kovu y kiara habían tenido dos hijos un macho y una hembra que les llamaron yin y yang