola y detuvo el movimiento, estabamos a un paso de caer todos al fondo. Sasha lentamente comenzo a jalar de mi cola y yo hice lo mismo con la cola de Hakai, poco a poco subian los 2 hasta que finalmente llegaron al puente.

El puente comenzo a moverse de una manera erratica y era porque una de las cuerdas se habia soltado, los cuatros comenzamos a correr mientras llegabamos al bosque y de un enorme salto, los cuatro escapamos de la muerte.

¿Estan bien? esa casi no la contamos... Kiver no se si eres un idiota o un genio por haberte desecho de ese leon con esa proeza, no vuelvas a asustarnos de esa manera. - dije algo enfurecido, casi morimos los cuatro... pero ya habia pasado, lo hecho, hecho estaba.
Increíble lo que acaban de realizar estos muchachos... son asombrosos - grito el mandril desde lo lejos, estaba impresionado con la fuerza que empleamos para salvar al leon.

Los cuatro estábamos a salvo y decidimos ir calmadamente hacia la ubicación del mandril y la leona. De pronto me desplome sintiendo mucho dolor en mi cuerpo.

¡Rakan! - Era Sasha quien estaba con una mirada de preocupación al ver mi estado, yo por mi parte me alegre al verla en excelente estado, solo unos minutos pero luego esa felicidad decayó en decepción y frustacion al recordar como la dañaron delante mio.

Tranquila... ya termino todo... estoy bien - susurre mientras la veía acercándose y colocando su rostro al mio. Estaba muy feliz de verme vivo y yo también lo estaba al verla muy bien pero algo dentro de mi se habría destruido, mi orgullo...

***

Luego de unos 20 minutos, todos estábamos reunidos frente a la laguna fuera del bosque, todas las leonas guardianas se encargaron de desaparecer los cuerpos de las leonas muertas y expulsar a las que estaban inconscientes, el rey y la reina al enterarse de todo por las palabras de Axel, corrieron y abrazaron a Hakai, Erick al ver el estado de Kiver corrió a verlo y abrazarlo, mientras que mi tía se dirigió hacia mi y Sasha para ver nuestros estados. En poco tiempo la noticia se había expandido por todo el reino, todas las guardianas disponibles comenzaron a patrullar ferozmente todo el reino en búsqueda de mas extraños.

Por mi parte no dije nada, a pesar de las multiples preguntas que me realizaba Lorelai... solo me limite a decir lo siguiente:

Lo siento Lorelai pero no me encuentro en condiciones para hablar ahora mismo... si me disculpan me ire a dar un baño en el lago, estoy todo asqueroso y empapado de sangre.

De un gran salto me sumergi a la laguna y comence a limpiar todo mi pelaje, Sasha hizo lo mismo puesto tambien estaba sucia y cubierta de sangre. Ambos tardamos alrededor de 10 minutos para poder restaurar nuestros pelajes a su color natural. Aunque las heridas eran un poco visibles ante los demás. Ambos nos sacudimos lejos de la multitud de animales hasta estar completamente secos. Ambos ya estábamos recuperados pero Hakai y Kiver se veían muy mal debido a las fracturas en sus patas, estas tardarían mínimo un mes en recuperarse. Por mi parte, mis heridas si eran profundas. Afortunadamente gracias a mi basto pelaje, al momento de que las heridas cicatricen no se notarían.

Gracias a Dios... no me gustaria verme cubierto de cicatrices...

En ese momento se acerco Axel hacia mi y Sasha y con una sonrisa nos miro.

Veo que supieron manejar la situación correctamente... sin embargo Rakan veo dolor, tristeza, frustacion y hasta rabia en tu aura... - susurro el mandril cerrando los ojos. - Vengan con Hakai y Kiver a mi arbol, tengo que tratar sus heridas de inmediato... y descuida Rakan que se como camuflar tus heridas para que no se vean la cicatrices. La unica que no puedo camuflar es la de tu ojo.

Rakan... ¿es verdad lo que dice Axel?... ¿sientes todo eso? - pregunto ella mirándome a los ojos, yo aparte la mirada y decidí caminar en dirección hacia el hogar de Axel, dejando a Sasha triste por no responderle, ella sabia que había algo mal dentro de mi ser, por lo que decidió no hablarme. Al llegar hasta donde estaban mi padre y Kiver les dije lo siguiente.

"Hakai", Kiver, se que no les va a gustar la idea así que seré directo y franco, esto dependerá de ustedes porque aqui en el reino no hay otro animal que pueda tratar sus fracturas... vengan al árbol de Axel para que los curen y los dejen en excelentes condiciones... es todo, el resto depende de ustedes - dije con una voz seria y molesta, poco a poco mi ira me dominaba al ver mi incompetencia al no poder proteger a nadie.

Subí lentamente con Sasha hacia el árbol de Axel y este comenzó a preparar todos sus medicamentos, nos sentamos a un lado esperando a que llegaran Kiver y Hakai. Al parecer el tratamiento iba a ser largo y algo doloroso... en especial para ellos. Nuestras heridas ya habían dejado de sangrar al momento de salir de la laguna, ya nadie corría con riesgo de morir bajo una hemorragia.

Después hablaremos de esto Rakan, primero debo sanarlos a todos rápidamente sino sus heridas se harán mas graves o hasta podrían entrar en un estado crónico. - sujeto dos cocos y combino los liquidos naturales de las plantas en otro.

Eso deseo Axel, eso deseo... - di un fuerte suspiro con un leve gruñido.

Rakan... - pensó Sasha cerrando los ojos
avatar
Rakan
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 04/07/2017

https://www.fanfiction.net/u/9425062/Shaka-The-Wolf

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Whalia el Jue Ago 10, 2017 6:30 pm

Rol Off:

Rasha será real o no será :v.

Rol On:

De repente, cuando pensaba que iba a morir de la forma más deshonrosa posible, Kiver se abalanzó sobre el león, quitándomelo de encima.Sentí un alivio al dejar de tener su peso sobre mí.Aún así, no tenía fuerzas para levantarme.Apenas podía respirar sin dificultad.

Gracias papá No respondí, me faltaba el aire luego de aquella pelea.Había más sangre en el suelo, era mía.Aún era de noche, y aunque las luciérnagas iluminasen el bosque no era visible a simple vista.

Kiver continuó peleando contra el león, pero yo no presencié la pelea.Estaba demasiado cansado.Seguí tumbado, intentando recuperarme.En uno de los momentos de la pelea corrieron fuera del bosque.Rakan los siguió.¿A dónde pensaban ir?

Conseguí levantarme y seguirlos.Avancé varios metros y vi que Rakan estaba junto a Axel y Kayla.

Otra vez ese mono...El mono golpeó a Rakan luego de tumbarlo.¿¡Pero qué hace ese maldito mono loco!? Aceleré el paso, caminando hacia ellos.

Quieto Rakan, has perdido demasiada sangre, un paso mas y morirás desangrado... quédate allí y espéranos

Deja que mi hijo vaya Axel, yo también iré...Ese león nos salvo la vida de alguna manera, sigo desconfiando de él pero podemos salvarlo si vamos ahora Dije con una voz muy seria.En parte fue como regaño porque lo había golpeado, por mucho que si intención fuera evitar que continuara.

Me costaba moverme, pero podía.Eso era más que válido para intentar salvar a Kiver.Ya lo había hecho antes.Dejar que muriese sería como traicionarlo, él me devolvió el favor embistiendo al león.De no ser por él, ahora mismo estaría muerto.

Mientras corría hacia el puente escuché que las tablas de madera crujían.En ese momento aceleré mi paso, salté y conseguí agarrar una de las patas de Kiver.Sasha y Rakan consiguieron jalar para poder salir de allí.Tuvo que ser la adrenalina, pues todos estábamos heridos.

¿Estan bien? esa casi no la contamos... Kiver no se si eres un idiota o un genio por haberte desecho de ese leon con esa proeza, no vuelvas a asustarnos de esa manera.

Sí...No...Te...Preocupes. Afirmé entre respiraciones cortantesAunque mi cuerpo decía lo contrario a mis palabras.Observé a Kiver, quien parecía no creerse que nos arriesgáramos a salvarlo.Pero él también puso en peligro su vida al salvarme.Era mi forma de agradecérselo, con la misma moneda.

Noté que Rakan estaba raro.Era su mirada.Parecía enfadado consigo mismo.No quise preguntarle, no era el lugar ni el momento.Además, quería que mi derrota se olvidara en silencio.

***

Estaba descansando en una de las cuevas, junto a Kiver.Él también había sufrido bastante durante la pelea.

"Hakai", Kiver, se que no les va a gustar la idea así que seré directo y franco, esto dependerá de ustedes porque aqui en el reino no hay otro animal que pueda tratar sus fracturas... vengan al árbol de Axel para que los curen y los dejen en excelentes condiciones... es todo, el resto depende de ustedes

Fue tan extraño que Rakan me llamara por mi nombre...Pero había cogido la costumbre de llamarme así cuando estaba serio.Y se le notaba...Distante.Como si quisiera desaparecer de este mundo, aislarse de todos.Algo había ocurrido durante la pelea.Luego lo hablaría más tarde con él.

Kiver seguramente aceptaría la oferta, pero yo no quería.Bastante me había dejado el orgullo al ser derrotado como para dejar que aquel mono loco me curase.Estábamos en la naturaleza, no era la primera vez que salía así de una batalla.Y en mi reino no hay ningún mono loco...Dejaría que mis heridas sanasen por sí solas.Mi cuerpo ya estaba acostumbrado, como mucho tardaría un mes en curarse.

No voy a dejar que ese mono loco me ayude.Pensé con determinación.Antes de venir a las cuevas fui al lago para limpiar mis heridas para que no se infectasen.Ya habían comenzado a cicatrizar, aunque tardarían.Y seguramente, más de una quedaría visible para el resto de mi vida.¿Y qué importaba? Todos nosotros habíamos salido con vida del bosque.

Justo el día que vino Kiver...Esto no es normal.¿Pero qué puedo decir? Me ha salvado.Aún tenemos que ganarnos la confianza mutua, pero eso fue un paso.

Estar en la misma cueva que él no me causaba buenas sensaciones, no lo conocía de nada.Y la forma en que nos conocimos...Comenzó con una broma de mal gusto, y me enfrentó ante mi reacción.Él no sabía que yo no permitía que jugasen conmigo de esa manera, y lo pagó con mi desconfianza.Que yo confiase en alguien era difícil, y más si desde un primer momento no lo hacía.

Me había salvado la vida y yo a él, sí, pero aún era pronto.
avatar
Whalia
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1400
Fecha de inscripción : 15/12/2015

http://whalia.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por rey_kopa el Sáb Ago 12, 2017 7:56 pm

Off: después de casi dos días regresa la sabrosura :v

On: Cuando ya creía que hasta qui había llegado, sentí un fuerte y doloroso agarre en una de mis patas y quede suspendido en el aire viendo al león negro caer al vacío hasta que lo perdí de vista ¿cómo era eso posible?, mire hacia arriba era Hakai, me había sujetado y se encontraba en el ¿aire?, mire más detalladamente y no era solo él, as arriba, se encontraba rakan sujetándolo por la cola y la leopona hacia lo mismo con el tigre banco, poco a poco subimos todos hacia el puente el cual se movía de manera muy errática pues una de su cuerda se soltó, yo al igual que los otros 3 corrimos a toda velocidad hacia el bosque y a falta de unos metros pegamos un gran salto, justo cuando tocamos tierra el puente se derrumbó por completo, escapamos por milésimas de segundo de la muerte.

-¿Están bien? esa casi no la contamos... -Exceptuando el hecho que tengo casi todos mis huesos rotos y la piel echa picadillo, se podría decir que jamás estuve mejor- Dije en modo de broma y exageración -Kiver no sé si eres un idiota o un genio por haberte desecho de ese león con esa proeza, no vuelvas a asustarnos de esa manera.- Note algo de enojo en la forma en la que hablo, así que intente calmar un poco el ambientePues yo me inclino más por la primera sinceramentedije rascándome la parte de atrás de la cabeza con la pata – Lo siento, pero la adrenalina corría por mis venas y no tenía ninguna otra opción. Muchas gracias, enserio se los agradezco de corazón.


No sabía que pensar en ese momento, ahora que lo pensaba bien, fui un idiota, estuve a punto de morir, por una puta soga rota, en ningún momento paso por mi cabeza la idea que fallara a soga, sinceramente fui un estúpido, y casi pierdo la vida por ello, errores tan grandes como este no pod… Increíble lo que acaban de realizar estos muchachos... son asombrosos – de repente el grito de un mandril a la distancia me saco de mis pensamientos, sinceramente no lo pensaba así pues, por mi culpa casi mueren con migo los que intente salvar, aun asi al igual que los demás me dirigí hacia él y la leona que se encontraba con el, pero en un segundo y sin aviso, rakan paso de estar caminando normalmente, en la medida que estar herido por todo tu cuerpo te permite, a desplomarse en el piso con una mueca de dolor en su rostro.

¡Rakan! – grito la leopona llena de preocupación para luego acercarse a él, rakan le susurro algo, para posteriormente poner su rostro junto al del joven tigre blanco, después de unos segundos se levantó y seguimos al mandril, era de esperarse eso pues la adrenalina poco a poco desaparecía y los dolores aparecían de repente provocando un gran dolor.

Después de unos 10 minutos llegamos a la laguna fuera del bosque, al ver que todos se encontraban hablando, decidí ir a darme un baño, pues me veía del asco, después de un buen baño Salí totalmente limpio, ahora me daba cuenta que tuve cierta suerte que los demás no, pues ahora vi detenidamente todo i cuerpo y concluí que tenía unas costillas rotas, y la pata trasera derecha también pero además de eso tenía pocas heridas alrededor del cuerpo, eran más profundas y dolorosas pero eso significaría que casi no tendría cicatrices notables, me sacudí y cuando ya estuve seco me dirigí con los demás, ya faltaba poco para que saliesen los primeros rayos del sol pero aun así me sorprendió como ya toda la guardia rodeaba todo el reino, cuando de repente siento algo entre las patas, era Erick el cual estaba preocupado por mi estado, pero lo logre calmar y explicarle que estaba bien, y luego sucedió algo que e puso de lo más feliz, sus padres venían con él, al parecer la reina encontró a sus padres, lo cuales se acercaron y me dieron un fuerte abrazo, bastante doloroso a decir verdad, me agradecieron un montón que salvara a su hijo el cual llevaban casi una semana buscándolo, insistían en que tenían que agradecérmelo de alguna forma pero yo me negué de todo lo que me ofrecieron y simplemente les pedí una cosa, que cuidaran uy bien a Erick y no dejaran que le pasara algo así nunca más, me despedí de los 3 pues tenía que reunirme con los chicos en la casa del mandril y le dije a Erick nos veríamos otra vez más pronto de lo que imaginaba.

Cuando llegue no pasaron ni 15 segundo cuando rakan llego y dijo "Hakai", Kiver, sé que no les va a gustar la idea así que seré directo y franco, esto dependerá de ustedes porque aquí en el reino no hay otro animal que pueda tratar sus fracturas... vengan al árbol de Axel para que los curen y los dejen en excelentes condiciones... es todo, el resto depende de ustedes Apenas dijo eso sentí un corrientoso pasar por mi cuerpo, aunque desde que salí del agua caminaba cojeando, hasta ahora no había pensado en el dolor de las heridas y apenas lo hice sentí el dolor invadir mi cuerpo, mas no quería mostrar dolor o debilidad a los demás en ese momento, así que lo mire seriamente intentando ocultar el dolor. Sinceramente no me percate que lo decía con una voz seria y molesta.

No le pude contestar pues inmediatamente se fue hacia el árbol junto con la leopona, por cómo se trataban y lo juntos que pasaban, comencé a sospechar que eran pareja o algo por el estilo, yo sin dudarlo fui, pues el dolor comenzaba a invadirme, y no quería que mi cuerpo se llenara de cicatrices, subí lentamente pues me dolía el cuerpo y estaba cojeando, llegue y me senté, el ambiente estaba callado y el mandril se encontraba mesclando liquidas naturales así que me puse enfrente de los dos.


- Hola, toda una locura lo que acaba de pasar no?, un gusto, soy Kiver como ya debieron haber escuchado, pero entre tanto alboroto aun no me había presentado como se debe y discúlpenme por no agradecer antes como se correspondía, pero aún me encontraba en shock por lo que había pasado. Muchas gracias por salvarme la vida, no sé cómo agradecérselos, siento haber hecho que sus vidas peligraran, fui un estúpido y no pensé en que pasaba si el plan b fallaba. -Esta vez y para evitar el problema con rakan, lo dije de la manera más seria, amable, noble y con una sonrisa que irradiaba confianza que podía dar.
avatar
rey_kopa
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 752
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Rakan el Dom Ago 13, 2017 2:27 am

Rol off: Te la Kivermamaste, 2 dias, 2 DIAS XD

Rol on:

Estábamos dentro del árbol de Axel, todos en silencio, nadie se atrevia a decir nada, ni siquiera Sasha quien se encontraba perdida en sus pensamientos, por mi parte comenzaba a sentirme un poco extraño y a la vez comencé a sospechar de algo perverso sobre el mandril.

Cuando apareció, me dijo que había presenciado toda la pelea, absolutamente todo... si es así, porque no interfirió en ella con Kayla... o lo que es peor, porque no llamo a todas las guardianas del reino para venir a socorrernos... si esto era parte de su plan para entrenarme pues era de muy mal gusto, nuestras vidas estaban en peligro... ¿Axel en que demonios pensabas? - Esto hizo que un sentimiento de ira y decepción se sumara a mi ya destruido orgullo.

Estábamos así por unos minutos hasta que se presento Kiver, en su mirada se podía ver una chispa de dolor respecto a su condición física, fue uno de los mas heridos durante la batalla, y peor aun con esa pata rota. No podía ni imaginarme el dolor que debe estar sintiendo, no tenia la empatia suficiente para saber su dolor ni como reconfortarlo. De pronto se sentó a nuestro lado y comenzó a hablar, yo aun seguía muy molesto por su plan B, el cual casi nos cuesta la vida a los 4.

Hola, toda una locura lo que acaba de pasar no?, un gusto, soy Kiver como ya debieron haber escuchado, pero entre tanto alboroto aun no me había presentado como se debe y discúlpenme por no agradecer antes como se correspondía, pero aún me encontraba en shock por lo que había pasado. Muchas gracias por salvarme la vida, no sé cómo agradecérselos, siento haber hecho que sus vidas peligraran, fui un estúpido y no pensé en que pasaba si el plan b fallaba

No estoy en condiciones ni en la posición para decirte que eres un idiota, no te digas así ni te infravalores de esa manera ya que tu mente se lo va a creer, estábamos en una pelea de vida o muerte, es obvio que no había muchas opciones para eliminar a ese desgraciado. Y lo que hiciste fue algo muy valiente, salvaste la vida de mi prometida, la mia y en especial la de mi padre quien estaba a punto de morir degollado por aquel león. Te debemos la vida Kiver y puedes estar muy tranquilo, nosotros ya te consideramos como un miembro de este reino, cualquiera en esa situación hubiera huido sin embargo decidiste venir a ayudarnos. Muchas gracias Kiver - dije dando un fuerte suspiro, tratando de calmar mi ira.

Digo lo mismo Kiver, fuiste un león muy considerado, amable y valiente a la hora de venir a ayudarnos y dar tu vida por salvarnos, Kayla me contó todo lo que hiciste, en especial tus saltos sobre las ramas... en verdad eres un felino único y muy fuerte. Salvaste nuestras vidas, por lo cual estoy eternamente agradecida contigo, salvaste a mi Rakan y a mi nuero después de todo. Muchas gracias - dijo ella con una sonrisa.

Luego de esto nos quedamos nuevamente en silencio, Axel se tardo 30 minutos en preparar todo los materiales. En el suelo estaban muchos cocos, junto a muchas pociones, frutas, 2 enormes corteza de arbol, muy rectas y muchas lianas muy gruesas.

Bien... empecemos con esto, esto sera algo doloroso para los 3, no les voy a mentir, sus heridas son fatales y muy profundas y la sanación sera algo mas compleja de lo normal, no es lo mismo que curar un simple rasguño como lo fue el ojo de Rakan... - el mono se sentó a un lado y llamo a Sasha - Sasha tu seras la primera, las damas primero, ven y recuéstate en medio del lugar.

Sasha asistió con la cabeza y se dirigió a la zona indicada, lentamente se recostó. Axel se acerco y comenzó a examinar su cuerpo detenidamente.

Veamos... tienes un mordisco profundo cerca a una de tus costillas, una herida profunda en tu cabeza y muchos rasguños en tus dos brazos... ademas de eso - presiono la espalda de la leopona haciendo que sintiera dolor - Tienes un fuerte golpe en tu espalda, debido al color de tu piel, el moretón no se nota. De resto estas bien, solo es eso. Tuviste mucha suerte de que el golpe en tu cabeza contra aquella roca no fuera tan grave, perdiste mucha sangre... un poco mas y te hubiera provocado una hemorragia interna, provocandote finalmente la muerte.

Sasha no dijo nada, ya estaba experimentada con estos temas de la vida o la muerte, lo único que deseaba era ser curada de una vez para irse a descansar, estaba muy agotada, se podía ver por sus ojos la falta de sueño.

Has lo que debas hacer Axel, confió en ti... así sea muy doloroso. - susurro ella mostrando su fuerte carácter, no le tenia miedo al dolor ni mucho menos se iba a mostrar débil.

Bien, manos a la obra entonces, empezare con los rasguños y moretones leves - cogió dos cocos, uno con agua pura y el otro con el liquido rojo, ese mismo que utilizo para curar mi ojo y hacerlo cicatrizar mas rápido. - Sacare todas las costras, se fuerte Sasha.

El mandril rápidamente saco las 8 largas costras de los brazos de Sasha provocandole mucho dolor, de paso saco de un tirón la enorme costra del mordisco cerca a su costilla. Sin perder el tiempo, comenzó a limpiar a las heridas para poder evitar el sangrado y colocarle el liquido rojo, poco a poco el dolor fue desapareciendo al sentir como la medicina penetraba en las heridas mismas. Luego de esto, tomo un coco con un liquido amarillo con olor a flores, era algo viscoso. Coloco mucho de este liquido en la espalda de Sasha y con todas sus fuerzas comenzó a frotar fuertemente la piel de la leopona, ella saco sus garras y comenzó a rasguñar el suelo al sentir todo el dolor de sus músculos dañados, el objetivo era que la medicina viscosa penetrara bien en la piel herida, llegando a los músculos lastimados.

Uff bien hecho Sasha, ahora viene la parte mas difícil, desinfectar la herida del mordisco y la de tu cabeza. al estar en contacto con el barro es posible que estén en un gran riesgo de estar infectadas, por lo que utilizare esta poción de 10 hierbas, todas altamente fuertes. Aqui tendrás que aguantar mucho, porque la desinfección sera muy dolorosa.

No te preocupes por mi estado, solo hazlo de una vez - dijo Sasha un poco enfadada, queria terminar con esto de una vez por toda

Muy bien, se fuerte - coloco el coco del liquido verde en el suelo y metio sus manos sobre el, sacando dos enormes porciones de las mismas.

Al colocarlas en las heridas profundas, en especial la de la cabeza, Sasha comenzó a rugir al sentir un fuerte y latente dolor punzante sobre su cabeza, como si la estuvieran martillando. Poco a poco del liquido verde comenzó a salir espuma blanca. Nunca había visto algo parecido en mis años de vida.

Allí están las bacterias del barro, con esto es suficiente - dijo el mandril mientras que limpiaba las heridas con un poco de agua y colocaba el remedio rojo encima de ambas, el dolor se fue de inmediato y el proceso de cicatrización comenzó. Sasha se levanto y agradeció con una sonrisa a Axel.

Gracias Axel, ya me siento mucho mejor... nuevamente estoy en deuda contigo - dijo mientras se daba la vuelta y se recostaba a mi lado.

De nada Sasha, un placer... ahora el siguiente es Kiver, acércate muchacho que tu condición es muy critica.

Lo siento Sasha y Kiver, por mi maldita incompetencia al no saber pelear ni mucho menos tener fuerza, hizo que ambos resultaran muy lastimados, en especial tu Sasha, estuviste a punto de morir 2 veces frente a mis ojos sin que yo pudiera hacer nada.... maldita sea, MALDITA SEA - Grite fuertemente mientras golpeaba el suelo con mis garras, destrozando una parte de este y provocando que la herida de mi pata se abriera y comenzara a sangrar, estaba con los dientes al aire. Luego sentí una suave piel encima de mi cuello, calmando mi ira.

Rakan no es tu culpa, nosotros ya sabíamos las consecuencias que esto iba a traernos, hiciste lo mejor que pudiste hacer, me salvaste la vida ofreciendo tu cuerpo como escudo humano para poder salvarme... eso te hace un héroe y a la vez alguien digno de ser un líder... representaste la marca de Syrtis con ese sacrificio y muestra de cariño... descuida amor, ya estoy mucho mejor. - comenzó a ronronear ligeramente con tal de calmarme, solo me limite a suspirar y colocar mi cabeza en mis patas. La sangre poco a poco dejo de brotar de la herida. Mi orgullo estaba destruido y mi rabia crecía cada vez mas al recordar como aquel león golpeo sin piedad a Sasha.

Kiver se acerco donde el mandril y se recostó lentamente sobre el suelo, el mandril comenzó a examinar su cuerpo y al ver su mirada de susto, no me gusto para nada lo que estaba a punto de decir, era algo muy grave.

Hijo, no puedo creer la enorme resistencia que posees ante el dolor... tienes 6 costillas rotas en el pecho, una herida profunda en el muslo derecho, dos enormes marcas de zarpazos en el lomo izquierdo y la peor de todas, tu pata derecha trasera... esta destrozada y rota y no solo es eso... al correr de aquel león, forzaste mucho tu pata, provocando una doble fractura, la parte superior de tu pierna hasta la pata, y el hueso de la pata se rompió también. - dijo viendo detenidamente la pata de Kiver, sin duda al escuchar eso, no pude evitar sentir escalofríos.

¡Rakan párate y ven hacia aquí ahora mismo! - grito el mandril algo molesto, no me sorprendió verlo así, al parecer la situación era muy fuerte y necesitaba de mi ayuda. - Voy a necesitar que coloques tus patas encima de las patas delanteras de Kiver y que coloques 2 manzanas en su boca, estos servirán como amortiguadores para que no se lastime los dientes por el dolor, esto sera algo complicado, por ningún motivo lo vallas a soltar.

De acuerdo - dije seriamente

Kiver se que eres muy fuerte ante el dolor, por lo que primero empezare con las heridas profundas, se que haras un excelente trabajo aguantando el dolor - susurro el mandril mientras levantaba los respectivos cocos.

El procedimiento fue el mismo, primero saco las costras de las heridas, luego las limpio con agua para evitar el sangrado y hundio sus manos encima de la poción verde.

Rakan, Kiver prepárense - dijo el mandril mientras colocaba las dos porciones de la medicina verde en las heridas de Kiver.

Este, a diferencia de Sasha, solo desenfundo sus garras y gruño un poco, en verdad era muy bueno aguantando el dolor, en sus heridas comenzaba a salir espuma blanca, rápidamente lo limpio y coloco el liquido rojo encima de las mismas, el dolor desapareció.

Bien hecho Kiver... ahora viene las 2 partes mas difíciles de todas, tus costillas y tu pata trasera, necesito que te eches mirando hacia arriba. El león lentamente se dio la vuelta y se recostó mirando hacia el techo del árbol. Aun seguía con ambas manzanas en su boca.

El mandril se sentó un poco mas arriba de su pecho y lentamente hundió sus manos hasta tener entre sus dedos, una de las 6 costillas rotas.

Lamento mucho esto Kiver pero parece ser que las costillas rotas están muy separadas de su ubicación actual, tendré que emplear mucha fuerza para colocarlas en orden, de lo contrario podrían perforar algún órgano importante, se fuerte ¿vale? Rakan no te olvides, sujeta fuertemente sus patas. Y por nada del mundo lo vallas a soltar, ASÍ TE SUPLIQUE, NO LO SUELTES.

El mandril comenzó su tarea, al sujetar la costilla de Kiver, la movió rápidamente hacia su ubicación correcta, esto provoco un dolor intenso en el león, rápidamente producía movimientos erráticos, como si tuviera un ataque de epilepsia y trataba de safarse de mis patas, lo sujete lo mas fuerte que pude en ese instante.

¡Aguanta Kiver!, se que eres fuerte amigo y esto no es nada comparado a lo que hemos vivido hace unos minutos atrás, ¡esta estupidez no te va a ganar! - dije con un tono de voz tranquilo, dándole mucha seguridad y reconforte.

El mandril suspiro y comenzó a colocar sus manos en dos costillas mas, esta vez iba a ser mas veloz con el tratamiento.

Muy bien Kiver... prepárate porque esto se pondrá intenso ( ͡° ͜ʖ ͡°)

En 20 segundos, Axel comenzó a mover rápidamente las 5 costillas restantes hacia su lugar de origen, Kiver destrozo en un segundo las dos manzanas de su boca y dio un fuerte rugido al sentir un dolor indescriptible mientras se movia mucho, por suerte, Axel fue lo suficientemente rápido para colocar sus hueso en orden. Poco a poco Kiver se calmo, se veía como caían gotas de lagrimas desde sus ojos y estaba sudando mucho.

Bien hecho Kiver... solo una mas y estarás recuperado, vamos muchacho que se que eres muy fuerte - dijo Axel mientras sujetaba la pata de Kiver con cuidado y la examino.

Escuchaste eso Kiver, ya falta poco, solo falta tu pata... ánimos amigo - susurre tratando de calmarlo y darle tranquilidad, al ver sus ojos pude ver su dolor, no tenia empatia para poder entenderlo pero solo me limite a sujetar fuertemente sus patas. Lo que vendría a continuación y lo que estaba a punto de escuchar nunca lo olvidare jamas, fue una de las experiencias mas horribles de mi vida.

Kiver... lamento darte malas noticias pero al parecer, el hueso de su pierna esta demasiado alejado del hueso central de la pierna, el hueso de la pata esta muy lejos del hueso de la pierna, y ambos están volteados, ahorita mismo toda tu pierna derecha esta al revés. Esto sera demasiado doloroso. - Luego me miro a los ojos y me dijo con una orden.

¡NI SE TE OCURRA SOLTARLO, SI ES NECESARIO GOLPEA SU CABEZA, PORQUE ES PROBABLE QUE SUS INSTINTOS SALVAJES SALGAN A FLOTE Y QUIERA TRATAR DE MATARME POR EL FUERTE DOLOR, HAS TODO LO POSIBLE POR DETENERLO RAKAN! - luego de eso sujeto fuertemente la pata de Kiver y comenzó. - A la cuenta de 3 iniciamos, prepárense.

Ánimos Kiver - dijo Sasha mirando seriamente la pata del león.

¡UNO! - Al escuchar muchos sonidos de "Crack", Axel rápidamente comenzó a voltear los huesos de la pata destrozada, girando primero el hueso de la pierna hacia el hueso central, luego de esto giro el hueso de la pata hasta acomodarla correctamente y finalmente, junto todos los huesos en su posición actual, su pata ya estaba en su posición original... sin embargo. Durante ese proceso, Kiver se desquicio por completo, lanzo un enorme rugido que nos dejo sordos a todos, mientras que sus ojos se volvieron salvajes, estaba fuera de si mismo, por un momento casi pierdo el control de su cuerpo y casi mata a Axel o casi me ataca, pero lo detuve lanzandole un fuerte cabezazo contra su cabeza, volviéndolo en si. El dolor que debió sentir durante aquellos minutos debieron ser inimaginables.

Al terminar, vi como muchas lagrimas caian desde sus ojos y comenzó a temblar, rápidamente lo calme dándole unas palmadas en sus hombros. Estaba asustado y ya no queria experimentar mas dolor. De tan solo verlo lo supe.

Tranquilo, ya todo termino, lo lograste Kiver, eres un león verdaderamente fantástico, lo soportaste como todo un macho - dije sonriendole.

Axel termino la curación de Kiver, colocando dos cortezas rectas de un árbol entre la pata hasta la pierna, los envolvió con la lianas gruesas y lo cubrió por completo, las cortezas no ya no se veían, estaba ajustado fuertemente. Luego de esto, con el liquido amarillo viscoso, comenzó a frotar fuertemente su pecho, se veían muchos moretones.

Listo Kiver, finalmente terminamos... con estas tablas y estas lianas, tu pata no sufrirá ningún problema a la hora de moverte, tus huesos estarán en su posición correcta gracias a las tablas, tendrás que portar con esto durante 2 meses y medio, tus fracturas fueron muy graves... eso sin mencionar como serán las de Hakai... si no viene ahora, es posible que termine dañándose la pata terriblemente. Te lo dejo en tus patas Kiver para que convenzas a Hakai de venir aquí.

Luego de esto Kiver se retiro y se dirigio hacia la cueva, no si antes agradecer por toda la ayuda empleada por Axel. Pasaron unos 10 minutos desde su partida, luego de esto decidi hablar.

Sasha, necesito que nos dejes solos de inmediato... debo hablar en privado con Axel - dije con una voz seria.

Pero puedo esperarte aquí... - dijo ella, pero luego se asusto al escuchar mis palabras, Axel también se había asustado.

¡SASHA! ¿NO ME OÍSTE?... déjanos solos por favor y ve a descansar... necesitas reposar - dije tratando de calmar mi ira.

Ella solo suspiro y cambio su mirada a una de tristeza mientras dejaba el lugar y se dirigía hacia su cueva. Luego de que estuviera lo suficientemente lejos. Rápidamente embestí a Axel contra la pared, este estaba incrédulo ante lo que veía, por un momento iba a sujetar su báculo para golpearme pero yo con un rápido movimiento de mi pata, clave mis garras encima de su brazo mientras gruñía fuertemente.

¿Que? acaso piensas que porque estoy herido, ¿soy alguien inofensivo? jaja déjame decirte una cosa Axel, esta es la segunda vez que alguien me hace enojar mucho - dije mientras presionaba mas fuerte su brazo, clavando mis garras en su piel.

Rakan... tranquilo, podemos llegar a un acuerdo... estas cubierto por la rab..- lo detuve en ese mismo momento con un cabezazo en su frente, dejándolo aturdido.

SI Y LO ESTOY MALDITA SEA, ¿PORQUE DEMONIOS NO AVISASTE A LAS GUARDIANAS PARA QUE NOS ECHEN UNA PATA SI ESTABAS PRESENCIANDO TODO CON KAYLA?, ¿ACASO TODO ESTO FUE UNA MALDITA PRUEBA PARA PROBAR SI SOY DIGNO DE SER LÍDER? - rugí fuertemente mientras lanzaba un fuerte zarpazo a la pared de madera, destruyendo toda la corteza de la misma y revelando el exterior, desde aquí se podía ver todo el panorama donde habíamos peleado. - SI PODÍAS AYUDARNOS, ¿PORQUE NO INTERVINISTE? TIENES UNA CONDENADA IDEA DE TODO LO QUE TUVIMOS QUE PASAR PARA PODER SAFARNOS DE LA MUERTE, SASHA, KIVER Y HAKAI ESTUVIERON EN PELIGRO DE MUERTE SOLO POR UNA DE TUS MALDITAS PRUEBAS Y AUN ASÍ VINISTE TODO ALEGRE A FELICITARNOS POR NUESTRO TRIUNFO.

Rápidamente le devolví el favor que hizo cuando trate de ir a ayudar a Kiver en el puente, le di con todas mis fuerzas golpe en la panza dejándolo sin aire, estaba en el suelo escupiendo algo de sangre

Creo que esta demás decirte que todo ese sufrimiento que acaban de pasar Sasha y Kiver fue por tu maldita negligencia, esto no pagara tus pecados Axel y no te voy a perdonar nunca todo esto, si mi padre termina con la pierna mas lastimada de lo que esta, vendré por ti y te daré una fuerte paliza, no te tengo miedo y no tendré piedad a la hora de romperte los huesos. - luego de esto me aleje y decidí irme del lugar - Mi padre tenia razón al desconfiar de ti... maldición.

Antes de que saliera del árbol, fui detenido por Axel quien sujetaba mi cola, al parecer no quería que me valla.

Rakan, tienes toda la razón y lo siento mucho, debí haber avisado a las muchachas para que los ayudaran, pero debes entender que esto lo hice para ver tu lealtad hacia el ciclo de la vida y ver tus habilidades y desventajas que tienes ahora, no tengo el derecho de pedirte perdón, se que estas enfurecido conmigo - escupió un poco de sangre mientras se levantaba y se sentaba - Era necesario probarte de esta manera y debo decir que pasaste la prueba, has demostrado que eres capaz de sacrificar tu vida por los demás, como lo hiciste con Sasha.

Rápidamente gire y le lance un fuerte puñetazo, mucho mas fuerte que el anterior.

No te atrevas a mencionar a Sasha... por tu culpa casi la pierdo 2 veces hoy - dije muy enfurecido mientras el mono escupía sangre y se volvía a incorporar - Tienes idea de todo el dolor que tuvo que soportar Kiver, de tan solo ver sus ojos, sus lagrimas... tu no tienes idea del sufrimiento ajeno mono loco.

Esta bien, lamento mucho si mencione a Sasha o no tome en cuenta el dolor de Kiver o el de tu padre, pero debes saber que mis intenciones son benévolas Rakan - susurro el mono asustado

¿Mandándonos al matadero? por supuesto que te voy a creer Axel... - dije sarcásticamente mientras trataba de irme, pero Axel sujeto mi cola nuevamente.

Déjame pagarte todo este problema, ahora mismo tu padre no se encuentra en condiciones de entrenarte, su pata sanara en 2 meses al no ser tan grave como la de Kiver... - luego de esto se puso delante mio - Déjame curar tus heridas y camuflar tus cicatrices, gracias a tu frondoso y basto pelaje, no se notaran en lo absoluto y luego de esto, si deseas, comenzamos tu entrenamiento... solo si estas de acuerdo Rakan, sino no te detendré. Después de todo, ya estas listo para poder superar tus limites como tigre blanco.

Por un momento pensaba darle otro golpe, mi coraje y mi orgullo estaban al máximo con tan solo escucharlo hablar tan tranquilamente. Pero luego suspire y lo pensé mejor, tenia razón con respecto a Hakai y su herida, ya no podría entrenarme durante mucho tiempo y ciertamente no podía perder el tiempo. Decidí aceptar finalmente con un gruñido.

Mas vale que esto valga la pena Axel, aun sigo sin perdonarte todo esto, ni a ti ni a Kayla quien luego tendré una fuerte conversación con ella. Agradece que no le digo al rey sobre todo esto, ni siquiera a mi padre, de lo contrario vendrían de inmediato y te matarían sin piedad, en especial Hakai. Agradece ese detalle. - Dije mientras me recostaba en el medio.

No te arrepentirás Rakan, solo dame una oportunidad... - se acerco y comenzó a examinarme, luego de unos 10 minutos.

Como era de esperarse, perdiste demasiada sangre, es probable que te sientas débil durante tu entrenamiento... tu cuerpo debe producir la sangre perdida para poder estabilizar tu estado. Tu brazo derecho esta muy lastimado y tu pata izquierda también, tu rostro esta hinchado debido a los fuertes golpes del león, ademas de que has estado en contacto con mucho barro, es posible que todas tus heridas estén en riesgo de infección, sobretodo las 5 heridas profundas de tu panza, esas son las heridas mas graves de todo tu cuerpo, la sanación sera muy dolorosa Rakan.

Hablando de eso... creo que ya lo sabes pero viole mi propia promesa... la de jamas matar a alguien y al final termine matando a una leona...

No cargues con esa muerte en tus hombros, fue en total defensa propia, en este caso salvaste la vida de Sasha, eso no te convierte en un asesino serial ni mucho menos deshonraste el emblema de Syrtis, tu promesa sigue intacta, esto es parte natural del ciclo de la vida y de lo que es ser el líder, tendrás que matar a otros para proteger a los tuyos, así es la vida Rakan y ya tus patas están manchadas por esa causa, ya no tienes marcha atrás, pero recuerda, esto no te convierte en alguien maligno, solo te vuelve mas maduro ante temas de la vida, la muerte y la supervivencia.

Mmmm.... bueno pero mi orgullo... esta destrozado, no pude proteger a mi prometida y deje que un desgraciado la lastimara - susurre cerrando los ojos

La salvaste muchas veces Rakan, no te olvide de eso, esp vale mas que cualquier otra cosa... - luego de esto comenzó a coger los cocos - Bueno... comencemos con la sanación y camuflemos esas heridas.

El sol comenzaba a salir desde lo lejos, los rayos del sol comenzaban a iluminar todo el lugar, aun era demasiado temprano, apenas se podía ver el cielo azul, era de madrugada. Luego de soportar un intensa y muy dolorosa sanación por parte de Axel, decidimos ir hacia el otro lado de la montaña, hacia un lugar apartado de todo el mundo para poder comenzar con el entrenamiento que tanto me ha mencionado. Sin que nos diéramos cuenta, Sasha nos vio desde los lejos y nos comenzó a seguir en silencio, al parecer había escuchado el conflicto que tuve con Axel y estaba muy preocupada por mi estado.

Por cierto Rakan, ¿Sabes cual es el limite máximo que puede correr un tigre blanco?
avatar
Rakan
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 04/07/2017

https://www.fanfiction.net/u/9425062/Shaka-The-Wolf

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Whalia el Dom Ago 13, 2017 2:22 pm

Rol Off:

Y pensar que estamos planeando hasta la secuela...Se viene, chavales.

Rol On:

Kiver decidió ir junto a Axel para curarse las heridas, dejándome solo.Seguí en la cueva, descansando.Los primeros rayos del sol ya estaban haciendo acto de presencia, lo que daba a entender que habíamos estado toda la noche luchando contra las leonas.Ninguno de nosotros había dormido lo suficiente.La adrenalina nos había mantenido despiertos y un poco inmunes al dolor de nuestras heridas, pero era ahora cuando estábamos sufriendo las secuelas de la batalla.Y era seguro que no iba a ser la última.
Decidí que lo mejor era intentar dormir, y para no sentir el dolor mientras descansaba.Ellos tres habían ido a curarse las heridas, pero yo era demasiado orgulloso como para permitir que alguien me ayudase, y menos aquel mono loco.Mis heridas sanarían por sí solas, nuestro cuerpo era capaz de hacer eso.Somos felinos, estamos acostumbrados a sufrir este tipo de heridas.

Las mordeduras y arañazos serían fáciles de sanar, por sí mismos repararían los tejidos dañados.Lo que me preocupaba era mi pata, que se había fracturado cuando me golpearon.Cuando antes colocara en su sitio los huesos, antes empezarían a repararse.
Apoyé mi pata fracturada en el suelo, y con la otra comencé a hacer fuerza para devolverla a su sitio.Me causaba mucho dolor, pero ya bastante había sufrido mi orgullo como para no soportar eso.Concentré el dolor en mi pata derecha, para poder colocar el hueso.No me detuve, si me detenía iba a doler más al momento de volver a hacerlo.Cuando escuché un "crack" seguido de mucho dolor supe que finalmente había conseguido colocar el hueso de mi pata en su posición original.

Me había quedado con respiraciones entre cortadas para poder soportar el dolor, para no alertar a nadie.Pero yo no era el más herido, Kiver había sufrido fracturaciones en sus costillas.Eso era mucho más doloroso que una simple pata.
Lo que más me preocupó fue el mordisco en mi cuello, en ese momento estuve a punto de morir desangrado.Mi melena pudo detener la hemorragia, y más tarde la lluvia limpió mis heridas.Si la leona o el león hubiesen podido clavar sus mandíbulas, en ese momento no estaría vivo.Antes, mi muerte no habría afectado a nadie, pero ahora...Rakan y mi madre...Definitivamente serían los que más sufrirían.Pero, ¿quiénes eran? ¿Por qué nos atacaron a nosotros? Tal vez fueron enviados por alguien...Pero las leonas sobrevivientes fueron expulsadas del reino, esa información ya no la podíamos conseguir.

Pensar en eso era una verdadera pérdida de tiempo.¿De qué iba a servir? La mayoría estaban muertas, y las demás habían sido expulsadas.
Me tumbé en la parte más profunda de la cueva, donde la luz no me pudiera alcanzar.Cerré los ojos, intentando evadirme de mis pensamientos.Siempre había preferido las noches, era cuando más calma se podía sentir.Adoraba poder ver las estrellas y su luz en el firmamento.Me las imaginaba, estando en la hierba de las praderas, siendo un cachorro, junto a mi madre.Mucho antes de que ella desapareciese de mi vida y junto a ella mi inocencia.Eran buenos tiempos, pero habían quedado en el pasado.Ya no iban a regresar.Ahora tenía una nueva vida, con un hijo y su pareja, había vuelto a ver a mi madre luego de tantos años, descubrí que tenía una hermana pequeña y a otra u otro en camino...El rey de Syrtis era la pareja de mi madre...Eran tantos cambios en poco tiempo...Y todo porque decidí salvar a aquel tigre de mi guardia.
Y ahora, él quería ser un miembro de la legión de guerreros.Era irónico cuanto menos.

Yo seguía siendo un rey, el rey de Alphax.La fama que tenía no me beneficiaba en nada, aunque para ellos era un honor.Además, Kiver fue atacado por mis subordinados, la descripción que dio fue la de mi reino.Y que no tenían gobernante alguno.En definitiva, estuvo en Alphax.Me sorprendió que siguiera con vida luego de haber estado allí.¿Qué pensaría al saber que yo soy su rey? ¿Sentiría rechazo hacia mí? ¿Me odiaría? ¿Desconfiaría aún más de mí? Había demasiada tensión entre él y yo, no era el mejor momento para desvelar secretos tan polémicos.

Recordé las palabras de Axel cuando nos encontró

"Ya vi todo lo que tenia que ver esta noche y de todo lo que ustedes hicieron para defender este reino, estoy orgulloso de los 4, en especial de ti Rakan, no dudaste en ponerme como escudo para salvar a Sasha y tu padre tambien, es un gran guerrero quien no dudo 3 veces en salvarte la vida, Sasha también hizo un excelente trabajo, ustedes dos me impresionaron en la manera en la que trabajaron en equipo.Ahora dejanos el resto a nosotros, iremos por Kiver quien también demostró ser un excelente guerrero y amigo para el reino. No dejaremos que muera."

De repente sentí un click en mi cabeza.Si vio toda la pelea, ¿por qué no hizo nada? ¿Por qué sólo trajo a Kayla para ayudarnos? Ya desconfiaba de él, pero eso fue la gota que colmó el vaso.También golpeó a Rakan en el estómago, dejándolo sin respiración por unos segundos.Tal vez para él eso fue benévolo, pero para mí no.¿Quién se creía que era para golpear a mi hijo? Sólo era un estúpido mono loco que hace mezclas raras con unos cocos.No lo ataqué en aquel entonces porque no era el momento, pero a la próxima, era posible que lo matase...Por muy consejero que sea, esas acciones podrían ser consideradas como traición.
Axel tuvo que tener un motivo para no hacer nada y aparecer en el último momento, haciéndose el héroe.Y Kayla...¿Por qué ella tampoco avisó al resto de la guardia? Tal vez ambos estaban involucrados en algo, ¿pero el qué? Rakan confiaba en él, pero yo no.Y mucho menos luego de lo que había ocurrido.Pensaba agradecerle por curarle el ojo a mi hijo, pero dudaba luego de aquel pensamiento.No quería que Rakan se quedara a solas con él, y mucho menos estando tan herido.Quién sabe lo que podría ocurrir.

Mi cabeza estaba sobrecargada de todos aquellos pensamientos, pero el cansancio ya me estaba afectando.Lo mejor era intentar descansar todo lo que pudiera, por el momento estaba a salvo, había guardias en la salida de la cueva.Cerré los ojos y sucumbí al sueño.
avatar
Whalia
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1400
Fecha de inscripción : 15/12/2015

http://whalia.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por rey_kopa el Lun Ago 14, 2017 3:26 pm

No estoy en condiciones ni en la posición para decirte que eres un idiota, no te digas así ni te infravalores de esa manera ya que tu mente se lo va a creer, estábamos en una pelea de vida o muerte, es obvio que no había muchas opciones para eliminar a ese desgraciado. Y lo que hiciste fue algo muy valiente, salvaste la vida de mi prometida, la mia y en especial la de mi padre quien estaba a punto de morir degollado por aquel león. Te debemos la vida Kiver y puedes estar muy tranquilo, nosotros ya te consideramos como un miembro de este reino, cualquiera en esa situación hubiera huido sin embargo decidiste venir a ayudarnos. Muchas gracias Kivera lo que posteriormente la leopona dijo-Digo lo mismo Kiver, fuiste un león muy considerado, amable y valiente a la hora de venir a ayudarnos y dar tu vida por salvarnos, Kayla me contó todo lo que hiciste, en especial tus saltos sobre las ramas... en verdad eres un felino único y muy fuerte. Salvaste nuestras vidas, por lo cual estoy eternamente agradecida contigo, salvaste a mi Rakan y a mi nuero después de todo. Muchas gracias
A lo que yo amablemente respondí – De nada, fue un gusto- Después de eso nos quedamos nuevamente en silencio, el mandril tardó unos 30 minutos en preparar los materiales necesarios para que nos curara, vi hacia el piso y estaba lleno de cocos, pociones raras, frutas, dos grandes cortezas de árbol bastante rectas y muchas lianas muy gruesas, Supongo que era para poner en los huesos rotos.
 
Pasados los 30 minutos llegó el mandril llamado Axel, llamo a Sasha y posteriormente la comenzó a revisar, tenía bastantes heridas, por lo que pude oír supe que estuvo muy cerca de tener una hemorragia interna y morir, tuvo mucha suerte, ella no respondió y simplemente el mandril procedió con la curación, primero que todo el mandril le quitó todas las costras y las limpio y posteriormente le colocó un líquido rojo y el seño de la leopona mostraba poco a poco fue desapareciendo el dolor que sentía, luego de eso tomo un líquido amarillo con olor a ¿flores? Si, tenía un olor floral y parecía viscoso, el mandril tomo mucho de ese líquido y lo colocó en su espalda y comenzó a frotar fuertemente la piel de la leopona, no sabía muy bien para qué servía eso pero por lo que se veía era para curar los músculos lastimados, posteriormente con un líquido verde desinfectó todas sus heridas acabando con todas las bacterias del barro y después me llamo era mi turno para la curación.
 
Lo siento Sasha y Kiver, por mi maldita incompetencia al no saber pelear ni mucho menos tener fuerza, hizo que ambos resultaran muy lastimados, en especial tu Sasha, estuviste a punto de morir 2 veces frente a mis ojos sin que yo pudiera hacer nada.... maldita sea, MALDITA SEA
 
Iba a responderle pero preferí callar pues su prometida la leopona Sasha sé le acerco y lo reconfortó y se puso al lado de él, yo los dejé en su escenita y proseguía a ir con el mandril y que me curara, me recosté lentamente sobre el suelo pues ya estaba lastimado y me dolía todo el cuerpo, el mandril comenzó examinar todo mi cuerpo y se me hizo extraño pues dirigí mi mirada hacia la suya y sólo vi una mirada de susto, sinceramente no me gustaba para nada esa mirada pero rápidamente el hablo.
 
Hijo, no puedo creer la enorme resistencia que posees ante el dolor... tienes 6 costillas rotas en el pecho, una herida profunda en el muslo derecho, dos enormes marcas de zarpazos en el lomo izquierdo y la peor de todas, tu pata derecha trasera... esta destrozada y rota y no solo es eso... al correr de aquel león, forzaste mucho tu pata, provocando una doble fractura, la parte superior de tu pierna hasta la pata, y el hueso de la pata se rompió también.
 
-Qué te puedo decir era eso o Morir fuerza mi cuerpo lo más que pude simplemente no podía quedarme quieto y morir o ver morir a los demás. -
 
Después de eso el mandril llamo a rakan el cual colocó sus dos patas encima mis patas delanteras y dos manzanas en mi boca, el mandril me dijo que me mantuviera fuerte ante el dolor y que siguiese así como lo estaba haciendo, yo simplemente asentí porque tenía manzana en la boca y por ello no podía hablar. Hiso el mismo proceso conmigo que con la leopona, quito todas las costras, la limpio con agua y puso una poción verde en todas mis heridas, yo simplemente desenfundé mis garras y gruñí un poco, la verdad era que el dolor era inmenso pero sí pude resistir una pata rota corriendo como un maldito desquiciado por medio del Bosque esto no era nada difícil o eso pensé. De mis heridas comenzaron a salir una espuma Blanca rápidamente La limpio y colocó un líquido rojo encima de ellas, el dolor poco a poco se fue aliviando hasta que desapareció supuse que eran las bacterias igual que la vez anterior.
 
Bien hecho Kiver... ahora viene las 2 partes mas difíciles de todas, tus costillas y tu pata trasera, necesito que te eches mirando hacia arriba
 
Yo hice lo que me dijo y lentamente para evitar el dolor me di la vuelta y me recosté mirando hacia el techo del árbol, el mandril se me monto encima, puso sus manos sobre mi pecho y lentamente las hundió hasta tener en sus dedos en una mis costillas, sentía como me tocaba todo por dentro.
 
Lamento mucho esto Kiver pero parece ser que las costillas rotas están muy separadas de su ubicación actual, tendré que emplear mucha fuerza para colocarlas en orden, de lo contrario podrían perforar algún órgano importante, se fuerte ¿vale? Rakan no te olvides, sujeta fuertemente sus patas. Y por nada del mundo lo vallas a soltar, ASÍ TE SUPLIQUE, NO LO SUELTES.
 
Así comenzó con su tarea, sujeto una de mis costillas y la movió rápidamente hacia la ubicación correcta, el dolor que sentía en ese momento fue inimaginable sinceramente la adrenalina ya había desaparecido y el dolor lo sentí inmenso. Por instinto y por dolor comencé a producir movimientos erráticos, obviamente lo intenté detener pero no podía, gracias a rakan me mantuve quieto y no pasó nada grave.
 
¡Aguanta Kiver!, se que eres fuerte amigo y esto no es nada comparado a lo que hemos vivido hace unos minutos atrás, ¡esta estupidez no te va a ganar!
 
- No mames wey si no pudo un maldito león con una piel de hierro no van poder unas simples costillas rotas. -
 
Muy bien Kiver... prepárate porque esto se pondrá intenso ( ͡° ͜ʖ ͡°)
 
- No te preocupes Axel Estoy preparado para todo lo que venga ( ͡° ͜ʖ ͡°)-
 
A los 20 segundos Axel comenzó a mover rápidamente todas mis costillas hacia su lugar de origen, simplemente el dolor apareció de una manera indescriptible, no podía aguantarlo por más que quisiera. Tanto fue el dolor que sentí que rompí automáticamente las dos manzanas que tenía mi boca y pegué un fuerte un fuerte rugido para poder liberar todo el dolor que tenía mi cuerpo, me movía mucho, pero por suerte Axel fue lo suficientemente rápido para poner todo en orden y rakan pudo sostenerme. Al final inevitablemente salieron unas lágrimas de mis ojos está temblando mucho, ya no había adrenalina y no tenía fuerzas para aguantar tanto dolor, tenía que liberarlo.
 
Bien hecho Kiver... solo una mas y estarás recuperado, vamos muchacho que se que eres muy fuerte
 
Yo solamente sentí pues no tenía fuerzas para hablar en ese instante
 
Escuchaste eso Kiver, ya falta poco, solo falta tu pata... ánimos amigo 
 
Kiver... lamento darte malas noticias pero al parecer, el hueso de su pierna esta demasiado alejado del hueso central de la pierna, el hueso de la pata esta muy lejos del hueso de la pierna, y ambos están volteados, ahorita mismo toda tu pierna derecha esta al revés. Esto sera demasiado doloroso. - Luego me miro a los ojos a rakan. -¡NI SE TE OCURRA SOLTARLO, SI ES NECESARIO GOLPEA SU CABEZA, PORQUE ES PROBABLE QUE SUS INSTINTOS SALVAJES SALGAN A FLOTE Y QUIERA TRATAR DE MATARME POR EL FUERTE DOLOR, HAS TODO LO POSIBLE POR DETENERLO RAKAN! - luego de eso me sujeto fuertemente la pata y comenzó. - A la cuenta de 3 iniciamos, prepárense.
 
Ánimos Kiver
 
Prepárate, no vuelvas a descontrolarte, cálmate sólo necesito aguantar un último dolor, esto se acabará y por fin podré descansar, definitivamente no entiendo cómo es que me meto en tantos problemas, después de esto necesito un largo y profundo sueño, necesito descansar, pero primero lo primero, mi maldita pata, ojalá y esto no duela tanto- más no me espere lo que sucedería continuación
 
¡UNO! 
 
Sentí un dolor indescriptible cuando comenzaron a escucharse los cracks, no sabía cómo liberar el dolor de mí así que hice lo primero que se me ocurrió
 
La re p*** que te re mil parió MALDITO, MUÉRETE, muéranse TODOS, ¡¿yo para que lo salve?!, púdranse en el infierno la concha de su p*** madre, mono maldito hijo de p*** madre, te voy a matar, te voy a arrancar los huevos y te los voy a colgar en el cuello mientras te saco las tripas, te vas arrepentir del día que me intentaste curar, suéltame rakan que los mató a los dos, maldito mono desquiciado déjame en paz, dios!!, si sigues moviéndome los huesos te voy a lanzar y vas a caer en la Antártida, te voy a comer como una p*** botana, estúpido macaco de m***** te voy a hacer comer m***** con sangre mientras mato a tus seres queridos, EN AÑO NUEVO!, ¡¡¡Nojoda!!! ¡AHHHHHHHH! - cuando por fin todo terminó Noté que tenía lágrimas bajando por mi cara y estaba temblando no pude evitarlo el dolor fue indescriptible ese momento y por mucha resistencia que puse, si no hubiera gritado como demente los hubiera mandado los dos a volar y los hubiera partido en trocitos.
 
Tranquilo, ya todo termino, lo lograste Kiver, eres un león verdaderamente fantástico, lo soportaste como todo un macho
 
Yo le respondí el gesto igual con una sonrisa a pesar de que el dolor aún no desaparecía del todo. Axel el mandril terminó la curación de mi pata, colocó dos cortezas rectas de árbol entre mi pata hasta la pierna la cual envolvió con unas ganas gruesas y lo curo por completo, estaba ajustado fuertemente. Luego de eso puso líquido amarillo viscoso en mi pecho donde había muchos moretones y cuando terminó dijo.
 
Listo Kiver, finalmente terminamos... con estas tablas y estas lianas, tu pata no sufrirá ningún problema a la hora de moverte, tus huesos estarán en su posición correcta gracias a las tablas, tendrás que portar con esto durante 2 meses y medio, tus fracturas fueron muy graves... eso sin mencionar como serán las de Hakai... si no viene ahora, es posible que termine dañándose la pata terriblemente. Te lo dejo en tus patas Kiver para que convenzas a Hakai de venir aquí.
 

Obviamente antes de irme me disculpé por el montón de gritos y le agradecí Atentamente por todo lo que había hecho por mí. Me fui a la cueva y me dormí cerca de la entrada pues Hakai estaba al final dela cueva y no quería despertarlo con mis pasos y que se quedara todo el tiempo mirándome, mas solo pude dormitar pues todas las leonas iban despertando, y sus pisadas y conversaciones no me dejaron dormir del todo, pasados unos 40 minutos ya todos estaban fuera, solo quedábamos Hakai, Sasha y yo, cuando por fin parecía que podría dormir tranquilo escuche unos pasos ligeros que salieron de la cueva, entre abrí un ojo y era Sasha la prometida de rakan la cual apuso su paso poco a poco, tenía poca lógica, ella está mal herida, y necesitaba descanso, me levante y vi hacia donde se dirigía por si era algún otro peligro, pero se alejó una buena distancia y no sabía a donde iba o porque se fue de un momento a otro, así que decidí seguirla a una distancia que no me pudiera sentir y ver hacia donde iba y porque.
avatar
rey_kopa
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 752
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Rakan el Mar Ago 15, 2017 12:29 am

Rol on: Como diría el capitán América, ese lenguaje >:v

Por cierto, le daré la bienvenida a dos nuevos integrantes de la familia, ya los conoceran en este post en su debido tiempo y verán que son totalmente diferente a Sasha.

Otro detalle, ya terminamos el arco de la bienvenida a Syrtis, ahora inicia el arco de la evolución del trió felino. Ahora pondré un opening en todos mis turnos.

En este turno, Kopa me dio la posibilidad de controlar a Kiver. Solo por este turno.

Rol off:

Opening:



Por cierto Rakan, ¿Sabes cual es el limite máximo que puede correr un tigre blanco?

La verdad es que no lo se, nunca pude conocer a otro tigre blanco en mi vida ni encontrarme con otros tigres que pudieran decirme cual es limite de velocidad. Solo se que estoy en peligro de extincion por culpa de los seres humanos, debo ser uno de los afortunados en estar vivo y libre por este lugar - di un fuerte suspiro mientras caminaba detrás de Axel, tenia algo de sueño pero mi obstinación por entrenar era mas grande. Axel voltio y me miro.

El limite máximo de un tigre blanco es de 73 km/h, de todas las especies de tigres que habitan nuestro mundo, la tuya es la mas lenta de todas debido al tamaño que poseen, pues el numero de kilos supera los 250, esto te vuelve muy pesado pero a la vez muy resistente y fuerte en combate. Eso explica como pudiste romper la pared del árbol con tal facilidad. - luego giro la mirada y nos fuimos por un sendero de rocas muy cerca de la montaña, el sol no llegaba a esta zona por lo cual todo estaba a oscuras todavía. - Actualmente existen muchos tipos de tigres como los son el siberiano, el bengala, el Sumatra, el Malayo, el Indochina y muchos mas... lastimosamente todos estan en peligro de extincion pero la mas amenazada es la tuya Rakan...

Ahora vamos a centrarnos en los primeros tipos de tigres, el Siberiano y el Bengala. ¿Porque? porque el bengala puede correr a 80 km/h al igual que el resto de los demas tigres y el Siberiano, considerado la especie de tigre mas veloz que existe, es capaz de correr hasta los 90 km/h, todos a distancias cortas claro. La similitud que tienes con ellos, es que los tres son capaces de matar a un animal de tan solo un mordisco, pues la fuerza que poseen en sus colmillos es tan devastadora que no tienen problemas a la hora de cazar su debido alimento fácilmente, las únicas diferencias contigo es que tu color de pelaje resalta demasiado, puesto que si no estas en una zona cubierta de hielo, es algo complicado que logres cazar exitosamente alguna presa al primer intento. Y ademas los tigres blancos, al ser una especie "rara" entre comillas y sin ofender, son los mas grandes. Es por eso que actualmente en tu adolescencia, llegas a la altura de tu padre.

Eso no lo sabia, tantas especies de tigres, todas muy veloces, fuertes y amenazadas por los humanos, las desventajas y ventajas que posee mis especie las desconocía... la velocidad del Siberiano es increíble, si fuera tan rápido como ellos, quizás podría tener una enorme ventaja contra los enemigos o para escapar de ellos.

Si y no solo eso, el león como lo son tu padre y Kiver solo son capaces de correr a una velocidad de 80 km/h, mientras que debajo de los tigres blancos, el puma y el leopardo son los mas lentos, los felinos mas rápidos de todos son los cheetahs, pues esto corren a 110 km/h. Los híbridos en cambio, son mas lentos que sus 2 partes felinas correspondiente, los leopones rompen esta regla, puesto que ellos son capaces de alcanzar los 100 Km/h, en pocas palabras, Sasha es la segunda felina mas veloz de Syrtis, es la única leopona que hay por aquí, desconozco si hay otros pero algo es seguro. Ni tu, ni Hakai, ni Kiver podrán alcanzarla en una carrera.

Lo de los leones no me lo sabia muy bien, se que son muy fuertes pero su velocidad al parecer es la misma que los de bengala - luego de esto levante la ceja confundido al recibir toda esta información - Conozco a otra leopona, su nombre es Torrente y actualmente es una nómada, desconozco su paradero actual... pero ¿porque me estas diciendo todo esto?

Porque necesitas saber todas las características de tu especie y la de tus enemigos, úsalos para encontrar un punto débil en ellos y así tomar ventaja de la situación, eres alguien que usa mucho el cerebro, lo cual te convierte en uno de los poquisimos tigres blancos y felinos "estrategas", por lo cual esto te beneficiara muchísimo y ademas... - se detuvo en seco, me quede quieto al ver sus movimientos - Tu cuerpo aun no se acostumbra al cambio, solo has tenido un solo entrenamiento con tu padre y has estado cerca de la muerte 2 veces, y aunque estos dos últimos conflictos te servirán de mucha experiencia, aun no tienes la suficiente resistencia física y pulmonar para poder aguantar un combate de 30 minutos o hasta 1 hora. Tu padre, Sasha, Kiver y el resto de las guardianas ya son capaces de soportar todo eso. Por lo que mi entrenamiento sera mucho mas severo y crudo, te obligare a sobrepasar los limites de los tigres blanco y adquirirás en estos 2 años, la velocidad de un tigre Siberiano. Cuando lo logres, seras un guerrero muy poderoso y muy hábil.

Me quede en silencio y de pronto me comencé a carcajear por todo lo que dijo el mandril, Axel no dijo nada, solo se quedo quieto esperando a escuchar mi respuesta.

Lo siento pero no pude evitarlo... tu mismo lo has dicho, mi especie es la mas lenta de todas, es imposible que un tigre blanco pueda llegar a los 90 Km/h... lo veo lejos de toda lógica - de pronto sentí un fuerte golpe del bastón de Axel chocando contra mi mejilla, tumbandome al suelo, rápidamente mire a Axel con una mirada de furia, pero este se mostraba serio.

Agradece que eso no fue un zarpaso, pues los leones y otros felinos son capaces de ser mas rápidos a la hora de golpear a sus enemigos y esquivar ataques, te hubiera destrozado la cara en un minuto y si, te diré la verdad Rakan, dudo mucho que logres convertirte en lider de la guardia. Un tigre siberiano lo hubiera esquivado muy fácilmente y hubiera contraatacado provocandome la muerte en un instante - luego de esto giro su bastón acrobaticamente hasta colocarla en su espalda - Como te lo había dicho, los tigres blancos, de bengala y los siberianos tienen en comun algo muy importante, y es la fuerza de sus colmillos, de una sola mordida son capaces de provocar la muerte a un individuo.

Luego de esto se coloco a un lado mio y lanzo su baston como si fuera una lanza, este rapidamente se clavo en la tierra a solo unos centimetros de mi rostro.

Si tanto quieres ser el lider de los gatitos, entonces madura de una maldita vez Rakan, cuando peleaste contra las leonas y Vesper, fuiste muy descuidado a tal grado de exponer tu vida tan facilmente, tuviste una suerte tremenda de que te salvaran el culo en esos momentos, pero la suerte no siempre estara a tu lado. Peleaste y te defendiste bien, pero nada de eso sirve si no tienes lo necesario para proteger tu vida ante ataques mortales. Fue hasta muy irresponsable de tu parte, dejarte ganar de esa manera, inclusive fue hasta penosa... - luego de eso se acerco a mi y saco su baston, estaba con la rabia de escuchar lo que habia dicho pero luego coloco rapidamente la punta de su baston en mi cuello.

Déjame decirte una cosa Rakan, no soy un mandril débil ni mucho menos estúpido, se defenderme muy bien, si me golpeaste en el árbol fue porque fuiste muy rápido y detuviste mi brazo, esa reacción tuya fue la mas inteligente que has tenido en toda tu vida. Ahora mismo si quisiera podría matarte clavándote la punta de mi bastón en tu cuello y todo esto paso porque no fuiste lo suficientemente rápido para reaccionar al primer golpe, dejándote por tercera vez en esta situación critica. Agradece que no soy tu enemigo después de todo... recuerda, el primero en atacar o reaccionar ante el primer golpe, es el que va a ganar. - Me dejo sin argumentos, tenia toda la razón después de todo, no tenia porque enojarme ante tal lógica, estaba acorralado en este preciso momento y nuevamente la suerte me salvo de una muerte segura demostrándome esa debilidad por medio de Axel. Di un fuerte suspiro y mire el cielo.

Axel... ¿de verdad es posible que un tigre blanco pueda lograr alcanzar esa velocidad y reflejos? sigo sin creermelo pero lo tengo en claro y admito mi irresponsabilidad, mi mente aun no madura después de todo y sigue siendo la de un adolescente, expuse mi vida tres veces sin darme cuenta... necesito dominar el arte del combate y lograr eso que me mencionas. - Axel cambio su mirada a una mas tranquila y alejo su bastón de mi cuello, pude levantarme con algo de dificultad por las heridas.

Es muy posible que lo logres si te lo propones como meta principal pero no sera nada fácil, de hecho sera lo mas difícil y doloroso que harás en toda tu vida, porque tu anatomía cambiara bruscamente para poder adaptarse a esa velocidad, todas las noches sufrirás terribles secuelas del entrenamiento pero... si lo logras, seras lo suficientemente fuerte como un tigre Siberiano, la mejor especie de todos los tigres. - luego de esto se giro y comenzó a caminar en dirección a una enorme cortina de hojas marrones pegadas a la "pared" de la montaña. Cerca al pequeño lago que estaba cerca, era el lugar donde me había encontrado con Vesper. - Primero supérate tu mismo, ¿quieres ser líder de las felinas?, ¿quieres que tu especie no se extinga y se cumpla todo lo que viste en tu experiencia?, ¿quieres que tus hijos, nietos, bisnieto y el resto de tu descendencia junto a la de Sasha logren alejarse de la barrera de la extinción?, ¿quieres que la sangre de tu querida amiga y su raza logre multiplicarse junto a tu sangre?, entonces primero supérate a tu especie y demuéstrale al mundo de lo que eres capaz de hacer, ya no eres el mismo Rakan de aquel bosque.

No dije nada mas, ya todo había quedado muy claro, si el decía la verdad, entonces necesitaba superar esa velocidad a toda costa, pero la pregunta era... ¿como? tendríamos que necesitar la ayuda de un tigre siberiano y ciertamente en Syrtis el único tigre era yo, el resto eran otros tipos de felinos... y ninguno de ellos, a excepcion de las cheetahs, llegaba a los 90 km/h. Podria pedirle ayuda Sasha, pues ella era la segunda felina mas veloz de todo Syrtis... pero luego de lo que paso esta noche, aun no me perdonaba a mi mismo por haber dejado que la hirieran, de no ser por la suerte, ella estaría muerta...

Rakan deja de pensar en cosas del pasado, eso no te ayudara en nada... - luego de esto, con su bastón, levanto la cortina de hojas y mostró una pequeña cueva, esta era muy pequeña, tanto así a las justas, llegaba a mi altura, todo se veía negro a lo lejos - Tu entrenamiento empieza ahora... no me pierdas el paso, si logras seguirme sin desmayarte, habrás dando un gran paso a tu entrenamiento... no te rindas porque yo no pienso detenerme si veo que pierdes el conocimiento, tu mismo seras responsable de tu destino, estarás solo en ese momento. Si quieres puedes irte ahora, eres libre... pero si deseas entrenar conmigo, entonces entra por este túnel y sígueme.

Muy bien... no se lo que tramas pero no me queda otra opción, quiero superar esa velocidad y mejorar al máximo, es mi deseo después de todo. - Axel sonrió y entro por la cueva, rápidamente se perdió en la oscuridad y solo se oían pisadas y pisadas, respire hondo y entre de lleno a la cueva, la cortina cubrió la entrada, apagando la poca luz que había en el exterior.

Habian pasado unos minutos desde que había entrado, no veía absolutamente nada, por un momento me entro el miedo al ver como las paredes del túnel se iban achicando hasta rosar mi piel, no tenia miedo a la oscuridad pero estar dentro de una cueva y caminar hacia una dirección totalmente desconocida me desconcertaba bastante. Solo se escuchaba mis pasos y los de Axel a lo lejos, en algunas ocasiones me chocaba de lleno contra las paredes, pues el camino cambiaba de direccion muchas veces, como si estuviéramos en un laberinto a ciegas. De pronto sentí como el terreno comenzaba a ir elevándose poco a poco, esto llego a un punto donde crei que mis patas se iban a resbalar por el inclinado terreno, saque mis garras y use mis fuerzas para poder seguir el paso, tenia que llegar al final del tunel sin perder a Axel.

Recuerda... no te detengas ante nada, domina tus miedos y ve adelante hacia tu sueño - grito Axel desde lo lejos, esto me calmo un poco, no le había perdido el paso después de todo.

Luego de unos 10 minutos, finalmente se pudo apreciar una luz a lo lejos, la cueva se iba agrandando poco a poco hasta que finalmente llegamos al final. Lo único que se veia era un camino que se elevaba a lo lejos, todo el terreno era rocoso y lleno de fango. Axel se estiro y trono sus dedos, luego de esto comenzó a caminar con mucha facilidad el camino hacia la cima. Por mi lado esto era complicado, por alguna razón me costaba mucho seguirle el paso por este terreno, si perdía el equilibrio, rodaría hasta la entrada de la cueva y me daría un enorme golpe.

Esto no sera nada facil... es mas dificil que perseguir a Hakai por el pasto

Comence a subir por el camino detras de Axel, el camino estaba un poco mojado por alguna razon y esto empeoraba la situacion, me costaba mucho dar un paso adelante, sentia que en cualquier momento me iba a caer y eso me provocaba mucho nerviosismo, Axel comenzo a tararear tranquilamente, al parecer no le costaba nada hacerme sentir como un idiota al seguirlo de esta manera... en fin, tenia que avanzar de alguna manera.

Y asi paso un buen tiempo, caminamos por mucho tiempo, no calcule bien el tiempo debido a que estaba mas concentrado en no dar un mal paso a medida que el camino se inclinaba cada vez mas, ya estaba agotado en ese preciso momento y no podia dar un paso mas.

¿Eso es todo lo que puede hacer Rakan? es normal, al ser un tigre blanco tienes demasiado peso y poca fuerza... vamos que solo pasaron unos 30 minutos y aun estamos a 1 hora y media de llegar a nuestro destino.

¿Estaba de coña no? 1 hora y media para llegar a ese condenado lugar... y ya estaba agotado, tenia que pensar en algo rápidamente, Axel se alejaba cada vez mas. Si lo perdía de vista, estaba acabado. A mi costado vi un camino de piedras elevadas, estos estaban en posición recta a diferencia del terreno que estaba inclinado, rápidamente salte a una de ellas y comencé a avanzar saltando una tras otra, este camino era mas fácil para mi y a la vez me llevaba mas rápido a la cima sin que perdiera mucha energía. Aun asi, poco a poco me iba cansando a medida que daba cada salto, pues debia mantener el balance de mis saltos sin tropezar en ningun momento.

Luego de un buen rato, el camino se desvió hacia la derecha y luego de unos 20 o 30 minutos, se desvió hacia la izquierda, a ambos lados del camino había una fila de rocas puntiaguda y de otras formas, no había un punto preciso en el cual pudiera caer para poder descansar aunque sea unos cuantos minutos, había pasado un buen tiempo desde que había sobrepasado a Axel por medio de estas rocas. El no dijo nada, solo mantenía su ritmo al subir la montaña y como no existian otros caminos aparte del principal, no habría problema si me adelantaba.

Pero para mi mala y tremenda suerte, llegue a un punto donde el camino se dividía en tres y lo que era peor, el camino de las rocas planas terminaba allí mismo. Al mirar hacia mi espalda, me di cuenta que ya estaba a una altura muy considerablemente alta, apenas se podía ver la entrada de la cueva, arriba de esta se veía una enorme montaña cubriendo la visión del reino, sin duda el túnel había sido muy largo y este atravesaba esa montaña, a lo lejos pude ver a Axel quien caminaba tranquilo. Tardo un aproximado de 20 minutos en alcanzarme, en ese lapso de tiempo, había recuperado mis energías nuevamente.

Veo que lo has logrado Rakan, muy bien, ya estamos a mitad del camino, pero dejame advertirte algo, aqui mismo y ahora puedes declinar esto y retirarte ahora mismo, porque la siguiente mitad del camino sera completamente peligrosa para ti, pues empezaremos a entrar a una altura en donde la presion del aire se pondra mas intenso, dificultandote la respiracion y ademas, el terreno y el clima seran mas hostiles para ti.

No vine hasta aqui para rendirme, seguire adelante aun si eso signifique que me cueste la vida, dalo por hecho Axel - dije seriamente mientras lo veia a los ojos, ni loco iba a declinar luego de haber llegado a la mitad del camino. Pero no era broma con lo que me habia dicho

El aire se siente muy diferente, lo siento mas pesado y fuerte...

Axel tomo el tercer camino, hacia la izquierda y comenzó a caminar un poco mas rapido, esta vez no estaba para jueguitos, me estaba poniendo a prueba. Rapidamente, sin descuidarme, comence a subir y subir, sujetandome de la tierra con mis garras, nunca crei que las usaria para este motivo pero era mejor que usarlas para lastimar a alguien, eso era algo bueno para mi.

Poco a poco senti que mi mente se iba nublando y me costaba respirar cada vez mas, la temperatura era muy fria, a pesar de ver el sol a lo alto, sentia mucho frio con las fuertes brizas, al mirar hacia la punta de la montaña, pude ver como se podia apreciar de mejor manera la nieve que cubria la cima. Estabamos cerca de llegar a la cima... o al lugar donde me estuviera guiando Axel, pues desconocia las direcciones que tomaba el camino, 5 veces giro a la derecha y 3 veces a la izquierda. Para mi suerte, el camino se estabilizo un poco, ya no estaba tan inclinado por lo cual no tuve que emplear mucha fuerza para subir por el camino. En algunas ocaciones, debido al cansancio y la dificultad para respirar, casi pierdo la concencia en muchas ocasiones.

Ya solo falta 20 minutos, vamos se que puedes hacerlo... hubo una vez un tigre blanco que paso por este lugar pero nunca logro llegar a la cima, pues perdió la conciencia antes de llegar a mitad del camino y caso fuertemente, rompiéndose el cuello en pleno acto, fue muy inteligente de tu parte usar el camino de rocas planas para llegar la mitad, pero ahora sera mejor que pongas el 100% de ti si no quieres tener ese destino Rakan. Pues las cosas para ti ya estas en un punto sin retorno... pues ya no podrás regresar nunca mas hasta que tus pulmones logren adaptarse a esta altura y clima. Sera mejor que te olvides de Hakai, Sasha y Kiver por una buena temporada. No vallas a mirar atrás, de tan solo ver en la altura en la que estamos, te asustaras y perderás el control. - Luego de esto se dio la vuelta y comenzó a caminar de espaldas, no estaba nada cansado y hasta parecía burlarse de mi al hacer eso.

Sin embargo, si ellos descubren la entrada hacia este lugar, podrán visitarte y estar a tu lado sin ningún problema, pues ellos ya están entrenados a la perfección, en especial Hakai, el no tendrá ningún problema en llegar al lugar donde te vas a quedar.

Tenia que suponerlo maldito mandril, me trajiste a un punto muerto después de todo, ten por seguro una cosa Axel, si yo muero, ten por seguro que Hakai te perseguirá hasta la muerte, no olvide eso, yo que tu borraría esa linda sonrisa de tu rostro, porque al llegar a nuestro destino te daré una paliza. - gruñí fuertemente mientras trataba de alcanzarlo, pero el, como si disfrutara de mi sufrimiento, comenzó a correr y alejarse lo suficiente para que no lo atrapara.

Decidi calmarme, si me enojaba, perderia el control de mi respiracion y perderia la consciencia de manera irremediable, poco a poco comence a subir por el camino, poniendo mucha fuerza en mis patas para sujetarme del terreno. Luego de unos 10 minutos, llegamos a una zona en donde la zona estaba cubierta por mucha nieve, estaba nevando... por increible que parezca, gire mi mirada y me quede en Shock, la entrada de la cueva estaba del tamaño de una hormiga... no lo podia creer y lo que era mas, ¿yo habia subido toda esta altura? era verdaderamente increible, pero rapidamente recorde lo que dijo Axel y no lo perdi de vista, estaba muy lejos, y yo ya sentia que mis fuerzas se iban desvaneciendo, de pronto senti un fuerte dolor de cabeza... la altura y la presion del viento me provocaron soroche

Rol off: Significado de Soroche

Malestar que se siente a grandes alturas en las cordilleras por la falta de oxígeno y el enrarecimiento del aire, y que se manifiesta con mareos, bajada de presión, dolor de cabeza o trastornos respiratorios.

Rol on:

Sentía muchos mareos, nauseas y mi respiración se me dificultaba cada vez mas, sentí por un momento que me iba a desmayar hasta que una briza acaricio mi espalda, se sentía como si una pata muy suave me empujara levemente, luego de eso la volví a sentir pero en mi cabeza... eran la presencia de mis padres quienes me decían, por medio de esos gestos de amor, que no me rindiera, estaban a mi lado apoyándome en todo momento.

Musica del momento de Rakan:


Recupere el control de mi respiración y vi como Axel estaba mirando hacia adelante, a lo lejos pude ver 2 caminos, uno llegaba a una zona desconocida, y el otro se dirigía por completo hacia la punta del cerro. Ya habia pasado 20 minutos desde que estaba a esta altura, comence a tener escalofrios al sentir el helado viento del lugar, mi cuerpo no dejaba de temblar por el clima, a pesar de que antes estuve en un bosque nevado, este frio era mas horrible y doloroso que aquel lugar. Al ver que Axel tomaba el camino que guiaba hacia otra zona, supe de inmediato que esa era el lugar final del camino, cerré mis ojos y centre mis ojos hacia el mandril, mis pupilas se pusieron muy delgadas y con todas mis fuerzas, las que me quedaban pues ya estaba a mi limite, comencé a correr y correr, no me importaba nada, era todo o nada, y mi objetivo era Axel, le iba dar la paliza mas grande su vida si lo atrapaba y así fue.

El no se dio cuenta de mi presencia hasta que finalmente embestí con un fuerte cabezazo mientras caía de cuerpo completo contra la nieve y se deslizaba fuertemente contra el suelo, todo mi cuerpo estaba encima de el. Estuve a punto de darle un enorme puñetazo cuando el hablo desesperadamente.

ESPERA RAKAN, ESPERA... YA LLEGAMOS, YA LLEGAMOS, TRANQUILO, NO ESTAS ATRAPADO NI NADA, SOLO DÉJAME EXPLICARTE LA SITUACIÓN - grito, por su tono de voz, se podía entender que estaba muy asustado.

¿QUIEN ES EL ANIMAL QUE AHORA ESTA EN UN PUNTO CRITICO?, SI AHORA PUDIERA, TE PODRÍA DESTROZAR TU CUELLO, SEPARANDO TU CABEZA DE LA MISMA MALDITO MANIÁTICO. - Casi por un momento perdí el control y le lanzo un fuerte puño contra su cabeza, pero luego me tranquilice y me dije a mi mismo que no me llevaría por la ira nuevamente, estaba enojado si pero jamas me desquiciaría de esa manera, solo agarre un poco de nieve y se lo lance a la cabeza de Axel mientras rodaba a un lado y me tiraba contra el suelo. Estaba completamente agotado, mareo, con un fuerte dolor de cabeza y con mucho frió, lo único que quería era algo de paz... Axel se levanto y se limpio todo su cuerpo mientras cogía su bastón, en este momento se podría vengar colocando su bastón en mi cuello pero el solo se limito a sonreír y se sentó a mi costado mientras acariciaba mi cabeza.

Dios... nunca creí que esto fuera posible, ni yo mismo me lo creí pero nuevamente me impresionaste Rakan, eres el primer tigre blanco que logra superarse nuevamente... todo lo que te dije no era del todo cierto, podrás volver cuando desees con Hakai y Sasha, has demostrado que eres capaz de soportar todo ese intenso camino sin importar el riesgo... y ademas respecto al tigre blanco, eso si fue cierto, ese tigre era igual de inteligente que tu pero su orgullo fue lo que condeno a aquella trágica muerte. - luego de esto se echo y miro el cielo mientras caían sobre el los granos de nieve. Era necesario que te dijera eso de que tu vida estaba en peligro y no había marcha atrás, era la única manera en la que te hiciera reaccionar y no pensar como un adolescente, sino mas bien como un adulto responsable que se cuida y aprecia a si mismo, eso es lo que te faltaba... cuidar de tu seguridad primero, antes de cuidar al resto, no digo que este mal, pero uno debe cuidarse a si mismo para poder seguir adelante y proteger a los animales que amas... esta fue la prueba del valor y de la perseverancia... muy pocos animales llegaron a esta zona. Poquísimos.

Lo siento Axel... por todo lo que te dije y lo que te hice en el arbol... es solo que tu actitud al no hacer nada y ser solo un espectador ante la batalla me hizo enfurecer demasiado y mi orgullo se destruyo cuando lastimaron a Sasha y casi la pierdo... quiero pedirle disculpas, quiero estar a su lado y abrazarla con todas mis fuerzas... quiero protegerla siempre, por eso accedi a esto sin importar lo que pase, quiero superar mi limite como tigre blanco y ser de ayuda para mi padre y Kiver en el futuro

Ya lo eres... calma, no estoy enfadado contigo, se que tu orgullo esta roto, pero se sanara con el tiempo, es bueno reconocer tus errores despues de todo... - se levanto mientras veia a su delante - Ahora vamos, debes ver este lugar, te encantara mucho, en especial por los habitantes del bosque... solo espero que tu proeza sea motivo de aceptacion para ella... esperemos que si.

¿Un bosque? ¿Ella? - pregunto confundido mientras me incorporaba, el pecho me dolía terriblemente y me costaba respirar bastante, sentía demasiado frió al punto de ser doloroso. Al levantarme y ver hacia mi delante, me quede impresionado ante lo que veía... era algo increíble y no esperaba que tal lugar pudiera existir encima de una montaña.

A lo lejos había una enorme, pero enorme, área circular rodeada por muchas cuevas alrededor de la montaña, eran dos niveles, habían mas cuevas un poco mas arriba de las cuevas del piso, por diferentes caminos se poda subir fácilmente hacia el segundo piso. En medio de terreno, había un enorme lago quien desprendía mucho vapor, este era un lago carnívoro... lo conocía muy bien pues encontré uno durante mis viajes. Estos lagos durante el día mantenían una enorme diversidad de vida marina pero en la noche se volvía un lago hostil, produciendo un liquido extraño que mataba a algunos animales, sin embargo, el lago, como si tuviera mente propia, solo mataba a los animales necesarios y los devoraba disolviéndolos. El agua siempre estaba caliente y por las noches brillaba mucho, con un tono verdoso, producto del veneno que desprendía. Era un milagro de la naturaleza.

Alrededor de este mismo se encontraba el bosque mencionado por Axel, estaba cubierto por muchos tipos de arboles, habían plátanos, manzanas y otras frutas en si, habían muchos arboles con pétalos blancos, estos sobrevolaban toda la zona como la misma nieve, al poco tiempo vi como algunos felinos salían de las cuevas para irse a refrescar un poco en el lago y comer algo, pero mi sorpresa fue superior al ver que estos felinos, TODOS LOS FELINOS, eran tigres, tigres de todos los tipos... encima de los arboles habían muchos nidos de Garzas y finalmente, al frente y al final del camino había una enorme cueva, mucho mas grande que la cueva central de rey Khamisi, allí pude ver como una tigre en particular se levantaba al ver nuestra presencia. Con una velocidad increíble, llego a nuestra posición en solo 2 minutos. Era demasiado rápida...

Axel... no esperaba verte después de muchos años y debo decir que tu visita no es muy agradable que digamos... - dijo ella mientras se sentaba y la miraba con una mirada de pocos amigos, el mandril se arrodillo ante ella besando sus patas, como si se tratara de una princesa...

Melek, perdona que te visite de esta manera y mas aun si no te visite durante estos años, las cosas no han sido fáciles últimamente...

Basta ya de estupideces, Khamisi sabe cuidarse solo y defender muy bien Syrtis Rock... a lo que me refiero es ¿porque volviste a este lugar?, es totalmente secreto para todos los animales del reino, ni siquiera el propio rey lo sabe, solo una sola persona conoce el camino y eres tu

Lo se, descuida que nadie lo sabe, ningún animal vendrá a molestarte - luego me miro de reojo - Vine especialmente porque traje a alguien que te gustaría conocer, tanto a ti como a los demás tigres y garzas de este lugar. Es un tigre blanco y es uno de los pocos supervivientes que esta libre por su cuenta, ya conoces la situación actual de esta especie...

Con que un tigre blanco - se me acerco peligrosamente con intención de intimidarme, no me moví en lo absoluto, solo mantuve mi mirada fija en ella sin demostrar signos de sumision - Veo que eres el primero en llegar a este lugar... nunca vi a uno de tu especie pero conozco toda la historia, es por su maldita debilidad ante la falta de resistencia fisica y su poca velocidad por la cual estan a punto de desaparecer y... - luego de esto miro mi frente y se quedo en Shock, luego miro a Axel quien solo le devolvia la sonrisa.

Esa marca... ¿como demonios lo obtuviste? VAMOS RESPONDENME - me empujo pero pare su pata y le devolvi el gesto empujándola fuertemente, alejándola varios centímetros.

Primero que nada señorita, deberia mostrar hospitalidad ante un visitante, segundo deberia tranquilizarse pues no me agrada para nada su manera de ser y tercero y la mas importante, ¿a ti que te importa?, después de todo para ti soy tan poca cosa que no creíste que Axel me daría la marca del Syrtis verdad.

Oh ya veo... con que quieres recibir cortesía de mi parte y que te de un agradable recibimiento - rápidamente me embistió dejándome en el suelo y ella encima mio, estaba furiosa mostrando sus enormes colmillos. - ¿Crees que eres especial solo porque demostraste llegar a este lugar a pesar de tus defectos genéticos y haber recibido la aprobación de Axel como líder de la legión de Khamisi?, escúchame bien jovencito, aquí la que manda soy yo y soy la única tigre siberiana que habita en este lugar.

¿En serio? pues déjame decirte que tu raza deja mucho que desear, seras la mas veloz de todo los tigres pero eres una felina altamente desagradable, si así son los tigres siberianos, me alegra mucho haber nacido como un tigre blanco y no como un consentido que se cree superior por estar encima de su propia especie - luego de esto la mire furioso, ella se quedo callada y dejo de gruñir al escucharme - Vamos Melek, mata a tu visitante y sigue viviendo con esa asquerosa convicción xenofobica contra tu propia especie hermana. - Ella sin dejar de verme, le pregunto a Axel con una voz seria.

Axel... ¿quien rayos es este tigre y porque porta la marca de Syrtis Rock en su frente?

Su nombre es Rakan, hijo del príncipe Hakai, hijo de la reina Helen y el primer felino en superar la prueba de la poción azul, derroto a sus demonios y ahora actualmente esta entrenando para ser el líder de la legión. - esto tomo por sorpresa a la tigresa quien lo miro con una cara incrédula.

¿Supero esa prueba maldita? no me voy a creer ese chiste - luego acerco su rostro hacia mi frente y para mi sorpresa, comenzó a lamerla, por un momento me dejo perplejo pues no creí que otra felina haría eso conmigo, a pesar de estar enojada, sus lamidas eran muy cálidas... hasta cariñosas y gentiles. Ella luego de ver que la marca no se borraba y que no era un truco de Axel, se retiro y me dio la espalda. - Increíble... un tigre blanco, la especie mas inferior de todos los tigres, logro obtener tu aprobación... sigo sin creérmelo y para empeorarlo, resultaste ser hijo adoptivo del hijo de Helen, un tigre perteneciente a la familia real...

Como pudiste comprobarlo, no es ninguna broma, Rakan es un príncipe y a la vez un postulante aceptado por la marca - luego de eso se puso delante de ella y la miro a los ojos - Ahora, vine a este lugar con el para entrenarlo adecuadamente bajo tu tutela, Rakan quiere superar sus limitaciones y obtener las habilidades de combate de un tigre Siberiano y su velocidad... se que es difícil de creer pero el esta dispuesto a hacerlo. - Ella se quedo en silencio por unos minutos, no dijo nada mientras veía el cielo... luego de esto suspiro y miro con cara de resignación a Axel.

¿Esto es realmente necesario Axel? me niego a entrenar a alguien así y dudo demasiado que sea capaz de llegar a ser tan veloz como un tigre siberiano, sabes que es muy difícil que el... - fue interrumpida

Pero no imposible, solo tu eres la única que puede ayudarlo y lograrlo a cumplir esa meta, si lo logra sera un gran aliado para ti y tu gente, y para todo Syrtis Rock. - Ella gruño y se volvió para mirarme nuevamente, yo por mi parte me incorpore y la vi a los ojos, se veía mas tranquila y menos agresiva que antes.

Muy bien Rakan, esto solo lo hare porque has demostrado ser digno y sobrevivir a la prueba de los demonios, te voy a entrenar el tiempo que sea necesario para que puedas llegar a ser tan fuerte, habil y rapido como mi especie - en eso me miro furiosa - Pero eso no quiere decir que me agrades, odio tu presencia en este lugar, mientras mas rapido lo hagas, si es que puedes hacerlo porque dudo mucho que lo logres, mejor para mi para que te vallas de este sitio y que nunca mas regreses.

Luego de eso Axel dio un suspiro de alivio mientras se dirigía hacia la entrada del lugar, se quedo sentado allí meditando en silencio, luego la tigresa giro mi mirada hacia ella y se mostró mas agresiva.

Solo dame un motivo para que me arrepienta de todo esto y considérate expulsado del mismo... me llamo Melek y soy la líder de la guardia de los tigres y la única tigre siberiana que hay por toda áfrica. La marca en mi frente de lo puede demostrar - luego de esto se dio la vuelta y se dirigió hacia la cueva central - Tu entrenamiento iniciara en 1 hora, vete preparando para lo que te espera niño consentido.

Si que eres toda una perla con tus invitados no es así Melek, ese idealismo tuyo nadie te lo va a quitar... por mi lado se como quieras ser, no me voy a rebajar a tu nivel ni voy a ser un presumido como tu - dije mientras me dirigía hacia el lago, tenia demasiada sed y estaba con mucho frió. Ella no dijo nada, solo se dirigió hacia su cueva y se quedo allí un buen rato charlando con sus miembros.

Melek, a pesar de ser muy desagradable con su carácter y manera de ser, era una tigre siberiana muy hermosa, sus ojos eran azules claros, un poco mas que los mios, su pelaje era de color marrón mientras que su panza hasta llegar hacia la parte inferior de su mandíbula era blanca como mi pelaje, sus rajas eran muy atractivas y estaban alineadas de una manera muy llamativa, en su frente había una marca con forma de una pequeña hoja, demostrando su liderazgo en este lugar. La parte interna de sus orejas eran de color blanco y su tamaño era mas grande que el mio, muy posiblemente es adulta desde hace mucho y al escuchar sus palabras, al parecer era soltera y nunca tuvo una camada con algún tigre... muy posiblemente por su racismo hacia las otras especies. Respecto a su aroma, siendo honesto, era mas perfumado que el Sasha... posiblemente se deba a que el olfato de los tigres encuentran mas llamativos el aroma de las tigres hembras.

Mientras bebía un poco del agua del lago, muchos tigres me veían con mucha curiosidad, y hasta algo incrédulos, me incomodaban mucho esas miradas pero decidí ignorarlas, ya estaba acostumbrado desde pequeño a ver esas miradas. Gracias al vapor del agua, el dolor de cabeza, los mareos y el frió disminuyeron, el vapor era tan alto que toda la zona estaba despejada, no había rastro de nieve, solo de un agradable y caliente pasto.

De pronto escuche un grito de ayuda, venia detras de uno de los arboles, cerca a uno de ellos vi a un tigre de bengala muy furioso, rápidamente me acerque al lugar al ver que ningún tigre iba a socorrer la llamada y vi que era una pequeña garza (parecida a Ono de la guardia del leon) quien estaba aturdido por alguna razón.

Eres un inutil Selim, no eres capaz de hacer algo tan simple como sacar un pescado del lago, ya estoy arto de ti - saco sus garras y gruño fuertemente, Melek se acerco.

¿Lo vas a matar tan rápido? ni siquiera llevas un solo día con el, seria tu tercera garza muerta durante este mes - susurro ella con una mirada de decepción.

Si, ya llegue a mi limite, esta garza es completamente inutil.

Ya veo... al parecer no te has dado cuenta de tu error pero que puedo hacer, así eres y así seras siempre - luego miro a Selim quien estaba llorando al ver su destino, ella cerro los ojos y susurro - Como lo dicta la ley, si una garza no es de utilidad para un miembro de la guardia, debe morir de inmediato.

El tigre estaba a punto de lanzarle el golpe mortal cuando, de un gran salto, logre rescatar a la garza, todo el mundo se quedo atonitos al ver mi accion, en especial Melek y las garzas de los arboles.

Recoste a la pobre garza quien estaba asustada al ver su vida entre sus ojos y me puse delante de el.

¿Y tu quien rayos eres...? aléjate de el, debe morir de inme - lo detuve con un grito.

Me importa un maldito bledo tu condenada incompetencia, mira que culpar a los demás por algo que tu mismo no puedas hacer... me importa un pepino las leyes de la guardia de los tigres, pero no dejare que mates a esta garza, no mientras yo este aquí, te guste o no, tanto a ti como a Melek.

Axel al escuchar mi grito, solo se limito a sonreír, por el lado de Melek se quedo con una mirada furiosa al ver que sus leyes no se cumplían y el tigre me miro con mucha ira.

Atrévete a ponerle una garra encima a Selim y te partiré el cuello, no te tengo miedo ni mucho menos me intimidas, si tengo la oportunidad de salvar a alguien lo hare, ¡vamos atrévete a atacarme!

Rakan... si salvas a esa garza, no te entrenare.

ENTONCES NO LO HAGAS Y PUNTO, TUS LEYES SON LA PEOR MIERDA QUE HAYA VISTO EN TODA MI VIDA, ENTRENARE A MI PROPIA MANERA DE SER NECESARIO - esto dejo shockeada a Melek por unos instantes, todo el mundo estaba en silencio, la garza estaba impresionada y había dejado de llorar - Ser un líder no es tratar como basura al resto de los animales Melek, ser un líder significa ser valiente cuando se necesita serlo y proteger a la mayor cantidad de animales con tu vida, pero veo que careces de todo esto... mira que valiente de tu parte dejar que maten a una pobre garza ante tal estupides - di un suspiro de resignación mientras veia al resto de los tigres - Creo que cometí un error al venir aquí, no vales la pena para ser mi maestra, mi padre es 100 veces un mejor maestro que tu y no es un lider, el a pesar de ser un león, me acepto como su hijo sin importarle mi raza, lo único que agradezco de todo esto, es de haber podido salvar una vida el dia de hoy... en verdad todos ustedes me dan asco y mas aun cuando no tienen vergüenza de sus actos cobardes. - Luego mire al tigre con una mirada de decepción.

En especial tu, dos garzas murieron por tu estúpida vagancia al no pescar tu propia comida... no mereces que nadie te tenga como compañero, solo eres un cáncer mas de esta podrida comunidad. Si vuelvo a ver que intentas matar a alguien, esta vez recurriré a la fuerza de ser necesario, date por advertido quien quiera que seas - finalmente gire a ver a la garza quien estaba temblando, lo sujete suavemente y me dirigí hacia donde estaba Axel, nadie dijo nada ni hizo nada para detenerme, el tigre solo gruño y Melek se quedo pensativa mientras se iba a su cueva, el resto de los tigres me veían con desprecio pero me daba igual.

¿Estas bien? ¿tu nombre es Selim no? veo que debe ser horrible tener que lidiar con todos esos tigres... - dije con una mirada tranquila mientras me recostaba cerca a el, este dejo de temblar y sonrió al verme tan tranquilo, era como si por primera vez en toda su vida, alguien le hablaba tan cariñosamente y con mucho respeto, de igual a igual.

Si... mi nombre es Selim y estoy vivo gracias a ti, no podría estar mejor... te debo la vida...

Rakan, mi nombre es Rakan y tranquilo, ya paso, no volverás a pasar por eso nunca mas, no mientras siga con vida, es un placer conocerte Selim - dije sonriendo.

El placer es mio Rakan, en serio no se como puedo agradecértelo, enfrentaste a Melek y a todos los tigres solo por salvar mi vida, nunca había visto a ningún tigre de este sitio hacer algo parecido - dio un suspiro mientras veía el suelo.

¿A que te refieres? ¿Acaso la guardia no se encarga de protegerlos?

De hecho... no, según la ley de Melek, cada garza de este lugar debe ser un sirviente de cada guardián y hacer el trabajo por ellos, nosotros no tenemos a otro lugar donde ir, este es el único territorio que tenemos y no podemos migrar hacia otro lugar porque el resto de Syrtis Rock esta habitado por muchas aves, no hay espacio para nosotros.

Cielos... esos mal nacidos... - gruñí fuertemente al verlo de reojo, Axel solo escuchaba en silencio - Bueno olvídalo, te prometo que buscare un lugar para ustedes, Syrtis Rock es demasiado grande, debe haber alguna manera en la que pueda arreglar esto sin provocar una guerra civil.. tal vez mi padre pueda convencer a Khamisi - susurre mientras lo veia a los ojos. - Descuida, tu y tu gente vivirán lejos de este lugar tan horrible y podrán hacer su vida sin ser gobernados por esta dictadura. Le guste o no a Melek, en el futuro tendre mas poder que ella al ser el lider de la guardia de los felinos... ademas, ella sabe que puedo delatarla con el rey Khamisi y contarle todas las estupideces que han cometido a lo largo de los años.  

!Hapana¡ ¿lo dices en serio? - grito muy entusiasmado la garza

Si, totalmente Selim, así que tranquilo, ten paciencia. - dije mientras daba un fuerte suspiro, el dolor de cabeza había regresado fuertemente, la garza se dio cuenta de esto y voló hacia mi cabeza, con su pico, comenzó a picotear suavemente un punto especifico de mi cráneo, calmando el dolor de cabeza al instante.

Veo que sufres del soroche, descuida que ahora yo seres tu sirviente leal Rakan, puedes considerarme como tu brazo derecho - susurro Selim mientras seguía picoteando.

Selim no digas eso, tu no eres un sirviente ni mucho menos un esclavo - susurre mientras sentía como el dolor se iba poco a poco.

Lo siento Rakan pero es la única manera en la que puedo pagarte - dijo mientras se bajaba de mi cabeza, di un suspiro y sonreí

Esta bien pero no seras mi sirviente ni un esclavo, seremos amigos y nos apoyaremos mutuamente ¿vale? es un gusto tenerte como mi socio y como mi amigo Selim - dije acariciando su cabeza suavemente.

El estaba mas que complacido de escuchar mis palabras, por su mirada de felicidad, deduje que jamas tuvo un amigo verdadero y menos con un felino, solo Dios sabia que destino le había deparado a Selim antes de que llegara a este lugar.

Pasaste la siguiente prueba Rakan... felicidades, la prueba de la amistad - susurro Axel sin abrir los ojos.

Mientras tanto con Sasha y Kiver.

Sasha por su parte, en la mañana, habia presenciado la pequeña pelea que tuve con Axel, por un momento quizo intervenir al verme en peligro pero luego se calmo al ver que el mandril solo estaba provandome, esto hizo que se calmara mucho y diera un suspiro de alivio. Luego de esto, observo desde lo lejos como me introducia al tunel secreto, ella decidio esperar unos 30 minutos y luego corrio rapidamente hacia el tunel y movio la cortina de hojas

Me pregunto a donde habrán ido... nunca había visto esto antes... - susurro viendo la oscura cueva - Pues veamos hacia donde lleva

Entro con mucha facilidad al ser un poco mas delgada, a medida que caminaba por el sendero, sufrió los mismos golpes que yo al ver los cambios de dirección del túnel, afortunadamente ella caminaba con mas precausion, solo se lastimo un poco el rostro a diferencia mía que me había estrellado con los mismos. Luego de caminar por toda la cueva, pudo llegar al final. Desde abajo logro ver mi silueta muy a lo alto, en ese mismo instante, ya me encontraba a medio camino hacia la cima. Gracias a sus genes de hibrida, pudo captar mi aroma en el aire, aunque muy levemente.

Rapidamente corrio con todas sus fuerzas por todo el camino, para ella no era nada dificil pues ya estaba entrenada para soportar lugares extremos y dificiles, y subir por un camino elevado no era problema para ella. Pero a medida que el camino se inclinaba mas, decidio disminuir el paso al ver el peligro que le produciria tropezarse.

Sera mejor que sea paciente y valla tranquila, como lo hicieron ellos, sino me podría lastimar estúpidamente

Habian pasado un gran rato hasta que finalmente llego a la mitad del camino, para su mala suerte, debido al fuerte viento, todo mi aroma desaparecio y estaba en una encrucijada, no sabia cual camino tomar, al ver el camino de la izquierda, por el cual me dirigi con Axel y ver que no habia nada en la cima, dedujo que no estaria en ese lugar, por lo que decidio tomar el camino del medio. Esto seria un error peligroso de su parte.

El camino era mas inclinado de lo normal, Sasha tuvo que utilizar sus garras para poder subir con mucha fuerza sobre el terreno. Al llegar a la zona cubierta por la nieve, casi se resbala y pierde el equilibrio. Pero de un enorme salto, pudo llegar a la cima, lo unico que encontro fueron cadaveres de muchos animales, como si fuera un cementerio. De pronto se quedo paralizada al ver que al frente de ella estaba 3 osos pardos durmiendo profundamente. Sin hacer mucho ruido se retiro del lugar, pero al llegar a ver la altura de la montaña, se asusto por completo, nunca habia estado a una altura tan elevada en toda su vida.

Dios... este no era el camino correcto... ¿que hago?

De pronto escucho como los osos comenzaban a despertar, uno de ellos al verla, comenzo a levantarse y la miro con una mirada llena de rabia. Ella no lo penso dos veces al ver como el oso se dirigia hacia ella, dio un brinco y comenzo a deslizarse por le camino, poco a poco la velocidad de la bajada aumentaba peligrosamente. El oso paso cerca de su lado y este para su desgracia, rodó colina abajo saliendo disparado de la montaña hacia el precipicio, muriendo a lo lejos, su cuerpo estaba lejos de la entrada, por lo cual su muerte iba a pasar desapercibida. Sasha sin embargo no olvidaría su rostro al ver el miedo de morir en los ojos de oso. Sasha rápidamente, uso sus garras para frenar la velocidad pero no pudo frenarla del toda, estaba a un paso de llegar al medio camino y salir disparada hacia el abismo cuando de pronto, Kiver de la nada, salto hacia el cuerpo de Sasha y la logro detener con una gran embestida, ambos se lastimaron levemente pero gracias a eso, Sasha no sufrió el cruel destino del oso.

¿Oye estas bien? eso fue demasiado peligroso... ese oso no la contó para nada, menos mal que llegue a tiempo para evitar otra tragedia, Rakan jamas se lo hubiera perdonado - dijo Kiver mientras recuperaba el aliento y se levantaba con mucha dificultad.

Si, lo estoy gracias a ti Kiver, nuevamente me salvaste la vida, te debo 2 veces - dijo ella con una sonrisa mientras se levantaba y veía el precipicio, el cuerpo del oso estaba destruido a lo lejos, sintió mucha pena por el.

Por nada, un placer ayudar a la prometida de mi compañero... por cierto, ¿en donde están esos 2? - Sasha levanto la ceja al escuchar la pregunta - Perdona si los estaba vigilando, pero la curiosidad me pico al verlos irse hacia otro lugar que no sea su hogar para descansar.

Mmmm no te preocupes, también me pico la curiosidad al ver ese dúo... de hecho anoche pelearon fuertemente, lo presencie todo al escuchar los gritos y golpes de Rakan... - luego de eso miro el camino derecho que llevaba hacia la punta de la montaña. - Estoy preocupada por ellos, sera mejor que vallamos a verlos ahora mismo

Espera Sasha... algo me dice que no debemos ir por ese camino, mi sexto sentido siempre me previene del peligro inminente, si vamos hacia la cima, es posible que encontremos la muerte.

¿Estas seguro?... bueno ese sexto sentido no te fallado antes, entonces tomemos el camino derecho - dijo Sasha dando los primeros pasos hacia el camino correcto. - Sera mejor que vallas primero Kiver, tienes la pata trasera lastimada, ese camino esta muy inclinado y a lo lejos puedo ver como hay un camino de nieve, es posible que te resbales y no pueda ayudarte si voy primero, vamos.

Esta bien, cuento contigo Sasha, ese camino es mucho mas alto, sera mejor que no cometamos un minimo error, pues si hacemos algo mal, tendremos la muerte asegurada.

Espera un momento Kiver - Sasha con su uña comenzó a dibujar una señal, una flecha señalando el camino derecho que iban a tomar, luego puso su huella en medio de la señal y puso las iniciales R S K, de Rakan, Sasha y Kiver. - Algo me dice que Hakai vendrá también por aquí, mejor prevenir antes que lamentar, el también esta lastimado de su pata y no vino a que lo curaran... espero entienda esta señal y estas letras.

Hakai es un león muy sabio, lo entenderá muy bien apenas lo vea, solo no me explico como llegara a este lugar, cuando despierte, no sabrá en donde estamos.

Descuida, le deje una señal en la entrada de la cueva central, es la misma que estas viendo ahora, solo espero que logre verlo y entenderlo.

Luego de esto ambos decidieron seguir adelante, cuando pasaron los siguientes 5 minutos, ambos comenzaron a sufrir el soroche, afortunadamente ambos estaban preparados para la situacion, a diferencia mia que lo sufri fuertemente, ellos soportaban las nauseas, el mareo, el frió y el dolor de cabeza, aunque esto no impidió que ambos sufrieran un pequeño ataque de respiración acelerada, ambos se calmaron golpeándose mutuamente las espaldas, calmando su respiración, casi por un instante, Kiver pierde el sentido de si mismo y Sasha lo logro sujetar con una pata de su espalda.

Kiver no te desmayes... si lo haces, morirás

Lo se, es que... nunca había sentido el aire de una manera tan pesada y bajo una presión terrible... ¿en serio Rakan y Axel escalaron todo este camino hacia el camino final?

Si, no me imagino lo que Rakan debió sentir, el no es como nosotros, es muy débil ante todo esto - susurro ella mientras trataba de mantenerse despierta, de momentos sentía que se iba a desmayar. - Vamos Kiver, ya falta poco.

Ambos ayudandose mutuamente, lograron escalar todo el camino hasta llegar a la cima, luego de llegar al camino final, ambos cayeron al suelo fuertemente, estaban completamente cansados y no podian respirar muy bien, les costaba demasiado. Sasha al ver la altura del lugar, se quedo petrificada, estaba muy aterrada al ver la tremenda altura del lugar.

Sasha mira, ¡allí están! - dijo Kiver señalando con su pata mi ubicación actual junto a Selim y Axel. Ambos, luego de recuperar el aliento y recuperar sus energias, caminaron lentamente, se quedaron impresionados al ver el bosque y a todos los tigres de la zona, muchos de ellos se quedaron sorprendidos al verlos. Por mi parte al verlos, no me sorprendí, mas que enojarme por haberme seguido, estaba muy contento por verlos. Melek estaba molesta al ver a los dos felinos, estaba a punto de venir a gritar cuando recordó mis palabras y se quedo quieta, esas palabras tuvieron un fuerte cambio en ella indirectamente.

Veo que las sorpresas no se acaban nunca muchachos, estoy feliz de verlos aquí pero al ver sus rostro, veo que tuvieron muchos problemas para llegar hasta aquí, en especial tu Sasha, de no ser por Kiver... bueno, al menos están bien los dos. - susurro Axel viendo a los dos felinos, el sabia muy bien lo que había pasado pero decidió guardárselo para que no me preocupara.

Sasha... Kiver, ¿que hacen este lugar tan peligroso?... no debieron exponer sus vidas de esa manera. - dije algo serio al verlos, estaba feliz pero muy enojado a la vez por ver como exponían sus vidas solo para localizarme, luego de esto Selim voló hacia mi cabeza y miro extrañado a los dos felinos, al parecer jamas había visto a una leopona y un león.

Tranquilo Selim, ellos son mis amigos y también serán los tuyos, no son como esos tigres malhumorados e idiotas - susurre, el solo se limito a sonreirles mientras les saludaba moviendo su ala derecha, al parecer era tímido para socializar.

Rakan... es hora de que comiences tu entrenamiento, no hemos venido aquí para tomar un descanso, Selim puede ayudarte, el conoce otros animales en esta zona que pueden ayudarte, ve con el.

¿Eso es cierto Selim? ¿Conoces a animales que puedan ayudarme a superar el limite de un tigre siberiano? si es así, por favor muestramelos que necesito comenzar con esto, dudo mucho que Melek quiera ayudarme después de lo que le dije.

Afirmativo, sígueme y te llevare con ellos de inmediato. - Emprendió vuelo mientras se dirigía al segundo piso de la montaña. Comencé a seguirlo lentamente, aun no me acostumbraba a la presión del aire y mi respiración actual.

Muchachos, ustedes deben quedarse aqui y esperar pacientemente, como pueden ver, todos los felinos de este lugar son tigres y su presencia en esta montaña es desconocida para Khamisi y el resto de los animales de Syrtis Rock, debemos esperar a que Rakan logre aliviar el duro corazón de Melek, la líder de los tigres. No vallan a interferir pase lo que pase, es una orden.

Esta bien, puedo esperar mientras juego como la nieve, siempre fue mi mayor diversión desde que era cachorro, jugar con la nieve - dijo sonriendo Kiver mientras hacia un ángel de nieve, Sasha por su lado se recostó y no aparto la mirada de mi. Al cruzar miradas con Melek, supe de inmediato que ellas no se llevarían bien...

Rol off: Whalia si vas a subir la montaña, que Hakai sufra el soroche, todos los estan padeciendo, es algo completamente natural que todos lo padescan la primera vez.

Detalle de este post: El lago carnivoro del bosque nevado esta basado en el lago de la pelicula "Life of Pi"
avatar
Rakan
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 359
Fecha de inscripción : 04/07/2017

https://www.fanfiction.net/u/9425062/Shaka-The-Wolf

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Whalia el Miér Ago 16, 2017 10:44 am

Me encontraba en mi reino, Alphax.Pero no sabía cómo había llegado allí.Ni por qué tenía la certeza de que estaba en Alphax.Era una sensación.Y había algo más...Mi tamaño era el de cuando era un cachorro.Pequeño, indefenso y débil.
Lo raro no terminaba ahí, en ese momento veía Alphax rodeado de campos con millones de flores de todos los colores, y muchos árboles que daban sombras, sobretodo en los lagos.Había más de los que recordaba.Pero lo veía normal, como si siempre hubiese sido así mi reino.

Hakai, ¿qué haces aquí solo? Me preguntó una voz.Al instante supe reconocerla; era de mi madre.Me giré y la vi, sonriendo como siempre.Ya que me había convertido nuevamente en un cachorro ahora podía verla como alguien grande y fuerte que no le teme a nadie.Sólo con verla imponía.Y no era para menos, a pesar de ser alguien dulce y amable también era una guerrera que no dudaba en luchar.Conmigo siempre había sido tranquila y serena, me sentía seguro a su lado.Y ella lo sabía.

Estaba mirando las flores. Contesté, aunque no supe por qué respondí eso, había aparecido de la nada en Alphax, pero era muy distinto a cómo lo recordaba.Todo era un cúmulo de sensaciones indescriptibles.Simplemente, lo sabía.
Frente a mí se encontraba uno de los campos de flores, con colores muy vivos.Nada que ver con el verdadero Alphax, que parecía estar muerto en vida, siendo los leones sus parásitos.En realidad era un sitio oscuro, apenas con vegetación.Sólo había leones, ninguna otra especie de felinos vivía allí.Pero...En ese momento, al percatarme a mi alrededor vi especies de animales que jamás hubiera encontrado en mi reino.Incluso los herbívoros estaban junto a los carnívoros sin estar huyendo de ellos.Todo era muy diferente a lo que yo sabía por experiencia.Las leonas de mi reino no estaban atacando a nadie, simplemente estaban esparcidas por Alphax con unos y con otros.

Son muy bellas, ¿cierto? Me preguntó mi madre.Yo miré al frente, y en efecto lo eran.No tenía idea de cómo habían llegado hasta allí, pero no le daba más importancia.Lo único que me interesaba es que estaba con mi madre, y yo siendo un pequeño cachorro, cuando aún mi mundo no se había desbordado.Cuando todavía no sentía el odio de nadie hacia mí.Cuando no tenía que preocuparme por si a la mañana siguiente seguía con vida.Cuando mi madre aún estaba viva.Sí, lo son.Respondí.Ella simplemente me sonrió con calidez, sentía que todos esos años de tortura no existían, que jamás los había sufrido.Que todo había sido una horrible pesadilla.Mamá, ¿sabías que he soñado que era un león adulto? Le dije mientras me acercaba a ella.Por cada segundo que pasaba sentía que aquella realidad era la verdadera.Estaba dejando de cuestionarla.¿En serio? ¿Y eras un león grande y fuerte? Si tan sólo ella supiera en lo que me iba a convertir...Estaría orgullosa de mí.¡Sí! ¡Y tenía una gran melena roja, como la de papá! Exclamé.Tenía la sensación de que Kirai no debía ser llamado así, pero en ese entonces sentí que realmente era mi padre.Alguien que me protegía, al igual que mamá.Alguien que me quería, como mamá.

¿He oído que me llamabas? Me giré y vi que era mi padre, con su aspecto imponente, su abundante melena rojiza y ojos claros.Lo cierto es que ambos nos parecíamos mucho.Me estaba sonriendo, pero un escalofrío pasó por mi espalda.Al fijarme bien en él sentía que tenía que estar alejado de mi padre.¿Pero por qué? Era mi papá, estaba a salvo con él.O no.

H-hola, papá. Tartamudeé.¿Por qué lo hice? Es como si su presencia me asustara, pero no tenía que ser así.Él me miró extrañado.En cambio, mi madre lo miraba con seriedad.De pronto el cielo comenzó a nublarse, los campos de flores se marchitaban, las demás especies de animales desaparecían, las leonas y leones tenían sangre en sus hocicos y patas.Cuando pestañeé el semblante de mi padre había cambiado por completo.Estaba enfadado, no había duda.Y también, me sonreía, pero de una forma distinta, casi como si estuviera inmerso en la locura.Yo no soy tu padre, ¡jamás vuelvas a llamarme así! Exclamó, y me dio un zarpazo en el rostro.Al ser un cachorro salí volando varios metros, la caída no me dolió, pero sufría como si hubiera sido lo peor.Al abrir los ojos vi que a escasos metros se encontraba mi madre, con su pelaje cubierto de sangre y su piel estaba con múltiples arañazos. Mis ojos comenzaban a humedecerse debido a las lágrimas.Estaba llorando por su muerte.No había visto más que su cuerpo tirado en el suelo, pero sabía que estaba muerta.Y que el culpable había sido Kirai, mi padre.Escuché sus pasos acercarse a mí, quería correr, pero estaba paralizado, llorando mientras observaba a mi madre, quien tampoco se movía ni un solo centímetro.

Kirai jamás fue amable conmigo...

Estúpido cachorro...¡Levántate! Al escuchar aquel grito el escenario había vuelto a cambiar.El cielo estaba más oscuro que de costumbre, la lluvia golpeaba mi espalda con fuerza, como si no quisiera que me pusiera de pie.El barro me impedía moverme con facilidad, pero Kirai se encontraba frente a mí, con una expresión muy enfadada.Yo sentía miedo al verlo, pero por mucho que lo intentase no podía huir, era incapaz.Continué tumbado en el barro sin tener fuerzas para moverme.No recordaba haber hecho nada, pero estaba completamente cansado, me faltaba la respiración.¡He dicho que te levantes! Volvió a gritar.Yo hice lo posible por cumplir con su orden, pero mis patas estaban adoloridas, todo mi cuerpo estaba exhausto.Y aún así, él quería que continuara entrenando.Tampoco tenía idea de por qué sabía que estaba entrenando, era sólo una sensación.Papá, ¡por favor, detente! Le supliqué, aunque por dentro tenía la total certeza de que mis ruegos serían consumidos por la lluvia, quedando en el olvido.Aún así lo intentaba, sabiendo que él no iba a ayudarme.Incluso no me gustaba para nada llamarlo "papá", pero lo hice a pesar de todo.¡No me llames así, no soy tu padre! Volvió a clamar, esta vez mucho más fuerte y enfadado.Tenía miedo, pero no podía escapar.Mis lágrimas se ocultaban con la lluvia y limpiaba el barro de mi pelaje, pero no era suficiente.

¡Jamás podría ser el padre de semejante engendro! Bramó, haciendo retumbar mis oídos.Yo seguía agachado, tanto porque no tenía fuerzas para levantarme como por miedo a lo que pudiera suceder.Aún así si no lo hacía pronto, lo que fuera a ocurrir iba a ser mucho peor.Pero estaba demasiado aterrado como para moverme de donde estaba.¡Un estúpido león como tú no merece ser mi hijo! ¡¿O acaso crees que eres digno de serlo?! De pronto, me acordé de por qué.Y la razón es que mi madre no pertenecía a Alphax, era de otro reino.Ella se vio obligada a ser parte de un matrimonio arreglado con él para que dejaran su invasión contra su reino.Volví a pestañear, y ahora había crecido, era un adolescente.Sentía que mi fuerza y resistencia habían aumentado mucho, pero no era algo de lo que alegrarse ya que eran fruto de los brutales entrenamientos a los que Kirai me sometía.Yo nunca había destacado en la fuerza, pero sí en la agilidad.Pero para él eso era insuficiente, sinónimo de ser débil.Tenía que ser fuerte, pero no lo suficiente como para herirlo de gravedad.Era una táctica cobarde, pero en aquel entonces no pensaba en eso, sólo en sobrevivir.En muchas ocasiones llegaba a desmayarme por el cansancio y las heridas, no teníamos ningún curandero en el reino.Sólo había leones, y éstos eran unos asesinos a sangre fría.No sólo mataban para comer, sino también por puro placer de ver sufrir al animal mientras muere en profunda agonía.Kirai supo desde el principio que yo no era así debido a que mi sangre estaba mezclada, no tenía maldad dentro de mí,era un león tranquilo que no quería asesinar si no era para alimentarse.Él pronto se encargó de quitarme esas ideas de la cabeza y lavarme el cerebro para modelarme a su manera.No fue tan sencillo como lo había planeado, y eso le enfadaba.Le enfadaba saber que al considerarme un híbrido yo no era como él, sino una desgracia para la línea de sangre real.

Incluso si yo era un príncipe los demás no me trataban como tal, sino de la misma manera que lo hacía Kirai.¿Él tuvo que ver en eso? Tal vez, pero nunca lo llegué a saber con certeza, y aunque lo hubiera sabido nada habría cambiado, mi vida hubiese continuado de la misma forma; patética y sin nada que me motivase para despertarme al día siguiente.Vivía con miedo, siempre, a cada momento sentía a Kirai detrás de mí, dispuesto a atacarme.Nunca me hería hasta el punto de matarme, pero tampoco se iba a preocupar por si ocurría.Simplemente, tendría un hijo "verdadero" y no la escoria que me consideraba que era.¿Por qué no tuvo otro cachorro? De esa forma yo no tenía que cargar con la responsabilidad de ser el futuro rey, y las atenciones se desviarían de mí.Quizá él disfrutaba haciéndome sufrir durante toda mi vida.Tampoco me iba a extrañar si así fuera, todos los leones del reino eran así.Para él yo era una desgracia, al igual que mi madre.Jamás lo llegué a saber con claridad, pero a medida que iba creciendo la idea de que mi madre también fue víctima de esos malos tratos era cada vez más creíble.Si yo era odiado por considerarme un híbrido, seguramente ella era odiada por ser de otro reino.Jamás vi a otro felino en Alphax, los leones pronto se encargaban de asesinarlos.Si tan sólo hubiese podido tener el coraje suficiente para escapar de esa jaula...Pero tenía miedo.Era un cobarde que no se atrevía a dar el paso.Todo lo que había sufrido desde que era un cachorro no hubiese ocurrido jamás, cualquier amenaza de más allá de las fronteras sería menos peligrosa que estar en mi propio reino.

¡Eres un príncipe, actúa como tal!
Me gritó Kirai mientras me golpeaba en el estómago.Yo caí de bruces contra el suelo, incapaz de moverme.Estaba temblando, no sabía si era por el frío o el miedo de estar frente a Kirai.La lluvia ahora caía con más fuerza aún, haciéndome daño.En cambio, Kirai no parecía afectado.
Yo seguía siendo un adolescente, pero esta vez un poco más mayor, pequeños mechones de mi futura melena ya estaban haciéndose presentes.Iba a ser rojiza, al igual que Kirai.Me frustraba saber que mi aspecto al ser un adulto sería muy parecido a él.Compartíamos la sangre, sí, pero no me agradaba nada la idea de parecerme a él.Quizá había heredado el aspecto de Kirai y la personalidad de mi madre.Y sin duda, no tenía la misma capacidad física que él.Por un lado quería tenerla, para poder hacerle frente y librarme de esa prisión en vida.Aunque ese no era el caso, estaba condenado a seguir viviendo de aquella forma, preso en mi propio reino.Kirai me decía constantemente que tenía que comportarme como un príncipe, ¿y cómo debía hacerlo? Los demás leones me despreciaban, no se comparaba a cómo trataban a Kirai, su rey.Le tenían un profundo respeto y jamás cuestionaban sus órdenes.No entendía por qué era un príncipe si todo el mundo se reía de mí y nunca me tomaba en serio.Era desesperante, pero no podía hacer nada para cambiarlo.

Cuando quise mirarlo mi aspecto había vuelto a cambiar, ahora era casi un adulto, mi melena era más abundante que antes y mi cuerpo más fornido, pero comparándolo con el de Kirai, no tenía nada que ver.Seguía siendo su sombra, como si mi existencia se tratase de un experimento fallido.Y en parte era cierto, no era como Kirai esperaba que fuese.Yo no quería hacer daño a otros por simple diversión.Sin embargo, me había visto obligado a hacerlo, a llegar hasta el extremo de asesinar a animales inocentes en mis entrenamientos.La primera vez fue cuando ni siquiera era un adolescente, sino un insignificante e inocente cachorro, pero que a pesar de eso sabía que estaba asesinando.Mi madre me dijo que no debía hacerlo por placer, sino para alimentarme, después de todo éramos carnívoros.Desde que Kirai empezó a entrenarme había dejado de ser tan inocente, mi infancia se había esfumado en un abrir y cerrar de ojos.Ningún cachorro tendría que pasar por eso, no tienen que verse obligados a matar, ni haberse visto obligados a presenciar el asesinato de su madre, y que el asesino no fuera otro que su propio padre.Mi vida desde aquel entonces sólo fue a peor, y todo porque ellos iban a invadir el reino de mi madre.De no haber sido por eso, ella no tuvo que verse obligada a casarse con Kirai para salvarlo, a cambio de su libertad.Cuando crecí estaba seguro de que ella me protegió cuando era cachorro, pues nadie me menospreciaba a excepción de Kirai, él siempre me había tratado mal.Pero era más moderado, quizá porque mi madre estaba allí para detenerlo.Y cuando ya no era necesaria porque ya tenía un heredero, se deshizo de ella.Al fin y al cabo para él Helen era un simple obstáculo del que debía deshacerse.

Pronto comprendí que yo era sólo un peón, alguien prescindible, cuyo único propósito en su vida era continuar con la línea de sangre, aunque para los demás yo fuera un impuro.Mi madre jamás me hizo sentir de aquella manera, para ella yo era alguien especial, único.No un león débil que no tenía ni la potestad de un príncipe.Tal vez cuando fuera rey sí tendría autoridad, pero todavía quedaba mucho.Y lo cierto es que la idea de ser rey no me ilusionaba demasiado, yo seguiría viviendo en Alphax y tendría demasiada responsabilidad.Y aunque respetasen mi autoridad iba a ser como un pájaro enjaulado, creyendo que soy libre en un mundo creado con cadenas.La muerte no era la salvación, sólo una salida a un abismo mucho más grande que la vida misma.Pero posiblemente sí era la salvación para muchos otros, aunque no para el que lo sufriera.Si pudiese acabar con la vida de Kirai, podría tener la oportunidad de escapar de aquella jaula.Podría aprovechar cuando se durmiese.No, era muy arriesgado, yo dormía en otra cueva distinta, y había guardias custodiando la de Kirai.Si ven que entro podrían sospechar, todos saben que lo odio.Ellos le tienen demasiada lealtad, si llegan a saber que incluso estoy planeando su asesinato podrían atacarme, y no habría servido de nada.A plena luz del día tampoco era posible, había guardias por todo el reino, y él estaba siempre rodeado de ellos.¿Y en los entrenamientos? Siempre me encuentro a solas con él, podría ser un buen momento para hacerlo.No obstante no era el mejor momento, él estaría en guardia, probablemente me vencería, aún era muy débil comparado con él.Entonces, ¿cuándo iba a poder deshacerme de él? Era totalmente prescindible en mi vida.Es más, tenía que desaparecer para que yo pudiera vivir.Mi libertad se encontraba tan cerca pero a la vez era inalcanzable.

Sólo me quedaba una alternativa, y era hacer doble entrenamiento.Además de a los que me sometía Kirai, podía entrenar por mí mismo, y tener el tiempo suficiente para evaluarme a mí mismo.Cuando entrenaba con él no me fijaba en esos detalles, sino que luchaba por no desmayarme por el cansancio.Antes de asistir a su adiestramiento practicaba yo solo, en uno de los bosques en la frontera de Alphax.Pude detectar mis debilidades y fortalezas, aprendiendo a usarlas a mi favor.No entrenaba demasiado, tenía que poder manejarme medianamente bien en las prácticas con Kirai.Ya estaba cansado, por lo que podía disimular muy bien.Igualmente me contenía mucho en esos entrenamientos, para no levantar sospechas.Fue en aquel entonces cuando aprendí a actuar, y la seriedad que había desarrollado desde cachorro ayudaba mucho.Ya no era un pobre cachorro inocente, sino un adolescente que estaba planeando la muerte de su padre mientras intentaba evitar que Kirai pensase que tramaba algo.Él creía que era un idiota, pues es la fachada que yo mostraba a los demás, para que no supiera jamás de mis verdaderas habilidades.
¿Qué he hecho para tener a un hijo tan inútil como tú? Se quejaba siempre.Ya me había acostumbrado a aquellas palabras, ni me esforzaba en defenderme.¿De qué iba a servir siquiera? Él me odiaba, nada iba a cambiar eso.Lo único que tenía que hacer era intentar sobrevivir hasta poder poner en marcha mi plan...Y sería en el día de mi coronación, cuando tuviese más libertad.Después de todo los leones de Alphax eran muy leales a la corona.Ellos no me cuestionarían como lo hacían cuando era un príncipe.Si todo salía tal y como lo planeé, podía ser libre.Era tan sencillo como citar a Kirai en una cueva, ordenar a los guardias que se marcharan y aprovechar esa oportunidad de oro.Luego, inmediatamente podía escapar antes de que nadie se diese cuenta de lo que acababa de ocurrir.

Correría sin descanso hasta que mis patas no pudiesen sostener mi peso, hasta agotar todas mis energías.Nada de eso importaba si había conseguido huir de Alphax.Poco a poco ese objetivo se estaba acercando, casi lo podía palpar con mis garras.Estaba tan cerca...Parecía imposible, unos años más y saldría de aquella prisión.Ya podía ver las barreras destruirse como polvo que se desvanecía con el viento.Me veía a mí mismo galopar hasta el infinito, sin molestarme en mirar atrás.Lo mejor de todo es que iba a poder exterminar a mi verdugo, aquel león que me había hecho sufrir tanto, que incluso llegó al extremo de asesinar a mi madre.Aunque fui sometido a entrenamientos y tratos muy crueles, eso sin duda fue lo peor que pudo hacer Kirai: arrebatarme a mi madre, aunque yo fuera un pequeño cachorro que no entendía por qué tuve que resignarme a vivir así.No creía en el destino, el único culpable era él y sólo él.No había ninguna razón aparte de que me odiaba para que actuara de esa forma.No tenía sentido que tuviera que sufrir tanto sólo porque "era el destino".No, tenía que haber otras razones detrás.Hasta ese momento lo único que sabía era que me odiaba profundamente, y que la razón es que me consideraba un híbrido.¿Podría haber más motivos para fomentar ese odio? ¿Por qué si me odiaba me entrenaba? Al principio creía que era para hacerme sufrir, pero conforme crecía esa idea se iba deformando.Él era listo, tenía que hacerlo por algo.Debió de prever que si me entrenaba, podría llegar a superarlo y matarlo, que era el plan que formé años más tarde.

Semanas antes de mi coronación supe el por qué...Él sabía que yo tenía planeado matarlo.No lo averiguó cuando yo pensé en eso, sino mucho antes.Lo supuso, y para mi desgracia acertó en la diana.Hacía meses que tenía la certeza de que finalmente había superado a Kirai, podía vencerlo en una pelea a muerte.Sin embargo, eso jamás llegó a suceder. Murió por una enfermedad mortal antes de poder cumplir mi cometido.Eso me causó una gran impotencia al no haberme podido vengar de mi verdugo.Él sabía que yo me iba a sentir así, por eso me entrenó durante tantos años desde que era un cachorro, por eso permitió que yo presenciara cómo asesinó a mi madre.Para crear un odio hacia él mismo, y que para cuando yo tuviese la oportunidad de vengarme fuera ya demasiado tarde, él seguramente habría muerto.Jugó bien sus cartas a pesar de no saber si iba a fallecer antes de poder llevar a cabo mi plan, pero lo hizo.Todo lo que sufrí, no tuvo castigo.Kirai fue inteligente, jugó conmigo hasta el final.En ese momento me di cuenta de que yo no fui más que un peón para su diversión, un idiota que creía que por una vez en su vida había podido estar un paso por delante del enemigo.Lo peor es que al percatarme de su verdadero plan, en el que yo fui manipulado para que todo saliese como él esperaba, no podía hacer nada más que sentir impotencia.Él había ganado.Me había ganado.Nada iba a cambiar eso.

Cuando fui coronado tuve la oportunidad de escapar, pero mi venganza se había quedado destrozada.Seguramente se rió de mí cuando supo que iba a morir antes de mi coronación, y que él pudo tratarme así durante toda mi vida sin que yo hubiese podido defenderme.Y que para cuando pudiera hacerlo, fuera demasiado tarde.Lo planeó todo, estuvo siempre un paso por delante de mí y yo como imbécil creía que era al contrario.Desde entonces fui mucho más cuidadoso, lo analizaba todo, desconfiaba de cualquier animal que se me cruzara.Pero mi desgracia no terminó ahí, Kirai también pronosticó que iba a huir tarde o temprano, por lo que ordenó a su guardia capturarme y obligarme a ser el rey de Alphax.Eran muy leales a su anterior monarca, por supuesto que iban a cumplir con su último mandato.Quizá si me hubiera quedado podría haber hecho prácticamente lo que quisiera, excepto tener libertad.Quién diría que me iba a encontrar con un joven tigre en un bosque durante la persecución.Fue compartir unas pocas palabras y al instante lo comprendí.Vi mucho de mí mismo en él, un cachorro inocente que ha sufrido demasiado para lo poco que ha vivido, que ha sido obligado a madurar antes de tiempo.Yo no había planeado tener hijos, no me gustaban los cachorros, y mucho menos quería continuar con la línea de la familia real.Los leones de mi reino eran muy violentos y sanguinarios, pero ante todo tenían lealtad a la corona, ellos no iban a ser capaces e usurpar el trono.Si yo me marchaba, el reino probablemente acabaría por extinguirse.Muchos se alegrarían de su desaparición, Alphax fue el causante de muchas guerras, asesinatos e invasiones a otros reinos.Para ellos era un orgullo portar con esa fama, pero para mí no.Siempre lo ocultaba más que nada para que no intentasen matarme.Cualquiera que escuchara su nombre sabía a qué reino se refería.

¿Te acuerdas de mí?

En ese instante desperté de sopetón, escuchar su voz me hizo despertar al instante.Habían pasado muchos meses desde que lo vi por última vez, pero aún así era tan clara como si estuviera frente a mí.Jamás en toda mi vida escuché una sola palabra buena dirigida a mí.Desde que nací estuve acostumbrado, no lo echaba en falta porque no sabía lo que se sentía.Desde que llegué a Syrtis todos me trataban...Bien, se sentía bien.Y por primera vez supe lo que era ser un príncipe, experimentar lo que significaba ser uno.Todos eran leales a mí, tal y como lo eran ellos hacia Kirai.Y era cuanto menos extraño, yo era el hijo bastardo de la reina, y aún así respetaban mi autoridad.Eso convertía a mi hijo y a Sasha en príncipes también.Un tigre y una leopona...Futuros reyes de Alphax...¿Qué podría ser más irónico que eso?

Mi pata aún me dolía, pero al ver la entrada de la cueva y los rayos del sol me di cuenta de que había dormido por varias horas.Estaba cansado y adolorido, era normal.De todas formas quise ir a uno de los manantiales, detrás de las cuevas, para poder despejarme.Lentamente salí al exterior, con cuidado de no apoyar demasiado mi pata herida.
Pero antes de salir vi que había una marca dibujada en la cueva."R S K".Al instante esas iniciales me recordaron a los nombres de Rakan, Sasha y Kiver, y había una flecha.¿Se habrían marchado? Si era cierto yo no iba a seguirlos, estaba demasiado lastimado como para ir con ellos.¿Cómo se les ocurre no descansar luego de toda la pelea? Ignorando la marca, salí de la cueva.Pude ver a los demás animales jugar, conversar entre ellos...Nada que ver con Alphax.Mi sueño perfecto, de lo que pudo ser Alphax era mentira, se convirtió en una pesadilla la cual era la realidad que había vivido.Pese a que la pesadilla fue de lo más real, era la que había tenido desde siempre.Todo comenzaba bien al principio, incluso mi propia idealización de lo que era un padre perfecto, pero más tarde mi mundo imaginario retornaba a lo que en verdad era, una jaula en vida.

Algunas leonas que allí se encontraban me saludaban, y yo se lo devolvía.Aún no me acostumbraba a recibir este tipo de atención por parte de mis subordinados.Entendía que ese trato era el que se suponía que tenía que tener al ser el príncipe, pero de vuelta en Alphax no era así.Quedarme a vivir en Syrtis era una buena opción, pero ya que era el rey y tenía un heredero, podría intentar cambiar la situación allí.Tal vez sería difícil, quizá en mi generación no terminase la transición a un reino pacífico como lo era Syrtis, tal vez en la generación de Rakan y Sasha tampoco.Pero si nunca lo intentábamos, jamás iba a ocurrir.
Caminaba con lentitud, pues si forzaba mi propio cuerpo la fractura en mi pata sólo iba a empeorar.Conforme me alejaba de las cuevas me encontraba con menos animales, lo que daba a entender que en efecto, a donde me dirigía era una zona desierta.Eso me gustaba, prefería estar solo en la mayoría de ocasiones.En ese sitio se encontraba una de las lagunas, el mismo lugar al que iba con mi madre antes de su desaparición.Fue una costumbre que lo hiciera en Alphax incluso tras su supuesta muerte.Claro que no sabía que en realidad estaba viva.Pero para mí había sido muy real.

Me senté mirando mi reflejo en el agua.Allí había mucha sombra, el ambiente era tranquilo lejos del ruido.Podía sentirse una brisa que acariciaba mi melena.En mi rostro reflectado en la laguna sólo pude ver a un león muerto en vida que estaba aprendiendo a vivir de verdad.En las facetas de mi semblante se podía observar por todo lo que mis ojos habían pasado, viví la traición de mi propio padre desde bien pequeño.Y desde que encontré a Rakan vi en él una oportunidad de reparar su vida, todavía estaba a tiempo.Pero Axel...Por su culpa ya no la tenía.

Ese mono...¿Por qué lo hace? Tiene que haber algo detrás de todo esto.Aprendí que siempre había motivos detrás de cada acción.Al principio desconfiaba de él por haber hecho madurar tan pronto a mi hijo, me había arrebatado la oportunidad de poder hacer que disfrutara de su infancia.Rakan no parecía molesto por eso.Es más, pretendía forzar a mi hijo a creer que si no conseguía pasar la prueba para ser el Líder de la legión iba a ser exiliado de Syrtis.Ese mono creía que tenía más poder que su propio rey.¿Un mono expulsando a un príncipe? No tenía lógica.Ese mandril de ninguna manera nos iba a acompañar a Alphax, no confiaba en él.Los leones de mi reino al menos eran honestos con ellos mismos, pero Axel...Desde que llegamos a Syrtis ha estado actuando muy extraño.¿Por qué, de entre todos los animales tuvo que escoger a mi hijo? Veía algo raro en todo eso, por lo que tenía que ser precavido.Ya Kirai estuvo durante toda mi existencia un paso por delante de mí, no iba a permitir que fuera a ocurrir de nuevo.Y además, era muy raro que Axel viera toda la pelea y apareciera al final, cuando cualquiera de nosotros cuatro pudo haber muerto.Sólo trajo a Kayla, quizá ella también estaba involucrada en un plan de Axel.¿Ella lo sabría o sería otro peón al que manipulaba a su antojo? No tenía idea, había más preguntas que respuestas.

Pasé muchos meses con Rakan desde que lo encontré en el bosque, siendo un cachorro.Verlo crecer fue algo fantástico, ni él ni yo nos dimos cuenta de que nuestra relación ya no era la de amigos o compañeros de viaje, sino de padre e hijo.Fue cuando llegamos a Syrtis que él me llamó "papá" por primera vez.Se escuchó tan extraño, todavía estaba acostumbrándome a ser llamado así.Pero en el fondo de mí se sentía bien, como que en parte había cumplido el objetivo de rehacer su vida.
Durante el viaje el pequeño Rakan nunca se vio interesado en cazar, respetaba tanto la vida que se negaba a comer carne.Cada vez que iba a cazar o incluso comerme a mi presa, tenía que hacerlo en un punto ciego para que Rakan no pudiera verme.Tampoco me importaba hacerlo, de todas formas no me suponía ningún problema.

Recuerdo que intentaba jugar con Rakan, después de todo seguía siendo un cachorro, y me había marcado el objetivo de hacer que se sintiera como tal.Pero yo no había jugado desde que mi madre desapareció, por lo que se quedaban en intentos.Aún así a Rakan no pareció importarle jamás, se divertía de todas formas, me quería tal y como era.Y a mí me gustaba la forma de ser de Rakan, alguien inocente que no quería hacer daño a nadie.Era un tigre sincero y honesto.Cada vez tenía más claro que en aquel bosque me vi yo mismo reflejado en él.Tal vez fue por eso que aún siendo un cachorro me llevase bien con él.De todas formas no era como los demás, sino que había madurado antes de tiempo.En parte eso era bueno, pero por otro...Esos cazadores le habían desgarrado su infancia y convertido en un infierno.Ese mono loco lo fastidió todo.¿Por qué tenía que entrometerse en un asunto que nada tenía que ver con él?
Durante esos meses de viaje le oculté los detalles de mi vida en Alphax, eran demasiado dolorosos y tampoco quería hacer que sintiera lástima por mí.Era demasiado orgulloso como para permitirlo.

¿Cómo es que llegué a esto? Me pregunté en voz alta.Sin embargo, escuché una voz muy familiar tras de mí.

¿Llegar a qué? Dijo mi madre, quien se acercaba a mí.Su vientre estaba comenzando a abultarse, unos meses más y el pequeño cachorro nacería.¿Sería hembra o macho? Sólo el futuro lo dirá.

Hola, mamá.Saludé mientras ella me sonreía.Los años no le habían arrebatado su amabilidad, aunque seguía siendo una guerrera.Es sólo que me parece irreal haber pasado de vivir en Alphax a estar en Syrtis...Contigo y con Rakan.[/b]Contesté volviendo a mirar mi reflejo.Ya sabes, pasar de estar en un infierno a vivir en un mundo ideal.

Te entiendo.Cuando escapé de Alphax yo sentí lo mismo.Lo único que lamento es no haberte podido llevar conmigo.Lo intenté muchas veces, pero el reino era siempre custodiado por la guardia de Kirai.Con un suspiro, prosiguió.No quiero que sientas que te abandoné.Como te dije el día que llegaste a Syrtis él te habría matado sólo para hacerme sufrir.Sabía que yo seguía con vida, hizo que presenciaras mi "muerte" para que supieras de lo que era capaz y así controlarte.Créeme, es cierto.¿Lo peor de todo? La creía.Kirai encajaba en ese perfil.

Mamá...Cuando era un cachorro...Tú me protegías de él, ¿cierto? Pregunté, aunque más que eso era una afirmación.

Sí, yo hacía lo posible por que vivieras como un león cualquiera y no como uno de Alphax.Desde el momento de tu nacimiento me di cuenta de que no eras como ellos.Era verdad, quizá mi aspecto era casi el de Kirai, pero mi personalidad siempre se había asemejado más a la de mi madre.Aunque durante esos años desarrollé mi característica seriedad.En un principio fue un mecanismo de defensa.

Mamá, seguro que no te debe de gustar nada que me parezca tanto a él. Alegué con rotundidad.Excepto el color de los ojos, el resto de mi aspecto físico lo había heredado de Kirai.

Al principio sí me había impresionado al verte, pero tu expresión es totalmente diferente.Por eso supe que eras tú, y no Kirai.Confesó.Lo que me gustaba de ella es que siempre era sincera conmigo.Hablar con ella me reconfortaba.

¿Por qué hemos tenido que pasar por todo eso? Le pregunté, manteniendo la vista en la laguna.Pero mi mirada estaba perdida, no me gustaba verme reflejado ya que siempre en vez de verme a mí, lo veía a él.Era frustrante saber que tienes el mismo aspecto que tu mayor enemigo.

Ciertamente, no lo sé.Yo fui obligada a estar en un matrimonio arreglado con Kirai, para detener la invasión de Alphax hacia mi reino.

Sí, él me lo contó hace tiempo.Pero, ¿por qué no regresaste a tu reino? En vez de eso, te quedaste a vivir en Syrtis.

Porque aunque me casé con él para salvar a mi reino, ellos no cumplieron con lo prometido.Terminaron su conquista, aumentando el tamaño de Alphax y matando a todos los leones.Contó con tristeza.Ella también había sufrido la traición.Debes saber que yo tenía un hermano mayor, él luchó hasta el final junto a mis padres para defender su reino.Pero fue en vano...Eso daba a entender que yo tuve un tío, pero debió de morir mucho antes de que yo naciera.¿Cómo fue su aspecto? Eso nunca lo llegué a saber.

¿Cómo se llamaba tu reino? Pregunté a mi madre con cautela.Sabía de sobra que era un tema muy delicado.

Können Rock.Era un sitio pacífico, parecido a lo que es Syrtis.Contestó con una sonrisa en su rostro.A ti te hubiera gustado conocerlo, tenía prados inmensos en los que podías correr hasta cansarte, los lagos eran muy amplios, con un agua muy limpia y fresca.Además, en uno de ellos había una cascada.Algunas leonas y leones escalaban la montaña por detrás, podías contemplar todo el reino desde allí.Su ojos ahora parecían iluminarse de la emoción al recordarlo.

Espera, has dicho que invadieron Können Rock, ¿por qué nunca he visto en Alphax esa cascada? Si lo conquistaron para tomar su terreno...Cuestioné, arqueando una ceja.

Porque Kirai te ocultó ese reino para que no pudieras verlo.Fue otra de sus manipulaciones.Respondió mientras su alegría se esfumaba por momentos.Quise volver a hacerla feliz.

Y dime, ¿cómo era tu hermano? Era por curiosidad más que por cualquier otra cosa.Quería saber más de su familia.

Era alto, pero no muy fuerte.Pero sí que podía correr muy rápido, era de los más veloces del reino.Nos llevábamos la misma edad que tú y Lorelai.Es como si tú, Hakai, fueras Ace, mi hermano.Y como has podido ver, Lorelai tiene un gran parecido contigo y conmigo.Es bueno ver todo esto.

Entonces, quizá mi agilidad y velocidad la había heredado de Ace, mi tío.Me gustaba ser más cercano en ese sentido a mi familia materna.Y eso sólo causaba más curiosidad dentro de mí.

¿De qué color era su pelaje?

Color claro, un poco más que el tuyo.Su melena era negra, sus ojos también eran más oscuros.Pero su personalidad era totalmente opuesta, era alguien muy risueño y jovial.Si lo hubieras conocido seguramente habrías estrechado lazos rápidamente con Ace.Ojalá hubiese podido encontrarme con él.En la personalidad mi madre y él eran muy parecidos.

Es decir, todo lo opuesto a mí.Mi melena es rojiza, y mis ojos son verdes.Y a pesar de eso, compartimos la sangre.Concluí.Me gustaba saber más de su familia, aquella a la que jamás pude conocer.Además, ella parecía feliz al recordarlo.Y quería hacer lo posible porque eso continuara de esa forma.

Sí, pero eso es lo que te hace único.De vez en cuando no viene mal ser distinto a los demás, tener algo que te caracterice.Dijo mirándome a los ojos.También he notado que te has vuelto muy serio, eso es algo que salta a la vista nada más conocerte, ¿o me equivoco? Añadió con una pequeña risa.

Sí, al principio, cuando era un adolescente yo mismo me sorprendía, pero con el tiempo me he adaptado a mi nueva personalidad.Al fin y al cabo, siempre estamos en constante cambio queramos o no.

Además, te has vuelto muy inteligente.Quién lo diría, antes eras un ingenuo cachorro que no sabía ni lo que era un saltamontes.Declaró con una carcajada.

¡Mamá...!Exclamé con una sonrisa en mi rostro.Era como volver a los viejos tiempos.En esos momentos no era un rey prófugo, ni un adulto.Era un cachorro que no tenía que preocuparse por nada.¿Cómo lo hacía ella para sentirme así? Era una buena madre, la mejor de todas.Una pregunta, ¿cómo vas a llamar al futuro cachorro? Pregunté, señalando su vientre.

Si es hembra, Khamisi y yo hemos pensado en Christa.Y si es macho, en Kale.¿Qué opinas? Me preguntó.

Lo cierto es que me gustan mucho esos nombres.Es raro para mí tener una hermana pequeña, y lo será aún más tener a un hermano o hermana todavía más pequeño...Desde que me encontré con Rakan ha habido cambios muy bruscos en mi vida.Y lo mejor de todo es que son para bien.

Ese tal Rakan, tengo entendido que es tu hijo.Si te soy sincera, no esperaba ser abuela por tu parte.

Yo tampoco, nunca me planteé ser padre.Pero supongo que las cosas no fueron como yo esperaba.No me quejo, seguramente Rakan ha sido lo mejor que me ha pasado desde que desapareciste, mamá.Confesé.No se lo decía a Rakan, pero con mi madre era fácil desahogarme y mostrar mi lado vulnerable.

Me alegro.Él también parece feliz de estar a tu lado.

Yo le he enseñado varias cosas, como a no confiar inmediatamente en los demás, y en analizar más a su alrededor.Aunque Rakan a su vez ha hecho que tuviera una meta que cumplir que no fuera sobrevivir al día siguiente. Hice una pausa.No se lo suelo decir, pero estoy orgulloso de él.Era verdad, en los meses que nos habíamos conocido había aprendido mucho, pero no de la manera violenta, sino progresivamente y por las experiencias vividas junto a mí.Ni siquiera supe cuándo lo empecé a considerar un hijo, pero estaba seguro de que era antes de que él me llamara "papá".

Tú nunca has sido alguien que se abra fácilmente.Pero lo demuestras de otras maneras.Estoy segura de que Rakan sabe cuáles son.Afirmó con rotundidad.Era posible que él lo supiera sin que yo se lo dijera, pero me había acostumbrado tanto a no recibir cariño de mi padre ni de mi madre por su supuesta muerte que yo tampoco lo hacía.Quizá ya era parte para solucionarlo, mi personalidad ya se había consolidado lo suficiente, pero sí podía demostrarlo de otras formas.Rakan ya me conocía bastante.Tal y como decía mi madre él debía de saberlo con certeza.

Es difícil de aceptar, pero si no hubiese sido porque huí de Alphax, jamás hubiera encontrado a Rakan.Quién sabe, él seguiría vagando por la sabana, tal vez no se hubiera encontrado con Sasha, no habría decidido ser un Líder.Y yo...Yo estaría en una libre prisión.Tampoco te hubiera encontrado, fue idea de Rakan visitar este reino después de todo.Él sabía que era uno pacífico.

Por cierto, hablando de Rakan...Mamá, ¿tú confías en Axel? Le pregunté.

En ocasiones actúa extraño, digamos que soy imparcial respecto a él.Si lo preguntas por lo que dijo en la ceremonia de tu hijo, debes saber que Axel muchas veces dice cosas que no son verdad.En otras palabras, miente.Admitió.

Sí, ya lo he presenciado.Lo que dijo en la ceremonia fue totalmente mentira.Lo escuché hablar con Khamisi en una noche, diciendo que en realidad no iba a expulsar a Rakan.Pero, ¿por qué lo dijo? ¿Era necesario?

No lo sé, pero estate atento, eso no fue nada normal, ni siquiera viniendo de Axel.Contestó con seriedad.

Sí, no confío en él, trama algo...No avisó a la guardia durante la pelea de anoche, y sólo trajo a Kayla.Vio toda la batalla y no hizo nada.Comenzaba a pensar que tuvo algo que ver, pero no quería decirlo hasta estar completamente seguro.Dentro de mí quería que fuese mentira, pero no podía obviar los hechos que me llegaban a creerlo.

¿Eso ha ocurrido? Preguntó, alarmada.Parecía haberla sorprendido.

Sí, ¿por qué te asombras? No me gustaban las conclusiones que estaba sacando de aquella conversación.Lo que más me temía podía ser la realidad. ¿Qué os ha contado Axel?


Última edición por Whalia el Sáb Ago 19, 2017 8:28 am, editado 1 vez
avatar
Whalia
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1400
Fecha de inscripción : 15/12/2015

http://whalia.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de nuestro destino (Rol Publico)

Mensaje por Kiarashy el Vie Ago 18, 2017 9:13 pm

Off: Me apuntaré con mi personaje de roll Shasta con unos 15 años humanos, su ficha aquí. Como veréis en la imagen, a juzgar por sus cicatrices pasó una mala racha por parte de familia y algunos que decían ser sus amigos. Sus diálogos los pondré de color Marrón en negrita.

On:
Me encontraba sola caminando por aquel lugar, desconociendo todos sus rincones y tratando de orientarme, me empecé a acercar a unos arbustos y cuanto más me acercaba empezaba a escuchar voces. Algo en mí decía que no me acercara pero la curiosidad podía conmigo así que me asomé despacio tratando de no hacer ruido, pero por desgracia para mí, no me fijé en que en el suelo había una rama pequeña y la pisé rompiéndola y traté de esconderme sin que se me escuchara.
avatar
Kiarashy
Nivel 4
Nivel 4

Mensajes : 283
Fecha de inscripción : 23/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Página 12 de 20. Precedente  1 ... 7 ... 11, 12, 13 ... 16 ... 20  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.