Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» felicidades hermana lider naranjada
Hoy a las 4:18 pm por KIRAN27

» felicidades hermano kopa rey leon
Hoy a las 4:14 pm por KIRAN27

» La retorcida GALERÍA de NARANJADA
Ayer a las 8:19 pm por Naranjada

» felicidades hermana kopa love
Ayer a las 4:14 pm por KIRAN27

» Las Cronicas de Nala (Fan-Fic de otro foro)
Mar Dic 11, 2018 10:59 pm por Kirafi

» felicidades hermana celeyoshi
Lun Dic 10, 2018 6:41 am por KIRAN27

» Cuento del Futuro (fanfic)
Dom Dic 09, 2018 11:31 pm por Ashe

» El Otro Lado De La Moneda [Historia Propia]
Dom Dic 09, 2018 8:55 pm por QueenSara

» felicidades hermano megustaelanime
Dom Dic 09, 2018 1:20 pm por KIRAN27

» Mis predicciones para los DLC de Smash Ultimate
Dom Dic 09, 2018 6:21 am por Ashe

» felicidades hermana isi-kopa
Sáb Dic 08, 2018 10:52 am por KIRAN27

» felicidades hermana kopa12
Sáb Dic 08, 2018 10:41 am por KIRAN27

» felicidades hermana fran
Sáb Dic 08, 2018 10:38 am por KIRAN27

» felicidades hermano simba91
Jue Dic 06, 2018 11:16 am por KIRAN27

» felicidades hermana reina nala
Miér Dic 05, 2018 1:03 pm por KIRAN27

» Me acorde de mi cuenta en este foro y decidi regresar (?)
Miér Dic 05, 2018 12:59 pm por KIRAN27

» felicidades hermana aguaviva_wayra
Mar Dic 04, 2018 4:31 pm por KIRAN27

» felicidades hermana nina
Mar Dic 04, 2018 4:02 pm por KIRAN27

» felicidades hermana tamy
Dom Dic 02, 2018 4:16 pm por KIRAN27

» felicidades hermana lua
Dom Dic 02, 2018 3:56 pm por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (10795)
 
Kony (7798)
 
Aisha (5417)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3319)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2304)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2047)
 

Diciembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por MelonChan el Sáb Mar 19, 2016 1:53 pm

El amor no tiene fronteras, no tiene límites, razas, edades, no hay nada que pueda separar el amor verdadero.
Y esto es lo que ocurre con nuestros dos pequeños cachorros; Kovu y Kiara. Unidos por un accidente, encontrados por un simple error.
 
Todo comenzó con un juego, con una sonrisa, y terminó en lo que sería un gran amor, un simple amor de niños. Pero no todo puede ser así de fácil; las familias de estos dos se encuentran separadas, disgustadas y odiadas desde tiempos remotos.
¿El por qué? Ninguno quiere decirlo.
 
Un amor, separado por el odio de las familias. Que irónico, ¿No? Es el amor de Romeo y Julieta, representado de manera felina.
 

¿El verdadero amor triunfará? ¿Cuál será el origen del odio de estas dos manadas? 
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Sáb Mar 19, 2016 3:20 pm

Sinceramente, tu prólogo ha sido intensamente rotundo,  esa intensa manera de narrar me ha atrapado a tu historia,  MelonChan. La historia de estos dos personajes Kovu y Kiara y vida amorosa esta basada en la famosa obra de Romeo y Julieta como tu dices.

Espero que nos traigas la continuación.  Smile

Un saludo.  :rugido 2

__________________________________________________________





Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1998
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Sáb Mar 19, 2016 4:11 pm

OMG, este comienzo si que fue atrapante amiga, espero ansiosa la continuación, sigue así, fue un excelente comienzo de esta historia Very Happy

Saludos y rugidos

__________________________________________________________



Spoiler:
avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5417
Fecha de inscripción : 24/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 1

Mensaje por MelonChan el Sáb Mar 19, 2016 6:43 pm

POV’S KIARA.
El sol estaba despertando, y junto a él la manada entera. Hoy era un día muy especial, ¡Era mi cumpleaños! Estaba muy emocionada, cada año me convertía en una leoncita mayor, y en cualquier momento ya tendría el reino bajo mis garras, ¿No es emocionante? Siempre quise gobernar, saber lo que se siente… ¡Ser una reina!
 
- ¡Hola mamá! – me abalancé sobre ella, haciendo que ambas cayéramos al suelo.
 
- Hola pequeña. – giró los ojos. – ¿Ya no estás algo grande como para ir saltando por ahí? En cualquier momento me romperás la espalda entera.
 
- Lo siento. – me disculpé algo nerviosa. – No puedo evitarlo, estoy muy emocionada.
 
- Ya lo creo. – se acercó hasta mí. – Ya sabes que hoy es tu cumpleaños, ¿No?
 
- Sí. – comencé a retroceder, conocía muy bien esa mirada y no me gustaba para nada. – P~pero tengo que ir a hacer unas cosas, ¡Nos vemos! – traté de salir corriendo, pero ella fue más rápida que yo y me tomó del lomo, llevándome hasta el fondo. - ¡No! Por favor no.
 
- Es hora del baño. – habló entre dientes. Me depositó suavemente sobre una gran roca mientras ella se acostaba frente mío, tapando mi única salida de poder escapar.
 
- ¡No! Déjame salir. No puedo respirar… me muero, me muero. – fingí un desmayo dramático. – M~me… muero. – cerré los ojos y saqué la lengua en señal de que estaba muerta.
 
- Jajaja. – sentí la risa de mi papá, había entrado en algún momento y se encontraba detrás de mi mamá. - ¿No te hace acordar a alguien? – le preguntó a mi mamá mientras se sentaba a su lado, entregándole un pequeño beso en la mejilla… más bien un lengüetazo.
 
- Sí, es como el padre. – respondió de una manera tierna, mientras que volvía la vista hacia mí. No tenía escapatoria, tendría que bañarme.
 
- Uf. – suspiré. – Está bien, pero no tardes ¿No? ¡Tengo que ir a ver a Timón y a Pumba! – me senté frente a mi mamá, dándole la espalda para que comenzara a bañarme. – Hoy será un día genial, tengo ese presentimiento.
 
- Ya lo creo, estás muy grande. – dijo mi papá con aire depresivo. – Es como si recién ayer estuviéramos paseando por la laguna.
 
- Ehm… papá, eso fue ayer. – le sonreí.
 
- ¡Tan grande y madura! – agudizó la voz, mientras que ocultaba su rostro entre sus patas, fingiendo sollozos y llantos.
 
- ¡Papá! – me reí. – Qué ridículo.
 
- Kiara. – mi mamá por fin terminó con el baño. – Tu padre siempre ha sido así, no puede cambiar.
 
- Bien que te enamoraste de mí, ¿No? – la miró de una manera divertida.
 
- No me hagas acordar, y eso que de niños decíamos que éramos amigos simplemente. – se levantó.
 
- ¿Ustedes eran amigos de niños? – les pregunté algo incrédula. No conocía la historia de “amor” de mis padres, por así decir, nunca les había preguntado sobre el tema y ellos tampoco habían comentado sobre ello.
 
- Sí, éramos los mejores amigos. – caminó hasta donde estaba mi papá,  y tomo asiento junto a él mientras que este se reincorporaba de su pose de llanto. – Después crecimos y bueno, aquí estamos.
 
- ¿Podría tener yo una historia como la suya? – me acerqué con una pequeña sonrisa. Mi mamá me contaba hermosas historias sobre el amor, y ahora veía que mis padres habían tenido una igual, ¡Yo también quería una así!
 
Si, sigue participando pequeña. – me dijo mi papá con un cierto enojo. – No tendrás novio hasta que heredes el reino, ¿Me escuchaste?
 
- ¡Simba! – le contestó su esposa mientras le daba un pequeño empujón. – Kiara, hija. – bajando la vista hasta mí. – Tú puedes tener novio cuando estés enamorada en verdad, ¿Sí?
 
- ¿Enamorada? – le pregunté. - ¿Qué es eso? – no sabía muy bien a que se refería, ¿Era un sentimiento? Nunca lo había sentido.
 
- Cuando seas mayor lo entenderás. Pero asegúrate de que sea el indicado, ¿Sí? – me dio una pequeña lamida en la cabeza. – Ahora ve a jugar. Te veré más tarde.
 
- ¡Sí! Adiós. – salí corriendo de lo que sería mi hogar.
 
Había quedado en encontrarme con Timón y Pumba en el manantial, según me habían dicho querían “preparme” para ser reina de la misma manera que habían preparado a mi padre en mi edad.
 
Con cada leona que me cruzaba era un minuto que perdía, hasta que me felicitaran y me dijeran lo grande que estaba. Era verdad. Ya no era una pequeña cachorrita, ahora era un poco más grande y en un tiempo sería casi tan grande como mi mamá, y podía tomar el reino.
Con solo pensarlo me daba un cosquilleo por todo el estómago, ¿Yo? ¿Reina? ¡Wow! Era algo de no creer. Todavía me costaba asimilar la idea de estar obteniendo el trono; mis padres me habían dicho que era una gran ceremonia, en donde me pararía al pie de la gran Roca del Rey, anhelando lo que sería todo mi reinado, y que Rafiki, un gran amigo de la familia, anunciaría ante todos los animales que yo sería su nuevo gobernante.
Era una idea excitante, pero me daba miedo. ¿Y si no me aceptaban? ¿Y si hacía algo mal? Miles de ideas se me venían a la mente, haciéndome un gran nudo en el estómago.
 
 
***
 
Después de un buen rato caminando llegué hasta el manantial. Ahí estaban Timón y Pumba, discutiendo sobre los insectos como siempre. Como estaban distraídos me decidí por gastarles una pequeña broma. Mi papá me había enseñado a camuflarme hace ya unos años, y me decía que me salía muy bien así que ahora le daría un uso “útil”
Me escondí entre los pastizales; a paso lento me iba acercando hasta ellos, tratando de hacer el mínimo ruido, para no darles la idea.
Cuando me encontré lo bastante cerca de ellos salté de mi escondite, rugiendo lo más rápido que pude. Timón gritó tan fuerte que varias bandadas de aves salieron volando, mientras que Pumba caía de golpe hacia la tierra… ¿Lo habría matado?
 
 
- ¡Nunca vuelvas a hacer eso! – gritó Timón mientras se agarraba la zona del pecho. - ¡Casi me matas maldita fiera!
 
- Jajaja. – caí de la risa. - ¡Tuviste que haber visto tu cara! – no podía dejar de reír, su expresión había sido muy divertida, en especial la del pobre Pumba que todavía no se levantaba.
 
- ¡Algún día me las pagarás! – tomando aire. – Te lo juro por los escarabajos azules que me las pagarás.
 
- Bla bla bla. – le saqué la lengua de una manera divertida. Me levanté y me dirigí hacia el gran “cadáver” de Pumba. – Hey, Pumba. Vamos. – con mi pata rozaba su gran nariz. No se movía. Podía ver su gran barriga moverse de arriba abajo, es decir que sí estaba respirando, pero parecía que se había llevado el susto de la muerte, desmayándolo… literalmente.
 
- Lo mataste, y el día de tu cumpleaños. – bufó Timón. – Pero, ¡Mírale el lado bueno! Tenemos cerdo de almuerzo, y con lo gordo que está creo que nos durará una semana entera, ¿Qué dices pequeña? – apoyando su codo sobre Pumba, quien reaccionó al instante.
 
- ¿Pensabas comerme? – miró a Timón.
 
- ¿Yo? ¡Claro que no! No me gusta la carne… que no sea de bicho. Solo le estaba dando ideas a la verdadera carnívora del grupo. – me señaló. – Ella es la que casi nos mata, para mí que nos quiere comer.
 
- ¡Traición! – gritó Pumba de una manera divertida.
 
- ¡Patético! – les sonreí. – Ya estoy aquí, ¿Qué me tenían que enseñar?
 

- Te queríamos enseñar el Hakuna Matata.
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Sáb Mar 19, 2016 7:46 pm

Buen capítulo, me sorprende ver a una kiara con sueños de gobernar xD, lo que me gusto de este capítulo es que a Kiara irán a molestarle la frase Hakuna Matata (cosa que en la película debieron hacer). En fin, espero ansiosa la continuación....

Saludos y rugidos

__________________________________________________________



Spoiler:
avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5417
Fecha de inscripción : 24/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por MelonChan el Sáb Mar 19, 2016 7:49 pm

Sí. Quise cambiar un poco esa actitud de Kiara, además de que esta actitud en ella es algo central para la historia, ya que esto toma otras acciones y demás. Me alegra que te haya gustado ^^
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Dom Mar 20, 2016 5:31 am

No me cansaré de repetir que tu narración es sumamente excelente, amiga. ♡ Tambien me sorprendió no ver la caprichosa y mimada actitud de Kiara, ja ja. En fin, esperaré ansiosa la continuación.  Wink

Un saludo. :rugido

__________________________________________________________





Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1998
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por KIRAN27 el Dom Mar 20, 2016 1:35 pm

buen comienzo y buen capitulo amiga melonchan espero que sigas pronto y que kiara no sea tan traviesa ejej saludos y rugidos y un fuerte abrazo nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 10795
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leiza el Dom Mar 20, 2016 7:11 pm

Que gran capitulo me encanto mucho tu capitulo esta genial espero con muchas ganas la continuación.
Saludos
avatar
Leiza
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 724
Fecha de inscripción : 10/11/2012

http://erdnys.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por MelonChan el Dom Mar 20, 2016 7:55 pm

- ¿Qué es eso? – miré a Timón. Él y Pumba se miraron con una sonrisa en los labios, ¿Qué se traerían en mente?
 
- ¡Es una forma de vivir! – respondió el suricato de una manera alegre.
 
- ¡Aal vivir así! – comenzó a cantar Pumba.
 
- No Pumba, ahora no que se nos hace largo el capítulo. – le cortó la nota Timón. Solté una pequeña risa. – Es… olvidar tu pasado, dejar tu pasado atrás.
 
- ¿Eh? ¿Y para qué quiero yo eso? – me senté. – No hice nada que quisiera olvidar.
 
- ¡Ya lo harás! Siempre hay una cosilla en la infancia que se tiene que olvidar para lograr eso, es cuestión de vivir. Pero ahora tienes que saber – colocó un dedo sobre mi nariz. – Que si hay algo que está mal simplemente tienes que olvidarlo, huir de él y seguir con tu vida, ¿Me escuchaste pequeña?
 
- ¡Ajá! – le sonreí. – Fuerte y claro.
 
- Perfecto. – respondió el cerdo. – Ahora puedes ir a jugar, tienes la tarde libre.
 
- ¿Tan corto? – creí que me iban a dar lecciones de vida, o algo por el estilo. – Esta bien, me gustó hablar con ustedes chicos, y perdón por el susto. – me levanté. – Los veré después, ¡Adiós! – comencé a correr hacia los límites de las paraderas.
 
 
Hacía un día precioso. El Sol estaba alumbrando todo, y no se vía ninguna nube cerca, perfecto para poder pasarme toda la mañana y tarde jugando.
Seguí recorriendo los alrededores, esta era una zona que no conocía muy bien ya que mis padres no me dejaban acercarme mucho a ella, según ellos era un lugar muy peligroso. Pero, ¿Qué me pueden hacer unos simples arboles? Era un lugar realmente llamativo. La tierra tomaba un color rojizo, los árboles eran negros y no tenían hojas que los decorasen, que raro.
No era muy bonito, pero de seguro tendría algo interesante. Me adentré un poco más, sin perder de vista la pradera.
 
Había unas cuántas huellas marcadas en la tierra, ¿Habitarían leones allí? ¿Cómo hacían para vivir si escaseaba el agua? Y no había pastizales, de seguro que tampoco había grupo de animales por ahí. Me daba una pena con tan solo pensar en ellos.
 
Encontré unas pisadas frescas, además parecían ser de cachorro, ¿Un nuevo amigo? Seguí las pisadas, pero no encontré nada ni a nadie, y para mejorar el día había perdido el límite de estas tierras con las praderas, ¡Perfecto! Me había perdido, y en territorio mal habitado.
 
 
Sentí unas pisadas detrás de mí, pero al girarme no pude notar a nadie. Al volver la vista pude verlo.
Unos ojos verdes, un pelaje marrón claro combinado con oscuro, una mirada asesina.
 
Exclamé y me hice hacia atrás, tropezándome con una rama que se encontraba ahí tirada, haciendo que perdiese el equilibrio y cayera ahí mismo, ante los ojos y risas de aquel extraño león.
 
Estaba avergonzada. El cachorro comenzaba a retorcerse de la risa. Traté de levantarme y volver por donde había vuelto, pero otra vez lo tenía en frente, ¿Qué tenía súper velocidad?
Me hice unos cuántos pasos hacia atrás, asustada, y él comenzó a acercarse ante mí. Me encontré acorralada entre él y una gran piedra, miré hacia arriba… Demasiado alto, no podré saltar. ¿Este era mi fin? ¿Iba a morir a manos de un simple cachorro?
 
 
- ¿Me tienes miedo? – tenía una voz algo ronca. – No te voy a comer miedosa.
 
- ¡No te tengo miedo! – traté de hacerle frente.
 
- ¿Ah sí? ¿Y por qué te hacías para atrás? – me sonrió. - ¿Eh, gatita?
 
- ¡No me digas así! – sentía todo mi cuerpo arder de rabia. Llevaba diez segundos de hablar con él y ya me estaba agotando. – Eras tú el que se aceraba de manera ridícula.
 
- ¿Manera ridícula? – me miró de arriba abajo. – Yo no soy el que está cubierto de tierra.
 
- ¿Eh? – analicé mi pelaje; era verdad. Estaba cubierta de esa tierra rojiza que había en ese lugar. – No es mi culpa, me asustaste. Tonto.
 
- ¿Yo? – me miró. – Más bien se podría decir que tú me asustaste a mí. No te había visto antes por aquí… - se volvió a acercar a mí mientras daba vueltas a mi alrededor. - ¿De dónde eres? ¿Qué haces aquí?
 
- De las praderas. – me sacudí la tierra.
 
- ¿Las tierras de Simba? – me preguntó. Pude notar como su mirada cambiaba en un instante, ahora tiene cierto brillo… ¿Enojado?
- Sí, soy la hija.
 
- ¡Asesina! – se abalanzó sobre mí. Al instante me defendí, y comenzamos a pelear.
Caímos rodando hacia un pequeño barranco. Pude vencerlo, lo mantuve con mis dos patas en el piso.
 
- ¿Querías matarme? – le pregunté algo alarmada. - ¿¡Qué te hice!?
 
- ¡Tú asesinaste a mi padre! – estaba molesto, moviéndose para todos lados, pero no lo dejaría salir tan fácil.
 
- ¿Eh? ¡No! Yo no había nacido. – me enojé, ¿Acusarme de algo que había ocurrido años antes de que yo naciera? – No es mi culpa.
 
- ¡Tu padre la tiene! – podía notar como sus ojos comenzaban a llenarse de lágrimas. – T~tu padre… me quitó al mío. – se calmó, así que lo dejé ir. Se levantó y se fue a un rincón, sentándose contra la gran piedra. Sentía sus sollozos, no podía enojarme con él…
 
- Oye… - traté de acercarme a él. – En verdad lo siento.
 
- ¿Y tú qué sabes? Tienes a tu padre.
 
- Sé que se siente perder a alguien que quieres. – me senté a su lado. – Yo perdí a mi abuela hace no mucho tiempo. Pero… ¿Sabes? Ellos nunca te dejan solos.
 
- ¿Ah no? – me miró, tenía los ojos rojos.
 
- ¡Claro que no! Ellos son los que te cuidan. – le sonreí. – Y estoy segura que tu padre no te dejó. Y… lo siento, por lo que hizo el mío. – suspiro.
 
- Esta bien. – me sonrío. – Perdón yo por lo de recién. – con la pata se secó las lágrimas y me volvió a sonreír.
 
- No importa. – lo miré. – Ehm… soy Kiara.
 

- Lindo nombre. Soy Kovu.
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leiza el Dom Mar 20, 2016 10:28 pm

Wow que bonito un reencuentro entro kovu y kira continua pronto espero el siguiente capitulo
Saludos!!
avatar
Leiza
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 724
Fecha de inscripción : 10/11/2012

http://erdnys.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leonflor el Lun Mar 21, 2016 3:57 am

Muy buen capítulo, amiga, al parecer Kovu y Kiara ya se han conocido, puede que hayan empezado con la pata izquierda, pero al parecer ya se llevan bien. Smile

Espero ansiosa que continúes.

Un saludo. :rugido

__________________________________________________________





Leonflor
Leon vigia
Leon vigia

Mensajes : 1998
Fecha de inscripción : 02/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Aisha el Lun Mar 21, 2016 2:33 pm

Este capítulo me recordó a la vieja versión de TLK 2 (cuando a Kovu se le tenía planeado ser hijo biológico de Scar), debo decir que me encanto aunque Kovu y Kiara hayan comenzado en la pata izquierda xD, espero a que nos compartas la continuación.

Saludos y rugidos

__________________________________________________________



Spoiler:
avatar
Aisha
León vigia
León vigia

Mensajes : 5417
Fecha de inscripción : 24/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por MelonChan el Lun Mar 21, 2016 7:44 pm

- Mhm… - me senté frente de él. – Es un lindo nombre también. – le sonreí y pude notar como se avergonzaba a mi cumplido.
 
- Gracias. – me mostró una sonrisa. – Y dime Kiara… ¿Qué haces aquí? Estás algo lejos de casa.
 
- Quería recorrer un poco, y al seguir unas huellas me perdí por completo. – suspiré. – Creí que me iba a morir o algo peor, pero te encontré. Y eso no es para nada malo. – reaccioné a mis palabras, ¿Qué le había dicho? – D~digo porque… ehm, bueno. Resultaste ser amable. Sí, eso jeje. - ¡Argh! Idiota, idiota.
 
 
- Sí, sé que soy irresistible, todas lo dicen. – dijo con tono gracioso.
 
- ¿Ah sí? – lo miré desafiante. – Así que parece que hay más de una, ¿Eh? Jaja, si claro.
 
- ¿Por qué? – me miró. - ¿No lo crees?
 
- ¡Claro que sí! – le respondí de manera sarcástica.
 
- ¡Grr! – saltó encima de mí. Comenzamos a pelear, en una manera de juego. Le volví a ganar, quedando encima de él.
 
- Eres malo en esto. Gatito. – le sonreí y me separé de él. – Deberías practicar un poco más.
 
- Tsh. – chasqueó la lengua. – Simplemente te dejé ganar porque eres una principiante.
 
- ¿Ah sí? Pues esta principiante te va ganando dos veces, y seguidas. – giró la vista. – No busques excusas, mal perdedor. – le saqué la lengua.
 
- Tramposa. – me devuelve el gesto.
 
- Sí, sí claro. – caminé hacia él y me senté a su lado. - ¿Me hablas de ti? – lo miré.
 
- ¿Ah? Eh, ¿Qué quieres saber? – me miró algo nervioso.
 
- No lo sé, pero quiero conocerte. – suspiré. – Quiero que seamos amigos, eres alguien agradable. – le sonreí.
 
- Si… tú también lo eres. – me sonrió de una manera tierna. – Pues… Scar no era en verdad mi padre, me adoptaron, pero lo quiero como tal. Tengo dos hermanastros, Vitani y Nuka, y mi madre, Zira, que es la jefa de la manada. – no parecía muy feliz con el puesto de su madre. – Y… simplemente eso.
 
- ¿Algún día podría conocer a tus hermanos?
 
- ¡No! – me gritó alarmado. – D~digo… ellos en verdad eran hijos de Scar, y si se enteran de que eres la hija de Simba… - suspiró. – No quiero que nada te pase, solo eso. No a mano de ellos.
 
- Ooh. – apoyé mi cabeza en su hombro. – Entonces gracias por cuidarme.
 
- Mhm… sí, jeje. De nada. – podía sentir sus latidos del corazón, en verdad estaba nervioso.
 
- Ahora cuéntame sobre ti. – se relajó un poco.
 
- Pues… soy hija única, próxima heredera del trono… no tengo muchos amigos sinceramente, es más, no tengo. Se podría decir que eres el primero – sonrío. – Y… no sé, hoy es mi cumpleaños.
 
- ¿Enserio? – me miró sorprendido. - ¡Feliz cumpleaños! – comenzó a mover la cola en gesto de felicidad como un cachorro. – Estás tan vieja.
 
- ¡Hey! – le di un pequeño empujón. – Creo que eres mayor, así que sh.
 
- Mentira. – me sacó la lengua. – Como es tu cumpleaños vamos a pasarla bien, ¿Sí?
 
- ¡Sí, me encantaría!
 
 
Estuvimos toda la mañana jugando, pasándola de maravilla. Me mostró algunos sectores de lo que sería su territorio, y me contó cómo eran las cosas por allí. Yo hice lo mismo, le conté como era todo y le prometí que algún día lo llevaría a las praderas para que conociera mi hogar.
Me hubiera gustado que ese tiempo nunca termine, pero todo acabó cuando sentimos a una voz adulta gritar su nombre. Rápidamente corrimos hacia la frontera, él la conocía, me había salvado de una muerte por un pelo.
 
 
- ¿Este es el adiós? – le pregunté algo triste. – No quiero.
 
- No lo será, gatita. – me mostró una media sonrisa. – Mañana nos encontraremos aquí, ¿Sí? Cuando el sol comience a salir.
 
- ¿Podrás? – me animé. - ¡Me encantaría!
 
- Sí, de seguro me escaparé. – se giró. – Nos vemos Kiara.
 
- Adiós. – le sonreí.
 
 
Ambos salimos corriendo hacia nuestros hogares. Sentía una extraña sensación en mi estómago, como un pequeño cosquilleo por toda esa zona. ¿Qué me ocurría? De seguro sería el hambre. No había probado bocado de algo desde que había salido de la Roca.
Volví con mi familia justo para el almuerzo, obviamente no pronuncié palabra alguna sobre mi encuentro con Kovu, ahora entendía que nuestras familias estaban disgustadas, pero ¿Solo por la muerte de Scar? Me parece motivo suficiente, pero había algo que no me terminaba de cerrar… ¿Me estaré creando historias? De seguro.
 

Ahora no puedo dejar de pensar en mañana. En que lo volveré a ver. En verdad estoy emocionada. 
avatar
MelonChan
Nivel 1
Nivel 1

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/03/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Leiza el Lun Mar 21, 2016 9:51 pm

Jeje que bonito capitulo parece que kiara ya se esta enamorando de kovu.
Continua pronto espero el siguiente capitulo
Saludos
avatar
Leiza
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 724
Fecha de inscripción : 10/11/2012

http://erdnys.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra Historia de Romeo y Julieta.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.