Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Feliz 6 Aniversario Del Legado De Simba
Hoy a las 1:25 pm por KIRAN27

» Memorias de Strange: Despertar
Hoy a las 9:27 am por Zyah

» Hola Chicos, necesito de su ayuda
Ayer a las 9:20 pm por Mushikin

» Elige tu historia. [Concurso de Rol]
Ayer a las 12:52 pm por Peter

» Blanco y Negro [KiaraxKovu]
Mar Mar 28, 2017 1:56 pm por KIRAN27

» mi vida un misterio
Lun Mar 27, 2017 11:03 am por Leiza

» Hola chicos.
Lun Mar 27, 2017 6:39 am por REINA NALA

» felicidades hermana uru_princesa
Lun Mar 27, 2017 1:57 am por KIRAN27

» felicidades hermana kuli
Lun Mar 27, 2017 1:55 am por KIRAN27

» felicidades hermano wazi
Lun Mar 27, 2017 1:48 am por KIRAN27

» ¡Saludos desde Ciudad de México!
Dom Mar 26, 2017 7:52 pm por princesstwivinecadenza

» felicidades hermano rey simba
Dom Mar 26, 2017 3:54 pm por KIRAN27

» Mente maestra. [Fan fic]
Dom Mar 26, 2017 3:23 pm por KIRAN27

» El destino lo decidió. [Vitani y Kopa]
Dom Mar 26, 2017 3:02 pm por KIRAN27

» El último rugido
Dom Mar 26, 2017 2:07 pm por KIRAN27

» Un nuevo comienzo..
Dom Mar 26, 2017 7:03 am por KIRAN27

» ¡Hola a toda la manada!
Dom Mar 26, 2017 6:25 am por KIRAN27

» ¡Confiésate! [Juego]
Dom Mar 26, 2017 12:08 am por Peter

» ¿Por qué no debes recolorear? -Opinión de los artistas-
Sáb Mar 25, 2017 11:58 pm por Neshii G

» [Re-Make]Kiver
Sáb Mar 25, 2017 11:57 pm por Peter

Mejores posteadores
KIRAN27 (9060)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5402)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3257)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2522)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Marzo 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Hay que aprovechar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hay que aprovechar

Mensaje por sarafina17 el Dom Abr 24, 2016 1:42 pm

One shot

Hola damas y caballeros! Hace años que no publico nada que no sean mensajes de amenaza a princesakiara12895 para que continúe su historia. Hablando de ella, este es un one shot que era originalmente para su cumpleaños pero por problemas de computadora no pude así que aquí esta. Esto está basado en su historia 'el reino de Kiara y Kovu las aventuras de Amira' la cual tienen que leer para entenderle al one shot. La trama y los personajes son de ella y ya sabe que le hice esto. PERO si ella lee esto y no esta de acuerdo con el entonces princesakiara siéntete libre de mandarme un mensaje y lo borrare de inmediato. Digo perdón por adelantado sino te gusto y lamento si no va de acuerdo a tu historia. Disfruten!


Erik no odiaba las estrellas. Al menos, no en la forma en la que Amira lo acusó. Para todos los pridelanders, las estrellas eran los fantasmas del pasado, las voces del ayer, los grandes reyes, pero para Erik, eran solo estrellas. No negaría que eran bonitas, y que en ocaciones se podía sentir una presencia reconfortante en ellas, pero aparte de eso, solo eran puntitos titilantes en el cielo destinados a ser vistos, no oídos.

Otra de sus discusiones.

Usualmente, cuando Amira, Chaka, Shani, Andina y el se recostaban en el pasto a ver el cielo nocturno, ninguno de ellos paraba de hablar, ya fuese de cosas triviales, como que jugarían mañana, hasta temas más delicados (y falsos en el lado de Erik) como los padres de Erik. La mayoría de esas conversaciones eran para llenar el silencio, a pesar de que lo solían hacer en susurros, para no dañar el ambiente pacífico. Sin embargo, en algunas noches, cuando Amira no decía palabra alguna, sus hermanos y primas se callaban también, lo cual dejaba a Erik sintiéndose fuera de lugar. Cuando les pregunto por que lo hacían fue Andina quien contesto.

El abuelo dice que en las noches claras y brillantes, cuando la estrellas se ven mejor, los grandes reyes del pasado hablan entre ellos, y que si prestas mucha atención podrás oír sus conversaciones. Si ellos se enteran de que los estas escuchando, es posible que hasta te incluyan.

Tuvo que reprimir las fuertes ganas de reír ya que estaba seguro que si dejaba salir la más mínima risita recibiría varios golpes de parte Shani y Amira, burlas de Chaka y sacadas de lengua de Andina. Esto, desde luego, los llevaría a una feroz batalla (feroz por parte de Amira) de cuatro contra uno para defender sus creencias, lo cual forzaría a Simba, Kovu, o Kopa a intervenir, lo cual seria un problema mas grande todavía.

Así que se quedó callado y los dejo continuar.

En una noche clara y brillante, como ahora, pensó.

Efectivamente, ahora Erik se encontraba sentado en la punta de la roca del rey, observando el cielo y sin escuchar nada. Normalmente solo haría estas cosas con Amira o Chaka o Shani o hasta con Andina, pero supuso que después de hacer una carrera en las praderas del Sur para evitar ser aplastados por elefantes a los que Chaka pensó fue buena idea tirar bananas mientras comían debían estar cansados. Lo curioso es que el no lo estaba, incluso después de la carrera y el largo y aburrido que, Kiara, Vitani, Kopa, Simba, Nala y en especial Kovu se habían empeñado en darles. Eso, como era de esperarse, fue infructífero, ya que Erik se empeñó en olvidar cada una de las palabras que habían dicho.

Honestamente, no entendía por qué se preocupaban tanto, es decir, a su Señor nunca le importo lo que el y su hermana hacían fuera del entrenamiento, siempre y cuando no lo involucrará en algún sentido a el. No lograba comprender como era que Simba, el rey mas grande de su tiempo, se hubiera tomado el tiempo para bañarlo a el de la misma forma en la que Kiara bañaba a sus hijos. A el! El heredero nuevo de Scar. El huérfano. El cachorro de las lejanías. Se supone que Erik solo les daría la información necesaria, ellos la tomarían, y a cambio lo dejarían quedarse en la manada. Sencillo. Simple. No complicado. Fácil. Quererlo no era parte del contrato. Lo estaban violando. Bueno, no es como si tu no lo hubieras roto ya.

Ah, ESA voz.

Al inicio, Erik la había ignorado como siempre hacia en cada una de las misiones de infiltración que Señor le daba, ya que esta tenía la mala costumbre de hacerlo sentir culpable y meterlo demasiado en el asunto. Había estado aquí ¿cuanto? ¿Un mes? ¿Mes y medio? Y a pesar de eso la voz nunca se callaba, en especial cuando sufría de insomnio y se sentaba en afuera de la cueva para que su falta de sueño no perturbará el de otros.

Dejo salir un suspiro y trato de concentrarse en los puntos blancos que decoraban el cielo.

Esto, sin duda, seria mucho mas fácil si Amira o Chaka o Shani o Andina estuviera a su lado hablándole de tonterías o haciendo preguntas que debería contestar y que al mismo tiempo evitaban que se centrará tanto en sus pensamientos. Pero para que eso pasara tendría que despertarlos, y tras las mega carrera que dieron para llegar a la roca del rey en una pieza, no tenía el corazón para hacerlo.

Así que, helo aquí. Sentado en la roca del rey, con la inhabilidad de dormir, y con la voz de la razón molestándolo.

La verdad, es que no podía negarle la razón. Había conseguido más información de lo planeado en dos meses sobre el reino y sus habitantes, no había razón para que siguiera pasando tanto tiempo con Amira y los demás. Sin embargo, según Kahina, el ataque seria grande, y todavía necesitaban tiempo para prepararse y para que Erik desviara su atención. Tampoco era que detestara la compañía de los chicos, nunca antes había tenido la oportunidad de divertirse así antes y cuando su Señor le dijo que iría a Pridelands, Erik estaba decidido a no dejar pasar la ocasión. Además, no tenía nada contra ellos, eran buenas personas, hasta le agradaban! Pero ordenes son ordenes, y Erik no era quien para desafiar a su Señor.

No quería hacerlos, pero seamos honestos, ¿cuando se a tratado de lo que el quiere? Exacto, nunca. Tal vez si el cumple su promesa...

-¿Erik?-

El mencionado se dio la vuelta para ver a la pequeña leoncita de su edad parada al lado de la entrada de la cueva. Amira se acercó a él con paso pesado, y algo torpe. No fue hasta que estuvo al lado de Erik que este se pudo dar cuenta de la fatiga reflejada en los ojos entrecerrados de Amira.

-¿Que haces despierta a estas horas, princesita?- preguntó en su tono habitual mientras Amira se recostaba a unos centímetros de el -¿No deberías estar durmiendo?

-Puede- sonrío somnolienta mientras giraba la cabeza para verlo, el cansancio aun obvio en su mirada -¿Que hay de ti no deberías estar durmiendo también? Sin mas lo recuerdo tu fuiste el planeo el ataque a señor Kempo y a su familia.- hablo divertida apoyando la mejilla en sus patas delanteras para poder observar el rostro de su amigo.

-Si- sonrío con picardía encarandola -Y tu, sin más lo recuerdo yo, fue la que dijo '¡Grandiosa idea Erik, hagámoslo, será divertido!'- hablo tratando de imitar la voz de su amiga.

-¡Yo no hablo así!- exclamó con una sonrisa -Además fue Chaka el que dijo eso.-

-Si, si, si lo que digas- dijo en un tono burlón mientras regresaba su mirada al cielo. -¿Eh, princesita, crees...?-

-Shuuh-

Erik frunció el ceño y volteo a su compañera nuevamente. Ahh, claro... Amira tenía los ojos cerrados y sus orejas se movían a cada diminuto sonido que vibrara por la sabana. En una noche clara y brillante. Bufo. Justo cuando necesitaba hablar con ella.
Resumió su posición original, pero no le presto atención a las estrellas. No dejaba de observar a Amira por el rabillo del ojo mientras ella prestaba total y completa atención a la música de la naturaleza.

Un sentimiento de impotencia y tristeza se apoderó de el y lo hizo bajar las orejas ligeramente. Amira, aunque jamás lo admitiría en voz alta, era la mejor amiga que a tenido. No es que menospreciará a Shani o Andina, ellas también eran sus amigas, pero Amira era diferente. No solo fue la primera en aceptarlo, sino que también era la que aseguraba que su estadía fuera de lo más cómoda. Nunca mencionaba las lejanías o a sus padres. Siempre le sonreía y se reía con el de cualquier cosa. Y como si no fuera suficiente, Amira nunca dejaba de tratarlo con cariño. Seria una lastima si alguien como ella fuera víctima de alguien como Señor. No solo la mataría sino que la haría sufrir... Y todo gracias a el. Hurra por mi...

Observando a la princesita una vez mas, se dio cuanta de que esta se había quedado dormida, y no pudo evitar sonreír. La inocencia decoraba su rostro bañado por la luz de la luna, haciendo que se viera casi angelical. Si, Amira era algo único.

-¿Erik? ¿Amira?- al escuchar su nombre, Erik volteo por segunda vez hacia la entrada de la cueva, esta vez, encontrándose a Simba -¿Que hacen aquí?- preguntó acercándoseles -¿Que no saben que hora es?-

El rey camino hasta llegar al lado de ambos cachorros, dándose cuenta de que uno de ellos ya estaba dormido.

-Lo siento, Simba.- se disculpó -No podía dormir así que vine aquí y Amira despertó y me comenzó a hacer compañía hace un rato.- explicó señalando a la cachorra con la cabeza.

-Ya veo-

El rey se recostó al lado del cuerpo durmiente de Amira, y la atrajo a el con la pata. Delicadamente, la envolvió en sus patas delanteras, dejándola a ella en medio de ellas y actuando como una cómoda cama para su nieta. En respuesta, Amira sonrío y dejo salir un ronroneo mientras se acurrucaba contra su abuelo. Esto hizo a Simba sonreír y acomodarla mejor contra el.

Erik observó la escena en silencio, con el creciente sentimiento de que estaba entrometiéndose en un momento familiar privado. Tenía toda la intención de irse hasta que Simba hablo.

-Entonces, no podías dormir, ¿eh?-

-No, lo siento-

-Esta bien, me di cuenta desde que llegaste que posiblemente tenias mas energía que Amira, es normal que no tengas sueño. No me sorprende- comento como quien habla del clima. Erik lo miro con algo de recelo.

-No tiene que quedarse, Simba, yo entrare en un rato, o ahora si usted quiere-

-No- dijo mientras se reía ligeramente -Esta bien. Me quedare contigo hasta que tengas sueño. Hace ya un tiempo que no duermo afuera.-

-De acuerdo, lo que usted prefiera.- dijo un poco nervioso antes de devolver la mirada en el cielo.

-¿Seguro que estas bien Erik?- preguntó Simba en un tono preocupado -¿no quieres hablar?-

Erik se voltio a verlo. No iba a negar que estaba sorprendido por la pregunta, y mas aun por la calida y comprensiva mirada que Simba le mando. Sintió sonrojarse, de momento, y no pudo evitar apartar la vista cuando los ojos de Simba no dejaron de observarlo.

-No se preocupe Simba. Estoy bien- aseguró el cachorro, agregando una pequeña sonrisa al final.

El rey lo miro de arriba a bajo con una ceja levantada, sin molestarse en ocultar su desconfianza hacia el comentario, pero Erik no estaba de humor para jugar ahora con Simba. Sin mas razones, regreso a su primera actividad, tratando de no enfocarse en el león a su lado. Simba era buena persona, eso lo tenía por seguro, pero, en ocaciones, parecía que se tomaba las cosas muy enserio. No le pasaba nada, enserio, estaba bien.

Tras la aseguración de Erik, ambos leones se quedaron callados mientras observaban el cielo. El único sonido que se oía era la constante respiración de Simba y los suaves e imperceptible ronquidos de Amira. Ninguno de ellos movió un solo músculo y ni dijo una sola palabra. No fue hasta que una leve ráfaga de viento helado surco la sabana hasta la roca del rey en donde removió la melena de Simba, y al hacer contacto con el pelaje de Erik le causó un ligero escalofrío. Algo que, por supuesto, Simba noto.

-Erik,- llamo el rey con voz baja y suave -¿Tienes frío?-

-Un poco.- confesó el cachorro temblando. Simba lo miro con preocupación antes de cambiar a Amira de posición entre sus patas para hacer mas espacio.

-¿Por qué no vienes aquí? Hay espacio, y es más cálido.- Erik lo miro con algo de inseguridad y otro sentimiento difícil de identificar.

-¿Puedo?- preguntó.

-¿Puedes?- Simba sonrío -Ven aquí cachorro.-

Erik lo miro un tanto dudoso. Había estado en este reino por lo que fácilmente podían ser dos meses, pero seguí sin estar acostumbrado a las muestras de afecto que no fueran palabras (y aún así era difícil). El hecho de que Simba le ofreciera a el que lo... Ajem... Por falta de un mejor termino, que lo dejara acurrucarse era sencillamente demasiado para procesar. Así que cuando Simba le lanzó una mirada interrogativa, este no pudo evitar poner los ojos en blanco y sonrojarse.

Gracias a la falta de respuesta, Simba rodeo los ojos y estiro una pata hacia Erik, con cuidado de no despertar a Amira, le tomo la espalda, y lo atrajo a el. Por un segundo, Erik tuvo que reprimir un grito de sorpresa.

Simba ignoro la estupefacción del cachorro y se concentró en acomodar el cuerpo de Erik de forma en la que estuviera cómodo al lado de su nieta. Lo presionó gentilmente contra su brazo, recostándolo en el para que le fuera de almohada. Cuando ya estaba satisfecho con su posición, los envolvió nuevamente entre sus patas. Erik no dijo nada durante todo el proceso, pero no es como si tuviera pensado quejarse. La verdad, es que Simba tenía razón. El pelaje del rey era sumamente cálido y, en cierta forma, reconfortante, además estaban en una posición muy cómoda. Ya podía sentir los efectos somníferos del calor.

-¿Estas cómodo?- preguntó, usando nuevamente su voz suave y baja.

-Si- contestó adormilado. Simba río.

-Muy bien.-

Lentamente, Simba bajo la cabeza para darle una fraternal lamida detrás de la oreja. Esta acción recibió como respuesta un pequeño ronroneo de parte de Erik y el rey sonrío. Presiono su nariz contra la espalda del cachorro y se la acaricio de forma reconfortante. Erik, por su lado, siguió ronroneando suavemente ante la gentil acción, sintiéndose aun mas cansado a cada segundo. Movió sus ojos en dirección a su amiga, y una sonrisa, un tanto amarga, se hizo presente en su rostro.

Una linda casa, un reino enorme, padres atentos, una prima animada, un hermano bromista, una hermana divertida, tíos cariñosos, unos abuelos maravillosos... Amira lo tenía de todo. Y eso le causaba envidia. Envidia sana, pero envidia al final. La princesita tenía todo lo que el siempre quiso y estará bien que la odiara si ella no valorara todo eso, pero Amira amaba a su familia, y estar aquí, con ella, arropado por el pelaje de su abuelo y recibiendo atención de el que debería ser para ella... bueno, lo hacía sentir peor que basura.

La sonrisa se borro de su rostro.

En todo el tiempo que estuvo ahi, todos los pridelanders habían sido completamente amables con el. Lo trataban como alguien mas de la manada, como alguien mas de la familia, y ¿como les pagaba el? Traicionándolos. No tenía derecho a su gentileza, no tenía derecho a su hospitalidad, y ciertamente no tenía derecho a su cariño. Trato de consolarse con la idea de que no lo estaba haciendo por placer, que no tenía nada contra ellos, que no era personal...... que no era su intención lastimarlos, que no tenía opción.

-¿Erik?- escucho la voz de Simba en algún lugar detrás de su oreja -¿Ocurre algo?- preguntó presionando su nariz en la nuca del cachorro -Pareces tenso.- comento mientras resumió acariciándole el lomo.

-No- contesto ronroneando -Estoy bien.-

Y lo estaba. Tal vez Señor acabara con todo Pridelands, tal vez nunca vería a esta familia otra vez, y tal vez dolería, pero ni el, ni Kahina, ni Kovu, ni Kopa, y mucho menos Simba seria capas de derrotar a Scar, no al punto de matarlo. No quería hacerlo, no quería dejarlos, pero..... ¿a quien le importa lo que el quiera? Exacto, a nadie. Así que aprovecharía esto al máximo.

Y, sin mas que hacer, se quedo dormido, con su mejor amiga a su lado y con Simba cuidándolos a ambos.






avatar
sarafina17
Nivel 2
Nivel 2

Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 20/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que aprovechar

Mensaje por KIRAN27 el Dom Abr 24, 2016 3:11 pm

buen one shot hermana sarafina17 por favor continua quiero saber como sigue la historia ejeej saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermana nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9060
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que aprovechar

Mensaje por dianita 2000 el Lun Abr 25, 2016 4:22 pm

Que cosita tan dulce!!!!!!
me encanto, de verdad mucho, fue hermoso espero que hagas mas como este Wink 
Saludos
avatar
dianita 2000
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 24/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.