Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» feliicdades hermana naliiiiblue
Ayer a las 10:50 am por KIRAN27

» felicidades hermana nayla
Ayer a las 10:45 am por KIRAN27

» La nueva galería de MeGustaElAnime
Ayer a las 10:01 am por MeGustaElAnime

» felicidades hermana kivana
Dom Ago 19, 2018 4:25 pm por KIRAN27

» Juego: Palabras Encadenadas
Vie Ago 17, 2018 8:41 am por KIRAN27

» Juego: A la carcel por....
Vie Ago 17, 2018 8:36 am por KIRAN27

» Descríbeme en una sola palabra [juego]
Vie Ago 17, 2018 8:26 am por KIRAN27

» felicidades hermano lider tay
Jue Ago 16, 2018 10:05 am por KIRAN27

» felicidades amigo torito
Miér Ago 15, 2018 11:06 am por KIRAN27

» ¿quien te viene primero a la mente? (juego)
Lun Ago 13, 2018 9:52 am por KIRAN27

» La maldad de simba
Jue Ago 09, 2018 7:18 pm por princesstwivinecadenza

» felicidades hermana sangha
Jue Ago 09, 2018 4:21 pm por KIRAN27

» Taller de Angie
Miér Ago 08, 2018 11:27 am por AngieMorJim

» cumpleaños
Miér Ago 08, 2018 10:45 am por KIRAN27

» felicidades hermano osmund
Mar Ago 07, 2018 10:21 am por KIRAN27

» felicidades hermana vitni935023
Mar Ago 07, 2018 7:18 am por KIRAN27

» felicidades hermano valcom75
Dom Ago 05, 2018 10:37 am por KIRAN27

» El Rey Leon una Historia Diferente De Simba
Sáb Ago 04, 2018 2:53 pm por KIRAN27

» es oficial Adios.
Sáb Ago 04, 2018 6:02 am por KIRAN27

» felicidades hermana brendakovu
Vie Ago 03, 2018 2:26 pm por KIRAN27

Mejores posteadores
KIRAN27 (10598)
 
Kony (7798)
 
Aisha (5416)
 
Kopa1911 (3911)
 
Naranjada (3317)
 
.-Keira-. (3205)
 
Jasiri (2524)
 
Juligamer (2303)
 
BrendaKovu (2049)
 
Nya (2047)
 

Agosto 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

El foro

Free TopSite

Reloj ELDS

Al Alba(Fan-Fiction).

Ir abajo

Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Raven el Sáb Ago 30, 2014 10:27 pm

Tenia en mente esta pequeña historia desde ya hace un tiempo, espero sea de su agrado. Iré proporcionándoles unas cuantas indicaciones conforme vaya avanzando con la trama, la estructura que seguiré consta de dos perspectivas (dos personajes, a menos que en determinado momento decida cambiarlo lo señalare). Por ahora solo dejare una pequeña introducción de uno de ellos:
 
Al Alba.
 
 

Intro: ¿Alguna vez te has perdido a ti mismo?¿No saber a dónde ir o que es lo que buscas conseguir?, es difícil recordar las decisiones que me  hicieron terminar en esta situación, ver hacia atrás y preguntarme donde fue que me equivoque. Eso no importa ya, ha quedado en el pasado, ahora no queda más que vagar por cada rincón de esta tierra, simplemente observando. No puedo acercarme a nadie pues, a fin de cuentas acabaría apuñalándolo por la espalda, es inevitable, además de….. gozar un poco al destrozarlos. Todos viven de forma egoísta, buscando el bien y beneficio propio, siendo indiferentes a quienes los necesitan, todos aquellos  deben pagar su insolencia.
avatar
Raven
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 564
Fecha de inscripción : 22/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por dianita 2000 el Vie Oct 24, 2014 5:36 pm

Buen inicio amigo me gusto es verdaderamente muy profundo y poetico espero que lo continues pronto
Besos!!!!!!!!!
avatar
dianita 2000
Nivel 3
Nivel 3

Mensajes : 200
Fecha de inscripción : 24/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por KIRAN27 el Vie Oct 24, 2014 6:09 pm

buen comienzo hermano azlan espero que sigas pronto haber como sigue el 1 capitulo saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 10598
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por KeiraLioness el Jue Nov 13, 2014 3:16 pm

Buena introduccion se ve interesante ya espero leer el capitulo uno nwn
avatar
KeiraLioness
Nivel 9
Nivel 9

Mensajes : 1568
Fecha de inscripción : 24/10/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Raven el Lun Ago 28, 2017 5:21 pm

Al Alba
The Lion King Fan-Fiction


Prologo
En uno de los sitios más salvajes sobre el planeta, el sol hacia acto de presencia al alba sobre cada criatura a su alcance extendiéndose sobre superficies de bastos y extensos pastizales hasta cubrir todo por completo. En una pequeña elevación de rocas situada en la pradera teniendo de fondo al gran monte Kilimanjaro yacía una pequeña cueva rodeada por vegetación abundante. Las gotas de roció matutino corrían a través de las rocas.

Capítulo I

-Despierta dormilón, es hora de levantarse- susurró una voz cálida y muy familiar a mi oído acompañada por una lamida que recorrió todo mi rostro. –Papa, déjame en paz quiero dormir- conteste en modo de protesta, abrí uno de mis ojos y pude ver en su rostro su sonrisa tan característica. –Vamos anda, ya he cazado el desayuno- siguió insistiendo esta vez empujando mi cadera con su hocico. Tuve que ceder, me senté en mis patas traseras y aun adormilado observe a mí alrededor la cueva donde vivíamos, era bastante espaciosa para solo dos leones. Terminando mi recorrido posé mi mirada en él, era un león adulto bastante fornido de pelaje negro con partes más claras de un tono marrón. 

Cerca de la entrada se encontraba el desayuno, mi padre solía despertar muy temprano para ir a cazar, siempre traía algo diferente la carne de cebra era mi favorita y justamente fue lo que cazó hoy, me acerque al cuerpo sin vida, tenía una gran mordida en el cuello causa de su desangro típico de mi padre, el caminó y se puso a mi lado dejándome a mi tomar el primer pedazo. Después de comer hasta satisfacernos me tomó entre sus patas y comenzó a limpiar la sangre que quedo sobre mí, -¡Papa me haces cosquillas! Detente- el solo reía entre dientes, sabía que detestaba que hiciera eso pero no dejaba de repetirme que era necesario para no verme como todo un desastre, aunque llegaba mi venganza y era mi turno de limpiarlo a él. Me posaba sobre su enorme melena totalmente oscura, mi padre detestaba que le lambiera detrás de las orejas –Mi dulce venganza- me sujetaba para que el no pudiera bajarme y comenzaba con mi cometido, él no podía hacer nada más que quejarse, después de vengarme por darme un baño jugábamos como era costumbre, mi padre era genial no perdía oportunidad para decirme que me amaba y que yo era muy importante para él, siempre quería estar a su lado.  

Aun restaba medio día de luz mi padre y yo decidimos salir a dar un pequeño paseo, a los alrededores de nuestro hogar habitaban muchas y muy variadas manadas de animales, en su mayoría inofensivos para nosotros. Al salir de la cueva fui cegado levemente por la luz del día, talle un poco mis ojos  y al abrirlos vi a mi padre con un gran resplandor en su rostro resaltando sus ojos azules, su melena y pose se veían muy imponentes sumado a una pequeña brisa que movía su extensa cabellera en forma de olas. Lo observe con asombro un momento antes de ser interrumpido por sus palabras, -Sigamos adelante Kon, tenemos mucho que recorrer- asentí a su indicación, había algunas manadas de felinos, una de leopardos y otra muy pequeña de leones, mi padre me llevaba seguido a convivir con los cachorros procedentes de aquella manada bajo la excusa que era necesario que tuviera amigos fuera de solo hablar con él, realmente no me agradaba mucho jugar con esos cachorros prefería estar en las pláticas de los adultos, me parecía que conversaban cosas más interesantes. 

Siempre tuve la duda de porque no formábamos parte de aquella manada y porque vivíamos solos, duda a la que mi padre siempre eludía diciendo que aún no era momento de saberlo, de igual manera eso no me impedía disfrutar de aquellas pequeñas visitas. Mi padre conversaba con algunos de los líderes de la manada cuando algo capto mi atención, un pequeño bicho alado pasó volando a mi alrededor provocándome una sensación incomoda en el oído, -¿conque quieres jugar he?- rete al pequeño bicho por haber perturbado mi paz, asumí posición de caza y me dirigí en su persecución, realmente ignore el hecho de que empecé a alejarme de forma considerable de los demás, mi mente solo pensaba en atrapar aquel pequeño bicho y probarme que yo también podía ser un fiero cazador,  pensamiento que fue interrumpido abruptamente, un leopardo salto de entre la maleza derribándome y haciéndome golpear mi cabeza contra una roca, quede tendido en el piso por un momento sin saber que había ocurrido, cuando lo vi ahí, frente a mí, aquel felino mostraba sus dientes y garras, al parecer se disponía a atacarme, quedé petrificado, realmente creí que iba a morir. El leopardo se colocó en posición y salto hacia mi cuando de repente mi padre salto y lo derribo violentamente al piso, fue una escena indescriptible, por primera vez vi a mi padre con una cara que no expresaba amor ni ternura, una violenta pelea se desato. Ambos al caer al piso, el leopardo propino un zarpazo arañando a mi padre en la parte superior de su pata delantera derecha, mi padre en cambio encajo una mordida certera al cuello y lo mantuvo en el piso inmóvil, aquel animal comenzó a patalear y a jadear desesperado por zafarse pero fue inútil, mi padre acabo con su vida en un momento, de entre la maleza salieron unos cuantos leopardos más contemplando la escena, mi padre con el hocico ensangrentado se colocó frente a mí y dio un fuerte rugido furioso. Aquellos felinos indignados retiraron el cuerpo de su compañero y se desvanecieron entre la maleza. Yo me encontraba inmóvil en el piso, frente a mi yacía la figura de mi padre, respirando un poco agitado por la pelea anterior, el giro hacia mí, con una mirada seria, me tomo con su hocico,  me levanto y me llevo consigo. No sabía a dónde íbamos, había un silencio incomodo entre ambos, jamás me había metido en problemas y tenía miedo de que mi padre se hubiese enojado conmigo. 

Sentía un gran nudo en la garganta, quería hablar y disculparme con él pero por alguna razón sentía temor. Al fin pude responder algo, -Per…. Perdóname papá- Dije casi susurrando viendo al piso mientras seguía cargándome. Llegamos a la orilla de un pequeño estanque, me bajo con cuidado y me coloco al lado suyo, él se dirigió hacia el estanque y tomo un gran sorbo de agua, aprovecho y limpio su hocico, mientras bebía vi la herida en su hombro, era un poco profunda la sangre había bajado por toda su pata. Él se sentó y me miro, -Ven aquí- me acerque a el lentamente, el me abrazo apenas estuve cerca de él, -¿Te encuentras bien? ¿No te hirió?- pregunto viéndome de pies a cabeza, respondí un poco cohibido y avergonzado –Estoy bien- encontró una pequeña protuberancia en mi cabeza debido a mi colisión con la roca en el piso. –Estarás bien, sanaras rápido- dijo abrazándome una vez más y acercándome al agua limpió la sangre que había quedado impregnada en mí al tomarme con su hocico, pude notar alivio en él. –Me diste un gran susto, no vuelvas a alejarte de mí, prométemelo- exclamo seriamente, yo simplemente asentí. –Te he dicho cientos de veces que no debes acercarte al territorio de los leopardos, ellos no dudarían en matarnos si tuvieran la oportunidad- baje la mirada, -Lo lamento, no volverá a pasar, yo solo…. quería cazar tal y como tú lo haces- me tomo por el cuello delicadamente y me puso sobre su espalda exclamando –Todo a su debido tiempo hijo mío- El día llegaba a su fin, el sol se ocultaba  en el horizonte hasta que  finalmente la noche hizo acto de presencia, mi padre no quería demostrarlo pero se encontraba exhausto, jadeaba entre cada paso que daba hasta que nos detuvimos bajo un pequeño árbol no muy lejos de nuestro hogar, me bajo y me coloco cerca del tronco y él se recostó a mi lado dando un pequeño vistazo a su herida. – ¿Estas bien papa?- Pregunte preocupado, mi padre asintió, hacia una mueca extraña cada que el viento soplaba, al parecer le dolía cada vez que el viento frío perforaba en su herida. Di un pequeño bostezo estremeciendo mi cuerpo entero, al igual que mi padre me encontraba agotado, camine y entre entre sus patas delanteras colocándome y acurrucándome bajo su abundante melena.
avatar
Raven
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 564
Fecha de inscripción : 22/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por KIRAN27 el Mar Ago 29, 2017 9:54 am

buen comieno del primer capitulo hermano raven espero que aprenda la leccion que es malo que le puede pasar algo a su edad saludos y rugidos y un fuerte abrazo hermano raven nwn
avatar
KIRAN27
León legendario
León legendario

Mensajes : 10598
Fecha de inscripción : 06/05/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Raven el Lun Feb 05, 2018 1:40 am

Capítulo II 

Abrí mis ojos, todo a mi alrededor se encontraba en tinieblas, - ¿Dónde estoy? – exclamé desconcertado, - ¿Papá? - grité lo más fuerte que pude mirando a todos lados, pero nadie parecía escucharme. Comencé a correr desesperado por salir de aquel lugar, mi corazón palpitaba violentamente, podía sentir una presencia detrás de mí, algo que me infundía un gran temor sin saber siquiera que era. Corrí lo más rápido que pude, pero no parecía moverme del mismo sitio, tropecé cayendo al piso, sentía una presión insoportable en mi pecho, no podía correr más, mis patas no respondían, apreté la quijada soltando un par de lágrimas, -No… no me lastimes- dije colocando mi cabeza en el piso. - ¿Porque lloras pequeño? – escuche una voz  detrás de mi haciéndome voltear casi al instante, se trataba de un león adulto que jamás había visto antes, lo observe petrificado por unos segundos, sus ojos eran rojos intensos y no dejaban de verme ni por un instante, - yo…- tartamudeé, trate de relajarme tomando un poco de aire y finalmente pude responder – estoy perdido -, lo observe detenidamente en espera de una respuesta, su pelaje era negro totalmente,  apenas lograba apreciar su rostro con detalle, -no te preocupes pequeño, yo sé dónde está tu padre- llamo mi atención al instante, - ¿dónde se encuentra el? – aquel  león sonrió y se hizo a un lado dejándome ver a mi padre postrado en el piso detrás de él, corrí a su lado y trate de despertarlo, - ¡Papa! , ¿me escuchas? Por favor levántate- lo empuje con mis patas – ¿qué fue lo que le hiciste? - lo mire con rabia, -Él está muerto pequeño…y ahora es tu turno- abrió el hocico enseñándome los dientes sonriendo de forma lúgubre rugió y salto sobre mí.

Desperté exaltado dando un grito al unísono, mi cabeza agitada veía a todos lados para al final darme cuenta que me encontraba en mi hogar, mi respiración era pesada y agitada, mi atención se poso en la entrada de nuestra cueva, aun podían verse  las estrellas brillar en el cielo, señal de que aun no amanecía, mi trance fue interrumpido por un pequeño detalle, -¿Papá?- mire a mi espalda esperando lo peor, lo vi ahí, cerca de una de las paredes acurrucado, me puse en pie y me acerque con cuidado a él. Me detuve estando a un par de pasos, quedando frente a su espalda ya que su rostro miraba hacia la pared, coloqué mi cabeza recargada en él, su corazón latía y respiraba sin problema, su pelaje era cálido y agradable al tacto, sentí una enorme paz en ese momento, caí recostado sobre mi espalda exhalando aliviado, -fue solo un sueño- dije cerrando los ojos, después de unos minutos me puse de pie y me coloque a su lado, -no quiero que nada te pase- susurre con los ojos entrecerrados casi vencido por el sueño, -te amo papá- afirme antes de reincorporarme a mis sueños.

El viento soplaba en la sabana, unas cuantas lloviznas hacían acto de presencia en el basto territorio, era una época de prosperidad y abundancia para la fauna en general. Los rayos de sol matutinos salieron del horizonte dando inicio a un nuevo día. Desperté un poco adolorido, me levante estirando mis patas delanteras encajando mis garras en la tierra bajo ellas y dando un gran bostezo cuando un fuerte ruido me hizo quejarme espontáneamente, era mi estomago moría de hambre, parecía ser que había despertado un poco más tarde de lo habitual, camine despacio a la entrada siendo cegado por los rayos del sol por un instante, todo se veía como de costumbre, me estire una vez más y entre de nuevo. Arqueé una ceja desconcertado por lo que vi, mi padre aun se encontraba recostado, - ¿Papa? - dije mientras me acercaba a el y lo empujaba con mis patas para despertarlo, hice silencio por un momento esperando una respuesta, me horrorice por completo al no percibir ningún movimiento, - ¡Papa despierta! – expresé con una cara de terror cuando por fin escuche un quejido que provenía de él, se levantó despacio sentándose en sus patas traseras frotando un poco su cara finalmente abriendo sus ojos y viendo la expresión en mi rostro, -¿Qué sucede Kon? - pregunto al ver mi cara de angustia, - ¿te encuentras bien? creí que te había pasado algo, nunca duermes hasta tarde- dije mientras me acercaba más a él, dio un gran bostezo dejándome ver sus enormes colmillos, lucia un poco adormilado y tenía un par de bolsas oscuras en los ojos, aparentemente no logro dormir lo suficiente, -tienes razón, debí quedarme dormido- respondió mientras se ponía en pie y se quejaba de forma considerable al apoyar en su pata herida. - ¿te encuentras bien? - pregunte una vez más viendo cómo se tambaleaba un poco al tratar de caminar, -no te preocupes estoy…- gruño de nuevo por molestia de su pata esta vez mas fuerte, se sentó y exhalo un poco frustrado, parecía que le molestaba que yo le viera en esa situación, jamás vi ni un poco de vulnerabilidad en mi padre, hasta ahora. Me acerque a el y frote mi cabeza en su pata, -deberías quedarte y descansar- lo veía implorando con los ojos para que no se fuera. El respondió con su siempre cálida mirada, -no puedo hacer eso, necesitamos comer algo-, -no tengo hambre- respondí en protesta antes de ser vergonzosamente interrumpido por un gran gruñido proveniente de mi estómago, solo baje las orejas un poco sonrojado, mi padre rio un poco, puso su pata en mi cabeza y la froto diciendo, -no te preocupes, de verdad estoy bien- me sonrió una vez más, -quédate aquí no tardare con la comida- me abrazo y con todo su esfuerzo pude notar que salió de la cueva aguantando el dolor que le provocaba aun su herida abierta. 

Mi cara no dejaba de expresar preocupación, quería ir con el para asegurarme de que estuviera bien pero me tenia rotundamente prohibido salir mientras el cazaba, me senté resignado al fondo de la cueva y recostando mi cabeza entre mis patas delanteras, -es un león adulto, el puede protegerse de todo, estará bien- decía en mi mente tratando de convencerme, una gran inquietud me mantenía muy ansioso, -no puedo seguir aquí- camine a la entrada dudando de cada paso que daba, di una mirada hacia atrás y sin pensarlo una vez más salí detrás de él. Camine sigilosamente ya que no me llevaba mucha ventaja desde que partió, llegue hasta la cima de una pequeña colina, y observe el panorama, busque todo lo que pude pero no pude verlo por ningún sitio, mordiendo mi labio resignado me dispuse a volver decepcionado, viendo al piso no me percate de alguien que venia caminando en mi dirección hasta que me tope abruptamente con él, levante la mirada pidiendo disculpas cuando de repente, -¿Pero que tenemos aquí?-
avatar
Raven
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 564
Fecha de inscripción : 22/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Yoshimitsu Daetsu el Lun Feb 05, 2018 12:14 pm

Pues en lo personal, a mi me encantan ese tipo de libros, como siempre leo eso pues te puedo decir que es increible.

Saludos y rugidos ¡ROOAAAARRRR!
avatar
Yoshimitsu Daetsu
Nivel 6
Nivel 6

Mensajes : 744
Fecha de inscripción : 19/12/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Ander145 el Lun Feb 05, 2018 2:05 pm

Esta historia tiene el suspenso y tambien una trama que te induce a seguir leyendo es una historia muy interesante y estoy esperando la continuacion.
avatar
Ander145
Nivel 2
Nivel 2

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 01/12/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Raven el Dom Feb 11, 2018 1:48 am

En colaboración con Sora- vs-Roxas:
Capítulo III
 
 
-Perdóneme no fue mi intención- exclame apenado por caminar tan distraído, - ¿Pero que tenemos aquí? - escuche que respondía casi al instante que deje de hablar. Levante la mirada para saber de quien se trataba, tuve que sostenerme sobre mis patas traseras para lograr apreciar su rostro, era un león adulto un poco más robusto que mi padre, tenía ojos verdes, su pelaje era de un tono cobrizo y su melena de un color marrón oscuro, era tan extensa que casi llegaba a tocar el piso y se esparcía desde su cabeza por su torso y casi hasta sus patas traseras, lo mire asombrado por unos instantes con una cara evidentemente sorprendida, él se percató de mi asombro y me dedico una pequeña sonrisa, - ¿Qué haces caminando solo por aquí pequeño? ¿Estás perdido? - su voz era sumamente grave, hizo que mi cuerpo se estremeciera, su apariencia era muy imponente. Mi mente aún se encontraba fuera de si cuando note que su rostro exigía una respuesta, -ehh yo…- balbucee, -No, no estoy perdido- respondí a su interrogante, - ¿A si? Y dime que hace un pequeño como tu vagando solo por este lugar- dijo rodeándome y observándome lentamente, me hizo sentir un poco cohibido. Comenzaba a sentir tensión, después de todo era un desconocido y no tenia siquiera oportunidad de escapar si trataba de atacarme, -Yo… creo que ya debo irme, o mi padre se molestara- dije alejándome un poco en dirección contraria a la suya y dándole la espalda, mi paso fue interrumpido por una de sus inmensas patas que se atravesó por enfrente y me jalo hacia el poniéndome de frente nuevamente, - ¿Cuál es la prisa? -, mi respiración era tensa y mi corazón casi salía de mi pecho del temor que infundía aquel león que podría ser fácilmente veinte veces mi tamaño, -Por favor déjeme ir- exclame más como un chillido que como una petición, aquel león me soltó, acción a la que respondí alejándome rápidamente algunos pasos de él, -No te preocupes pequeño no te hare daño- exclamo acercándose nuevamente a mí, trate de retroceder un poco más pero tropecé con unas roca y caí sobre mi espalda quedando boca arriba expuesto frente a él, se detuvo sobre mí, su cuerpo inmenso me cubría por completo, no pude hacer mas que encoger mis extremidades, el bajo su cabeza lentamente hacia mí, cerré los ojos y dientes esperando que pasara rápido sin embargo solo pude sentir como una de sus orejas de postraba sobre mi  pecho del cual mi corazón casi salía disparado por un cañón, abrí los ojos y lo vi levantarse con una gran sonrisa en la cara, -Vamos debes ir a casa- exclamo mientras me ayudaba a ponerme en pie, -No era mi intención asustarte de ese modo, puedes estar tranquilo- se alejó de mi dirigiendo su mirada hacia la dirección que tenia marcada antes de toparse conmigo, -No salgas mas de paseo tu solo, la próxima vez puede que no te topes con alguien amigable-, respondió con un tono serio, lo observe por un momento antes de salir corriendo lo más rápido que pude hacia mi hogar, alejándome lo suficiente voltee hacia atrás, aun pude verlo ahí parado viéndome con una gran sonrisa, continúe con mi camino hasta que por fin llegue a mi hogar, mis patas se encontraban muy forzadas y cansadas, me deje caer al fondo d la cueva para recuperarme dando un gran suspiro de alivio.
 
Mi mente divago unos momentos, veía el techo de la cueva pensando en lo sucedido, una sensación muy desagradable me quitaba la paz, tenia la certeza de haber visto antes a aquel león, pero no lograba recordar en que sitio. Me relajé demasiado, perdí el conocimiento y caí dormido sin darme cuenta, pasaron un par de horas antes de ser nuevamente interrumpido por el gran vacío que ya se hacia mas notorio en mi estómago, volteé a la entrada de la cueva y vi un pequeño antílope en la entrada, mi padre debió volver cuando estuve dormido y decidió no despertarme. Me acerqué a la presa, era considerablemente más pequeña de lo que mi padre solía cazar, sin tiempo de hacerme más interrogantes comencé a devorar parte del animal hasta quedar saciado por completo. Mi pequeño estomago se desencajaba de mi cuerpo en forma de un pequeño bulto, -Veo que disfrutaste de la comida- escuche a mi padre mientras entraba a la cueva, -Papá- exclame emocionado corriendo hacia él y saltándole encima, el me recibió entre sus patas sentándose a pocos metros de la entrada, -te quedaste solo un poco más de lo normal, lamento haber tardado tanto-, -no te preocupes estoy bien- respondí tratando de brindarle un poco de calma. Lo vi detenidamente, se veía agotado era evidente que la caza que realizo le costó más trabajo de lo normal, además que al verlo entrar pude notar que ahora también cojeaba de una pata trasera, -y bien, ¿paso algo interesante por aquí?  - pregunto con un tono cálido como lo hacía usualmente, lo vi pensativo unos momentos, sabia que si le comentaba de lo sucedido con aquel desconocido por la mañana seria motivo de regaño y peor aun de mas preocupación por culpa mía, -No, todo estuvo muy tranquilo- mentí, el solo arqueo una de sus cejas, -¿Estas seguro?- me pidió corroborar, -claro que si- dije tratando de mantener la calma, imploraba en mi mente que no siguiera insistiendo o de lo contrario terminaría sacándome la verdad como siempre lo hacía, el sonrió, -debes estar sediento, vayamos por un poco de agua- hizo una seña con su cabeza para que lo siguiera. La tarde comenzaba a teñirse de un color azulado que comenzaba en el extremo de las montañas más lejanas, los pastizales que recorríamos para ir a un pequeño caudal de agua del que bebíamos eran altos y muy húmedos por las lluvias recientes. me cubrían por completo. Los grillos comenzaban su canto y algunas luciérnagas alumbraban el ambiente. Llegamos a nuestro destino, me acerque a la orilla para ver como el agua reflejaba una pequeña luna que ya salía en el horizonte. Mi boca se encontraba muy seca, sumergí mi hocico lentamente en el agua fría y di un gran trago de agua terminando con un gran suspiro de satisfacción, mi padre bebía plácidamente a mi lado, lo veía detenidamente mientras una idea cruzo por mi mente, sonreí de forma picara y en un movimiento sutil con mi pata rocié un poco de agua en su melena, mi padre alzo la mirada un poco desconcertado topándose con mi cara que cambio rápidamente a arrepentimiento, baje las orejas creyendo que se había enfadado, -¿así que aun tienes energías para jugar?- sonrió y dando un  golpe al agua hizo caer sobre mi una ola que me dejo empapado por completo, -oye- gruñí en protesta sacudiendo mi pelaje, -no es justo- replique, -Vamos ven aquí- me froto en su melena para ayudar a secarme. Me escabullí entre sus patas y apoyando las mías en su espalda trate de hacerlo caer al agua siendo que todos mis esfuerzos fueron en vano, mi padre no pudo evitar reír, -buen intento, pero no lo lograras- exclamo en cambio yo solo refunfuñe, él sabía que odiaba los baños y aun así me había empapado. Aprovecho que estaba un poco distraído y troto hacia la maleza por la que habíamos cruzado antes, -espérame- dije mientras lo seguía apresurado, tomo otra ruta donde la maleza era mas alta, tanto que llegaba a cubrirlo a él, le perdí el rastro, la adrenalina corría por mi cuerpo nunca habíamos hecho algo parecido. Ya se había hecho de noche no podía ver nada y mi oído y olfato no ayudaban mucho, me detuve entre la maleza cerca de una gran roca para tratar de ubicarme y averiguar por donde había ido, mi concentración fue interrumpida por mi padre que salió detrás de mí, -Te tengo- exclamo tomándome por la espalda haciéndome gritar de tal susto, mi padre se divertía mucho al parecer, yo trataba de recuperarme del infarto postrado en el piso, me levante y abalance sobre él, se dejó caer sobre su espalda en el pastizal conmigo en su pecho aun riendo, de igual forma comencé a reír, el estando boca arriba me levanto con sus patas, -¿te asuste?- pregunto en un tono burlón, -claro que no- respondí en protesta, su sonrisa era tan cálida, me bajo y me recosté a su lado en la misma posición viendo al cielo. El silencio fue interrumpido por mí al expresar mi inquietud por aquellas luces tan peculiares en el cielo, - ¿Papa que son las estrellas? - pregunte con cierto tono de angustia, mi padre pensó en una respuesta por unos segundos, -En mis viajes cuando era joven escuche muchas respuestas a eso, algunos creen que son llamas que se encuentran muy lejos de nosotros, otros que son luciérnagas pegadas al cielo-, reí un poco al escuchar tan alocadas respuestas -¿Sabes cuál es mi favorita?- replico llamando mi atención, -Recuerdos de los seres que amamos. Como si al nacer una estrella es porque alguien más a perdido a un ser querido, pero ellas están ahí, para hacernos saber que aquellos que no están nos cuidan-, hice silencio sentía paz con tan hermoso pensamiento me había compartido mi padre -A mí además me recuerdan a una promesa que hice hace mucho tiempo- dijo dirigiendo su mirada hacia mí, pude distinguir un brillo raro en sus ojos, se veían algo cristalinos pero no pareciera que quisiera llorar realmente -Le prometí a alguien que no dejaría que nada te pasara- sentí un gran hueco en el estómago, sabía bien de quien se trataba pero no pude evitar el tono melancólico que mi padre utilizo, me acerque a el y rodeando su cabeza con mis patas lo abrace, el me tomo con sus patas y me coloco en su pecho, continuamos viendo las estrellas y mi padre me conto algunas historias más de cuando él era joven.
avatar
Raven
Nivel 5
Nivel 5

Mensajes : 564
Fecha de inscripción : 22/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Ander145 el Mar Feb 13, 2018 2:11 pm

No se que decir, este capitulo fue increible y con una gran trama. Te deseo que continues.
avatar
Ander145
Nivel 2
Nivel 2

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 01/12/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Al Alba(Fan-Fiction).

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.