Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¡Heyy! aqui una nueva leona llegando a las praderas
Hoy a las 7:26 pm por Whalia

» Marshall Lee y Fionna [Hora de aventura]
Hoy a las 1:35 pm por Aisha

» A quien quiso mas taka/scar?
Hoy a las 1:17 pm por Aisha

» Nuka no es hijo de Scar
Hoy a las 12:56 pm por Aisha

» La Guardia del Leon: De la amistad nace el amor (Kion x Fuli)
Hoy a las 2:10 am por Shaka

» (Juego) Comparte un momento gracioso de algún dibujo o anime
Ayer a las 11:53 pm por princesstwivinecadenza

» ¿Sabías que...(Juego)
Ayer a las 10:49 pm por princesstwivinecadenza

» Universo de pradera. [Rol público]
Ayer a las 8:56 pm por ALOR

» Historias Diferentes o Alternas (varios fan fic's)
Jue Jul 20, 2017 8:44 pm por Charles 575

» EL REY LEON UNA HISTORIA DISTINTA
Jue Jul 20, 2017 5:28 am por KIRAN27

» mi galeria de conita
Jue Jul 20, 2017 5:03 am por KIRAN27

» ¿Qué estás escuchando ahora mismo?
Miér Jul 19, 2017 8:26 am por Whalia

» El Rey León: la verdadera razón de la maldad de Scar
Miér Jul 19, 2017 3:55 am por KIRAN27

» Vasco[PJ de Rol]
Mar Jul 18, 2017 6:37 pm por Peter

» felicidades hermana LillyDiaz18
Mar Jul 18, 2017 8:51 am por Whalia

» felicidades hermana Shany
Mar Jul 18, 2017 5:15 am por KIRAN27

» Kopa Apologize
Mar Jul 18, 2017 2:44 am por KIRAN27

» En busca de nuestro destino (Rol Publico)
Lun Jul 17, 2017 12:55 pm por Shaka

» ¿Que melena les gusta mas?
Lun Jul 17, 2017 11:14 am por Shaka

» {juego} Cinco Mentiras sobre ti
Lun Jul 17, 2017 11:13 am por Shaka

Mejores posteadores
KIRAN27 (9440)
 
Kony (7693)
 
Aisha (5420)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3270)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2044)
 

Julio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Dom Mar 27, 2016 4:15 pm

Nuevamente, gran capítulo. Con el paso de los años, Kovu y Kiara no se han olvidado, se siguen amando...Al parecer...Espero que Kovu tome la decisión de no hacerle nada ni a Kiara ni a su familia...

En fin, espero que pronto nos traigas la continuación. Smile

Un saludo. :rugido 2

__________________________________________________________


¿Necesitas ayuda?:


Gracias por la hermosa firma, MeGustaElAnime




~Más Firmas~:







avatar
Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1945
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Dom Mar 27, 2016 7:26 pm

Este si que fue un lindo capítulo!!, finalmente kovu pudo integrarse a la manada de simba, pero a pesar de eso el sigue sintiendo algo muy especial por Kiara. Espero ansiosa la continuación ^_^

Saludos y rugidos

__________________________________________________________


avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5420
Fecha de inscripción : 24/02/2013

http://tlk323.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por KIRAN27 el Lun Mar 28, 2016 12:10 am

buen capitulo amiga melonchan espero que sigas pronto y vaya kovu tuvo la oportunidad y no pudo hacerlo veremos si kovu tiene 2 opciones o hacerlo y traicionar a su manada saludos y rugidos y un fuerte abrazo nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9440
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Perdón.

Mensaje por MelonChan el Sáb Abr 02, 2016 8:13 pm

No sé como tengo la cara para volver ;w; 


¡Perdón!


Estuve muy mal... incluso me descompensé en clase. 
Además ahora tengo pruebas en la semana entrante, y me dejan muchos deberes. Además de tener que ponerme al día gracias a los días que falté por mi mal estado.


Lo peor de todo es que en mi colegio es jornada completa [turno obligatorio a la tarde] y llego agotada a mi casa... 


No he podido tocar la computadora hasta ahora, y sinceramente no estoy en mi mejor estado anímico como para escribir. 


¡Lo siento! 
No voy a dejar de escribir la historia, pero no lo haré durante esta semana. Pueden esperar hasta el viernes y demás. 




¡Gracias por el apoyo! Y nos leeremos pronto.  What a Face
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por KIRAN27 el Dom Abr 03, 2016 8:48 am

tranquila amiga melonchan no te preocupes tomate el tiempo que necesites no hay prisa esperamos tus historia con emocion alegria y mucho mas saludos y rugidos y un fuerte abrazo nwn hakuna matata
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9440
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por MelonChan el Vie Abr 08, 2016 4:55 pm

¡Roar! (?) Ahre no. :v 
¡Hi! *-* 
Por fin estoy devuelta \:v/ 
Antes que nada quiero hacer unas dos aclaraciones(?) 
Cuando es un *beso* es la típica lamida que se dan :v 
Y cuando es un *abrazo* es cuando la leona pone su cabeza abajo de la del león y se acarician (??) 
Onda me quedaría mal decir *y se acarician* ( ͡° ͜ʖ ͡°) :v 




¡Espero les guste este capítulo! 
Y espero que esto les haga decir...
"La espera... no valió la pena :'v" (?) 


~¡Disfruten!~ 


~*~*~*~*~*~


KIARA POV’S
¿Esto era real? No, no quería que fuera así. No lo entendía, ¿Por qué había vuelto? ¡Porqué ahora! Nada de esto tiene sentido, ¿Qué debo hacer yo?
Quiero olvidarlo; este sentimiento… a él. Quiero olvidar todo… y justo cuando lo estoy logrando él tiene que volver a aparecer, ¿Por qué el destino juega así conmigo? Primero lo quita de mi vida de una manera muy dolorosa, y después lo devuelve como si nada, pero ¿Será el destino o Kovu quien está jugando conmigo?
 
Me sentía completamente confundida, ¿Por qué había vuelto ahora? ¿Por qué no antes? Eso no tenía sentido, y aunque hasta a mí me dolía decirlo era la verdad… no confiaba del todo en Kovu; sentía que algo me estaba escondiendo u ocultando. Después de todo éramos los mejores amigos, y nos la pasábamos todo el tiempo juntos, ¡Imposible no conocerlo después de tanto! Es por eso que sentía una sensación de intranquilidad que recorría todo mi cuerpo… era un miedo que me decía “No duermas a su lado.” Me dolía pensar de esa manera, pues había sido alguien muy importante en mi vida en su tiempo, pero ahora me daba un miedo irracional el estar a su lado. ¡No me entiendo!
 
Aunque tampoco es que le haya hecho mucho caso a mi pensamiento, me quedé plasmada a su lado… irónico.
No tardé en despertar. Desperté alrededor de un corto plazo de tiempo. A mi lado se encontraba él, durmiendo. ¿Habíamos dormido “juntos”? Me sentí nerviosa y avergonzada al segundo de tiempo. No podía pensar en esa manera de Kovu, él era mi enemigo ¿O no? Mi papá siempre había querido que piense eso de él y de toda su manda – o mejor dicho ex manada - ¿Por qué no pensarlo ahora? ¿Por qué se me hace tan difícil?
Debería ser fácil… el odiar a alguien que te rompió el corazón, y que te abandonó. Pero, ¿Por qué yo no puedo? Me estoy volviendo loca, son demasiadas preguntas para mí, y todavía no hay ni una respuesta clara para ninguna.
 
 
- ¿Que me hiciste…? - no sabía muy bien si me podía escuchar en ese momento, pero se lo tenía que preguntar, necesitaba saberlo. ¿Qué me había hecho para que me sintiera así todo el tiempo? Parecía ser un embrujo, obra de Rafiki.
 
 
Me quedé anhelando la tarde. Toda la tierra era hermosa, toda criatura que vivía allí lo era. Todavía no podía hacerme la idea de que en un lapso de poco tiempo todo eso me pertenecería, ¿Podría hacerme cargo de todo? Me cuestiono mucho cuando se trata de eso, algunas veces llego a pasar noches sin dormir gracias a esa pregunta. Ja. Me imagino como haré para dormir ahora con todas las preguntas que ya tengo en mi mente.
 
 
- Es hermoso, ¿Eh? – Kovu se sentó a mi lado. Se había despertado, ¿Hace cuánto? Lo ignoro. – Y ya pronto serás la gobernante de todo esto.
 
- Eso parece… - suspiré. – Tengo miedo, ¿Qué si no soy una gran reina? No creo poder igualarme a mi padre, o a mi abuelo. Tengo miedo.
 
- Kiara. – me miró. – No tienes que igualarte a ellos, tú tienes que ser tú. Y así serás la mejor de las reinas, eso te lo aseguro.
 
- Gracias, creo. – no quise mirarle. Sabía que si lo hacía me perdería en sus ojos verdes, en su rostro. No podía arriesgarme a caer en el mismo hechizo que años antes. - ¿Y tú? No entiendo… ¿Qué haces aquí?
 
- Ya te lo expliqué, ¿No? – hizo una mueca de desagrado.
 
- Sí, pero, ¿Por qué ahora? ¿Por qué hoy? ¿Por qué no ayer? – lo miré con algo de tristeza. – Kovu… no quiero tener razón, pero… ¿Estás aquí por Zira?
 
- ¿Qué? – abrió los ojos como dos grandes huevos de avestruz. - ¿Cómo se te hace la idea?
 
- Mi padre me contó sobre tu madre, que era muy vengativa en cualquier sentido. Y… me explicó que el miedo que tenía él era que utilizara a algún cachorro de Scar para vengar su muerte y tomar el trono. – por su rostro parecía que había dado en el blanco… por alguna razón esta idea… me dolía. – Si me vas a matar… hazlo ahora. – me paré delante de él, con la cabeza en alto. Quería darle un fin a todo esto, a mis sentimientos, a mis pensamientos… a mis preguntas.
 
 
 
 
KOVU POV’S
¿Qué era esto? ¿Me había descubierto? Vaya… Kiara en verdad era una leona astuta, estoy seguro de que sería una gran reina en su momento… o lo hubiera sido.
Al ver su pedido de asesinarla se me iluminaron los ojos, podía hacerlo. Acabar con todo ahora, cumplir con la misión que me había encargado Zira. ¡Podría darle el fin a todo!
 
Por alguna razón mi cuerpo no reaccionaba, no quería seguir mis movimientos, mis impulsos, no me dejaba moverme, como si me encontrara en una parálisis provocada por algún veneno.
¿Era mi cuerpo… o era yo? No, no podía matarla. O por lo menos no ahora, sería demasiado rápido y yo me quería divertir un rato más.
 
 
- No. – la miré con seriedad. – Me duele el saber qué piensas así de mí.
 
- ¿Estás seguro? – levantó una ceja, no muy convencida todavía.
 
- Con mi vida. – me acerqué hasta ella, haciendo que esta retrocediera; avergonzada. – Jamás te haría daño Kiara, mis sentimientos por ti fueron puros en su momento, y hasta hoy lo siguen siendo. – le sonreí de una manera que desconocía, de una manera que nunca antes había mostrado ante otro león. – Simplemente quiero recobrar el tiempo perdido contigo, eso es todo lo que quiero hacer ahora.
 
- Kovu… - noté un brillo de felicidad en sus ojos. – Gracias. – fue lo último que dijo antes de irse, no sin antes dejarme un pequeño y rápido beso en mi mejilla.
 
La vi marcharse, desde acá podía sentir su sonrisa y su leve sonrojo… por alguna razón mi corazón latía de una manera desenfrenada.
No lo entendía… tenía que matarla, pero no podía, no tenía que sentir nada… pero lo sentía. Se me estaba complicando todo, no podía concentrarme en nada en estos momentos. Son estos sentimientos; esos que había creído muertos en su tiempo, pero que notoriamente se veía que seguían vivos y apasionados por dentro. ¿Qué debía hacer? No podía fallar en mi misión, no podía darle una baja por un simple y estúpido amor.
¿Podré asesinarla? Tal vez no, debería dejarle ese encargo a alguno de mis “hermanos” que, muy seguro, creo que aceptarán con una gran sonrisa en su rostro. Yo podría encargarme de Nala, la madre de Kiara, y el dolor y la pena terminaría por consumir a Simba. Sería un pequeño cambio en el plan, pero uno que de igual manera darían un gran resultado.
 
Miré el cielo. Un gris oscuro. Las nubes estaban cargadas, y esta parecía ser una gran tormenta. Tenía que apresurarme y volver si es que no quería empaparme. Simba me había dejado quedarme, pero no me dejaba dormir con ellos. Me había dicho que dormiría en la parte de atrás de la roca, justo en la que había dormido Scar tiempo atrás, ¿Coincidencia? No lo creo.
 
 
A paso lento me dirigí hacia ese lugar. Por suerte la fuerte lluvia se largó un tiempo después de que me encontré instalado ahí.
Me sentía solo, nunca lo había estado antes. Y aunque suene como un pequeño cachorro; no me gustaba para nada la sensación. Desde siempre había sido así, y cuando dejé a Kiara esa sensación se había vuelto demasiado fuerte, tanto que podía llegar a deprimir por completo.
 
Intentaba dormir… el sueño no me llegaba. Era como si había algo que me decía “No duermas aún.” Y no podía hacerlo, ¿Qué más podría hacer además de ver la lluvia caer frente mío?
Para mi sorpresa pude divinizar una figura – felina – acercarse hasta donde yo me encontraba. Me posicioné en forma de ataque, por si las dudas, pero rápidamente me tranquilicé al ver a una Kiara completamente empapada, parecía un gatito recién salido del agua.
 
- ¿Qué haces? – la miré de una manera rara. Cualquier león, en su sano juicio, se quedaría dentro con una tormenta así, solo a ella se le ocurriría salir con un diluvio así. – Estás loca.
 
- Un “Oh, gracias Kiara por venir.” También sería un gran saludo de bienvenida. – dijo de manera irónica, sacudiéndose.
 
- ¡Mi heroína! Creí que moriría en manos de esta tormenta, gracias por llegar aquí con vuestra valentía y admirable valor. – hice una pequeña reverencia frente ella. Pude escuchar como estallaba en carcajadas, hacía tiempo que no la había escuchado así, y sinceramente, era música para mis oídos.
 
- ¡Eres un idiota! – seguía algo tentada. Se sentó a mi lado, yo imité la misma acción que ella y me reincorporé, ya que me encontraba recostado en el suelo. – No me gustan las tormentas, y… pensé que a ti tampoco te gustarían, además de estar solo, por eso decidí venir para que por lo menos no te encontraras solo. – me sonrió.
 
- Gracias… - desvié la vista algo avergonzado, pero feliz. – No era necesario que vengas tampoco, te has mojado completamente gatita.
 
- Un baño no le hace mal a nadie. – nos quedamos viéndonos un instante, ¿Cuándo había crecido tanto? ¿En qué tiempo se había vuelto tan linda? Al darme cuenta de lo que estaba pensando volví a fijar mi vista en otro lugar que no sea ella. - Y dime… ¿Qué se hace por aquí para entretenerse?
 
- No lo sé. Generalmente preparo todo un festín, pero esta noche me has agarrado de imprevisto. – bromeé.
 
- Ya sé. – se levantó y se puso frente de mí. – Nos pongamos al día, ¿Cómo fue tu vida después de que nos hayamos separado?
 
 
Me sorprendió que preguntara eso. Le contesté, y ambos comenzamos hablar de eso.
Era sorprendente como habíamos tomado caminos completamente distintos en este largo tiempo. Pero a pesar de todas nuestras distintas actividades habíamos coincidido en un pequeño detalle; el sentimiento de soledad que nos habíamos dejado.
Ambos estábamos algo avergonzados al hablar de eso, aunque lo seguíamos haciendo como si cada uno tuviera la necesidad de decirlo y escuchar lo que tenía que decir el otro.
 
 
- Entonces… ¿Fue duro? – me preguntó con aire triste. – Yo todavía no podía entender como era que todo eso se había acabo, no podía… no quería creerlo. – sonrió de una manera triste. - ¿Qué debía hacer? Lo había perdido… te había perdido.
 
- Creo que te entiendo. – le di la razón en lo de no creer. - … Me sentí horrible por eso, me arrepentí al momento, pero tenía miedo. Miedo de que te dañaran, no quería… no quería ni pensar en lo que haría si te asesinaran. Viviría con la culpa… ja… creo que ni hubiera vivido sabiendo eso. – la miré de reojo. – Kiara… siempre te amé, es por eso que me alejé. Para que pudieras vivir…
 

- Kovu… - me mostró una pequeña, pero sincera, sonrisa. – Yo igual… - se acercó peligrosamente hasta mí, retrocedí algo apenado, pero al ver su sonrisa, su hermosa sonrisa acompañada de sus bellos ojos cedí a su petición. Y así fue como, después de varios años, nos dimos nuestro primer abrazo.
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por KIRAN27 el Dom Abr 10, 2016 11:36 am

buen capitulo melonchan espero que sigas pronto y que bien que puede el amor aun florecer espero que sigas pronto saludos y rugidos y un fuerte abrazo nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9440
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Dom Abr 10, 2016 12:05 pm

Ya estaba esperando que continuases...
La verdad es que este capítulo no ha estado nada mal, al parecer Kiara y Kovu han decidido aceptar su profundo amor mutuo. ¿Qué pasará a continuación?

¡Sigue así, amiga! Wink

Un saludo. :rugido 2

__________________________________________________________


¿Necesitas ayuda?:


Gracias por la hermosa firma, MeGustaElAnime




~Más Firmas~:







avatar
Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1945
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Dom Abr 10, 2016 8:35 pm

Oh cielos, lamento en comentar hasta ahora x3.
Sabes, me gusta mas la personalidad de esta Kiara, es menos molesta y la considero un poco mas inteligente (De inmediato descubrió el plan Kovu). Me pregunto qué sucederá ahora que ambos aceptaron su sentimiento mutuo, espero la continuación Very Happy

Rugidos

__________________________________________________________


avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5420
Fecha de inscripción : 24/02/2013

http://tlk323.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por MelonChan el Lun Abr 18, 2016 12:50 pm

¡Holu!
No puedo creer que ya estoy en el capítulo 10 :') 


¡Muchas gracias por su apoyo! Y me alegra que esta historia les haya gustado tanto, y haré lo que sea para que así siga siendo hasta que termine. 


¡Espero les guste este capítulo! 






*~*~*~*~*~*~*~*




POV’S Kovu.
Me desperté a la mañana siguiente. A diferencia de la anterior noche el clima se encontraba mucho mejor, había un gran Sol alumbrando toda la sabana. Todavía quedaban algunas gotas goteando de los árboles, y unos pequeños charcos cristalinos por todo el camino.
Al girarme pude ver a Kiara, recostada a un lado con una gran sonrisa dibujada en su rostro. La escena de anoche me seguía dando vueltas por la cabeza, ¿Estábamos perdonados? ¿Nos habíamos confesado? No lograba entender nada con claridad, no sabía ni siquiera lo que yo mismo había dicho.
Seguía sintiendo eso por ella… y ahora reconocía que con el pasar de los años se había hecho más fuerte, pero ¿Qué debía de hacer ahora? Si yo no cumplía con mi misión, lo harían mis hermanos y eso sería devastador, además de que después sería duramente “castigado” por haber fallado.
 
No sé qué hacer…
Suspiré.
Miles de pensamientos se me venían a la mente, chocándose entre todos y dándome un terrible dolor. Sabía muy bien que no quería hacerla sufrir a Kiara, pero ¿Qué haría? Mi misión era clara, y para eso había venido aquí. Pero ahora, que encontré otra cosa – un sentimiento. – ya no estoy seguro de lo que debo hacer.
 
 
- Veo que te despertaste temprano. – sentí la voz de Kiara a mis espaldas. Se sacudió un poco la tierra que traía encima y se acomodó a mi lado, apoyando su cabeza sobre uno de mis hombros. - ¿En qué pensabas?
 
- Varias cosas… - tenía que hablar con ella, pero no encontraba el valor ni el momento para hacerlo. Y si encontrase esto, ¿Qué le diría? Recién la había recuperado, y no quería perderla. – ¿No tenías que estar cazando, gatita?
 
- Sí. – suspiró cansada. – Pero me tienes que ayudar, ¿Recuerdas? Así que ven, vamos.
 
 
Ambos comenzamos a caminar hacia los pastizales. Había montones de grupos de animales, nunca había visto una gran cantidad así. En donde yo vivía con suerte comíamos, esto era todo un banquete para mí. No podría decidirme entre qué comer.
 
 
- ¿Sorprendido? – levantó una ceja, divertida. – Llevaremos a la manada, después podremos comer entre los dos, ¿Te parece?
 
- Es una gran idea. – respondí mientras me relamía. – Será divertido… - ambos nos pusimos en posición, y comenzamos con lo que sería, para mí, la gran cacería del ciclo.
***
 
Después de un largo periodo de tiempo llevamos la carne a la manada, quien lo recibió gustosamente. Antes de poder empezar a comer Simba me llamó, según él quería hablar de un tema privado conmigo.
Sentía el corazón en la garganta, cada paso que daba a su lado era un movimiento más que enredaba ese nudo, ¿Qué querría decirme? ¿Me mataría? Sentía un escalofrío recorrer todo mi cuerpo, un cosquilleo en mi estómago y una gran ansiedad que aceleraba mi corazón.
 
Caminamos hacia un terreno que no había visto antes. Los árboles se encontraban casi carbonizados, la tierra estaba cubierta de cenizas. Ahí no había vida, no había nada.
 
 
- No lo entiendo, ¿Qué hacemos aquí? – lo miré confundido.
 
- Esto es lo que provocó la ira y el odio de tu padre. – me respondió mientras miraba todo el terreno. – Estos sentimientos pueden llevar a la destrucción, el dolor y la muerte.
 
- Pero, ¿Qué tiene que ver conmigo? – no sabía a qué quería llegar con todo esto. – Yo no soy como él. – bajé la vista.
 
- Lo creo. – me miró fijamente. – Sé que tú no eres así, pero, tu madre es igual. Y puedo entender que me odie, por un error, y entiendo que te haya entrenado para asesinarme… - ¡Enserio! ¿Qué no tenía discreción en mi vida que todos me habían descubierto o Zira era muy predecible?
 
- Simba, yo no~
 
- Lo sé. – me sonrío. – En este día pude ver como miraste a mi hija, y quiero que sepas que estoy bien enterado de la historia que tenían ustedes dos hace tiempo.
 
- ¿Lo sabes? Creo que es algo obvio… - desvié la vista.
 
- Ahora entiendo porque mi hija volvía tan alegre de sus paseos, porqué se dormía con una sonrisa y porqué era tan feliz. – me sonrojé ante este comentario.
 
- ¿De verdad… ella era tan feliz conmigo? – lo miré sorprendido.
 
- Sí. – suspiro. – Al principio me molestó que otro león le provocara esos sentimientos, y esas sonrisas. Después de todo me costaba asimilar que mi hija estuviese enamorada. Ahora lo entiendo… después de todo, tú también la quieres ¿No?
 
- Sí, es por eso que soy incapaz de lastimarla. Tal vez esté mal… tal vez nuestras familias se odien, pero ahora lo entiendo. Eso no tiene nada que ver con nosotros, no es motivo para separarnos.
 
- Me alegra escuchar eso proveniente de ti, me deja un gran alivio.
 
- ¿A qué te refieres Simba?
 
- Quiero que tomes el reino, al lado de mi hija… como su acompañante, esposo y amante.
 

- ¿Qué?






 
*~*~*~*~*~*~*~*


OMAIGA :v 
Ya sé, tal vez esté muy corto pero es para dejarles con la emoción(?) 


LAS COSAS SE PONDRÁN DIFÍCILES >:3 


VAN A MORIR TODOS \:v/ (?) 
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Lun Abr 18, 2016 12:55 pm

¡Pues sí que lo has dejado interesante! >:3 La verdad es que ue me encanta tu versión, no había visto a Simba aceptar así a Kovu hasta quiere que sea el Rey junto con Kiara en el futuro...¡Vamos como comía, sigue así! Razz

Un saludo. :rugido 2

__________________________________________________________


¿Necesitas ayuda?:


Gracias por la hermosa firma, MeGustaElAnime




~Más Firmas~:







avatar
Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1945
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Lun Abr 18, 2016 1:04 pm

Tenias que cortarle en la mejor parte :^

En verdad fue un buen capitulo, parece que Simba finalmente aprobó la relación de Kiara y Kovu, espero con ansias a que nos traigas la continuación ^^

Rugidos!

__________________________________________________________


avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5420
Fecha de inscripción : 24/02/2013

http://tlk323.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por KIRAN27 el Lun Abr 18, 2016 2:08 pm

buen capitulo melonchan que te parece kovu ser el heredero al trono es interesante jeje espero que continues y ojala que no haya peleas entre las 2 manadas saludos y rugidos y un fuerte abrazo
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 9440
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por MelonChan el Vie Mayo 13, 2016 1:21 pm

- c esconde - 
¡No me maten! :'v 


Tengo muy buenas razones. uwu 


¡Me fui de viaje! :'D una semana fuera de mi casa me hizo muy bien, además de despejarme para conseguir más inspiración para esta historia. 


Sí, sí. Eso es lo bueno. 
Lo malo es que cuando volvimos no teníamos internet >:v 


¡DOS SEMANAS SIN INTERNET! Es por eso que no pude subir nada. Además de que no podía subir nada desde el celular porque tampoco es buen Internet.


Sin más excusas(?) Espero que les guste y todo eso :'3 


- ahora le estoy robando el Internet al vecino así que si no subo por una semana es que se dio cuenta y me asesinó (mi cuerpo en el río) - 


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~




- Lo que escuchaste. – sonrió. – Mi hija te aprecia, y tú a ella ¿No?
 
- S~sí.
 
- Eso es todo lo que necesito. Estoy seguro que serás un gran rey y acompañante para mi hija, después de todo has dejado a tu manada, que sería tu familia, y eso es lo que me demuestra de qué eres capaz. – no podía creer todavía lo que había escuchado. Simba me había pedido que gobierne sus tierras junto a Kiara, creí que haría lo que fuera para evitarlo, no aceptarlo.
 
- Me encantaría. – sonreí satisfecho. – Sería un honor, gracias Simba.
 
- No agradezcas Kovu, sería más bien un gracias a ti. Ahora, si me disculpas, tengo que terminar unos asuntos. – asentí con la cabeza y él comenzó a caminar hacia por done habíamos venido.
 
 
Tomé asiento. Necesitaba procesar bien todo lo que me estaba ocurriendo en estos momentos, cosas que me confundían demasiado. Por un lado, con Kiara nos habíamos “confesado” y Simba me había pedido que tomara el lugar en el reino. Por el otro… tenía la orden de asesinar a todos.
¡Argh! Sea cual sea la decisión que tome no estoy muy seguro de que tome un gran camino de desenlace.
 
Escuché unas ramas crujir por detrás, sin pensarlo dos veces me arrojé hacia el causante de ese ruido… Vitani.
 
 
 
 
 
- ¿Es verdad? – levantó una ceja. - ¿La amas?
 
- Vitani… - no podía decir nada más. Ella era la fiel acompañante de Zira, ahora soy león muerto. – Lo que escuchaste… si, es verdad. – tal vez estaba cavando mi propia tumba, pero quería decir lo que sentía.
 
- No lo puedo creer. – se acercó hasta donde yo estaba. - ¿Estás dispuesto a morir por protegerla? Eres un león débil. – hizo una meda sonrisa.
 
- Piensa lo que quieras, pero es verdad, la amo.
 
- ¡Idiota! ¿Qué no entiendes que el amor no te sirve de nada? – sus ojos comenzaron a cristalizarse. – Que cuando más lo sientes… más débil te hace… - se sentó, con la cabeza gacha. Pequeñas gotas se desprendían de sus ojos, cayendo hacia la tierra seca.
 
- Vitani… - estaba sorprendido. Nunca la había visto así, siempre se había mostrado muy fuerte, ante todo. - ¿Qué es lo que te ocurre? ¿Por qué odias tanto que ame a Kiara?
 
- Porque es injusto.
 
- ¿Eh?
 
- ¿Por qué ella? ¿Por qué ustedes? – me miró. – Es injusto… que tu historia haya durado tanto, y que tenga un buen final… ¿Por qué yo no puedo?
 
- ¿A qué historia te refieres? – me senté a su lado. Apoyó su cabeza en mi hombro, pequeñas lágrimas seguían todavía cayendo. – Puedes contarme.
- Es una historia larga… - suspiró.
 
- Tengo tiempo, así que te escucho.
 
- Pues… fue hace mucho, tú eras apenas un cachorro, Zira recién te había adoptado. Y vivíamos en la Roca del Rey… era una gran vida…
 
 
Yo era una cachorra muy curiosa, siempre me había gustado salir sola a las praderas a recorrerlas, y pasear por allí. A mamá no le gustaba, pero yo igual lo hacía y contaba con el apoyo de Nuka para poder no ser descubierta.
En uno de mis tantos paseos lo vi. Un cachorro, de mi edad. Tenía pequeños mechones rojos sobre su cabeza, que le caían sobre sus ojos, cas cubriéndolos por completos, pelaje dorado y una gran sonrisa.
Sentí un cosquilleo en mi interior. Algo temerosa me acerqué hasta él.
 
- Hola. – sonrió. – Mi nombre es Vitani, ¿El tuyo?
 
- ¡Hola Vitani! – animado. – Yo soy Kopa.
 
- ¿A qué juegas?
 
- No estaba haciendo nada en particular, jeje. – soltó una pequeña risa nervioso.
 
- Uhm pues… ¿Quieres jugar? – se posicionó.  - ¡Tú la traes! – lo tocó levemente con la pata y comenzaron a jugar.
 
 
Desde ese día nos veíamos sin falta, todo el tiempo, en el lago. Para poder pasar todo un día juntos. Teníamos que hacerlo a las escondidas, pues él era el hijo de Simba y mi mamá no lo… apreciaba. Así que, si se llegaba a enterar de esto, sería un baño de sangre.
 
Al pasar los días, las semanas, nos hicimos muy unidos con Kopa. Pasábamos todo el tiempo juntos, y aunque otras leonas se le acercasen yo no me sentía molesta pues sabía que él siempre me elegiría a mí, después de todo éramos mejores amigos.
 
Una mañana… sentí un gran alboroto proveniente desde las praderas. Al despertar vi que no estaba siendo acompañada por ningún familiar así que me apresuré a salir e ir al lugar concurrido.
 
Al llegar vi un alboroto de leones. Estaban las leonas de la manda de Simba, horrorizadas. Timón y Pumba se estaban abrazando mientras lloraban a los gritos, mientras que en el centro se encontraban mi mamá y los reyes…
Con algo de miedo me acerqué hasta ellos.
 
 
- ¡VETE! – gritaba Simba, con los ojos llenos de lágrimas, enfurecido.
 
 
Me acerqué lo suficiente como para poder verlo. Era Kopa… estaba todo rasguñado, marcas de mordidas y arañazos por todo su cuerpo. Nala se encontraba abrazándolo, llorando desconsoladamente. Y ahí fue cuando me di cuenta… que él no volvería…
 
 
 
- ¿Qué pasó después?
 
- Fuimos desterrados. – concluyó Vitani. – Nunca entendí porque… nunca me quisieron contar…
 
- Vitani, perdón, yo no sabía nada.
 
- Tranquilo. – me sonrió con los ojos llorosos. – Solo que… siento celos, de que hayas conseguido lo que yo no.
 
- Gracias… - le abracé. – Ahora entiendes lo que yo siento, y lo que estoy dispuesto a hacer por Kiara.
 
- Sí, lo entiendo Kovu. – se pasó la pata por debajo de los ojos, limpiando las lágrimas. – Le diré a mamá que vas bien con el plan, ¿Sí? No te preocupes por eso.
 
- ¿Lo harás? – asintió con la cabeza. - ¡Gracias Vitani! Eres una gran hermana.
 
- Y tú un gran hermano. – nos dimos un último abrazo y volvió a escabullirse por los arbustos.
 
 
Caminé hasta la roca del Rey. Se encontraba algo, ¿Vacía? Preocupado subí hasta llegar al centro. Allí, Kiara se encontraba entre sollozos.
Me acerqué rápidamente hasta ella, insistente en saber lo que le ocurría.
 
 
- ¡Kiara! – se giró a verme. Al verme corrió hacia mí y me abrazó, llorando haciendo que sus lágrimas caigan por todo mi pelaje. - ¿Qué te ocurrió?
 

- Es… es Timón.
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por MelonChan el Vie Mayo 13, 2016 1:45 pm

KIARA POV’S
 
Timón; el suricato amigo y cuidador de mi padre. Que después se encargó de mí. El buen amigo Timón, ya había llegado a su último tramo.
Había cumplido la edad límite para los suricatos hacia un buen tiempo, pero él no nos dejó… hasta ahora. Se encontraba muy débil, casi ni podía moverse y por cómo se encontraba sabíamos que estaba en sus últimos momentos. Él había sido como un padre para mí – junto a Pumba – cuidándome desde que era una niña, protegiéndome y haciéndome jugar varias horas durante la tarde.
 
Nunca me hice la idea de que él pudiera dejarnos, para mí él era inmortal. Sentía una gran punzada en mi corazón, algo se estaba quebrantando.
Me había estado conteniendo las lágrimas todo el tiempo, pero al llegar Kovu no pude contenerlas más y lo largué todo, llorando como una pequeña cachorra. Estaba dolida, muy triste y sentía que él era el único que podía ayudarme y contenerme en estos momentos, después de todo mi padre se encontraba peor que yo.
 
 
- ¿Timón? – preguntó sorprendido. - ¿Qué le ocurre?
 
- Él… está muy débil. – sollocé. – Rafiki dice que no logrará pasar la noche. – volví a hundirme en su cuerpo.
 
- ¿Dónde está?
 
- V~ven…
 
 
En el interior se encontraban mis padres y Pumba. Pumba estaba al lado de su mejor amigo, mientras que este le sostenía la pesuña con la mano. Mi mamá presenciaba la escena con un gran dolor en su corazón, pero mi padre era el que estaba peor que todos. Podía ver en su rostro el dolor y la ira que sentía en ese momento, pero no lloraba o hacía mueca. Era en verdad fuerte.
 
Nos colocamos al costado de Timón. Estaba sonriendo, con los ojos medio abiertos. Estaba completamente diferente. Su cuerpo estaba todo arrugado, su pelaje casi arruinado y aquellos cabellos que alguna vez habían sido de colores rojos ahora eran canas blancas.
 
 
- Kiara. – sonrió Timón. – Creí que t~te habías vuelto a escapar… ya me estaba preparando para irte a buscar.
 
- Tranquilo, hoy no haré ninguna travesura. – le acaricié la cabeza. – Me quedaré aquí, así que puedes tomarte el día… - sollocé. Las lágrimas habían comenzado a caer por segunda vez.
 
- Tomarme el día, ¿Eh? – tosió. – Nunca lo había pensado…
 
- Oh Timón. – Pumba había comenzado a llorar. – No puedes dejarme, no ahora compañero.
 
- Lo siento Pumba, pero es verdad fuimos compañeros… y siempre lo seremos. Mi oloroso amigo. – apretó con fuerte la pesuña de su amigo que se encontraba entre sus manos. – Tuve una buena vida.
 
- Timón. – se acercó mi papá.
 
- Simba… - sonrió. – Ven, acércate a tu viejo amigo. – le tendió su otra mano, que mi padre tomó con sus patas, sentándose a su lado.
 
- Timón… gracias, por todo. P~por haber sido un gran amigo y compañero, por haberme ayudado cuando era un cachorro… si no hubiera sido por ti, no hubiera conseguido volver. – bajó la vista. Lo entendía, quería llorar, pero no quería que lo vieran. – Si ti… y~yo no puedo… - comenzó a llorar. – Timón, no nos dejes, ¡Por favor! – estaba sorprendida. Estaba llorando como un cachorrito. – Perdí a mi padre, pero tú me brindaste el cariño de uno. Me cuidaste, y me ayudaste… eres un miembro de esta familia, uno importante.
 
- No agradezcas. – presionó con fuera su pata. – Después de todo… esta historia tiene un final feliz, ¿Eh? – por un momento miró a Kovu. – Cuida a Kiara, por favor… tanto como yo lo hice en su tiempo… te lo encargo… ¿Sí?
 
- Claro. – respondió Kovu. – Te lo prometo.
 
- ¿Nala? – cerró un poco los ojos, lo que nos alertó a todos.
 
- Aquí estoy Timón. – se acercó hasta él, sonriendo con los ojos llorosos.
 
- T~trata de… no querer comerte a Pumba, ¿Sí? – mi madre soltó una pequeña risa para después convertirse en un mar de lágrimas. Asintió suavemente con la cabeza, lo que Timón pudo notar.
 
- Nos vemos hermano. – sonrió Pumba.
 

- Si… soy feliz. – una lágrima cayó por la mejilla de Timón. – Gracias por una gran vida. – en un último suspiro miró a mi padre. – Adiós… hijo. – lo oí a los ojos cerrar.
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.